INICIO » Categoría » Mi novia, yo y 5 negros

Mi novia, yo y 5 negros

  • 8
  • 14.858
  • 8,90 (29 Val.)
  • Unas vacaciones y el inicio de algo muy bueno.

    Soy Ramiro tengo 25 años y Natalia (mi novia) 23 años, se las voy a describir ella mide 1.65, es blanca, ojos color marrón, cabello castaño claro, pechos normales, muy buenas piernas y un culo de infarto

    Tenemos ya 3 años de novios y la verdad somos una relación muy buena pero hace tiempo me empezó a aburrir el sexo con ella y empecé a idear cosas y alternativas sexuales, empezamos por sexo anal (ella no quería) decía que lo había probando sólo una vez y me excita pensar en cómo habrá sido esa vez con su culito virgen, después vinieron esposas, vendar ojos y cosas de ese tipo pero después volvimos a lo mismo.

    Bueno pues últimamente me ha dado por buscar en internet videos de cornudos consentidos, me gustaría verla gemir como puta mientras se la coge otro wey o varios, mientras veo videos me imagino la situación.

    Hace una semana nos fuimos a playa del Carmen, México, nos hospedamos en un hotel muy padre y no estaba nada lleno pues no era temporada de vacaciones.

    El primer día todo iba muy normal, cogimos normal y todo.

    Al día siguiente salimos a una de las albercas, varios empleados del hotel se le quedaban viendo a nat, yo supongo que por ser un hotel 5 estrellas los empleados se veían muy presentables y hasta galanes bueno el punto es que se le quedaban viendo y ella se veía riquísima y hacia como que no se daba cuenta que la veían en la alberca, estábamos jugando y yo la ponía de forma que aquellos empleados del hotel le vieran el culo; de pronto ya se veía como entre ellos hacían comentarios de ella.

    Una de las barras del hotel estaba saliendo de esa alberca y yo la mandaba por bebidas para que la vieran, después de un rato nos salimos y empecé de mamen queriendo calentarla, estábamos los dos en un camastro y según yo le metía poco a poco la mano al traje de baño y le rozaba su panochita completamente depilada, ella no veía que nos veían y la mandaba otra vez por algo de tomar ya de regreso no le despegaban los ojos del culo, ella se acostaba otra vez y volvía a lo mismo yo la quería calentar y lo logre ella me decía que nos fuéramos al cuarto y yo de mamon le decía que no (para hacer el jueguito más interesante), me tomaba mi copa y en mi mente andaba volando la idea de que alguno de estos empleado se la cogiera;

    Sin pensarlo más se la solté y prácticamente le dije que quería verla coger con otro hombre

     

    Pensé que casi me la mentaría por decir eso y tan de la nada pero solo se quedó callada y pregunto...

    —de verdad eso quieres?

    Ja na como crees!

    —pues es que si lo dijiste fue por algo—

    Jaja naa lo dije de broma-

    —mmm pues es que la verdad no es mala idea—

    Me quede pendejo y hasta ella se rio.

    —neta si quieres???-

    Jajaja no! Estoy jugando!

    —mmm bueno—

    Subimos a la habitación y según nos bañaríamos para salir a dar una vuelta pero nos acostamos y prendimos la televisión después de un rato ella dijo que iba por algo de tomar y que si no quería algo, se salió, desde el balcón la vi y estaba sentada en la barra mientras le daban las bebidas el del bar decía algo y ella solo reía de pronto llego otro de los empleados, era un wey como de 1.95, moreno y le dijo algo sonriendo y ella respondió igual, le dieron las bebidas y camino hacia la torre esos dos no la dejaban de ver y de reír.

    Llego al cuarto y todo normal yo no le dije nada y hablamos de cualquier cosa después se paró de la cama y puso a llenar el jacuzzi, nos meteríamos un rato y nos iríamos, ya lleno nos dimos cuenta que no había burbujas yo estaba atrás de ella y cuando volteó me tiro la cerveza encima, nos reímos y me fui a limpiar al baño, ella se desvistió y se puso una bata, llamo a la recepción para pedir una botella de burbujas y yo seguía limpiándome, después de unos minutos tocaron la puerta y se oía la voz de un wey y le hablaba de tu , no se oía muy bien lo que decían porque tenía prendida el agua del lavamanos;

    Cuando salí del baño lo que vi fue a ale apagando las llaves del jacuzzi toda empinada y ese wey viéndole el culo.

    —mi amor me estaba enseñando como ponerlo—

    Yo no dije nada y me salí al balcón, prendí un cigarro y me senté a fumármelo, después de un rato no se oía que ese wey se fuera al entrar hice algo de ruido y ale estaba toda despeinada y se volteo para acomodarse la bata y ese wey la traía bien parada no podía ni disimular, el medio espantado dijo que ya se iba y que cualquier cosa le marcáramos y venía a ayudarnos y ya iba camino. La puerta pero le hable

    —Oye si quiero que me ayudes pero necesito de otros tres —

    Que es lo que necesita señor??

    Tú tráelos y te digo, es algo con el balcón.

