Hetero: General - Primera Vez

Relato erótico

Iris... me entregó todo

Tiempo estimado de lectura del relato 9 Número de visitas del relato 21.310 Valoración media del relato 8,97 (34 Val.)

RESUMEN

Le quité el sostén y sus tetas estaba tan ricas para mamárselas y así hice ella solo me decía “que rico sigue, sigue…” en eso estaba cuando deslicé sus calzones y pude ver su rica vagina estaba depiladita le abrí las piernas y fui directo a darle lengua...

La historia que le voy a contar hoy sucedió hace casi un año la protagonista una de mis compañeras de trabajo su nombre es Iris los dos somos maestros ella de inglés y yo de lo computación ella es de mi misma edad cosa que poco menos me llamaba la atención, ella y yo teníamos una buena relación de compañeros de trabajo, los dos comenzamos el mismo día a trabajar desde que la vi me pareció poco atractiva, ella es de piel muy blancas, pocas tetas, un culo considerable en si ella es nada sexy, nuestro primer año de trabajo fue así de poco contacto y escasa pláticas y sin que ni para que, ese año paso, el en los primeros días de trabajo del nuevo año coincidimos en dos proyectos escolares que en uno ella era la organizadora y en el otro me corresponda a mi ser el líder comenzamos a trabajar y en los proyectos y se nos dio muy bien todo fuimos un éxito, luego tocaba el turno de mi proyecto y este era un poco más demandante que el de ella trabajamos juntos hasta quedarnos más tarde de la hora de salida ella me comenzó a contar que era de un pueblo lejos de la capital que vivía a una cuadra de donde trabajamos en una casa pequeña que compartíamos con su hermana y el esposo de ella  que sus fines de semana los pasaba en casa de sus papas etc. etc.

En el proyector que estábamos realzando nos tocaba presentar un documento extenso así que pasábamos  el salón de computación donde yo impartía mis clases cada vez que trabajamos estábamos uno junto al otro ahí en algunas ocasiones cuando tenía dudas o correcciones me acercaba y miraba su escote una pequeñas tetas pero que se miraba firmes le estaba poniendo más atención a su culo que si bien no era grande pero si era considerable pero como ocupaba pantalones muy bajos cuando se estaba podía ver la puntito de su culto en una de esas secciones de trabajo comente a preguntarle por sus novios y otras cosas así para subir de tono la conversación me pudo contar que tenía un novio que lo único que quería era sexo y por eso ella lo dejo.

Un día de nuestras secciones yo le pedí suspenderla porque  tenía una consulta médica ella acepto pero no de muy buena gana, a los dos días me dijo que si le podía ayudar en algo, le dije que si me comento que tenía una computadora de escritorio viejita en su casa que quería dejar las herramientas con que trabajamos en ese equipo para que así cuando yo no pueda estar ella poder trabajar en casa, yo le dije que si y fuimos a su casa ella vivía en un cuarto pequeño se notaba que solo lo ocupaba para llegar a dormir en su cuarto tenía sus cosas en una mesita su cama un ventilador un closet y la computadora en una esquina de su cuarto.

Comencé a instalar los programas en su computadora y yo veía que  estaba poniéndose más cómoda en su cuarto dejo a una lado los zapatos de trabajar unas sandalias una camisa así de tirantes y short yo me hacía el disimulado la veía y me empezaba a poner caliente en eso ella me dice que vendría en unos minutitos que iría a traer algo de tomar para los dos, solo espere que saliera y fui a buscar su gaveta de ropa interior solo calzones grandes tenía muchos de ellos los conocía porque  cada vez que se sentaba junto a mi veía su ropa interior con rapidez fui a baño y para mi sorpresa ahí estaba su calzón recién quitado los comencé a oler su aroma era embriagador riquísimo mi pija estaba mil y quería ver cómo podía conseguir algo con  ella, quería quedarme con su calzón que tenía un aroma delicioso pero se daría cuenta que yo hice algo ella regreso con soda y no tuve valor de hacer algo o decirle porque su hermana está en el cuarto de la par

Cada día de trabajo la miraba con más deseos de cogérmela y casi no me podía ni concentrar de pensar en cómo sería ella en la cama el aroma de su vagina me tenía vuelto loco yo salía corriendo del trabajo y me iba a dar unas pajas a mi casa casi todos los días, cada día más intentaba tener más contacto físico con ella y creo que ella lo noto y al parecer le gustaba eso.

En el trabajo tuvimos una retraso y pedimos una prórroga nos la aceptado y tuvimos que doblar esfuerzos para ello, un día antes de entregar terminamos todo y con tiempo de sobra  solo nos faltaba enviar el documento y estábamos muy felices ella me pidió que le dejará guardada la información completa en su computadora así que fuimos a su casa guardar las cosas yo estaba terminado de guardar todo cuando ella comenzó con ritual de ponerse cómoda mis ojos no dejaba de verla cuando termino de cambiarse y yo me acerque a ella y le di las gracias por todo su colaboración junto con un beso en su Mejía el cual prolongue  sentí sus nervios y pude ver que sus pezones se endureciendo bajo su blusa al ver eso sentí que era el momento adecuado para intentar algo más y si decía que no podía excusarse en que era la emoción por haber terminado el trabajo así hice le di una beso rápido en la boca ella se quedó sorprendida y nerviosa, yo le pedí disculpas por mi acción y ella me dijo que tranquilo que no había problema nos quedamos viendo uno al otro esperando que pasaría y ella no pudo más busco mis labios y nos besamos fuerte y con muchas ganas, nuestras lenguas se cruzaban y sentía como ella se comenzó a ponerse agitar con ese beso nos separa y la vi con falta de respiración yo no quería dejar de besarla y comenzamos de nuevo mis caricias comenzaron en sus caderas y mi lengua bajo a su cuello ella solo gemía y sentía mis manos por todas sus nalgas y mi verga topar en su vientre mis besos llegaron entre sus pecho y la dirigí a la cama, nos acostamos basándonos ella ya tenía ya las tetas casi de fuera, me dirigí al botón de su short y con mi mano llegue a su ropa interior de color verde le quite es short y su blusa solo quedo en ropa interior y era mi turno de quedar casi desnuda solo quede en bóxer mi verga estaba no cabía en mi bóxer  ella no aguanto más y me bajo los bóxer saltando mi verga y quedando en dirección de sus cara ella comenzó a darme una chupadita en mi cabecita y luego tragándosela toda,  le quite el sostén y sus tetas estaba tan ricas para mamárselas  y así hice ella solo me decía “que rico sigue, sigue …” en eso estaba cuando deslice sus calzones y pude ver su rica vagina estaba depiladita le abrí las piernas y fui director a darle lengua era tanto la calentura que la hice acabar rápido ella se había derramado en mi boca y su aroma de mujer estaba en mi cuerpo, me incorpore y la deje tomar aire un momento yo ya estaba hincado frente a ella y ya la tenía con mi verga jugando en su clítoris recién mamadito paso siguiente fue dejarle sentir hasta adentro mi verga ella solo se retorcía de placer y me pido que la dejará ahí un instante que sentía delicioso luego yo comencé con mis movimientos sobre ella esa hembra pujaba de placer me anuncio que su órganos se acercaba, intente terminar junto a ella pero no pudo con mi ritmo y explotó en su segundo orgasmo ella me abrazo muy fuerte su reparación era agitada y su corazón estaba acelerado, se acercó a mi oído y muy agitada aun me dijo "puta que rico coges", yo estaba con mi verga aun tiesa y dentro de ella yo suba mucho y me daba pena que todo mi sudor estuviera sobre ella por eso le pedí cambiar de posición y ella se montó sobre mi tenía la panocha tan mojada que se escuchaba deliciosa cuando ella entraba y salía yo estaba a punto de explotar y se lo estaba anunciando ella me decía con voz agitada que acabará adentro de ella y así hice le inunde la vagina de leche ella no soporto más al sentir la leche caliente se acostó sobre mí y se corrió muy delicioso los dos estábamos muy agotados de toda la faena y nuestros cuerpos sudados cuando mi verga estaba flácida se salió de ella y quedamos acostados uno junto al otro así como por unos 10 minutos.

Yo comencé a ver su culo y quería todo ese día, le acaricie las nalgas y luego mis dedos bajaron a su vagina estaba sacando lechita toda su humedad y la lechita la lleve a orificio de su culo ella salto y me dijo que no que por ahí nunca había hecho nada yo sin hacerle caso le acariciaba su entrada y ella se negaba, yo la tocaba más y más y le pare su culito y me dirigí a mamarle para que le fuera sintiendo gusto ella me decía que le gustaba lo que le estaba haciendo y me paro por un instante y me dijo que tenía miedo que le doliera mucho que ella siempre se había negado, porque creería que no le va gustar, yo le dije: que si le estaba gustando la chupadita que le estaba dando, ella me decía que si pero que tenía miedo yo me acerque a su oído y le dije que le gustaría y que lo haría con mucho cuidado para que no le doliera mucho, me dio un beso y me dijo “metemala pero despacio por favor”,  no podía creer que me daría el culo, si apenas por la mañana pensaba como será desnuda en la cama y al medio día ya me estaba por dar el culo,  le pedí antes de que me la mamara un poquito para que fuera más fácil y así hizo me la mamo por un ratito y me dirigí ponerla de perrito ella colaboro mucho yo le dije que con sus dos manos abriera su culo y ella muy obediente hacia lo que le pedía,  le puse la punta de mi verga en la entrada de su culito, y fui metiendo de a poquito la verga ella muy nerviosa me decía “me duela mucho para ya no sigas… sácame que me estas doliendo…”, yo le decía que eso solo es al principio, centímetro a centímetro la iba encarnado, ella decía “me duele mucho sácala ya no quiero”,  yo no hice caso a sus palabras hasta que llegó hasta el fondo ella para ese momento solo mordía la sábanas yo comencé a meter y sacar en ese culo tan apretado a los pocos segundo ya le había empezado tomar gusto a la cosa y comenzó a quejarse menos y pujar más, estaba muy apretadita yo le decía “que hoyo más apretado… que culo más rico”, yo estaba dispuesto a acabar ya  en su culo cuando le dije eso bajo su mano a panochita y comenzó a tomarse su clítoris esa acción me calentó mucho más y supe que le estaba gustando, yo le anuncie que no soportaba más y que me vendría dentro de ella mi lechita salió y ella estaba en sus movimientos teniendo un orgasmo de un poquito después del mio fue exquisito disfrutar mi orgasmo y después sentir que ella se venía, mi verga comenzó a salir por si sola de esa hermosura de culo, me acosté junto a ella y me dio un golpe en mi hombro diciéndome “me arde mucho mi culo… que malo que sos”  luego se acercó a mí me dio un beso en la boca y me pregunto “¿lo disfrutaste?”, a lo que respondí: “siiiii mucho  y ¿tu?”, ella dijo “muchísimo… con un poquito  de dolor en el culito pero tengo que acostumbrarme a que me vas a estar dando por el culo… gracias por no hacer caso a mis llantos porque lo disfrute” a lo que le contestes: “sabía que iba a gusta… gracias por darme el culo así de rico”, me dio un beso y se recostó en mi pecho donde nos quedamos dormidos como por una hora.

Comparte este relato

5032
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar