Voyerismo - Fantasías Eróticas

Relato erótico

Visitas inesperadas (Pedro)

Tiempo estimado de lectura del relato 24 Número de visitas del relato 19.264 Valoración media del relato 8,95 (19 Val.)

RESUMEN

Sucesos calientes que involucraron al hermano.

El auto

Por cierto dijo Pedro, ¿ya tienen chofer?

Pedro por lo regular siempre se ofrece a llevarnos a casa después del servicio ya sea porque es educado o porque muy en el fondo está enamorado de mi madre ¡Pobre hombre! No tiene oportunidad

En realidad no- dijo mi tía con una sonrisa

No pedrito, pero no te molestes nos regresamos caminando

NO- dijo Pedro con un semblante serio- no dejaré que se vayan solas y más por estos barrios peligrosos- Vengan

Pues qué más da mamá- dije- si nos quiere llevar que así sea, ¿qué es lo peor que podría pasar?

Bueno, pero te prometo que será la última vez ehh- dijo mi madre

Jajaja-rio Pedro- no te preocupes para mí es un placer

Mientras nos encaminábamos pude percatarme que Pedro no paraba de mirar el vaivén de nalgas que mi tía a mucha conciencia realizaba; el pobre hombre se notaba nervioso y con cierta ansiedad, un estado que por lo visto le divertía mi tía pues en todo el trayecto sonreía

Una vez en las puertas del auto vimos que había un gran problema

No vamos a caber- dijo mi tía

Es cierto-dijo Toño

El auto de Pedro era uno muy pequeño y viejo, uno en el que sólo caben dos personas adelante y dos atrás

¿Bueno y entonces qué hacemos?- dijo mi madre

¡Ya sé!- dijo mi tía, yo me subo con Pedro adelante y ustedes se las arreglan atrás jajajaja- rio

¡No le pierdes!- dije

Espera- me susurró mi primo

¿Eh?- Contesté confundido

Puede ser una buena oportunidad primo

Él sólo me sonrió mostrando sus colmillos de bárbaro

Bueno-dije- Mi primo y yo iremos atrás

¿Ah sí? ¿y yo dónde iré?- preguntó mi madre con los brazos cruzados

Tú puedes ir en las piernas de tu hijo- contestó

¿¡En mis piernas!?-Pregunté

Mi madre de inmediato me miró

¿Está bien hijo? ¿Te incomodarías?

Para nada mamá -dije nervioso- además no pesas nada jajaja- reí nervioso

¡Ay hijo! Gracias, entonces vámonos

Vámonos- dije- mientras miraba a mi primo, él estaba con una sonrisa difícil de disimular

Justo en el momento que mi madre se sentó sobre mí, sentí tan rico que no podía creerlo, el contacto con su hermoso, regordete y magnifico culazo hizo que me sintiera tan cómodo y excitado pues ella por las prisas no se dio cuenta que tras colocarse en mi regazo se le levantó la falda tanto que sus muslos desnudos tocaban directo los míos ¡que lastima que llevaba pantalón de mezclilla- me recriminé, no obstante aun así aquella sensación fue grandiosa

Las primeras calles fueron un grandioso manjar pues por tanto tope y bache su cola rebotaba en todo momento ¡En serio me costó mantener mi polla en reposo! Tanto que incluso mi primo se dio cuenta

Hijo- dijo mi madre- ¿seguro que está bien? ¿No es mucho para ti?

NO MAMÁ NTP dije nervioso

Bueno hijo- contestó

Por otro lado del auto

Jajajaja ¿en serio?- preguntó mi tía

Sí sí, contestó Pedro con su rostro rojo

Seguro estaban platicando sus vivencias- me dije

Simplemente no lo puedo creer- dijo mi tía- jajaja

Acto seguido pude percatarme que mi tita cruzo las piernas con sensualidad sin impedir que su falda se le recorriera

Ay Pedro- dijo con un tono femenino- eres todo un travieso-

Enseguida se tocó su impresionante muslo con mucha lentitud mientras le mantenía la mirada con picardía y coqueteo

Pedro muy ansioso sin darse cuenta no frenó cuando estaba el tope

¡Ahhh!- se escuchó el sonido de las mujeres y un ¡Cuidado! Por parte de Toño

Lo siento- dije muy apenado Pedro

¡Ay no!- dijo mi mamá

¿Qué pasa?- pregunté asustado

Mi tacón se cayó por todo el meneo

Pues levántalo y póntelo- dije

Está bien- Acto seguido se inclinó para levantarlo pero por los movimientos tan bruscos del auto el tacón se deslizo debajo del asiento del conductor

¡Ossshh! Se metió por allá

Entonces sácalo má

En cuanto se encorvó para alcanzarlo su majestuosa cola comenzó a presionarse con fuerza sobre mi polla; se movía tan rico que tuve que cerrar mis ojos para evitar que se pusiera dura

¡Ahí está!- exclamó ¡por fin!

Cuando por fin se la puso como quedó al borde de mis rodillas en un movimiento agresivo empujó su trasero hasta mi ombligo ocasionando un cosquilleo en toda la extensión de mi polla

¡Ya no puedo más! Acto seguido dejé que se me pusiera erecta, estaba tan dura que era imposible que no la notara

Mi madre en seguida me miró de reojo nerviosa

¿Estás bien hijo? Pregunto con las mejillas enrojecidas

…sí má

¡UUUY, qué calor hacer verdad- dijo mi madre

Sí- contestó mi tía mientas usaba su falda para crear aire, mucho calor jajaja- se carcajeó

Hijo- dijo apenada mi mamá- Creo que mejor me paso a las piernas de tu primo jeje-Risa nerviosa- no quiero causarte problemas

Antes de reaccionar mi primo de inmediato aceptó

Ven tita conmigo estarás segura jajaja- rio

Gracias Toño- mi madre me miraba apenada

Sí sí

En ese momento no pude evitar sentirme muy avergonzado, tanto que no podía mirar a la cara a mi mamá.

Con esa actitud me mantuve durante 10 min del camino, es decir serio y muy nervioso ¡ hasta qué de pronto! percibí que mi madre estaba igual de incómoda con mi primo ya que por lo visto aquel dichoso también se excitó, mirando de reojo su polla la noté inmensa y dura ¿y por qué no ? ¡Si él llevaba un short! Es decir que sentía el contacto directo con su piel

¡Qué envidia!

Oye tita, ¿gustas un masaje?- mi primo rompió la incomodidad del ambiente con esa pregunta

Emm, sí… digo, por qué no- risa nerviosa.

De esta manera mi primo le propició un masaje que primero abarcaba sus hombros tan lindos, después la parte superior de la espalda y por último toda la parte baja, incluso llegó a tocar el inicio de sus nalgas regordetas ocasionando tras el contacto que mi madre diera un brinquito de sorpresa

¡Toño! eres... eres muy bueno masajeando,.. rio nerviosa

Jajaja-se carcajeó Toño- pues ya ves tia, algunos de nosotros tenemos dones, pero calma que aún no has visto todos

Mi madre estaba sonrojada

Oiga hermana Ana, ¿apoco está aprendiendo a bailar?-

Sí- dijo apenada

Me alegro por ti- dijo él

¡Vamos hermanita! Enséñale un par de tus movimientos a tu amigo Pedro- dijo risueña pero sin despegar la vista a lo que atrás de desarrollaba

En otra ocasión- dijo evitando la mirada

Ándale hermana- dijo mi tía

Animo Anita- dijo pedro

Mi madre ante la petición comenzó a moverse con aquella sensualidad, con la misma osadía de las sesiones entre nosotros, de modo que provocó que su culazo se meneara para atrás y para delante restregándose en toda la monstruosidad que mi primo tiene por polla! ¡y lo peor es que estaba semi erecta!

¡Bien! ¡Eso!

Pedro ante tal ambiente puso la radio, la canción era la famosa de reggaetón del taxi

¿y esta melodía cuál es?- preguntó mi madre inocente

¡Es reggeatón!- dijo mi tía

¿Y cómo se baila?

Muy fácil hermanita, sigue el mismo principio de la electrónica, sólo que sin limitaciones

¿Limitaciones?

¡Tú sólo siente el ritmo!! Jajaja

Mi madre por primera vez se empezó a mover con tanto descaro que pareciera se olvidó de la polla de mi primo, la cual seguramente estaba entre su rajita; ella metida en el ritmo hasta brinquitos daba, incluso hasta sudó por el esfuerzo

¡BIEEEEN! ¡ASÍ!- exclamó mi primo con los ojos como loco

“Jajajaja!- Se escuchaban las carcajadas

Entre la efusividad mi tía comenzó a mover su cuerpo con maestría, de un lado a otro; con movimientos fuertes alzaba y bajaba los brazos alcanzando a rozar “accidentalmente” los muslos del conductor

Jajajaja- se escuchaba

Además, mientras ellos se divertían puede ver por el espejo retrovisor que los ojos del hermano estaban fijos en los muslos tan apetitosos de mi madre, quien por cierto inconsciente de su estado no se molestaba en taparse la falda, de modo que su braga blanca de algodón de por sí contrastante con su falda amarilla se veía en todo su esplendor

¡Pero qué barbaridad! Hace un par de segundos ella estaba encima de mí y ahora no tengo nada

No obstante

Uyyy qué mal amigos, ya llegamos- dije

Ahhh, tan bien que la estábamos pasando- habló mi tía

Pero bueno, muchas gracias Pedro- dijo mi madre- en serio te debo una

Sí Pedrito- eres tan lindo- acto seguido mi tía le estampó un beso a lado del labio !MUUACK!

Pedro ante tal hazaña se puso rojo como un tomate

No se preocupen chicas- dije nervioso

Mi madre una vez abierta la puerta se bajó de inmediato pero cuando lo hizo no se dio cuenta que su falda se le levantó tanto que la totalidad de su nalgota derecha se le veía a pesar de estar contenida por su braga

Has visto eso primo- me dijo Toño con una sonrisa triunfante

Sí- contesté- eres un suertudo

Por mi parte no le dije nada pues me excitaba mucho que mi madre fueran presa del morbo

Cuando estábamos por entrar a la casa mi tía invitó a pasar a Pedro para agradécele su acción

Pedro como era de esperarse de inmediato aceptó sin saber que aquella decisión le marcaría su vida

En la casa

Cuando el hermano Pedro se dispuso a entrar a la casa no pudo evitar mirar aquel detalle en la falda de mi madre, el cual si bien provocaba todo un espectáculo también un morbo fresco.

El pobre hombre por lo que pude apreciar a reojo estaba con los ojos salidos mirando el vaivén inocente de mi mamá; aquella braga se ajustaba tan rico a su nalgota.

Mi tía por su parte tras notar la situación no intervino en absoluto, no le dijo nada a mi pobre madre, al contrario, tan pervertida y con su inclinación exhibicionista procuró en toda la tarde un espectáculo digno de algunas pajas

Una vez en el comedor nos entretuvimos platicando con él sobre su vida, sus hábitos, sus sueños, sus rencores entre otras cosas, así pues me enteré que era un hombre viudo sin hijos con sus sueños frustrados y muy solitario; se gana la vida reparando desperfectos aquí y allá, en donde sea que lo contraten.

Entre risas y momentos cómicos llegó un punto en la conversación en donde mi madre tan educada le preguntó si quería tomar café y comer pan

Él gustoso aceptó, de inmediato fue a la cocina a prepáraselo, no obstante cuando se levantó el detalle en su falda aún no desparecía, aún la llevaba levantada dejándonos perplejos por su increíble nalga entalla en aquella tela de algodón blanco (al parecer se le pegó con algo ¿pero con qué?)

