INICIO » Confesiones

Cogiendo en la oficina con mi jefe, su hijo y su sobrino

  • 13
  • 26.546
  • 8,86 (21 Val.)
  • 4

Hola amigos lectores de esta estupenda página, ya tenía algo de tiempo que no escribía algunas de mis aventuras y ahora les quiero contar algo de lo que me sucedió hace algunas semanas.

Para los que no me conocen soy Karina, soy contadora de profesión y trabajo en un despacho contable, vivo en la ciudad de México, soy casada y tengo 2 hijas.

Bueno aquí les dejo mi aventura.

Tenía que salir de viaje junto con mi jefe a la ciudad de puebla, esto porque teníamos que realizar una auditoría a una empresa a la cual le llevamos la contabilidad, para esto tenía que preparar algunos documentos, así como algunos programas para poder realizar mi trabajo, ya que saldríamos al siguiente día muy temprano y no quería que por las prisas algo se me fuera a olvidar, ese día vestía (para no variar bien puta) un coordinado de bra y tanga en color lila, blusa negra escotada, minifalda y zapatillas. El día había transcurrido de forma normal y tranquilo y algo cachondo, por los toqueteos que mi jefe me daba cada que podíamos, en las piernas, nalgas, tetas y en mi panocha, yo al igual le acariciaba la verga por encima del pantalón. Después de la comida mi jefe que estaba ahí en su despacho de igual manera alistando sus cosas por que como les dije saldríamos muy temprano al siguiente día, cuando de pronto llego su hijo acompañado de su primo, los cuales al verme me saludaron de beso en la mejilla y se metieron al despacho de mi jefe, el cual después de saludarlos salió de ahí, yo me senté en el lugar de la secretaria y estaba apagando la computadora de ella ya que era la que estaba usando, pero desde el despacho de mi jefe se ve todo y supongo que no me di cuenta y al sentarme separe las piernas y pues ya se imaginaran el espectáculo que les estaba dando a esos chicos, sentí sus miradas pero no hice por cerrar las piernas, al contrario las abría un poco más para que pudieran observar mi tanga que apenas y cubría mi depilada panocha, los veía discretamente como se agarraban la verga por encima del pantalón, y algo se decían, esa situación me estaba poniendo muy cachonda.

Entonces termine de apagar la computadora y acomodar las cosas que había utilizado y mi jefe estaba ocupado hablando por teléfono, me dirigí al tocador y al pasar por donde estaba mi jefe me agarro las nalgas muy rico y yo le pase la palma de mi mano por su verga, esto debieron verlo los chicos, ya que después de ir al tocador me dirijo al despacho de mi jefe y escuche que los chicos platicaban de mí. El sobrino de mi jefe le preguntaba a su hijo que si yo era la secretaria y él le contesto que no que era una de las contadoras y le dijo “además está bien buena a poco no?” Y el otro chico contesto “siiii, buenísima, yo si me la parchaba” y contesta el otro chico “si yo también me la cogía, pero por lo que vimos creo que mi tío se la anda cogiendo no?” Y el hijo de mi jefe dijo, “si mi papa se la anda parchando, ya los vi coger aquí en la oficina, es bien putona y le encanta la verga, porque ese día que se la estaba cogiendo, mi papa le decía que era una puta, que se comía la verga bien rico y ella le decía siii soy tu putaaaa no dejes de meterme tu vergota papiii me encanta como me cogesss, y después que termino de cogérsela mi papa le pregunto que como le había ido con el sr. Arturo el de la empresa de los filtros de aire al que también le llevan la contabilidad y la muy puta le contesto que bien que la había llevado a su casa y ahí se la cogió, y que cogió con el unas cuantas veces más, así que si me diera chance si le aventaba unos buenos palos, a la muy puta”, y su primo le dijo “pues como dices que es bien putona igual y nos la podemos parchar, vamos a darle unos rozones en las nalgas así como no queriendo a ver cómo reacciona igual y se pone cachonda y nos afloja las nalgas”.

Al escucharlos hablar así me puse más caliente de lo que ya estaba.

Me moví rápido de ahí para que no se dieran cuenta que los había escuchado e hice como que salía del tocador y ellos dijeron que ahorita regresaban que iban a la tienda que si quería algo les dije que sí que si me podían traer una botella de agua por favor y dijeron “si ahorita la traemos”. Al salir ellos se acercó mi jefe y comenzó a manosearme muy rico y yo a él, y me dice “ya viste como se te quedan viendo esos cabrones?” Le dije “cuáles?”, “mi hijo y mi sobrino”, “ah si ya me di cuenta”, “y a poco no te gustaría cogértelos puta?” Le dije “siii como no” y que me dice “pues cógetelos”, “ok ahorita que regresen a ver qué puedo hacer”, “si cógetelos que prueben lo que es coger con una buena puta y cuando te estén metiendo la verga entro yo y también te cojo y te damos verga los tres puta” y dije “ok papi”.

