Transexuales

Georgina… 29

Tiempo estimado de lectura del relato 17 Número de visitas del relato 12.921 Valoración media del relato 8,67 (24 Val.)

RESUMEN

Desprecios que duelen.

Georgina… toda una vida de travestismo.

 

 

CAPÌTULO 29 DESPRECIOS QUE DUELEN.

Después de la rica cogida que me dio Mario... Regresamos al bar y nos reunimos  con nuestros compañeros de mesa, obviamente no faltaron las bromas ni los comentarios en doble sentido, Mario y yo aceptamos las bromas de buen humor y continuamos conviviendo con nuestros amigos.

Mi comadre Berta me preguntó: que comadre te cogió Mario verdad?

Si... me metió la verga hasta los huevos, me hizo ver estrellitas... me cogió bien rico.

Respondió: no que no te gustan los gordos cabrona ?

Así  es pero... !una verga es una verga! tu sabes que yo no puedo desperdiciar ninguna oportunidad de tener una buena verga metida en el culo comadre.

Jajá... pinche comadre eres más puta que las gallinas. Continuó: y que todavía quieres que te coja Rubén?

!Ay si! No sé cómo le voy a hacer pero tengo que lograr que ese muñeco me meta la verga algún día.

Mi comadre sonrió y me dijo: por cierto Gina... tu galán tuvo una bronca con la doctora que se anda cogiendo, se puso histérica cuando lo vio rodeado de viejas y le armó un escándalo frente a todos... Estábamos cagados de risa viendo todo el espectáculo, parece que la doctora ya lo mandó a la chingada.

Te perdiste de un buen show comadre.

Respondí: si comadre pero me gané una muy rica y deliciosa culeada, realmente Mario me dio una cogida riquísima... me hizo venirme !dos veces y sin tocarme la verga! Es curioso como las apariencias engañan, ya ves al Mario tan chaparrito y panzón y resultó un magnifico picador...! Ay comadre tiene una verga bien linda, curvada y de muy buen tamaño, le voy dar las nalgas cuantas veces me las pida.

Estuvimos un par de horas más en el bar y después de comer decidimos dormir una siesta para estar frescos y asistir al baile que se había organizado para esa noche.

Llegamos a la cabaña y cuando nos íbamos a retirar a la habitación que compartía con mi comadre todos los compañeros nos dijeron: ya déjense de mamadas... Berta cámbiate al cuarto de Mario y el que se mude con la pinche Gina, total ya sabemos que se la cogió... al fin estamos entre amigos... Ok?

Por supuesto que aceptamos gustosos y Mario trajo su maleta a mi cuarto y nos dispusimos a descansar un rato para reponer energías, me quité el bañador y la pantaleta y me puse un babydoll rosa transparente mientras Mario estaba en el baño... me agache para retirar las cobijas y en eso Mario salió del baño completamente desnudo y al verme empinada con las nalgas al aire, pues el babydoll apenas me llegaba a medio culo... se lanzó sobre mí como un toro en celo, cuando sentí que me abrazaba por detrás sobando mis tetitas mientras restregaba su dura y deliciosa verga por la raja entre mis nalgas, sentí que mis piernas temblaban de emoción, le dejé acariciar mi cuerpo a su antojo mientras besaba mi nuca y cuello susurrando: mamita te ves muy rica con ese camisoncito me pones bien caliente... ponte en cuatro patas en la orilla de la cama, porque te voy a coger otra vez.

Yo desfalleciendo de placer obedecí  y me puse empinada ofreciéndole por segunda vez mi culo, sin dejar de besarme la espalda apuntó la cabeza de su rica verga en mi ano el cual punzaba y cosquilleaba presintiendo la masacre que se avecinaba... Y así sin muchos preámbulos me la dejó ir de un solo empujón !hasta los huevos! Yo solo pujé y comencé a menear mis nalgas acoplándome al ritmo de sus estocadas, esta vez duramos más tiempo en esta posición, pues así me sentía muy a gusto... dejé que Mario me culeara a su gusto y ritmo, concentrándome solo en gozar del placer que estaba recibiendo por el culo.

Después de mucho rato Mario se derramó llenando mi culo de rica leche mientras yo me venía como loca mojando las sabanas con mi semen, caímos de lado sobre el colchón enchufados y así con la dulce verga de mi macho incrustada en mi culo entré en un dulce sopor mientras Mario continuaba besando mi nuca y cuello hasta que finalmente me dormí.