Mi madre sonriente e ignorante de todo aquello se fue meneando su culazo con esa clase de inocencia tan propia de ella, ocasionando así que el pobre hermano se quedara embobado algunos segundos ante ese vaivén, pero muy nervioso y para tratar de disimular en seguida regresó su mirada hacia nosotros

Mi primo ante tal hecho se levantó, me miró con complicidad y se fue tras ella

Por otro lado

¿Desde cuándo te dedicas a la plomería? Le preguntó mi tía

Desde que tengo la edad de él-dijo mirando hacia mí

Ahhh, ya veo- dijo sorprendida- ahora entiendo la razón de ser de aquellos- apuntó con su dedo índice hacia los musculosos brazos del hermano

Jajaja- exclamó- estos son el producto de mucho trabajo, no fue nada sencillo conseguirlos

Mi tía en algunas ocasiones se mordía el labio mientras miraba la musculatura

Sabes qué…- lo dijo con un tono bochornoso- últimamente el foquito de este lugar ha estado fallando

¿El foquito?- pero qué mentira- pensé

Pedro se quedó mirándola a los ojos para luego levantar la vista hacia el foco

¿Crees que tenga solución?

-jajaja- ¡pero claro! Déjame quitarlo

Por mi parte mientras ellos coqueteaban, decidí ver lo que ocurría en la cocina

Cuando me aproximé quedé maravillado con el culazo en pompa de mi mamá, el cual se movía de un lado a otro mientras ella trataba de encontrar los ingredientes (mi madre estaba en cuatro con sus muslos hermosos desnudos)

Mi primo cuando cruzo miradas conmigo me sonrió mostrándome una vez más sus colmillos de bárbaro y sus ojos de loco.

¡Ay- no los encuentro! ¿Dónde habré colocado el azúcar?

Seguro está hasta el fondo tita, búscalo más adentro

Acto seguido mi madre se estiró tanto que la mitad de su cuerpo lo metió en gabinetes inferiores; en aquella posición sus redondeadas y regordetas nalgas se veían tan impresionantes que de inmediato me excité, ¡pues su falda estaba levantada! Dejándonos apreciar de ese modo una pompa ¡tan benditamente perfecta sólo con su fina y delicada braga de algodón, la cual estaba siendo devorada por su rajita

Mientras continuaba ansioso mirando el espectáculo mi primo me tomó del hombro, me mostró el contador de azúcar y se carcajeó

¡Pero que desgraciado! Jajaja- le contesté

Primo- me susurró- no te vayas, aún te falta ver una sorpresa

¿Sorpresa?- me pregunté

¡No está hijo!- dijo mi madre resignada

mmmm.. ¡Espera! creo que lo vi por acá- dijo él aparentando inocencia-

Cuando mi madre giró la cabeza el muy infeliz fingió un descuido “y sin querer” se tropezó con su bello chamorro, el cual estaba extendido por todo el piso

¡Ahhh! – Fingió gritar al mismo tiempo que “tropezaba” pero cuando caía se alcanzó a sujetar de todo el majestuoso trasero de mi mami- pero que astuto- pensé, NO OBSTANTE AHÍ NO TERMINÓ, el desagraciado con ese movimiento tan repentino alcanzó a bajarle la falda un poco dejándonos ver el inicio de su rajita y su cachetes

¡Ay!- gritó asustada

¡Ahh!- gritó mi primo

¿Estás bien?- preguntó mirándolo preocupada

Él continuaba sujetando su culazo – si tita, perdona, no vi tu chamarro- dijo mientras aparentaba dolor

-No te preocupes Toño, fue un accidente

¿Y tú?- se refería a mí- deja de estar parado ahí babeando y ayuda tu primo

Por mi parte me costó mucho dejar de mirarla pues se veían tan encantadora así

Sí mamá ya voy- dije

En cuanto los terminé de ayudar mi madre optó por quedarse con él para supervisar que todo estuviera en orden

De este modo regresé al comedor pero cuando llegué otra sorpresa más me esperaba

El hermano Pedro estaba parado arriba de la silla tratando de quitar el foco mientras mi tía lo sujetaba con ambas manos para evitar que se cayera, ¡pero le sujetaba las nalgas! De modo que su hermoso rostro maquillado estaba a centímetros de su bulto

Agárrame fuerte pa que no me caiga- dijo Pedro

Sí- no te soltaré- le dijo con una sonrisa coqueta

¡Estos con sus morbosidades! Me limité a decir, cuando me aproximé lo suficiente ellos notaron mi presencia y de inmediato mi tía quitó sus manos de él

Una vez en mi silla, ellos, sobre todo el hermano estaba tan nervioso que incluso gotas de sudor recorrían su frente

Mira- dijo Pedro- este foco no tendría razón de encontrarse en mal estado, porque…

El hermano Pedro le “explicaba” una absurdez

¿Entonces no tiene nada de malo?

No- contestó Pedro

Bueno bueno, entonces hay que ponerlo de nuevo- sonrió con picardía

Cuando miraba las mañas de la calientapollas de mi tía de pronto escuché

¿El café aún no está listo?- preguntó Pedro rompiendo el silencio

No lo sé, pero voy a ver- dije

Mientras me aproximaba a la cocina escuché constante risas

¿Ahora qué estarán haciendo?- me pregunté

Mi madre seguía en el piso con sus tacones y piernas flexionadas y juntas con la falda levantada, sus muslos así se veían impresionantes, y además con aquella playera que lograba resaltar su grandes y firmes pechos se veía aún más deseable , (estaba justo delante de mi regordete primo, quién también estaba en el piso ) divertidos se embarraban azúcar por todo su cuerpo) mi madre por un lado le frotaba las mejillas regordetas mientras él le revolvía el cabello al mismo tiempo que esparcía el azúcar. Estaban tan entretenidos que ni cuenta se dieron de mí

Mientras yo los miraba esperando a que alguno de ellos se girase para mirarme, me percaté que mi primo se aventuró y con un puñito de azúcar tocó el abdomen de mi madre alcanzado a abarcar todo el ombligo

Jajajaja- se carcajeó mi madre ¡PARA! ¡AHÍ NO!- gritó-

Grave error debo reconocer pues ahora mi primo sabía que mi madre era cosquillada

¿Dónde no? ¿Ahí?- de nuevo la toco

Jajajaja, ¡detente TOÑO!

Mi madre ante los dedos quisquillosos de mi primo empezó a retorcerse de alegría por todo el piso, ocasionando por un lado que sus pechos tan firmes y espectaculares revotaran por la agresividad de sus contracciones y por el otro, que su faldita tras embarrarse en todo el piso se le levantara hasta dejarnos mirar por completo sus muslos desnudos así como la mitad de sus bragas

Jajajajaja, ¡Por favor Toñito ya detente! ¡Te lo ruego! ¡Haré lo que me pidas!

¿Lo que te pida eh?- continuó distribuyendo sus dedos por todas las costillas de ella sin poder evitar que los pechos de mi madre ante tanto reboté los tocara

Júralo y te dejaré-

¡Está bien! ¡Ahh!- lo jurooo

Mi primo con una sonrisa perversa inesperadamente me miró (con unos ojos que me dieron a entender dos cosas, que estaba loco y que mi madre estaba cayendo en el juego), y no sin antes darle otro magreo a todo su cuerpo, la soltó

Mi madre aún con toda la agitación del momento, con su flaquito todo embarrado en su frente sudorosa, sus mejillas coloradas, su playera descolocada y su faldita bastante levantada giró su cabeza mirándome

¡Hijo!- exclamó

Yo para no incomodarla le dije

¿Qué es todo esto? ¿Por qué hay tanta azúcar en el piso?

¿Esto? Mi madre miró a su alrededor, Esto es por culpa de tu primo- esbozó una sonrisa

¿Mi culpa? Jajaja- se carcajeó Toño

Bueno hijo ayúdame a levantarnos dijo con una respiración mucho más tranquila

Acto seguido los levanté- mi madre estaba hecha un verdadero caos, tenía el cabello revuelto, su hombro desnudo, su faldita doblada, en fin se veía salvaje pero muy sexy así

Vengo por el café mamá

¡Es verdad, el café! Dijo

De inmediato tomó las tazas llenas, puso un poco de azúcar, se arregló como pudo, puso las tazas en un plato grande y se los llevó

Ella salió primero de la cocina con mucho cuidado para evitar derramar

Después yo sin apartar mi mirada de su faldita que si bien ahora ya no tenía ese dobles, pero sí que estaba muy arriba (me imagino que por las prisas), miraba atontado sus espectaculares muslos seguidos de las regordetas y muy bien formadas nalgas blancas ¡parecía que no llevaba bragas! ¿Pero cómo? Recordando rápidamente lo que ocurrió casi de manera instantánea supe que tras darle aquel jalón a su falda también y sin querer se llevó su braga de modo que parte de sus nalgas quedaron desnudas y muy visibles ¡PERO QUÉ LOCURA!

Mientras miraba con un morbo impresionante a mi madre y fantaseaba con tocárselas mi primo me jaló el hombro para luego acercarse a mi oído y susurrarme: Esto es increíble primo, mi tita en serio que vale la pena jajaja- si te gusta lo que ves entonces espera un poco porque ahora viene lo mejor ehh

A mitad de camino los tres nos quedamos boquiabiertos cuando miramos a mi tía tratando de poner el foco con Pedro justo atrás de él, el hermano recibía constantes besos de sus nalgas sin darle ni oportunidad de respirar, y digo recibía porque la trola de mi tía encorvando sus magníficas piernas y parando mucho su cola las estampaba en todo la cara de Pedro

Ella continúo así hasta que nos miró y de inmediato se bajó con la ayuda de Pedro

¡Por fin los cafés!- se atrevió a decir la muy guarra

Mi madre por su parte estaba tan ida y sonrojada por lo que vio que sin querer derramó un tanto de café sobre mí, mi primo y el suelo

¡Ahhh!. ¡QUÉ CALIENTE!- dijimos casi al unísono

¡Perdón mis niños!- se giró muy nerviosa

¡Ahhhh!- no para de gritar mi primo sobreactuando el dolor

¿Estás bien? ¿Qué tienes?- de inmediato con sus manos empezó a secar el café de su ropa; sus movimientos torpes recorrieron primero sus hombros, brazos; procedió a ponerse en encuclillas y continuar con su barriga limpiándola por completo hasta tocar muy rápidamente su short alcanzando con ello a rozar su polla, una que desde donde la miré se veía erecta, NO OBSTANTE, cuando mi madre sintió el contacto con aquella bestia vi en su rostro la primera señal de debilidad, ¡la primera muestra de su trasformación! Pues ella nerviosa y colorada como un tomate no se limitó con pasar una sola vez su mano sobre aquella polla sólo cubierta por aquella prenda, ¡sino que lo hizo como 6 veces! Las primeras siendo cuidadosa y veloz, las últimas con mayor lentitud! ¿Pero qué le pasa? por otro lado, mientras ella lo hacía me percaté que el rostro de mi primo denotaba un gusto y morbo exquisito ¡pero qué envidia!

Y de pronto gracias a dios o a las ángeles, ella mi miró con esa expresión perdida, me tomó de los laterales de mis piernas y comenzó a sacudirme mis muslos para después por fin ¡alcanzar mi polla! La cual estaba que explotaba, se demoró lo suyo “secándola” incluso por momentos me miraba directo a los ojos, tenía una mirada nueva, tan distinta a la característica

Hasta que de pronto habló

Listo- Dijo con un tono extraño- ya están como nuevos- se le dibujó una sonrisa

¡Vaya pero qué locura acaba de pasar!- me dije.

Mi tía por su parte con mi madre aun permaneciendo en esa posición pues limpiaba el café del piso, aprovechó para sacar su celular y tomarle una foto en la que podría apostar su culazo seguro abarcaba el plano principal

¿Pero qué hace?

Momentos después mi madre se levantó y distribuyó las tazas por toda la mesa y sin más nos pusimos a platicar y reír hasta que obscureció, hasta que Pedro se dignó a retirarse de la casa, no obstante, cuando ya se iba, en el momento que estaba dentro de su auto, este asqueroso vehículo no encendió

¡Vamos enciende! ¡Enciende!- gritaba frustrado

Era inútil, pues su carro sólo daba chillidos ahogados

¡Enciende pedazo de chatarra!

Espera- dijo mi mamá- tranquilo hombre, no va a encender

Tiene que encender ¿o cómo me voy?

Dije que te tranquilices ¿por qué no te quedas esta noche y mañana temprano lo mandas al mecánico?

¿Enserio puedo?- preguntó sorprendido

¡Claro!- dijo mi madre risueña

Sin embargo aquella noche ocurrirían sucesos que trasformarían aquella sonrisa risueña

La quedada

Muchas gracias hermana Ana

No me agradezcas, seguro harías lo mismo por nosotros si estuviéramos en alguna situación similar- contestó mi madre

Por supuesto- dijo Pedro

De inmediato nos pusimos en marcha hacia la casa, pero mientras lo hacíamos pude percatarme de las miradas locas que había de por medio entre él y mi tía, miradas lujuriosas y comprometedoras acompañadas de meneos de cadera sumamente provocativos, en los cuales por cada paso, la flexión de nalga era tan exquisita que los ojos del hermano no le perdían la pista. Él, por su parte, alternaba la mirada; primero hacia aquel magnifico culazo y después a sus magistrales muslos muy sexys, regordetes pero bien formados (los mejores que he visto en mi vida) Tan insinuantes eran aquellos movimientos que no podía creer que el hermano Pedro y yo fuéramos los únicos en mirarla pues era todo un espectáculo verla sonriente mientras se movía con aquella sensualidad

Cuando quise avisarle a mi primo sobre aquella escena, justo en el momento que lo miré para darle la noticia me quedé mudo porque delante de él estaba mi madre caminando con inocencia y erotismo, pero no uno consciente sino más bien producto de la circunstancia. Mi madre con la falda aún arremangada llevaba una parte de sus riquísimas nalgas al aire seguidas de un par de muslos apetitosos y completamente desnudos. Ella caminaba sin percatarse de nada mientras mi primo y yo la morboseabamos

Sin poder controlar mi mirada y lujuria en un acto “sincero” llevé mis manos hacía su falda para “bajársela”

¡Mamá Cuidado! llevas la falda a la mitad de las pompis jajaja, pero no te preocupes yo te la arreglo

Pero qué…- apenas pudo decir

Acto seguido comencé a sobar su culazo mientras poco a poco se la componía. El sobeteo era tan descarado que ella se tuvo que parar de golpe y esperar a que yo terminara. Sentir el contacto directo tanto de sus monumentales y exquisitas nalgonas como la parte trasera de aquellos muslos con la piel de mis dedos fue sensacional; su piel tan suave y blanda pero al mismo tiempo dura y trabajada fue una experiencia única.

Listo mamá, tu falda está como antes. Ella, por su parte estaba con una risa nerviosa al mismo tiempo que trataba de disimular lo que allí acababa de ocurrir, trataba de ignorar que con mis dedos, sobre todo el índice y el pulgar tocaron su hermoso culazo sin reparo, incluso llegué a sentir su dos agujeros

Graci… Gracias hijo- dijo nerviosa mientras fingía una sonrisa

De nada mamá- dije con una sonrisa triunfante.

Una vez en la sala

Bueno familia, qué les parece si todos nos vamos a dormir- dijo mi madre con su rostro fatigado

Nada de eso hermanita, debemos aprovechar que tenemos visitas y desvelarnos jajaja, además son las vacaciones

Pero es que…-dijo mi madre con tono berrinchudo

¿Qué tienes planeado hacer mamá?- preguntó mi primo

Bueno, si tu tía acepta entonces ponemos una peli aquí en la sala y la vemos

¿¡Qué!?- dijo mi madre

Anda mamá, no seas aburrida y anímate

Ándale tita, qué te cuesta entretenerte dos horas

Está bien pues, pero terminando la peli nos vamos a dormir ehhh

Sí- dijimos al unísono

Muy bien, entonces andando

Chicos- dijo mi tía- mientras nosotros preparamos la botana ustedes pongan la peli

Sí- contesté, ¿pero cuál?

Mi tía se acercó a mí y susurrando me dijo: Una de TERROR mi vida jajaja

¿De terror? Pero mi madre no creo que la… Olvida a tu mami cariño- dijo con un tono seductor- te apuesto que ni la verá jajajaja- acto seguido me dio la espalda y comenzó a menar su cadera y su culazo con delicia ; cada movimiento era tan descarado que su faldita se lograba levantar un tanto dejándome como loco por la forma y tamaño de sus hermosas piernas

Est… Está bien tita- dije excitado por su comportamiento

Toño- me acerqué a él, oye primo hay que poner una de terror

¿De terror?- mmmm…- en ese momento se giró hacia mi tía, la miró y después de varios gestos me dijo: ¡vale! Jajaja, ya sé cuál poner

Primo, se me acaba de ocurrir una idea- dijo con ese tono de malicia-

¿El qué?- pregunté

Tú sólo no te levantes de aquel sillón

Miró el individual de la sala

Está bien, ¿y tú qué harás?

Yo fingiré que estoy lastimado

¿Pero para qué?- pregunté -Tú sólo espera jajaja- contestó

Después de 20 minutos

Mi primo se abalanzó hacia el sillón ocupando dos lugares de los tres que había. Yo me senté en el sillón individual y Pedro alado de mi primo

¡Vaya! Veo que nos han ganado los lugares hermanita- mi mamá y mi tía estaban paradas con las palomas en la mano

Lo siento familia-dijo mi primo- pero necesito estar acostado, ¡la pierna! ¡La jodida pierna me duele!

Mi madre sorprendida le preguntó si estaba bien

Sí tita, no es tan grave sólo necesito estirarla un poco

Mi madre se quedó más tranquila

¿Qué haremos?- preguntó mi tía con un tono travieso- mmmm… ¡ya sé!

Yo me siento en las piernas de Pedro y tú en las de tu hijo jajaja

¿¿Cómoo??- dijo mi madre entre exaltada y nerviosa - ¿Otra vez me tengo que sentar en las piernas de mi hijo? ¿¿Y tú en las de Pedro?? Pero Pedro y mi hijo seguro se cansarán, además aún hay lugar, está el piso... - lo dijo mientras nerviosa me miraba

Tonterías tita, te apuesto que estaremos más cómodos y así las protegerán de los sustos ¿no es así hermano?- se refería a Pedro

Pedro por su parte asintió con la cabeza mientras miraba el ambiente que la traviesa de mi tía y mi primo tramaban

Por mí ni se preocupe hermanita, el peso de su hermana no será nada jajaja

Mi madre más tranquila asintió- bueno, mi niño pero si te cansas me avisas ehh

Sí mamá, tú confía en nosotros.

Acto seguido pusimos toda la botana en la mesa justo en el centro de la sala y después tanto mi tía como madre se sentaron. Mi tía tras colocar su hermoso culazo sobre el regazo de Pedro, con una sonrisa pícara lo miró y después lo meneó para acomodarse “adecuadamente”

Pedrito, ¿te incomodo así? ¿O mejor me siento así?- Ella mientras le preguntaba le restregaba con descaro sus nalgas

Así está de lujo jajaja- contestó Pedro

¿Seguro?- dijo divertida mi tía

Por mi parte cuando sentí nuevamente el contacto de las nalgas regordetas de mi mami sobre mi pantalón de inmediato mi polla comenzó a despertar

Hijo, ¿estás seguro? ¿No quieres que mejor me levante?- me preguntó preocupada por mí

No te preocupes mamá, no pesas nada- dije mientras trataba de tranquilizar a mi bestia

Bueno- dijo contenta

En cuánto empezó la película, ya con la habitación obscura mi madre dado la temática de terror daba brincos y giros bruscos sobre mi regazo; por cada uno de sus movimientos sentí corrientes de placer a lo largo de mi polla, ¡qué rico se sentía!

¡Ahh! ¡Por ahí no! ¡Noo!- gritaba mi madre

Mi madre estaba tan metida en la película que ni cuenta se dio del estado de mi polla, una que ante tanto movimiento estaba en todo su esplendor

Pero que miedosa me salió mi madre- me dije

Cuando por fin dejé de preocuparme por mi polla, pues a mi madre no le incomodaba, pude notar lo que a mí alrededor se manifestaba

Mi tía estaba haciendo movimientos de cadera ligeros hacia atrás y hacia delante mientras sostenía una sonrisa exagerada de placer; estaba colorada y un tanto sudorosa; con las mejillas iluminadas sólo por el reflejo de la luz del televisor

¿Pero qué hacen ese par?

Pedro por su parte estaba con los ojos idos mientras con sus grandes manos le acariciaba los muslos desnudos! ¡Pero qué envidia! Y qué calientapollas es mi tía!

Toño recostado miraba con una sonrisa de oreja a oreja atentamente las expresiones de su madre, quién además de expresar todo aquello, por momentos abría la boca dejando ver sus hermosos dientes

Por otro lado, mi madre con mucho terror pero emoción en cada momento se reclinaba a tomar las palomas de la mesa, ocasionando con ello que sus ricas nalgas presionasen más mis muslos; fue en unos de esos momentos que excitado comencé a moverme lentamente generando así que mi madre se desplazará hacia delante y hacia atrás muy lentamente ¡uyyy pero qué maravilloso! ¡Estoy seguro que mi madre siente mi polla!- pensé ¿Entonces por qué no dice nada? ¿Le gustará?

De inmediato hice un esfuerzo para mirar su rostro y en cuanto lo vi me sentí mal porque mi excitación me nublaba mi visión sobre ella. Mi mamá estaba muy concentrada, no había posibilidad de lo notara

O ESO CREÍ

¡Y DE PRONTO LA PANTALLA SE TRABÓ!

¡Ayyyy! Grito mi tía- seguido de las carcajadas de mi primo y un “uchalas” de mi madre

¿Pero qué pasó?- dije para seguir el juego

Parece que el dvd era chafa primo- dijo Toño

¡Siii!- gritó mi tía

Se estaba poniendo bueno- dijo mi mamá mientras con su manos se tocaba las mejillas- Bueno- entonces parece que ya acabó

Acto seguido se levantó y se dirigió al interruptor de la luz, pero justo cuando lo hacia mi tía se bajó nerviosa y de inmediato se arregló su falda

¿Será qué…- me pregunté cuando la vi- No creo jajaja, no sería capaz

Ya con la luz prendida mi madre contenta nos dijo que ya era tiempo de dormir

Bueno chicos, ha sido divertido y sin duda interesante- me miró con una mirada extraña, pero es suficiente por hoy, ahora toca dormir

Mira Pedro tú puedes dormir en la sala ¿Te parece?

Sí hermana, por mí está de lujo- dijo con extrema dificultad pues está sudoroso y agitado ¿pero de qué?