Nos besamos muy rico y mientras lo hacíamos el metió sus manos bajo mi falda y me acariciaba las nalgas y después hizo a un lado mi tanga y metió un dedo en mi panocha y me dijo “mira nada más puta ya estas mojadita que perra eres mami por eso me gustas puta” y gimiendo por lo rico que metía su dedo en mi panocha le dije “si papi estoy bien cachonda de solo imaginar la verga de tu hijo y la tu sobrino”, y dijo “pues entonces cógetelos puta”, saco su dedo de mi panocha y lo chupo diciendo “mmm que rico sabe perrita” y se fue a buscar unos papeles y archivos a otro de los despachos. En eso llegaron los chicos, me dieron mi agua y se quedaron ahí conmigo, y así como no queriendo comenzó el roce de sus manos con alguna parte de mi cuerpo, y como yo no les decía nada y solo les sonreía pues eso les dio más ánimos de seguir y de repente ya no solo eran pequeños roces si no con todo el descaro del mundo me comenzaron a acariciar las piernas y pasaban la palma de ser mano por mis nalgas y yo cada vez estaba más cachonda y súper caliente que ya quería acariciar sur vergas, entonces sin decir más los dos comenzaron a acariciarme por todos lados, cerré los ojos y me deje llevar por sus caricias, sentí sus manos en mis piernas, nalgas y tetas, aun con los ojos cerrados busque con mis manos sus vergas para comenzar a acariciárselas, de pronto uno se colocó detrás de mí y el otro enfrente, el de atrás me besaba el cuello y el lóbulo de mis orejas poniendo aún más cachonda de lo que ya estaba, mientras me besaba con el chico que tenía enfrente y ninguno de los dos dejaba de manosearme súper rico.

Y sin decir más nos metimos al despacho de mi jefe y entre los dos me desvistieron dejándome solo con las zapatillas puestas, me chupaban las tetas una cada uno, yo estaba en la gloria era delicioso sentir sus bocas chupando cada una de mis tetas de una manera diferente y tan rico, no supe en qué momento se desvistieron pero ya tenía ahí las dos ricas vergas paradas y se sentaron cada uno en una silla y yo me hinque para comenzar a chuparles la verga alternadamente, ellos me agarraban las tetas, las nalgas y decían que rico les chupaba la verga. El hijo de mi jefe decía “aaaah que rico mamas el pito puta” y le decía a su primo “ya ves te dije que era bien puta esta vieja” y su primo decía “siiii se ve que es toda una experta mamando verga y además lo hace bien rico”.

Así se las estuve mamando a los dos, hasta que uno de ellos se paró y me dijo “para las nalgas que te voy a meter la verga puta”, yo me acomode y sin dejar de chuparle la verga al otro chico abrí las piernas y pare mis nalgas y de repente sentí como me ponía la punta de su verga en la entrada de mi panocha y comenzó a meterla mientras yo seguía chupándole la verga al otro chico, me la metió hasta el fondo de un solo empujón y lance un largo gemido, y después le dije “que rico me la metiste bebe”, y él dijo “ahhhh que rico te la comiste toda putaaaa” y ahí la dejo un rato, sentí como sus huevos chocaron con mis nalgas, y pase la mano por debajo y le acaricie los huevos y el soltó un “mmmm ahhh que bien se siente eso putaaa” y después comenzó a bombear bien rico y yo a moverme para sentir más rico su verga en mi panocha, y decía “no mames primo se mueve bien rico la putaaa mira como se la come toda”. Yo me movía para que sintiera rico y después de un rato, el chico al que se la estaba chupando le dijo “ya primo déjame meterle mi verga quiero ver como se la come toda y sentir lo caliente de su pucha”, cambiaron de lugar y ahora el otro chico era el que me metía su verga y se la chupaba al que me había cogido antes.