Me despertó el ruido de la regadera... consulté el reloj y eran casi las nueve de la noche, me levanté y sentí  la humedad pegajosa entre mis nalgas, eran los mocos que Mario había depositado en mi culo, mi ano seguía cosquilleándome como recordándome la sabrosa cogida que acababa de recibir, entré al baño y despojándome del babydoll que ahora estaba todo lleno de semen seco y lo puse entre la ropa sucia, me puse unas chanclitas de baño y entré a la regadera para bañarme con Mario.

Este en cuanto entré me recibió con un ardiente beso y me dijo: a ver mamacita te voy a bañar y procedió a enjabonarme todo el cuerpo con mucho cariño poniendo especial atención en mis nalgas y mi hoyito... me lavó a conciencia y cuando terminó me secó completamente con mucha ternura como si yo fuera una delicada y frágil muñeca, !que hombre tan lindo!... pocos machos me habían tratado con tanta ternura. Realmente Mario se había ganado un lugar de honor en mi grupo de picadores.

Bueno... una vez vestidos y arreglados nos reunimos con nuestros compañeros y entre bromas a "los recién casados" (Mario y yo, obviamente) nos dirigimos al salón de fiestas que ya estaba a reventar, afortunadamente habíamos reservado mesa... cuando llegamos nos instalamos y pedimos unas bebidas "para entrar en calor" de vez en cuando nos encontrábamos visualmente con algunos conocidos y sin darnos cuenta comenzó un intercambio de mesas, mientras bailé un par de piezas con Mario, en el último baile localicé a Rubén... Estaba !solo! sentado en una mesa al fondo del salón no parecía interesado en la charla de sus compañeros de mesa solo se limitaba a beber mientras recorría con su mirada el salón como buscando a alguien.

Cuando nuestras miradas se cruzaron Rubén hizo algo que fue mi perdición: !me lanzó un guiño! !a mí!... con trabajos me dirigía la palabra y contestaba mis saludos solo por cortesía y ahora no apartaba la vista de mi mientras sonreía... esa sonrisa y su mirada me hipnotizaron, sentí que mis piernas perdían fuerzas y trastabille haciendo que Mario interrumpiera el baile, me abrazó y me preguntó: te sientes bien?

Le respondí: estoy un poco mareada por el alcohol... volvamos a la mesa por favor, mientras Mario me conducía a nuestra mesa yo no podía apartar mi mirada de los ojos de Rubén... me sentía como la liebre que no puede apartar la mirada de la serpiente que la va a devorar, me sentía totalmente dominada, avasallada por esa adorable mirada.

En cuanto llegamos a nuestra mesa Mario fue a traer agua mineral para mi, cuando se retiró inmediatamente me puse de pie y sin pensar me dirigí a la mesa de Rubén, no me importó dejar plantado a Mario que tan gentil había sido conmigo... en mi mente sólo había un pensamiento: Rubén, Rubén, estaba solo, y me había guiñado un ojo !ni loca iba a desperdiciar la oportunidad!

Llegué a su mesa y lo saludé el volteó y recorrió mi cuerpo con esa mirada de depredador que tanto me gustaba, me dijo: hola Gina que tal... te estás divirtiendo?

Inmediatamente me di cuenta que estaba muy ebrio, con voz pastosa me invitó a sentarme junto a él, jubilosa acepté... de un solo trago terminó la copa que tenía en la mano y me dijo: Gina preciosa... acompáñame a tomar un trago, accedí y mientras servía los tragos apoyó su mano en mi rodilla... sentí que eyaculaba de pura emoción, esa noche yo llevaba un vestido negro, entallado, con la espalda descubierta y como hacía mucho calor no me puse medias ni brassier, la mano de Rubén descansaba directamente sobre mi muslo ya que al sentarme la falda dejó al descubierto mis piernas hasta la mitad... su mano me trasmitía una corriente eléctrica que llegaba a mi cerebro borrando toda resistencia y de ahí recorría mi espina dorsal hasta llegar a mi culo, poniéndome completamente cachonda, !me tenía, era suya! el estaba dominándome con solo el toque de su mano.