Un momento- dijo mi primo- qué les parece si Pedro duerme en nuestra habitación

¿¡Qué!? Dije sorprendido

Sí- dijo mi primo mirándome con esa clase de ojos que denotan un plan

No vaya a hacer que se le aparezca aquí mismo la niña jajaja

Pues si a mi hijo no le molesta no veo el problema- dijo mi madre

PUES…- miré a mi primo- por mí está bien

Entonces no se diga más- dijo mi tita- Andando familia

Una vez en la habitación

Bueno como sólo hay dos camas te cederé la mía hermano- dijo mi primo- yo dormiré con José

Cuando Antonio se acostó conmigo yo de inmediato le pregunté

¿Pero qué rayos pasa contigo primo? ¿Qué tramas con él aquí? No me digas que te gusta jajaja- reí

El por su parte me miró serio para luego decirme que me tranquilizara, que sólo me mantuviera despierto

Entre charla y charla aburridísima por cierto hubo dos cuestiones que me llamaron la atención. La primera de ellas fue que mi primo en todo momento le ofrecía agua a Pedro, quien me imagino por educación la tomaba, y que en algún punto de la conversación Toño comenzó a hablar de maduras y sus fantasías

Después de una hora y media de charla

Jajajaja- rio Pedro- Oigan chicos- dijo nervioso- ¿creen que pueda usar su sanitario?

¡Pero claro hermano!- respondió de inmediato mi primo

Es la puerta que está al fondo a la izquierda- dije

Gracias muchachos, dios los bendiga jaja

Acto seguido salió a toda velocidad

Mientras él permanecía a fuera de la habitación yo aproveché para pedirle una explicación a mi primo, quien dada mi insistencia me lo dijo pero sin perder una sonrisa

¿Pero qué cojones está pasando aquí? Primero lo invitas a dormir en mi habitación, luego te pones a platicar con él, le ofreces casi 3 litros de agua y sale al baño corriendo

¿Qué tramas?- dije molesto

Mi primo serio me dijo, MIRA CAMPEÓN, ¿confías en mí?

PUES SÍ- contesté- Entonces deja que el plan tome lugar jajaja

¿Por cierto disfrutaste aquel obsequio?- me preguntó

¿Obsequio?- dije confundido

Jajajaja- contestó- no te hagas el loco, me refiero a tu mamita sentada en tu regazo dándote brinquitos y meneando su cuerpo

Tardé un par de segundos en contestar-

Sí primo… gracias… estoy seguro que si no hubieras fingido una lesión mi madre hubiera ido contigo

¡Así es primo! A fin de cuentas ella ya sintió mi polla dos veces jajajaja y me imagino que la tuya también jajaja

Pero como bien sabes entre las dos hay una GRAN DIFERENCIA jajaja

¡Lo sé!- dije más molesto, pero no importa el tamaño, más bien cómo lo manejas ehhh- dije tratando de defenderme

Jajaja tonterías primo, ellas se deleitan más con una polla como ésta- Acto seguido se la tocó por encima de su short

Yo afligido lo miré ¿Será cierto?-me pregunté

Oye… dijo mi primo- ¿cómo ves a Pedro? Crees que esté bien- me dijo sin perder la sonrisa

Pues me imagino- dije- seguro hoy fue el mejor día de su vida jajaja

Sí jajaja, pero lo que tú no sabes es que aún no termina!

¿Cómo?- dije sin entender

Jajaja, eres muy inocente primo, ¿Cuánto lleva allá en el baño?

MMM, no sé… miré el reloj… como 20 min

¿Por qué tardará tanto?- me preguntó mi primo aun mostrando sus colmillos de bárbaro

Déjalo, seguro está jugándose la vida cagando jajaja

Jajajaja- rio mi primo

10 minutos después

Anda primo, ve a echar un vistazo, seguro te gustará lo que verás jajaja

¿Por qué?- le pregunté curioso

Jajaja, primito no creas que soy tan tonto, sé que desde que llegamos mi madre en las noches se pasea en ropa interior para excitarte jajaja, ahora dime, tú crees que hoy sea la expresión? Jajaja- rio

¿Cómo rayos supo mi primo sobre aquellas escapadas nocturnas?- Me pregunté-

¡Qué extraño!

No obstante, en cuanto me lo dijo se me paró y de inmediato me fui en su búsqueda

Cuando me aproximé al baño me percaté que la puerta estaba abierta

¿Pero dónde se metió? Un segundo después de formularme esa pregunta mi cabeza giró por si sola hacia el cuarto de mi madre, el cual de nuevo estaba con la puerta abierta y sólo con la luz del televisor iluminándolo. Nervioso me aproxime a él y cuando miré lo que allí ocurría quedé ¡paralizado, atónito, nervioso y muy excitado!

Mi tía estaba hincada en el piso mientras Pedro estaba acostado boca arriba a un lado de mi queridísima madre, quien al parecer estaba dormida boca abajo con una sábana cubriéndole su cuerpo. Pedro por su parte tenía su pantalón debajo de la rodilla mientras la cabeza de mi tía, ubicada justo a la altura de su polla, se meneaba para adelante y atrás, primero lentamente y después con rapidez ¡Se la estaba chupando!

Yo ante tal escena no supe a dónde mirar ya sea porque aquellos movimientos de nuca eran tan morbosos que me causaban una gran ansiedad y por el otro, mi tía tras colocarse en esa posición su hermoso culazo daba la impresión de estar aún más grande y carnoso; junto con su cintura tan trabajada y piernas de concurso me devoraban mi mente! ¡Pero qué locura!

¡No puedo creer que mi tía sea tan puta!

Mientras yo me quedaba como loco mirando todo aquello Pedro en un momento le sujetó la cabeza para de inmediato presionarla contra su pelvis, de modo que los sonidos de las ahorcadas de mi tía llenaron toda la habitación

Él dejaba que mi tía continuara lamiéndole unas veces todo el tronco, otras sólo el glande, a veces se metía un testículo completo a la boca, y por último, se tragaba la polla completa de jalón, ocasionando que tiritas de saliva con semen salieran de su garganta y sus ojos se llenaran de lágrimas

Pedro, por otro lado, ante tal habilidad sólo se limitaba a dar suspiros y ciertas emisiones de voz, (era una lástima que no alcanzara a escuchar qué tanto se decían), pero eso sí por sus expresiones supe que se la pasaba en grande

En cuanto a mí, ya me había sacado mi polla durísima y con destreza lenta me la menaba

HASTA QUE DE PRONTO

Pedro se levantó de la cama, tomó de los brazos a mi tía y de un jalón primero la puso de pie y enseguida la aventó

Ella sorprendida quedó boca abajo sobre ésta, con las rodillas flexionadas y los codos sobre la almohada; con su cabello alborotado y su pintura corrida se quedó varios segundos así, ¡con aquel culo en pompa tan jodidamente perfecto y un semblante incierto en el cual había terror pero también una cara de vicio impresionante

WOOOW!- ver a mi tía en esa condición hizo que mi mente nuevamente revolucionara, ¡Pero que diosa!

Él con mucha desesperación tiró de la braga y estampó de inmediato su rostro velludo sobre su riquísimo culazo desnudo, uno libre de todo pelo; comenzó a presionar sobre él para luego devorárselo con unas ansias indescriptibles; permanecía algunos segundos lamiendo y después tomaba aire, se entretenía chupándolo y nuevamente se retiraba para “descansar” pero mientras lo hacía, mientras tomaba aire, recorría con sus labios toda la extensión de aquellos muslos tan perfectos, besaba y llenaba de mordidas aquellas nalgas regordetas y riquísimas

¡Era todo un animal! se notaba con mucha experiencia pues mi tía no paraba de emitir grititos ahogados, no dejaba de contraer su cintura ni de arder en deseo, no se limitaba a sólo recibir lengüetazos recios, sino que con movimientos pélvicos, como si le estuviera follando la cara, se movía de arriba hacia abajo.

Pedro cansado de devorar se levantó, tomó de la cintura a mi tía y de otro jalón llevó su cuerpo a centímetros de su falo bestial. Ambos estaban tan pegados que la polla de él rozaba toda su rajita, incluyendo sus dos agujeros. Mi tía por su parte reflejaba un rostro de puta tan impresionante que Pedro sin poder aguantar su morbo le dio varias nalgadas alternadas con toda la palma ¡Trass! ¡Traaas!- Retumbaba la habitación

Con esa actitud dominante escupió sobre el agujerito de su ano para luego presionarlo con su pulgar, hasta meterle la mitad de éste: Él con una mirada de lujuria, con lo ojos perdidos y muy abiertos metía y sacaba su dedo mientras con la otra mano recorría la espalda desnuda de mi tía hasta alcanzar su cabello y su sujetárselo .!Recorrer aquel cuerpo debía sentirse realmente bien! Con fuerza comenzó la follada de su vida, la penetraba por la vagina, mientras con su dedo le follaba su hermoso anito y con su mano la domaba ¡pero qué loco!

Ver a mi tía siendo tratada como lo que es, ¡como una putita! me dio muchísimo morbo.

Él, extasiado volvió a pasar su mano sobre su espalda para detenerse en su polla, agarrarla y sin pedirle permiso se la dejó caer, ¡se la metió de un jalón! Mi tía ante aquella maniobra soltó una gritito lo bastante fuerte para asustarla porque no quería despertar a mi mamá, desesperada se tapó su boca deliciosa para ahogar sus gemidos; se quejaba pero curiosamente no dejaba de moverse; agitaba sus nalgas con vulgaridad y mucho erotismo, hacía vibrar todo su cuerpo

Poseída se deslizaba para adelante y atrás ocasionando un choque muy morboso entre sus nalgas regordetas y los muslos del hermano hasta que, ella en cuatro como una vil perra, giró su rostro mostrándole sus ojos lujuriosos y una sonrisa de puta y con una actitud traviesa tomó la sabana de mi madre y se la quitó.

¡Pero qué demonios!

Mi madre estaba tan vulnerable y exquisita boca abajoo, sólo con una braga blanca y un brassier; lo primero que vi fue su espalda y cintura tan sexy, luego sus hermosas y muy trabajadas nalgas, tan blancas y grandes, tan formadas y regordetas; después mi mirada recorrió con mucha lentitud sus muslos tan gruesos y perfectos y por último sus hermosos chamorros

En serio es una MILF, una mujer madura tan sensual y con un cuerpo maravilloso

Mi tía por su parte en plena faena, sudorosa y con los ojos perdidos, con su brazo izquierdo acarició primero el chamorro tan bello de mi madre, después su muslo y por último le agarró una nalga (ni con toda la mano extendida lograba abarcarla) Ella de inmediato comenzó a lamer, (mientras recibía aquella follada de culo monumental) todo el muslito con su lengua de fuera

Pero que morbosa situación

Mi madre pos su parte ni cuenta se daba

Mi tía ante la inactividad de mi madre se aventuró y comenzó a besar dándole piquitos a sus nalgas regordetas, después sacó su lengua y con descaro comenzó a dar lamidas a su culazo

Sin embargo en cuanto lo hizo no aguantamos y tres nos corrimos como bestias locas

¡Vaya locura!

En cuanto me percaté de todo, en el momento que la calentura ya no se sentía limpié como pude el piso y salí corriendo

Legué a mi cuarto todo alterado, entre excitado y sin podérmelo creer.

Cuando me acerqué a mi primo, éste ya estaba dormido

¡Qué bien!- Me dije

De inmediato me recosté fingiendo estar dormido para saber que más se le ocurriría a Pedro, pero en cuanto llegó, nervioso por cierto, se durmió.

Comparte este relato

4726
Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios. Información. Si sigues navegando, entendemos que las aceptas. Aceptar