INICIO » Categoría » En la tienda de lencería

En la tienda de lencería

  • 10
  • 9.716
  • 9,21 (14 Val.)
Me encanta mostrarme, pero esta vez sí me pasé un poquito, nada más

Hola hola, sé que ya los tenia desatendidos pero me es difícil de vez en cuando entrar a escribirles y contarles parte de mi vida.

Bueno solo les recuerdo un poco de mí, soy Alexa, soy una pequeña de 23 años casi 24, morena clara cabello negro largo, unos pechos pequeños pero ricos les encanta besarlos y morderlos, piernas largas mido 1.75mts y eso si mi culo es fabuloso me encanta a mí misma me lo cuido mucho y caray odio las sentadillas pero es una forma de mantenerlo duro.

Esto fue hace unos ayeres, de las primeras veces que salía con mi ex-profe grrrr yo joven tonta y estúpidamente caliente a mis 18 añitos, así que gócenlo así como yo lo goce.

Esa tarde fuimos juntos a comprarme ropa interior muy sexy como me prometió mi profe consentido. Fuimos a Perisur saliendo de la Universidad como siempre escondiéndonos pero ya agarrando confianza ya se nos olvidaba de éramos sexy profe-caliente alumna. Era una tienda linda, coqueta y bastante cara, tenían lo mejor y además este culito se lo merecía todo y seguro que, con lo bonita que me veía, me quedo de ensueño.

Miramos en los estantes, aparadores, había mucha variedad. Me dejo escoger un conjunto de tanga con bra muy coqueto. El enseguida le llamo la atención por uno blanco, con encaje y muy transparente que a mí también me gusto.

Nos fuimos a los probadores para asegurarnos que era mi talla, había bastante gente pero quedaba un probador libre. El quería meterse conmigo en ese micro probador, intento hacerlo pero le dije "hey espera, mejor te aviso cuando ya lo tenga puesto ok”, algo decepcionado se quedó afuera, sé que le hubiera gustado estar dentro, ayudarme a desnudarme y claro rozarme mi pubis recién depilado como a él le gusta, mi piel perfumada, apretarme las tetas como le encanta y ver cómo me disponía a probarle esa linda lencería.

Mientras esperaba, aprovecho para buscar más ropita para cubrir mis preciosas tetas y mi apretado culito. En cuanto vi aquel conjunto rojo me encanto, siempre me ha puesto muy cachonda la ropa interior roja, sé que me quedaría muy excitante. Parecería una putita linda y seguro que su verga reaccionaría de inmediato al verme así tan roja tan caliente tan zorrita. Ese conjunto era de un tanga roja pequeñísima como él sabe, un bra de media copa pffff que apenas cubría mis tetas por abajo y unas medias lisas que hacían ver mis piernas muy sexy, yo sabía que ya se estaba imaginando como me quedaría puesto y sé que ya estaba sumamente erecto.

Me escogió un conjunto negro también, y sé que lo hizo imaginarme vestida en él, sexy, provocativa y lista para él, sé que se imaginó a mí con solo un abrigo encima y todos sus regalitos, así camino a casa en el auto, entrando a su depa, con el abrigo semiabierto por si alguien nos veía, supieran que cosas pasaran en ese departamento.

Entonces me asomé y ahí estaba el parado entre desesperado en que yo saliera ya para enseñarle lo que compraríamos en casa pero mejor lo llame ya que no estaba la encargada, entro sigiloso y que nadie lo viera y claro entro con más prendas, pues estaba yo ahí con pena con vergüenza de dejarme ver así en una tienda, digo si soy exhibicionista pero eso era demasiado además antes no lo era tanto, pero una partecita de mi esa partecita entre mis piernas decía todo lo contrario y más porque le estaba enseñando lo bien que me quedaban sus regalos, yo sabía que le encantaría verme con tan poca ropa, demasiado pequeña y sobre todo casi transparente.

Caray su cara cuando me vio!!! Embobado completamente, yo me veía muy linda, una diosa sexual jajajaja, Mientras me miraba directamente y al espejo donde se veía mi reflejo se veía mi culito y esa tanga bien metida en mis nalgas, en ese espejo se veía ese espacio entre mis piernas que lo vuelve loco -me dice al oído "en este momento te deseo más que nunca"- mientras me lo dice no pude evitar tocar su erección sobre su pantalón, ese pito que ya exigía salir del pantalón!!! Mientras lo seguía acariciando me di la media vuelta y sentí su mirada como como me recorría de arriba a abajo y se centraba en mi culo, ya empezaba yo a desearlo en ese momento!!!

“Te la tengo que regalar!!!” -me dijo al oído "al menos la tanga!!!- y es que yo ya la había mojado un poquitico. Sonreí y mi mirada ya era excitación pura ya no lo podía negar “cómprame lo que quieras lo usare y modelare para ti en el momento que quieras en el lugar que quieras y con quien quieras”, yo ya estaba sumamente excitada y ese tipo podía ordenarme lo que quisiera y yo obedecería (todavía me vuelve loca), él tenía casi la punta de fuera de su pantalón y la excitación en la tanga era más que obvia ya estaba empapada yo y la tanga casi transparente pffff.

Me mostro las demás prendas que había escogido para mí, estiro su mano con el conjunto rojo mientras me pregunto si me dejaba probármelo, deseaba mucho sentir sus manos y sobre todo yo sabía que no se conformaría con solo ponérmelo, dude un poco pero él me convenció a besos, me deje llevar entre sus manos, me quito el bra dejándome con las tetas al aire y de verdad que se fue directo a ellas a mis pezones y los empezó a besar y tocar tan rico, los metió entre sus labios sentí su lengua y claro mi primer gemido no lo pude ocultar.

Sus manos empezaron a bajar y se posaron en mi cadera, sujeto la tanga y comenzó a bajarla dejándome completamente desnuda solo en tacones como le gustaba, ahí estaba yo frente de el con pena de pie con mi pubis depilado y mi calor a flor de piel excitada con un espejo enfrente y una cortina de la cual del otro lado había mucha gente. Termino de bajarme la tanga y ahí estaba el de rodillas frente a mí a mi sexo a mi pubis me recorría con la mirada esa mirada que me vuelve loca, acerco su boca a mi rajita y su lengua se hundía entre mis labios empapados, sabia a mí y mis flujos querían embriagarlo de placer.

Le dije “por favor para!!! En casa me haces lo que quieras te permito todo pero para por favor”. Yo ya estaba demasiado cliente y no soy muy buena ahogando gemidos “para!!! Seré lo que quieras seré tu sirviente tu puta la más puta pero para!!!”. Se levantó y me ayudo a colocar el bra rojo, no pudo contenerse y me volvió a besar, su boca sabia a mi panochita mmm.

Nuevamente se agacho para subirme la tanga, tuve que levantar mi pierna y en ese movimiento le deje ver toda mi raja que estaba excitada brillosa y semiabierta, se contuvo para no meterme la lengua otra vez, cuando la subió la metió bien bien entre mis nalgas esa tanga tan pequeña y linda como me gustan, me miraba desde abajo y caray sé que le gustaba todo lo que veía en mí, tomamos las medias y seguimos jugando, ahora me las puso con sumo cuidado en mis piernas kilométricas subiéndolas dejándolas bien estiradas.

Ya ambos de pie le pregunte que como me veía, no pudo más que abrirse el pantalón y dejar salir su pito grande ya morado venoso extremadamente mojado apuntándome directamente "crees que me gusta lo que veo", me dijo mientras lo tome con mi mano sintiendo su erección a todo lo que da entre mis manos si entiendo sus ganar de penetrar lo que sea ahí mismo.

“Ale, ya no aguanto más, te la quiero meter ya!!! prometo no hacer ruido”, me mordisqueaba el odio y solo pude sonreír “siempre te sales con la tuya cabron porque sabes que te pertenezco infeliz”, le dije mientras me giraba y hacía sentir su pene por mi cadera por mi pubis por mis nalgas, así quede con el rabo al aire dándole la espalda y lo veía por el espejo detrás de mí, como hacia la tanga de lado y veía como se preparaba para darme la primera embestida, me baje de los tacones y abrió un poco mis piernas y así quedaba mi cola a su altura ya para ese momento mi panocha mi vulva lo pedía a gritos.

Sentí como sujeto su pito con su mano y me lo paso por toda la raja que con mis jugos me mojaba toda la cola, esa tanga ya estaba más que mojada y termino de recorrerla, sentí como coloco esa cabeza gruesa en la entrada de mi conchita apretada, yo ya me movía de nervios ya lo pedía a gritos, le dio tanto gusto y placer esa primer embestida que no pudo ocultar ese primer gemido, y en cada embestida se abría camino a esa verga sumamente excitada.

Estaba yo tan mojada que para la tercera embestida ya me la había metido hasta el fondo, ya me había clavado toda su estaca, me hubiera gustado jugar más pero no era el lugar correcto para hacerlo como a mí me gusta, así que me sujeto del culo, siguió cogiéndome a buen ritmo con ganas de aumentar la intensidad, sentía como sus bolas rebotaban en mis nalgas, estábamos tan editados por el morbo de que nos fueran a cachar que en menos de 3 minutos sentía como tu falo que tenía dentro de mí se ponía cada vez más y más duro, sabía que se vendría y lo haría dentro de mí, decidí ganarle y él lo supo porque le estaba clavando las uñas en la pierna empujándolo hacia mi mientras yo temblaba, sentí como se ponía cada vez más duro y su carita me dejo ver cuando iniciaba a dejarme toda la leche dentro de mi -ahhhhgggg- me dejo toda la leche hasta el fondo de mi cola, cada espasmo sentía como dejaba más y más leche dentro de mí.

Se quedó pegado a mí ya que sabe que no me gusta me la saque así rápido sino que hasta que pierda su erección y mi panochita lo saque ya se puede mover, me gire hacía el y vi sus ojitos de placer que estaba complacido mientras yo me avergoncé tantito nada más, después de un largo beso lleno de complicidad, nos quedamos en silencio le tome su falo y se lo coloque dentro de los jeans, toda su leche que me escurría se quedó en la tanga la cual cuando me la quise quitar para pagarla, pero estaba demasiada mojada, claro que no la entregaríamos así!!! Menos que confirmaran que me acaban de culear es sus vestidores.

Así que le arrancamos el dispositivo de seguridad (nada que después no pudiera arreglar con hilo y aguja) nos arriesgaríamos a que no se dieran cuenta, le metí mi tanga a su pantalón por si revisaban mi bolsa, me apure a vestirme y cuando pudimos salir del vestidor sin que nos vieran según nosotros porque había miradas indiscretas, caminamos directamente a caja yo iba colorada jajaja mientras colocaba toda la ropa interior que me había llevado la que me alcance a probar y la que no se mojó jejeje me besaba por atrás y con su mano se sujetó de la cintura haciéndose sentir semi erecto detrás de mi "como puede estar así tan rápido mientras yo sentía como me escurría toda su leche todavía", no supimos ni cuanto fue el solo firmo yo solo sonreía mientras él me tomaba del culo o me abrazaba como marcando territorio, mi mirada me delataba mi sonrisa estúpida de "estoy satisfecha y rellena" no me dejaba mentir y mi donita bien glaseada no me dejaba mentir que me estaban cogiendo de la forma más rica y que yo "decidía" seguir así...

Gracias por leerme, please déjenme sus comentarios para mejorar mis relatos y si me ponen atención también díganme de quien quieren que les escriba ya saben los nombre con los que he estado, bueno la lista aumentara eh.

  • Valorar relato
  • (14)
  • Compartir en redes