Cuando terminó de preparar los tragos me ofreció uno y después tomó el suyo y con voz de ebrio me dijo: "Gina la gallina" (así me llamó) te propongo un brindis por la amistad y toda esa mierda del amor bebimos yo no podía ni hablar de la emoción, mientras bebíamos y el hablaba nunca retiró su mano de mi pierna... yo ya tenía la pantaleta completamente empapada de babita segregada por mi verga, a pesar de que la traía completamente doblada hacia atrás, metida entre mis piernas y firmemente aprisionada por mi pantaleta.

Reaccioné finalmente cuando me preguntó: donde dejaste a tu novio el "doctor" Mario?... Queee? Eso me hizo reaccionar y desperté de mi ensueño y furiosa le contesté: !Mario no es mi novio... es solo un amigo!

Con esa mirada de chico malo me contestó: pues en la tarde los vi muy tomados de la mano...

Si, le interrumpí pero sólo era una onda de amigos íbamos a la cabaña por la cámara...

Me respondió: haces bien en no tener novio... "Gina la gallina" créeme el noviazgo es una mierda... no vale la pena perder el tiempo con una novia... ayer te jura que te ama y hoy te bota al carajo por cualquier babosada...

!Ring, ring, ring! Sonó la alarma en mi cerebro... Le pregunté: me estás diciendo que te botó "La doctora maravilla"? (Así llamaban a su novia en el hospital, porque era 'niña bien", es decir... adinerada, guapa y muy arrogante), por que rompió contigo?

Pinche vieja piojosa... (Nota: en México coloquialmente a las mujeres los hombres las llaman viejas, no importa si son niñas o adultas)... Se enojó conmigo porque según ella yo estaba coqueteando con unas viejas en el bar, cuando llegó me armó un escándalo chingón y me mandó al carajo... como ves " Gina la gallina"

Yo me hice pendeja, como que no sabía nada y le pregunté: a poco por eso te estás embriagando?... si tú puedes tener a cuantas mujeres quieras, tanto la querías?

!Nooo! Contestó. No entiendes "Gina la gallina"... a mi ninguna... óyelo bien... !Ninguna pinche vieja me había botado, ninguna!... y esta pinche vieja viene y me manda a la verga delante de todos... !me puso en ridículo la carbróna! pero te juro que me lo va pagar muy caro. Me voy a ligar a cualquier pinche vieja de esta estúpida fiesta para que vea que no la necesito.

!Ring, ring, ring! Volvió a sonar la alarma en mi cerebro... !Esta era mi oportunidad y no iba a desperdiciarla, abrí mis piernas para que pudiera acariciarme a su gusto y me propuse embriagarlo para que me cogiera, le dije: te comprendo y si puedo ayudarte cuenta conmigo, !salud!

Contestó: pinche "Gina sabía que no me equivocaba contigo siempre supe que eras diferente a todas las pinches viejas !??!... brindemos por los buenos amigos !salud!

Le hice tomar cantidades industriales de alcohol mientras yo bebía con calma a él lo animaba a tomar más y más... Le servía el vaso casi lleno de vodka y solo un poco de quina. Cuando lo tuve a punto le dije: vamos Rubén te llevo a tu cabaña ya estás muy borracho... anda vamos, después de un rato lo convencí y nos dirigimos a su cabaña, tomé una botella de vodka y le ayudé a levantarse puso un brazo alrededor de mis hombros y yo pasé el mío por su cintura... como la mesa estaba al fondo del salón tuvimos que recorrerlo todo hasta la puerta, así que casi todo el mundo nos vio salir abrazados, además en su borrachera Rubén comenzó a manosearme las nalgas sobre el vestido !delante de todo el mundo! como pudimos llegamos a su cabaña... afortunadamente su ex novia se había largado a México después del escándalo en el bar, era lógico pensar que ella había alquilado la cabaña para ellos solos, pues ella era rica y Rubén vivía de su sueldo.

Pues bien... lo desnude por completo y lo acosté en la cama e inmediatamente me lancé sobre su verga sobando ese maravilloso tesoro de carne, !por fin! tenía en mis manos la verga del hombre más hermoso que había visto en mi vida, suavemente puse mis labios sobre la punta y comencé a besar y a lamer su cabeza paladeando su sabor y embriagándome con su aroma de macho joven y sano, su verga mostraba una semi - erección, pero cuando sintió mis besos y lamidas reaccionó y comenzó a crecer hasta alcanzar un tamaño considerable... no era como la de Joselinho por ejemplo, pero tenía el tamaño ideal para mi, al sentir mis mamadas entre humos etílicos Rubén se incorporó y cuando me vio mamando su verga me preguntó: Gina eres tú?

