INICIO » Confesiones

Me coge mi sobrino

  • 8
  • 44.436
  • 9,46 (67 Val.)
  • 6

Hola gente bonita de esta estupenda página, hoy quiero platicarles de una rica y deliciosa cogida que me dio mi sobrino (hijo de mi cuñada y mi concuño el cual me cogió también y del cual ya les conté en un relato anterior).

Esto sucedió una tarde en mi casa, mi sobrino llego buscando a mi marido que quedo en prestarle unos libros y conseguirle unos folletos para una tarea, esa tarde yo traía puesto un vestido sin mangas y cortito, coordinado de bra y tanga en color negro y zapatillas, después de saludarnos, me pregunto por mis hijas, le dije que llegarían tarde porque iban a ir al cine con sus amigos, me pregunto por mi marido y le conteste que aún no llegaba, lo senté en la sala y le ofrecí algo de tomar mientras esperábamos a mi marido.

Yo estaba sentada frente a él y notaba que de vez en cuando me veía las tetas por el escote de mi vestido y tampoco perdía detalle de mis piernas, sobre todo cuando yo por descuido las abría un poco, platicábamos de todo un poco, y le dije “oye que guapo y grandote te has puesto eh”, me dijo “gracias tía”, le dije “has de tener a muchas chicas tras de ti”, solo sonrió y me dijo “sabes tú también estas muuuy guapa eh tía, y además para serte sincero tienes un buen cuerpo y unas piernas muy lindas que ya quisieran muchas niñas de mi edad tener y así de guapa como estas que se cuide mi tío porque has de traer babeando a muchos hombres”, le sonreí y le dije “gracias que lindo eres sobrino”, y siguió diciéndome cosas así y eso a mí me estaba poniendo inquieta y sinceramente algo cachonda, ya que tampoco dejaba de verme las tetas y las piernas, y note que el también estaba algo cachondo ya que se le comenzaba a notar su verga semi parada sobre el pants que traía.

Entonces le dije “deja marcarle a tu tío para ver si ya viene”, y me senté junto a el ya que el teléfono estaba cerca de donde él estaba sentado, le marque y le dije que había venido Erick por los libros y folletos que le iba a prestar y me dijo -amor dale los libros los deje en la mesita del teléfono y dile que los folletos se los paso a dejar en la noche, estoy por entrar a una junta. Mientras yo hablaba con mi marido mi sobrino coloco una mano sobre mi pierna y comenzó a deslizarla desde mi rodilla hasta el borde donde llegaba mi vestido, yo seguía hablando con mi marido y como no le decía nada el continuaba haciéndolo y ahora sus caricias eran sobre mis dos piernas y ya estaba más pegado a mí, yo por inercia separe las piernas y sus caricias inmediatamente subieron de tono, al grado de subir mi vestido mucho más de lo que de por sí ya estaba y sus manos estaban a punto de tocar mi tanga, poniéndome cada vez más cachonda, supongo que el no haberle dicho algo o el no haber retirado mis piernas él lo tomo como una clara invitación a que siguiera haciéndolo y tomo el control de la situación (cosa que me encanta en los hombres) termine de hablar con mi marido, me pare del sillón y le dije “óyeme que te estas creyendo eh?”.

Él también se paró y se puso de frente a mí y con toda la seguridad del mundo me contesto “mira tía no te hagas la santita, ni la señora decente porque no te queda, sé que le andas aflojando las nalgas a varios y entre ellos a mi papa”, yo me quedé sorprendida y sin saber que decir y mucho menos que hacer, el continuo y me dijo “estas bien buena y hace mucho tiempo que tengo ganas de darte una buena cogida y disfrutar de tu boca de mamadora que tienes tía, así que te parece si mejor en lugar de estar perdiendo el tiempo hablando mejor lo aprovechamos antes de que lleguen mis primas o mi tío y me das las nalgas”.

“Y empieza por chuparme la verga puta”, y diciéndome esto se quitó rápido el pants y el bóxer y su verga quedo ante mi vista, me tomo las manos y las coloco sobre ella, yo que ya estaba más que caliente comencé a deslizar mi mano sobre ella de arriba a abajo y con la otra le acariciaba los huevos, se sentó en el sillón y me jalo hacia él y quede hincada frente a él y su verga justo a la altura de mi boca, así que la abrí, saque la lengua y comencé a pasarla sobre la punta de su verga rodeándola y lamiéndola sin dejar de acariciarle los huevos, oía sus gemidos, después de eso su verga se puso completamente dura y fue entonces que comencé a darle una muy rica mamada, me la metía por completo hasta el fondo de la garganta y sentía sus huevos chocando con mi barbilla, al sacarla de la boca pasaba mi lengua por toda su rica verga haciéndolo gemir y decir “siii, asiii, que ricooo mamas, putaaa, uuufff te la comes delicioso perrita, es la mejor mamada que me hayan dado, sigue, que ricooo me la chupas”, para esto él ya me había sacado el vestido por encima de mí y me había quitado el bra para acariciar mis tetas y pezones.

Seguía chupándole la verga y de vez en cuando con toda la verga dentro de mi boca alzaba la vista para ver su cara de felicidad, el continuaba gimiendo y no paraba de decirme que se la estaba chupando muy rico, estiro una mano y comenzó a bajar mi tanga para acariciarme las nalgas y meter sus dedos en mi panocha y culo, después de eso me dijo “ven acá putaaa siéntate en el sillón”, lo hice el abrió mis piernas y comenzó a chuparme la panocha, metía toda su lengua lo más profundo que podía sacándome gemidos y gritos de placer, yo empujaba su cabeza para que no dejara de chuparme la panocha y me hizo tener un gran orgasmo, al grado de comenzar a pedirle que ya me cogiera, “por favor méteme la vergaaa, ya te quiero sentir adentro, ya cogeme”.

Me acomodo con las piernas sobre sus hombros y me dejo ir toda su rica verga hasta el fondo de mi panocha, se quedó quieto por un momento para después comenzar un riquísimo mete y saca y diciéndome “asiii que ricooo, se te va todo mi pito, que ricooo me lo aprietas putaaa”.

“Te gusta bebe, te gusta cómo me como tu vergota?”, “Siiii puta me gusta mucho, te la comes delicioso, eres una puta” y eso me gusta mucho.

“Ahora te quiero en 4 puta”, me puse como me lo pidió y apenas se acomodó detrás de mí, me la volvió a dejar ir de un solo golpe hasta sentir como sus huevos chocaban con mis nalgas, me daba nalgadas y me acariciaba las tetas muy rico.

Me decía “así te quería tener puta, de perrita y con mi verga hasta el fondo putaaaa”, “siii bebe que rico me la metes, me encanta tu verga, mmmm no pares bebe que delicioso me estas cogiendo”.

“Siii zorra te la comes muy rico, aaah que rico, puta, eres una perra bien cogelona, aaah quien es mi puta? Yo bebe soy tu puta, tu perra, aaah, que rico, que rico bebe”.

“Antes de que me venga quiero que me montes puta, móntate en mi verga, zorrita”, rápido se acostó en el piso y lo monte agarré su verga con mi mano y la puse en la entrada de mi panocha y comencé a bajar lentamente en su verga, hasta que la tuve completamente adentro, comencé a moverme en círculos sobre su verga y no paraba de sobarme las tetas y dar leves pellizcos en mis pezones, después de eso comencé a subir y bajar sobre su verga, “aaaah, bebe que rico, me fascina tu verga bebe”, el me abría las nalgas y jugaba con mi culito pasando un dedo por todo mi culo y trataba de meterlo, cosa que me encantaba y me hacía gemir y gritar como la puta que soy.

Entre gemidos y gruñidos me dijo que se iba a venir que donde quería sus mecos.

“Mmmm, aaaah, uuufff, yaaa, me voy a venir puta, donde te echo mis mecos, puta?”. “Donde quieras bebe”, me sujeto de la cadera hundió toda su verga y se vació dentro de mi panocha, gritándome toma mis mecos perra.

Sentí como exploto dentro de mí y apreté lo más que pude su verga para exprimirlo y no deje de hacerlo hasta que sentí que se vacío completamente.

Me desmonte y le chupe la verga para probar su lechita junto con mis jugos, se la limpie y después de eso nos paramos y besamos como locos, me dijo “ah que buena cogida me diste tía, eres bien puta y coges riquísimo”, le dije “gracias sobrino tú también coges delicioso y tienes una verga muy rica”.

Me volvió a besar y dijo “quiero probar tu culo puta”, le dije “si bebe pero eso será en otra ocasión ya que no tardan en llegar tus primas y tu tío”.

Nos vestimos le de los libros que había ido a buscar y nos despedimos con un rico beso.

Espero les guste esta rica aventura con mi sobrino y ya saben espero sus comentarios y sugerencias en [email protected]

Bye besitos a todos.

(9,46)