INICIO » Categoría » Voyerismo

Voyerismo

de 9 «

Perversos vecinos (Parte I)

La vida me llevó a la soledad de ese departamento, la casualidad me llevó a conocer a mis nuevos vecinos, y mi sexualidad me llevaría a masturbarme tras las cortinas mientras ellos me dejaban ver como hacían el amor
  • 12
  • 7.168
  • 9,91 (22 Val.)

Sexo en el Olímpico de Sevilla

Una noche, al salir del trabajo, me encuentro a una pareja haciéndolo al aire libre, en la zona del Estadio Olímpico de Sevilla
  • 5
  • 6.978
  • 9,91 (11 Val.)

Dejé que se cogieran a mi esposa

Ya borracha, la dejé en compañía del tipo que apenas hacía unas horas le había dado una nalgada a mi esposa
  • 6
  • 13.745
  • 9,37 (30 Val.)

Los ejercicios nocturnos de mi madre

Todas las noches mi madre va a correr por el parque, en una de esas noches la seguí y descubrí que el único ejercicio que hace es tragar semen
  • 7
  • 12.452
  • 9,58 (24 Val.)

De compañero de carrera a amante (Parte 4)

Una noche programada para el voyeur terminó con conocer a la milf más rica que he visto, husmear en su recámara, ver a Paola tener sexo con su novio, y un final meramente inesperado
  • 14
  • 7.045
  • 9,40 (15 Val.)

Una minifalda, un viaje en carretera

A mi novia le gusta andar con faldas solo si hace calor, pero me da el gusto en un viaje en la carretera, anda en minifalda sin tanga
  • 5
  • 8.523
  • 9,75 (16 Val.)

Cuando se cogieron a mi mujer

No lo dudé un instante, con una erección ya imparable entre mis piernas fui sobre su sexo, su vagina y su culito, emanaban cataratas de leche de los machos que la habían poseído, tenía olor a hombre y era todo loco, solo me concentré en chupar, en lamer sus labios
  • 14
  • 13.128
  • 9,80 (30 Val.)

El delfín negro

Ahí me sentí raramente observada por los dos hombres que se quedaron mudos en un silencio sepulcral, ahí estaban los dos viejos amigos clavando su vista en mi figura, mi hombre actual, al que amaba, mi hombre anterior, al que añoraba
  • 13
  • 6.768
  • 9,42 (12 Val.)

La sobrina de mi esposo (IV)

Sigo descubriendo los avances sexuales de Sofía y al tiempo que descubro lo puta que realmente fui, mientras mi vida sexual la hago más deliciosa si se puede
  • 36
  • 8.241
  • 8,83 (29 Val.)

Por espiar a mamá perdí mi virginidad (III)

En menos de una semana mi vida sexual cambio del cielo a la tierra de tener mi experiencia sexual de primera vez inolvidable o estar con un desastre de tipo y a ofrecerme como la más puta, todo en compañía de las experiencias de mi madre
  • 18
  • 9.664
  • 9,42 (19 Val.)

Una pareja lo hace frente a mi casa

Una noche. Verano. Calor. Y una pareja se detiene con su coche ante mi casa. Quieren hacerlo. Y yo los puedo ver sin problemas
  • 15
  • 5.313
  • 9,44 (27 Val.)

Inicios como runner

Calzarse las zapatillas e ir a correr a un parque de Sevilla puede ser muy excitante
  • 15
  • 7.818
  • 9,87 (15 Val.)

La sobrina de mi esposo (I)

Soy una mujer sexualmente abierta y descubro como la sobrina de mi esposo va iniciándose en su vida sexual y terminó enredándome en situaciones que me excitan y me van manipulando hasta cruzar límites insospechables para mí
  • 20
  • 17.329
  • 9,21 (28 Val.)

Nunca esperas que te pase a tí

Después de cuánto tiempo me entero que mi jefe se ha estado cogiendo a mi mujer antes de que yo le diera permiso
  • 5
  • 17.525
  • 9,56 (25 Val.)

Espiando a mis padres

En la puerta de la habitación quedaba una gran rendija por la cual se podía ver directo a la cama, en ella estaban mamá y papá, él sentado sobre la cama con el torso desnudo y mi madre recostada sobre la cama
  • 4
  • 22.279
  • 9,59 (27 Val.)

La perversión de Martha (I)

Este es un relato que me contó un amigo de cuando era soltero, y me fascinó ver cómo iba pervirtiendo a su protagonista Martha, de ser una inocente joven a una mujer que disfruta el sexo
  • 18
  • 11.093
  • 9,59 (34 Val.)

El de la tintorería pagó por tenerla

Calculando en que momento la tendría penetrada le llamé a su teléfono, me contestó pero nunca colgó y escuché como se la cogían
  • 4
  • 9.163
  • 8,86 (14 Val.)

La fantasía de realizar un stripper en público

Me giro, y él sube mi falda para dejar mi culo de manera perfecta sobre su pene, voy apretando mis manos sobre sus piernas. Sus manos acarician mi espalda, no dejo de mover mi culo sobre su pene, solo con sentirlo, me excito cada vez más
  • 7
  • 9.215
  • 9,45 (11 Val.)

Abertura al placer

Unas medias negras cubrían hasta la mitad de los muslos de la tal Frida; ella comenzó a bailar de una forma peculiar, casi inexperta pero que, con esos soberbios pilares de carne, bastaron para que mi dardo se levantara, listo para jugar a la distancia y discreción de semejante acto
  • 6
  • 9.444
  • 9,29 (7 Val.)

Las tetas blancas, enornes y naturales de mi prima

Quien sepa apreciar en su magnitud este tipo de cosas me va a comprender, de cómo puedes acabar después de mirar 2 horas tus tetas favoritas.
  • 3
  • 10.608
  • 9,38 (21 Val.)
de 9 «