INICIO » Fetichismo

La TLP con Alba

  • 6
  • 8.067
  • 8,71 (7 Val.)
  • 0

Eran las 20:00 PM, ya había acabado la jornada de los staffs y yo me ubicaba sentado en la fila de mi clan jugando un rato al LoL, como siempre, cuando de repente, Alba se acerca para saludarme.

Mi nombre es Adrián, tengo 20 años, 1'71, pelo castaño claro y ojos color marrón oscuro/miel en verano. Soy súper fanático de los pies, me dan la vida sexual.

Alba es una chica de 18 años, con el pelo rojos, ojos miel, pecas, y una perfecta sonrisa. Mide 1'65, tiene unas tetas preciosas y de un tamaño ajustable, un culo muy rico y blandito y unos pies de una 36 que en este caso estaban calzados por unas Converse negras de caña baja.

Ella me dio un beso, estaba con un top, se notaba que estaba sudando pero lo más mínimo. Hacía un calor de locos. Estuvimos charlando una hora, jugando al Tekken, haciendo eventos... etc. En mi mente solo me podía imaginar cómo me la podía follar en las tiendas de campaña esta noche, estaba muy caliente al verla y lo necesitaba.

Alba - Adri, ¿dónde están los baños? tengo un calor impresionante y estoy sudando de cabeza a pies.

Adri - Están a mano derecha de las tiendas de campaña, pero creo que está ocupado. (Dije yo con la esperanza de que no fuera para aprovechar su cuerpo mejor.

Alba - No sé, de todas formas miraré, gracias bebé. Me dijo, se levantó de mi regazo y me dio un beso en el cachete.

Estaba súper preocupado porque pensé que no tendría la oportunidad de follarmela a ella y a sus pies, ya que nunca he tenido una experiencia así.

Al rato, llega, sin bañarse, con la misma ropa, y dice enfadada:

Alba - ¡Odio el mecanismo este de los baños, está llenísimo, y yo aquí empapada! (Puso un puchero muy mono)

Adri - No seas boba anda, mañana por la mañana te podrías bañar. (Dije feliz yo con esperanzas)

Alba - Lo sé... pero... no sé si tendré dinero para la caseta de campaña, porque aún no la he comprado y no traje nada para dormir

Adri - Tranquila, puedes quedarte a dormir conmigo.

Alba - ¿En serio? dios, te amo!! jajajaja

Adri - Jajajaja y yo boba.

Nos habíamos dispuesto a jugar toda la noche, eran las 5:00 am y nosotros seguíamos jugando, estábamos muy cansados y de repente escucho un bostezo desesperado:

Alba - Dios... ¿podemos dormir ya? estoy cansada

Adri - ¿Ya? ¿En serio?

Alba - Te parece poco? soy staff y mañana debo estar en pie a las 10, jum

Reí desesperadamente y le afirmé que fuéramos.

Entramos los dos a la caseta, yo con unas bermudas sin calzoncillos debajo (se me notaba), y ella entro sin quitarse la ropa.

Alba, (le pregunté), no te quitas los tenis o algo?

Alba - ¿Estás loco, quieres morir?

Adri - ¿Hm? Quedé pensativo.

Alba - Ignoras como huelen mis pies después de estar todo el día y desde ayer sin cambiármelos, además, estoy sin calcetines tío y tengo todo el zapato mojado, imagínate si saco esto de aquí, ¡JAJAJA!

Me empalmé tan exagerado que al toque se notó y tuve que taparme de la manera más sutil, y le dije:

- Coño, no te preocupes, es algo normal.

Alba - No no no, de verdad, jajajaja.

Adri - Bueno, como tú quieras.

Estuvimos una hora sentados, hablando de cosas, ella tenía las piernas encima de las mías y su gemelo tocaba mi polla, no sé si lo sentía pero se ve que no le molestaba.

Ella dijo un poco desesperada:

Alba - Dios, de verdad que no puedo, lo siento Adri.

Quedé mirando, y de repente se sacó un zapato.