Y el chico que ahora me cogía decía “siii, aaaah mueve bien rico el culo la muy perraaa” y me lo metía hasta el fondo muy rico y me acariciaba las tetas mientras me cogía y entonces al chico al que se la estaba chupando dijo, “vamos a meterle la verga por el culo y la panocha al mismo tiempo” y les dije “siiii, chicos vamos cójanme así, pensé que nunca lo dirían”, y los dos rieron y uno de ellos dijo “eres bien putona y golosa perrita”, y rápido nos acomodamos para que me pudieran meter la verga los dos, se acostó uno y me subí en él, me la metió bien rico y el otro chico me puso saliva en mi culito y le chupe la verga y se la deje llena de saliva para dejársela bien lubricada y el chico que me estaba cogiendo por la panocha dejo de moverse, y con ambas manos me abrió las nalgas y el otro puso la verga en la entrada de mi culito y me la comenzó a meter despacito hasta el fondo, así como me iba entrando toda su verga gemía y le decía “aaah, que rica verga bebe, tienes que ricaaa”, una vez que la tuve toda adentro él dijo “siii que rico culo tienes puta” y me dio una tremenda nalgada que me hizo gritar y decir “que ricooo” y comenzaron a moverse al mismo tiempo. Era delicioso estar ensartada por la panocha y el culo por estos chicos, yo estaba disfrutando mucho esta rica cogida que ambos me daban gemía y les decía “siiii cójanme asiii de rico no paren, que rico me están cogiendooo, por favor no paren ahhh que delicioso”. Después de un rato sentí como se comenzó a tensar mi cuerpo y tuve en orgasmo súper delicioso, y les grite que me estaban haciendo tener un orgasmo riquísimo y súper intenso cuando termine de venirme, uno de ellos dijo “bueno vamos a cambiar primo quiero probar ese culito”, y cambiaron de lugar, ahora el hijo de mi jefe me la metería por el culo, y su primo le dijo “a ver si le cabe tu pito primo, ya que lo tienes grande y grueso”, y le contesta “claro que le cabe a la muy puta, si le cabe el de mi papa que es más grande y gruesa que la mía, entonces también le cabe todo mi pito verdad puta?”.

Yo apenas podía hablar por el placer que estaba sintiendo y entre balbuceos le dije “si bebe claro que me cabe todaaa tu verga”, apenas me metió la verga en el culo dijo “siii tenías razón primo que rico culito tiene esta putaaa y mira como si le entro todo mi pitote a la muy perra”, y el que me la metía por la panocha dijo “siiii también su panocha esta rica” y así continuaron cogiéndome bien rico hasta que no aguantaron más y se vinieron pero al hacerlo me lo sacaron y se las chupe para comerme su leche y decían “si chúpanos el pito porque te vamos a dar los mecos puta”.

Se vinieron y trague toda su rica leche, les deje la verga limpia y para mi deleite sus vergas seguían paradas (bendita juventud) así que sin descansar volvieron a acomodarse para cogerme entre los dos nuevamente, no nos dimos cuenta en que momento entro mi jefe ni a qué hora se quitó la ropa, solo escuchamos que dijo “mmm que bien eh, se ve que están disfrutando de mi puta” y se acercó a mí y me dio un beso en la boca y dijo “se ve que tú también lo estas disfrutando mucho puta”, no podía hablar así que solo moví la cabeza afirmando que si lo estaba disfrutando. Después de eso me puso su verga en la boca, y empecé a chupársela, y les decía “disfruten de mi puta cójansela, prueben lo que es una buena puta”, al poco rato le dijo a su sobrino “ahora ven a que te la chupe déjame darle por el culo a esta puta”, y me dejo ir toda su verga en mi culo de un solo empujón, y diciendo “ahhhh tienes el culo bien abierto puta se te fue toda la verga”, yo lance un largo gemido y le dije “ahhhh papi que rico me la metiste, me encanta que rico”, mientras su hijo me daba por la panocha y a su sobrino se la chupaba y después volvieron a cambiar de lugar y así hasta que los tres probaron mi culo, panocha y boca para luego venirse cada uno en el lugar que ocupaban en ese momento. Mi jefe se vino en mi boca, su sobrino en mi culo y su hijo en mi panocha, terminamos de coger y los tres se sentaron quedando frente a mi sus ricas vergas las cuales comencé a chupar para dejárselas bien limpias.

Después de eso comenzamos a vestirnos y al terminar los tres me dieron un rico beso diciendo que a ver cuándo se volvía a repetir pero en otro lugar donde estuviéramos más cómodos, les dije que sí que cuando quisieran.

Entonces mi jefe se me acerco y me dio un largo y cachondo beso y me dijo al oído “que puta eres Kari espero que lo hayas disfrutado”, le dije “siii papi y mucho” y dijo “ya te cogiste a mi hijo y sobrino a ver que día me prestas a tus putitas” refiriéndose a mis hijas ya que en algunas ocasiones hemos fantaseado y hablado de que se las quiere coger “para que me las coja o mejor aún vamos a reunirnos tus hijas, tu, mi hijo, mi sobrino y yo y les damos una muy buena cogida a las tres putas, que te parece?” Le dije “si papi me agrada la idea” y quedamos en que muy pronto nos darían una buena cogida.

Ya después les contare lo que paso.

Bueno espero les haya gustado tanto como me encanto a mí.

Le dejo mi correo para sus comentarios [email protected]

Y le mando muchos besos.

Bye.

(8,86)