Yo, sin sacar su verga de mi boca contesté: mju. y seguí mamando con gran entusiasmo.

Rubén se recostó otra vez y con voz de borracho me decía: que rico mamas mi verga Gina... esa pinche doctora ojete nunca me quiso chupar el pito, tu si eres una buena amiga Gina, tu si sabes complacer a los cuates... prométeme que nunca me vas a fallar Gina, promételo.

Solo podía contestar con sonidos pues tenía mi boca llena de verga, mju, sentí como su verga se puso más tiesa la saqué de mi boca y comencé a lamerla de arriba a abajo mientras apretaba suavemente sus huevos para retardar su venida, Chupé sus huevos lamí todo su tronco hasta que se relajó nuevamente y reanude las mamadas hasta que Rubén ya no pudo contenerse y se vació en mi boca llenando mi garganta de rica leche... por supuesto me la bebí toda y limpie su verga con mi boca y lengua.

Me incorporé y me puse a preparar mas tragos, pues tenía que mantenerlo borracho para la segunda etapa de mi plan, la primera era beber su leche... ahora faltaba tener su leche en mi culo, le ofrecí otra copa mientras me sentaba a su lado para brindar, era un espectáculo muy estimulante, verlo ahí acostado en la cama completamente desnudo, recreaba mi vista con ese cuerpo perfecto bien proporcionado... se notaban claramente sus poderosos músculos producto de horas y horas en el gimnasio y su cara era de una belleza muy varonil.

Mientras bebíamos me contó algo de su vida, me dijo que provenía de una familia muy humilde de provincia y que llegó a la ciudad de México casi sin dinero, pero que gracias a su físico siempre había conseguido atraer a mujeres que lo mantuvieran... y que por eso le había causado tanto enojo la ruptura con la doctora, pues él estaba seguro de que ella se casaría con el pero que no le importaba ya encontraría otra... !salud!

Seguimos bebiendo hasta que me dijo: Gina como amigos me harías un favor?

Si... Contesté lo que quieras, por ti haría cualquier cosa Rubén, aunque tú solo me quieres como amiga yo estoy enamorada de ti y estoy dispuesta a cualquier cosa para demostrarlo.

Mientras bebía otro trago pensó su respuesta y finalmente me dijo: mira Gina la gallina... Yo te conocí antes de tu operación facial no eras fea... pero la verdad no destacabas del montón... pero después... realmente quedaste preciosa, el cirujano que te operó hizo un trabajo espectacular te convirtió en una mujer muy hermosa, pero... tú conoces a casi todas las chicas que me he cogido en el hospital tienen algo en común... todas están muy buenas, me gustan las mujeres bien dotadas, chichonas, nalgonas, piernudas... me entiendes?... me gustan las mujeres con mucha carne y tu Gina estás muy flacucha... no te enojes pero tienes cuerpo de adolescente, espero que mi franqueza no te haga sentir mal ni afecte nuestra nueva amistad... vale?

Continuó: si estuvieras más buena, si tuvieras unas chichotas y unas nalgotas y con esa carita que tienes ahora si me animaría a hacerte mi novia... jejeje... pero para acabarla de amolar !eres pobre Gina y yo necesito una novia rica!... Estamos bien jodidos... yo tengo lo que tú quieres... pero tú no tienes lo que yo quiero... estamos bien jodidos... no crees?

Pues si respondí pero lo que te dije es en serio yo por ti haría cualquier eres y me dijiste que querías que te hiciera un favor... como amigos.

Si Gina la verdad es que quiero... !necesito que me demuestres tu amistad! quiero que me dejes cogerte... pero sólo como amigos... sin compromisos... mira como tengo la verga bien tiesa... Necesito bajarme esta pinche calentura... qué onda te animas?

!Por fin! Ahí estaba mi gran oportunidad pero Rubén no estaba lo suficientemente borracho para no darse cuenta de mi secreto... !tenía que pensar en algo rápido! Me devane los sesos y le dije: mira Rubén para demostrarte cuanto te amo... Te voy a ofrecer la única virginidad que me queda???... voy a dejar que me metas la verga por el culo.

Qué? no mames pinche Gina a poco ya no eres virgen de la panocha?

Pues claro que no tonto... aunque no lo creas ya varios hombres me han cogido por la vagina, pero a ninguno le he permitido meterme la verga por el culo aunque me lo han pedido muchas veces... aún soy virgen del culo!!!???, pero para demostrar cuanto te amo a ti te voy a entregar mi virginidad anal!!!???

Respondió: pinche flaca... jajaja ahora resulta que eres una vampiresa jajaja.

Le dije: pues si cabrón aunque no lo creas hay muchos hombres a los que les gusta cogerse a flacuchas como yo... entonces que... me quieres estrenar el culo!!!???... O prefieres quedarte así con la verga parada y con dolor de huevos... decídete.

Sin dejar de reírse el muy maldito me dijo: ok, ok, Gina la gallina, mi mas nueva e incondicional amiguita... acepto con mucho honor ser el afortunado mortal que te va estrenar el culo... !brindemos por tan solemne acontecimiento... salud!

terminamos nuestras bebidas y le dije: sirve dos tragos mas mientras voy al baño a prepararme, entré al baño hecha un manojo de nervios... pensando: que hago... no está tan borracho como yo esperaba, pero es ahora o nunca me quité la pantaleta rígida porque me iba a estorbar ya que esta cubría completamente mis nalgas y era imposible hacerla a un lado y me quedé solamente con la tanga que afortunadamente traía debajo... decidí no quitarme el vestido para poder ocultar mi verga, por los nervios mi pene no estaba erecto... lo oculte lo mejor que puede jalando mis huevos y verga hacia arriba acomodando todo en el triángulo de la tanga, salí del baño dejando la luz prendida y la puerta abierta y apagué la luz de la recámara y le dije a Rubén: estoy lista siéntate en esta silla... jale la silla lejos de la luz del baño, Rubén me dijo: porque no te quitas el vestido? porque estoy muy flacucha y me da pena que me veas desnuda, mientras lo hacía sentarse en la silla lo animé a beber su copa y me puse de espaldas a él levantando mi vestido por detrás mostrando mis nalguitas y ofreciéndole mi culo, hice a un lado el hilo de la tanga y tomando su verga con mi mano libre me empine y acomode la punta de su verga en la entrada de mi culito y poco a poco me fui sentando sobre el ensartándome su verga despacio... me abrazó y trató de jalarme para metérmela toda y me quejé como si me doliera diciéndole: despacio papi... recuerda que soy virgen!!!??? y me duele mucho, seguí descendiendo hasta que !por fin! tenía su verga completamente clavada en mi culo !hasta los huevos! me abrazó por detrás mientras sobaba mis tetitas sobre el vestido entonces yo comencé a darme lentos sentones a lo largo de su rica verga quejándome un poco para fingir dolor, sentí su aliento en mi espalda mientras me decía: pinche Gina lástima que no seas más nalgona siento muy rico cuando aprietas mi verga con tu culito.

Entre quejidos y jadeos le pregunté: te gusta mi culito amor? mientras yo seguía subiendo y bajando mis nalguitas a todo lo largo de esa deliciosa verga, disfrutando de la rica culeada que estaba recibiendo, con mis manos trataba de mantener mi verga dentro de la tanga y evitar que el vestido se me subiera por adelante... el problema era que mi verga ahora estaba bien dura y erecta pues ya me sentía muy cachonda me costaba mucho trabajo ocultar mi erección, mientras Rubén continuaba entusiasmado dándome verga por el culo, sentía su aliento en mi espalda mientras me decía: que rico culito tienes Gina, que sabroso mueves tus nalguitas, nunca me había cogido a una vieja por el culo, se siente muy rico, te gusta cómo te estoy estrenando!!!??? el culito Gina?

Ay si papi... me encanta sentir tu verga rompiendo mi culo papacito, dame más verga amor, cógeme más mete toda tu verga en mi culito amor.

