La hija de mi novia

  • 3
  • 39.788
  • 8,82 (60 Val.)
Su hija me había llamado para averiguar del cambio de su madre, sin imaginar que quería algo más

La historia que les contaré transcurrió casi a la par de mis encuentros sexuales con mi compañera Yola, de quien ya les platiqué cómo fue nuestra primera vez y próximamente les relataré más de nuestras aventuras.

Como ya les platiqué yo conozco bien a toda la familia de Yola, un día su hija la cual tiene mi edad me mando hablar pues quería hablar de su mamá, yo me puse nervioso pensando que había descubierto lo nuestro, afortunadamente ella no sospechaba nada, solo quería saber si su mamá no me había comentado que saliera con alguien pues de un tiempo acá las veía más animada e incluso comprándose ropa muy jovial y había olvidado sus dolencias, yo fingiendo le dije que no, que incluso yo bromeaba con ella diciéndole que necesitaba un novio para olvidarse de sus dolores (lo cual, en efecto yo le decía antes de involucrarme sentimentalmente con ella, pero jamás imaginé que el novio terminaría siendo yo), pasó el rato platicando de diferentes cosas pues como su esposo trabajaba todo el día no tenía con quien hablar.

Me pregunto que si tenía novia a lo cual le dije que no, y fue en ese momento que advertí que no llevaba sostén y por alguna razón se estaba excitando pues se le marcaban sus pezones y su blusa de tirantes dejaba ver unos grandes senos, los cuales tenía mejor vista cuando se inclinaba a dejar su vaso de agua en la mesa de centro. De repente así sin más me pregunta si soy virgen, y al decirle que sí, lo cual era falso, y en sus ojos se le ve la lujuria: “pues ya no más” se abalanza sobre mí y me empieza a besar, se quita su blusa dejando ver unos grandes senos con pezones rosados los cuales empiezo a masajear y succionar con fuerza y ella empieza a gemir, noto que su pantalón de licra empieza a mojarse y tiene su primer orgasmo.

Le quito el pantalón y empiezo el mete y saca de mis dedos en su vagina, y chupándole el clítoris, no deja de gemir y gritar cuando estalla nuevamente en un orgasmo del cual me tomó sus fluidos. Con mi miembro a punto de estallar me quito el pantalón dejando mi miembro libre lo cual aprovecha para chuparlo de arriba a abajo incluyendo testículos, cuando ya estoy a punto le digo: me vengo, y sendos chorros de semen van a parar a su garganta y todo es devorado; de la mano nos vamos a su cuarto donde nos dejamos caer en la cama besándonos locamente y me pide que la penetre nuevamente, abre los pies y la penetro de forma más tranquila aprovechando para besar sus senos y sus labios, cuando sentimos que estamos a punto de venirnos acelero la penetración hasta terminar los dos al mismo tiempo, yo adentro de ella, a lo cual me dice que no me preocupe pues toma anticonceptivos.

Nos quedamos dormidos, y no es hasta qué suena el teléfono que nos damos cuenta que han transcurrido dos horas. Es su mamá (mi novia) la cual llama para preguntar si todo está bien pues no la ha llamado, a lo qué la hija responde que sí, que estaba atendiendo a un paciente en terapia. Después de colgar nos damos un beso y prometo qué hay que repetirlo y me cambio para irme a mi casa. Al salir me llama mi novia para preguntarme donde he estado y que me espera en su casa para la cena.

He seguido con las dos tomando máximas precauciones para no ser descubierto.

  • (60)
  • Compartir en redes