INICIO » Categoría » La culpa la tuvo el alcohol y la necesidad de ambos

La culpa la tuvo el alcohol y la necesidad de ambos

  • 3
  • 13.615
  • 8,83 (36 Val.)
  • A mis 18 años estaba con las hormonas bien alborotadas y siempre estaba muy excitado y me masturbaba casi todos los días, tenía una revista pornográfica escondida que era la que me enseñó toda la teoría de las poses sólo faltaba la práctica hasta que una noche la tía de mi madre

    Aún recuerdo la fecha como si fuera ayer un 12 de diciembre, era verano y la temperatura estaba muy alta y en las noches se hacía muy difícil descansar así que sólo usaba unos bóxer para dormir pero no había problema para ir al baño porque mi habitación estaba en el primer piso alejado de los otros dos dormitorios de mis padres y hermana pequeña ubicados en el segundo piso.

    Era sábado y había llegado mucha gente familiares y amigos y el motivo era por el aniversario de bodas de mis padres la casa había quedado chica, ya se había hecho tarde así que nos despedimos de casi todos y nos fuimos a dormir mi hermana y yo cada uno a su cuarto.

    Como el ruido de la fiesta era muy fuerte usé unos audífonos para escuchar música mientras me quedaba dormido, como tengo el sueño ligero sentí que abrían la puerta de mi cuarto y voces reconozco una de ellas era la de mi madre que se notaba algo mareada…

    - ¡Con cuidado acuéstenla despacio no se vaya a despertar mi hijito!

    - ¿Y no le vas a quitar la ropa? Se le va arrugar toda, recuerda que mañana va ir donde la tía Bertha...

    La cama se movía mucho imagino porque lo estaban acomodando para que duerma y yo me hacía el dormido dándole la espalda luego apagaron la luz y se fueron, no era justo estaba muy molesto que metieran a un borracho a mi cama sentía su respiración volteó y pongo mi celular en función linterna para ver quién era y ¡Sorpresa! era Silvia la tía de mi mamá que estaba tapada con una sábana.

    Silvia había venido sola porque su esposo la había abandonado para irse con otra mujer más joven dejándola a sus 52 años muy mal tuvo que recibir ayuda psicológica y el apoyo de todas las mujeres de la familia que siempre la invitan a todas las reuniones familiares para que se distraiga.

    Bajó la linterna y muy despacio y al mismo tiempo voy quitando la sabana que las cubría y vi su enorme trasero sólo estaba con el calzón de seda y brasier rojo, imaginen como me puse si estando sólo en mi cama estaba con la verga dura ahora que tenía a la tía Silvia que uno de sus atractivos para los hombres era su culazo grande estaba a mi lado en mi dormitorio los latidos del corazón estaba acelerado.

    Con mucho cuidado acerqué mi cuerpo al de ella hasta estar bien pegaditos y sobaba mi erección en su culo que estaba bien blandito si despierta me haría el dormido pero nada ella seguía con los ojos cerrados así estuve un buen rato como no decía nada tomé más confianza y bajé el bóxer y puse mi verga dura en medio de su enorme trasero y comienzo a dar movimientos pélvicos teniendo listo el papel higiénico para limpiar al instante mi leche y no dejar huella de nada.

    Pero me quedo quieto del susto cuando ella tira el culo para atrás con fuerza y empezó ahora a sobarlo ahora había cambiado los roles,, sería que era una reacción involuntaria o se habría excitado teniendo en cuenta que su marido la había abandonado ya dos años y no sentía una buena verga buen tiempo en su riquísimo culo.

    (Continuará…)

    • Valorar relato
    • (36)
    • Compartir en redes