Con solo uno se notaba el olor, tenía la planta realmente roja, muy caliente y bastante resplandeciente a causa del sudor.

Cuando se quitó el otro zapato, el olor invadió mi nariz, fue espectacular, me empalme demasiado y creo que eso si lo notó su gemelo.

Alba - Prepárate guerrero, para una noche difícil.

Adri - JAJAJAJA, no me molesta en absoluto

Alba - ¿En serio?

Adri - que va, incluso mira, déjame tu zapato

Alba - No lo creo... (Me da el zapato)

Me eché el zapato a la nariz y lo olí con mucha profundidad

Alba - Por lo que veo, eres un poco fetichista de esto... no?

Adri - ¡No, qué va! Era para demostrarte que soy capaz, jajajaja. (Dije mintiendo)

Alba - Ya... ya, voy a por agua, ¿vienes?

Yo supe que era el momento de coger sus zapatos.

Adri - Ahora no, ve tu a por ella yo voy abriendo las almohadas

Alba - Está bien, jejeje.

Salió descalza a por agua, y cuando me percato del suelo, la huella de los pies se había quedado marcada en el suelo a causa del sudor, era impresionante el olor que tenían y lo bonito que eran.

Aproveché para coger sus zapatos, y fue lo que hice.

Lamí la planta, lo olí, por cada una de sus partes, lo froté por mi polla, pero intentaba ser sutil, podría venir en cualquier momento.

Cuando Alba llegó, me incorporé lo más disimulado para tapar mi erección, y de repente me dice:

Alba - Estira tus piernas, porfa...

Cuando las estiré, puso los pies encima de mi polla, tapada por las bermudas, y me sacó un tema aleatorio.

Era imposible que no pudiera darse cuenta de mi erección, era exagerada, y encima jugaba con mi polla con sus plantas, era algo placentero y ya me estaba pensando si follármela.

Estábamos hablando el tema de los mismos pies, que me excitaban y encima con ese movimiento de pies, me iba a correr fijo.

Alba - Pues no sé, es algo que me ha pasado siempre, me sudan excesivamente y huelen muchísimo, es peor que un Queso Azul diría yo, ¡JAJAJAJA!

Adri - Pues para mí no está tan mal.

Alba - ¿Seguro? Pues ten, quítales el olor, hazme ese favor.

Alba me puso su pie en toda mi cara, lo notaba aun mojado y muy caliente.

Empecé a inhalarlo, y a lamerlo, por los deditos, por la planta roja, por absolutamente todo, me metía los dedos en la boca...

Y saqué mi polla y con su otro pie, se dedicó a jugar con ella.

Estuvimos así 30 minutos, intercalaba de pie, y llego el momento de que empezó a pasarme la planta de sus pies por mi punta hasta llegar a mi polla entera, y hacerme un perfecto footjob.

Ella se ve que le estaba encantando, y le quite el pantalón dejándola en tanga, se la quite también y le empecé a meter los dedos.

Estábamos los dos muy cachondos, y no había remedio que montárnosla.

Sigilosamente se puso encima de mi polla, y me empezó a cabalgar, sin condón ni nada, estábamos con muchas ganas, ni nos dimos cuenta.

Ella subía y bajaba mientras nos besábamos, le agarraba del culo y se lo apretaba.

Antes de correrme, se dio la vuelta y puso su culo, y me corrí dentro de el y me la seguí follando pero analmente.

Fueron así hasta las 8:00 AM, que acabamos reventados, con mi polla más corrida aun entre sus pies, y ella, también hecha unos zorros.

Nos levantamos una hora antes para poder bañarnos, y me despertó con sus pies en mi cara, jugando con ellos, me decidí a comérmelos un rato y hacerme una pajita mañanera con sus pies, porque sabía que igual nunca podría volver a aprovechármela bien.

Acabamos follando todas las noches, y a día de hoy no hemos quedado hasta la próxima TLP, que haremos lo mismo seguro... jejeje

(8,71)