    Está bien señor voy por ellos y por herramienta—

    Si está bien-

    Cuando se fue le dije a Nat que que onda y ella solo dijo que ese wey le estaba ayudando a lo del jacuzzi

    Me salí al balcón y desde ahí se veía que ese wey platicaba con otros y como a los 10 minutos subieron, tocaron y Nat les abrió ella andaba solo con bata y era de esas cortitas, les invite una cerveza y les dije que se sentaran y así de plano les dije que les iba a dar un dinero si se la cogían entre todos, ella solo puso cara de sorprendida pero no dijo nada y ellos igual no sabían que decir pero uno dijo que cuanto y que tenían que hacer.

    —Pues les daré 500 a cada uno y de hacer pues la tienen que hacer bramar como puta—

    Bájense el pantalón quiero verles el pito-

    -pero nos podemos dar una ducha rápido? hemos estado trabajando y sudando-

    Naa no importa así quiero que se la cojan y sin condón-

    Se bajaron el pantalón y la verdad todos la tenían mucho más grande que la mía, bueno yo soy pito chico ellos eran como dos mías y gruesas uno ya estaba paradisimo

    Nat estaba en un rincón y no decía nada.

    Yo-Mi amor ven estas caliente?-

    -Ja sii! Como no me iba a poner caliente con todo con esto!-

    -pues ven, acércate a ellos-

    Yo-A ver weyes ella será su puta hoy, háganle lo que quieran.

    La rodearon y ella solita se arrodillo y sin pensar empezó a mamar

    Uno de los trabajadores-Mamy que puta eres—

    Nat-Me encanta mamar y ve que gruesa!! Ay esta si no me va a entrar en la boca!!-.

    Reían como chistes y nat seguía mamando y con las manos se las jalaba a los otros;

    Yo me acerque, la veía y ella a mí y me preguntaba que si me gustaba lo que veía.

    Yo-A ver por qué te gusta tanto mamar que sientes??-

    -me siento puta-.

    Me hinque y la besaba muy cerca de la boca mientras ella mamaba esas vergas negras y percibía el olor a meados y sudor, la verdad me excito eso, saco de su boca una de las vergas y la bese, e l sabor mezclado con el olor a verga me encanto, se la volvió a meter a la boca, la saco y con su mano me la dio, me la puso en los labios, me cegué de excitación, todo fue muy rápido y cuándo me di cuenta yo ya estaba mamando la verga de un wey!

    Solo me podía imaginar el cuadro mi novia y yo mamándosela a 4 negros con vergas enormes, tome más confianza y ya con la mano se la jalaba a otro, me la saque de la boca y empecé a chuparle los huevos mientras veía a ese wey desde abajo.

    -aaah La chupas mejor que tu mujer—

    Nat se levantó y se quitó la bata, sin que nadie le dijera subió a la cama y solita se puso en 4, sin pensarlo un wey se la metió de un golpe.

    Nat-Ay no espérate está muy grandota!!-

    El negro no hizo caso y ella se quería quitar pero el wey la regresaba.

    -Yaa! No mames quítate!!-

    Se oían nalgadas y a nat dando pequeños quejiditos.

    -no mames que puta es tu vieja—

    Me decía al que se la chupaba

    Ese wey la agarraba, la jalaba del pelo y le decía...

    -Que puta! no querías que te la metiera??-

    Nat estaba llorando

    -Ya! Por favor!!! Me está doliendo mucho!! Ramiro!! Ramiro!!-

    -No chingues tu novio esta mame y mame—.

    Yo quería voltear pero ese wey me empujaba la cabeza con las manos y me la metía hasta la garganta.

    La volteo sin sacársela y Nat me miraba chuparle los huevos a un wey y con las manos se la jalaba a los otros dos;

    Nat iba cambiando de tonos hasta decir...

    Ay que rico!!!—

    Ese wey la cogía como animal, la nalgueaba, le jalaba el cabello, la hacía como quería.

    — si papi! Así, mas fuerte!-

    Nat de verdad era toda una puta y yo no podía creer todo lo que estaba pasando y confieso que la verdad yo estaba muy excitado viendo como disfrutaban estos weyes y me llamaban puta.

    Uno de los negros me levantó, me empujo a de frente aún sillón, se me acerco por atrás y de un golpe me bajo el short, yo no quise ni moverme, sabía que es lo que iba a pasar y para no mentir yo lo quería, me puso la mano en la espalda y me empino, me abrió las nalgas y sólo sentí su mano ensalivándome el ano y enseguida su pedazo de carne caliente queriéndonos entrar, me dolía.

    Yo-ya métela! Hazme tu puta-

    Los otros dos se reían y me decían puto, mientras el otro seguía cogiendo a Nat y ella viéndome.

    Y verga ya estaba adentro de mí y sentía como empujaba fuerte en mis nalgas; entre los otros tres se tiraban a Nat y yo solo oía como disfrutaba; el que me cogía a mi terminó en mis nalgas y espalda a Nat la arrodillaron y para venirse en su cara yo al ver eso me arrodille junto a ella y se vinieron en nosotros eso me hacía sentir realmente una puta, nat y yo nos basamos después ella me la chupo y me vine mientras ellos ya se vestían para irse, me pidieron el dinero y yo fui por mi cartera para pagarles pero uno de ellos me la arrebato, saco todo el efectivo y me la aventó en la cara y amenazó con regresar en la noche.

    CONTINUARA...

    • Valorar relato
    • (29)
    • Compartir en redes