INICIO » Categoría » Mi vecino el urólogo (Parte 2)

Mi vecino el urólogo (Parte 2)

  • 5
  • 5.664
  • 8,78 (9 Val.)
  • Así pasaban los días en los cuales me cuenta que una de las fantasías que se le había ocurrido era la de que me quería coger en su consultorio yo en la camilla

    Gracias por sus comentarios aquí les cuento lo que siguió pasando con mi vecino el padre de mi amigo...

    Bueno después de aquella sesión de sexo que tuvimos en su casa los días pasaron, cabe decir que mi amigo no sabe nada de lo que pasa entre su padre y yo en presencia de sus padres y yo somos amigos, vecinos por lo que él no sospecha nada, desde aquel encuentro que tuvimos no lo hemos podido repetir por lo que habíamos intercambiado números desde aquel día así que seguíamos conversando de cosas cotidianas y cuando se encontraba solo la charla se tornaba en una caliente en las cuales me mandaba fotos de su pene erecto y con precum y videos masturbándose, yo por mi parte le enviaba fotos de mi culo y le enseñaba como me abría de nalgas, a lo que me decía mira como me tienes.

    Eso me prendía aún más saber que lo tenía bien erecto y así pasaban los días en los cuales me cuenta que una de las fantasías que se le había ocurrido era la de que me quería coger en su consultorio yo en la camilla y el atrás mío apuntando su pene contra mi culo, esa idea me prendió y le dije que porque no intentarlo, esa idea lo prendió aún más, así pasaron los días en los cuales conversábamos hasta que a Mario se le ocurrió una idea y me lo mando por mensaje...

    M: Ricardo qué te parece si digo que vas a ser mi ayudante en el consultorio aprovechando que estas de vacaciones por la finalización de clases y así cada vez q podamos nos divertimos a solas, claro si es que tú estás de acuerdo con la idea podrías venir

    Y: de verdad? me encanta la idea Mario así DISFRUTO más la vacaciones jejeje dime que días podría ir para ¨ayudarte¨

    M: Sabia que te gustaría la idea, mira porque no vienes por las tardes por esas horas no sabe venir mucha gente así me ¨ayudas¨ y te ¨enseño¨ jaja nos vemos desde mañana entonces?

    Y: claro en la tarde nos vemos entonces jeje

    Yo por mi parte estaba ansioso porque el día de mañana llegase, así que por la noche nos escribimos y la emoción aumentaba aún más por lo que casi no podía dormir de la emoción por saber lo que podría pasar en aquel consultorio así que ese día por la mañana me limpie y me aliste para cuando vaya al consultorio de mi vecino, así pasaron las horas y yo me ponía mas ansioso pero mi excitación se incrementaba, así que en la tarde fui al consultorio, timbre y me contesto le avise que era yo y me dijo que suba que me espera.

    Una vez arriba me dijo que entrara, al entrar vi que en la sala de espera había un paciente, fuimos directo al consultorio, invito a seguir a sus paciente y le explico que era su ayudante que no se preocupara por mi presencia, así que mientras lo ayudaba teníamos nuestros roces y sentía que su pene estaba duro y se lo tocaba por encima de pantalón, una vez termino con el paciente lo acompaño hasta la puerta se despidió y entro nuevamente al consultorio y me dijo con una sonrisa cómplice.

    M: mmm veo que aún me queda un ¨paciente¨ por atender jeje

    Y: si doctor me duele mi culito me lo podría revisar?

    M: claro, pero el doctor necesita ayuda

    Y: con gusto...

    Se quitó el pantalón con el bóxer incluido y salió su verga toda dura, me arrodille y empecé a mamar esa verga que tanto quería la chupaba de arriba a abajo el solo gemía y me cogia de la cabeza para metérmela hasta el fondo acto seguido me levante, me fui a poner la bata de paciente, me puse en la camilla y le dije ¨doctor estoy listo para mi revisión¨, él se quedó solo con la bata del doctor fue por el lubricante se unto en su verga y dijo ¨esta vez no utilizaremos los dedos¨ a lo que respondí ¨con esa herramienta hasta el fondo doctor¨ y me empezó a meter su verga yo solo podía gemir y ver cómo me bombeaba seguimos así por unos minutos y me dice quiero seguir pero en mi escritorio, paramos y nos fuimos hasta su escritorio me puso de espaldas saco mi culo me abrió las nalgas y me empezó a comer mi ano estaba en el paraíso luego se levantó y se colocó atrás mío y me volvió a penetrar.

    Se podía oler el aroma a sexo en todo el consultorio, nos entregamos al deseo, su escritorio rechinaba por culpa de las embestidas mientras lo hacíamos me dice que quiere terminar y le dije que me termine y llene mi culito y así lo hiso vacío todo su semen en mí en eso suena el timbre del consultorio mi vecino se sale de mí y me dice que debe contestar no sin antes limpiarle los restos de semen de su verga que acababa de estar en mi culo, resulta era otro paciente así que nos vestimos y mi vecino dijo que lo atendería enseguida que lo esperar en la sal de espera mientras tanto nosotros nos vestimos nuevamente...

    CONTINUARÁ...

    • Valorar relato
    • (9)
    • Compartir en redes