Y entonces sucedió la debacle... Me encontraba tan entusiasmada recibiendo verga por el culo que pito ya estaba completamente parado y resultaba casi imposible ocultarlo, cuando Rubén se levantó de la silla teniéndome completamente ensartada... me empinó sobre la mesa y siguió cogiéndome con fuerzas mis huevos se salieron de la tanga y en ese momento Rubén me tomó de una pierna mientras me decía sube tu pierna a la mesa mami... al levantar mi pierna ! tocó mis huevos! Inmediatamente cesó sus embestidas y sin sacar su verga de mi culito, apoyó su mano en mi espalda y me empujó contra la mesa para evitar que me moviera y aún sin sacar su verga de mi culo con su mano libre palpó mi entrepierna !tocando mi verga y mis huevos! sin retirar su mano de mi espalda reteniendo mi cuerpo contra la mesa con la otra mano me jaló con fuerza del cabello mientras furioso me decía: !lo sabía crabrón... no eres mujer, eres un pinche puto ojete! !Creíste que me ibas a engañar maldita puta!

Yo realmente asustada comencé a llorar y a suplicar: no me lastimes papi, por favor déjame ir... perdóname por favor... hago lo que quieras pero no me golpees !por favor!

Siguió jalando mis cabellos causándome mucho dolor, mientras me gritaba: !pinche marión de mierda! !querías verga verdad cabrón... pues te voy a dar lo que viniste a buscar ojete!... Con rabia jaló mi tanga hasta que esta se rompió  Rubén a pesar de la sorpresa y el enojo nunca perdió su erección mientras mi verga a causa del miedo se había encogido al mínimo, además Rubén NUNCA sacó su verga de mi culo mientras seguía jalando mis cabellos haciéndome daño comenzó a culearme mientras me decía: pinche puto infeliz querías verga? pues toma verga cabrón, sus embestidas eran furiosas parecía querer dejarme ensartada en la mesa, me mantuvo empinada contra la mesa mientras me cogía cada vez más fuerte, con rabia sin dejar de jalarme los cabellos y decirme grosería y media pero...

Creo que nunca dejaré de ser una puta, a pesar de los abusos y maltratos a los que Rubén me estaba sometiendo... !comencé a disfrutar de la salvaje culeada que estaba recibiendo! mientras Rubén me ultrajaba y me seguía culeando con furia insultándome !mi verga volvió a ponerse dura como piedra! señal inequívoca de mi excitación, yo estaba cachonda otra vez a pesar del ultraje al que Rubén me tenía sometida... mi verga y huevos colgaban por el borde de la mesa por lo que me era imposible tocarlos, pero la brutal culeada que me estaba dando Rubén hizo que me viniera como loca eyaculaba tan abundantemente que mi leche baño completamente mis píes y mis zapatillas.

Rubén seguía furioso metiendo y sacando su verga de mi culo sin cesar de maltratarme, yo no sentía dolor por los tirones en mi cabello ni por los golpes que me daba en la espalda... estaba completamente perdida en mi orgasmo mientras mi furioso macho seguía masacrando mi culo sin piedad, así empinada y con las piernas completamente abiertas Rubén se vino copiosamente dentro de mi culito, se recostó sobre mi espalda manteniendo mi cuerpo aprisionado entre él y la mesa... cuando sacó su verga de mi culito afortunadamente trastabilló cayó de espaldas, como aún estaba ebrio y cansado de la salvaje culeada que me dio no se levantó... solo mirándome con rencor me dijo: !lárgate pinche puto infeliz! !lárgate cabrón... porque si me levanto te juro que te voy a matar a madrazos!

No me lo dijo dos veces, salí corriendo de la cabaña muerta de miedo, como no traía calzones mi verga se notaba a través del vestido que era muy ligero y entallado... mis zapatillas estaban resbaladizas empapadas con mi leche, así que me las quité y las llevé pegadas a mi entrepierna para ocultar mi verga... así descalza caminé hacia nuestra cabaña siempre mirando hacia atrás temiendo que Rubén apareciera detrás de mí.

Cuando pasé frente al salón de fiestas aún había gente entrando y saliendo del lugar... al notar las miradas curiosas de algunos busqué mi imagen en la vidriera, Mi imagen lo decía todo... ahí estaba yo completamente desgreñada, con el maquillaje corrido, a pesar del vestido se notaba que no traía calzones, descalza y con semen escurriendo por mis piernas... Era yo la imagen exacta de la puta recién cogida.

Reanude mi camino y en el trayecto me encontré con algunos conocidos con la cabeza gacha apenas respondí a sus saludos y por fin llegué a nuestra cabaña.

 

Continuará...

Comparte este relato

2618
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar