Hetero: General - Erotismo y Amor

Experiencia con mi jefa

Tiempo estimado de lectura del relato 4 Número de visitas del relato 19.671 Valoración media del relato 9,42 (33 Val.)

RESUMEN

La atención y dedicación en mi empleo son mal interpretadas y terminan regalándome una gran noche.

Cuando por motivos muy íntimos me separe me sumí en una profunda depresión me refugié en un empleo fuera de mi ciudad, en un pueblo mágico del vecino estado de Puebla donde ingrese a trabajar con una persona de mi misma edad y que aparte de guapa es muy inteligente y después confirmaría muy ardiente.

Al iniciar mis labores todo transcurrió de forma normal conociendo la zona y acondicionando mis labores a mi Nueva jefa de cuya persona puedo decir que era delgada, morena, 160, cuerpo discreto y unos ojos brillantes una boca discreta y labios que se extendían geniales sobre sus mejillas cuyas comisuras formaban dos pequeños hoyuelos en sus mejillas y que en conjunto daban paso a una fisonomía muy sensual, fue así que inicie labores sin embargo mi dedicación la lleve al extremo ante la necesidad de manteneme distraído y no recordar a mi anterior mujer y mi pequeño al que extraño tanto así que no se en que momento el trato con mi jefa me llevo a estar resolviendo problemas familiares e íntimos de ella y su familia.

Así que un día por la noche mientras acomodábamos sus cosas de un closet en su habitación sujetaba la pequeña escalera en donde ella subió por aquello de estar guardando prendas íntimas, en eso estábamos cuando intempestivamente trastabilló y fue mágicamente a dar a mis brazos que la rodearon uno por el dorso y otro en su cadera y mis manos mágicamente una sujetaba firmemente su ceno derecho y la otra rozaba ligeramente su linda vagina ese momento al incorporarla se paró frente a mí y metió su cara sobre mi pecho cubriéndola con sus manos en acción de vergüenza sin embargo mi mano le sujeto la barbilla y halo su cara hacia la mía dándole un profundo beso que se hizo uno en nuestras lenguas, desplomándonos en su cama nos fundimos en un ritual de caricias, y mientras eso pasaba mis manos la despojaron de su playera mientras ella hacía lo propio con mi pantalón.

Yo seguía besándole el cuello así que ella me continuaban desnudando mientras yo sobaba sus glúteos y sus pechos la despojaba lentamente de su mallón y desabrochaba su sostén con mi mano izquierda besando sus pechos pequeños y desnudos ella gemía y temblaba mientras mi lengua descendía entre sus pechos y su vientre y se sumía en lo hondo de su vagina humedecida ya por la lujuria temblaban sus piernas y apretaba mi cabeza contra su sexo mientras yo lengüeteaba su clítoris rígido por el placer infringido se retorcía y contorsionada mientras mis manos acariciaban sus pechos ella me pedía a gritos que se la metiera por lo que ante el calor del momento me levante de su cuerpo y puse mi miembro en la entrada de sus exquisitos labios vaginales y mientras nos fundimos en un intenso beso la fui penetrando lento igual que nuestro beso mientras sus piernas me envolvían y atraían hacia ella haciéndome penetrarla una y otra rítmicamente una y otra vez taladrando con la punta de mi pene la entrada en lo profundo de su útero los gemidos apagados por la presencia de su nena al otro lado en la otra habitación sonaban cada vez más fuertes y la respiración rompía con la cadencia de mis embates mientras nuestras manos nos explorábamos sin parar el resto de nuestros cuerpos.

Así estuvimos un buen rato hasta que ambos sentimos la necesidad de ante la excitación extrema de contraer nuestros músculos nos fundimos en un intenso orgasmo que nos extasió hasta desplomarnos en la cama, después de un rato me vestí y regresé a mi posición normal con el empleado modelo que le servía y que ahora se volvía incomodo por ser más cercano sin embargo al poco tiempo ante la atención del silencio, el deseo, y el compromiso del deber por cumplir termine renunciando y alejarme haciendo lo que mejor se hacer guardar silencio.

Comparte este relato

3876
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar