INICIO » Categoría » Pagué por silencio

Pagué por silencio

  • 13
  • 15.170
  • 9,80 (30 Val.)
  • Como pagué a Luis por el silencio de algo que hice justo antes de casarme, y prometí hacer lo que él pidiera

    Llego el viernes y hora de pagar después de haber aceptado e ingenuamente creo hasta haber dado la idea al decirle te prometo que haré todo lo que me digas, aunque pensé por un momento que solo había sido una amenaza momentánea, meses después estaría yo pagando y entendí entonces porque había tardado tanto tiempo en pedirlo, creo que no es fácil preparar todo lo que les voy a contar ya que todo ocurrió paso a paso y de acuerdo a su bien estructurado plan, una tarde antes se presentó un joven en mi trabajo preguntando por mí y con una bolsa la cual contenía un teléfono cosa que vi hasta después de que el salió solo diciendo le envía esto el señor Luis, entonces leí una tarjeta que decía:

    “Si estas segura de que harás todo lo que yo diga entonces envía un mensaje al único contacto que encontraras en el teléfono, solo diciendo “Acepto”.

    Y así comenzaba todo, solo recordé que tenía que cumplirlo y que además de todo sería con mucho morbo además de debérsela, jueves siete de la noche envié “acepto” y solo recibí un *espera instrucciones, mañana serás todo mía.

    Ese viernes fui a trabajar con el morbo e intriga de como seria, me quedaba claro que me terminaría cogiendo y era el pago de su silencio, así que me vestí coqueta y con ropa interior para la ocasión, los viernes salgo temprano, a las 4 ya estoy libre y ese día no comí, por estar nerviosa de que pasaría y eran las 3 pm y no recibía ningún mensaje, 3:45 llego un mensaje diciendo “a las 4:05 pasara un Uber por ti afuera de tu oficina”, tiempo justo para correr al baño, arreglarme, lavarme dientes, maquillarme, bueno 4:05 seguía yo en el baño cuando vi a un auto entrar al estacionamiento y antes de que preguntara salí y era el mismo joven que un día antes habría dejado la bolsa con el teléfono, me abrió la puerta y justo antes de avanzar me entrego una caja diciendo que tenía instrucciones de dármela.

    4:10 Inmediatamente entre al auto llego un mensaje que decía: “Gracias por aceptarla pasaremos de maravilla, sigues dispuesta a todo… Solo Si o No” y conteste con un SI.

    4:17 “En la caja encontraras, lo que quiero que uses el día de hoy, sé que te has vestido muy linda pero lo he elegido pensando en ti y tienes que hacer lo que te diga ok”, conteste con un SI

    4:21 “Quiero que te sientes del lado contrario a donde está el conductor y comiences a cambiarte de ropa, quiero que uses el vestido que te he mandado y lo lleves solo con la tanga, medias y zapatillas que te he enviado, tienes 10 minutos porque no es lejos donde tendrás que bajarte del auto” y conteste con un OK y bueno si por andar haciendo cosas me había metido en esto, pues ni modo y además me gusta, no tuve que cambiar de lugar puesto que iba sentada de ese lado, y comencé por quitarme las zapatillas y a la vez que lo hacía y de saber a lo que iba y lo que estaba haciendo mi cosita empezaba a humedecerse rápidamente, y entonces le dije al joven chofer, “hay lo que la hace hacer a uno por amor verdad joven”, y antes de que hiciéramos platica le dije, “perdón tengo que cambiarme tu conduce que no pasa nada”, ya seee dile eso a un hombre y es decirle veme!!! Jajaja, tome el vestido y lo levante frente de mi para verlo y me gusto, era negro, escotado de la espalda, hasta la rodilla pero con abertura en un costado un tanto pronunciado, luego hice la misma operación con la tanga y vi como espiaba por el retrovisor y bueno de eso se trataba no? Yo solo seguía el juego a la perfección, así que la levante para verla, negra de encaje con unos moñitos a los costados, se veía que tenía buen gusto pero la verdad no era la tanga adecuada para un vestido tan entallado se notaría a leguas, pero eso me encanta hacer, entonces comprendí creo que sabe mis gustos, puse mis zapatillas en el asiento me quite la blusa agachándome y desabrochando mi bra, pero tuve que incorporarme, levantar los brazos y ponerme el vestido, una vez que lo tenía hasta la cintura me quite la falda y mi otra tanga que para ese momento ya estaba mojada he de confesar, me puse la tanga nueva y estaba terminando de ponerme las medias cuando al mismo tiempo, llego un mensaje y estábamos justo en la entrada de un hotel muy grande un hacienda con muchos jardines, y escuche hemos llegado, comencé rápidamente a meter las cosas a la caja y antes de bajar leí el siguiente mensaje…

    4:45 “Por favor dirígete al bar y no olvides dejar tu tanga usada en el asiento trasero del auto”, wow, solo de leer eso empecé a mojar la tanga nueva, bajé del auto dejando mis calzones en el auto y sonriendo al conductor para decirle gracias y me fui al bar

    4:50 “Por favor toma un lugar en un banco alto de la barra y pide algo de tomar”, así lo hice y espere por unos minutos, hasta que un mesero se acercó a mí con otra bolsa pequeña la cual comencé a abrir y venia un mensaje escrito; “te ves hermosa, me tienes a mil, empecemos a jugar, abre la cajita y veras un pequeño juguete que necesito vayas al baño y lo pongas dentro de ti, después vuelvas a tu lugar en el bar”. La verdad ese morbo me encanta y me excita por eso me metí en problemas que hoy pago y después les contare, fui al baño y cogí el vibrador que la verdad no era muy grande, al contrario era medio raro y entro como si nada, regrese a mi lugar y me sorprendió no ver la caja pero vi una servilleta que decía, “me he llevado la caja a la habitación y te he pedido otro trago, disfruta y levanta tu copa como diciendo salud para recibir una sorpresa más de las que tendrás hoy”, justo cuando lo hice… fue tan rápido que sentí como ese pequeño vibrador que subestime por su tamaño cobro vida dentro de mi sacándome un gemido involuntario que por la hora del bar y no estar tan concurrido nadie noto, tome el trago cerré los ojos, apreté los labios y volví a abrir mis ojos y comprendí que él lo controlaba a distancia, dejo de moverse y recibí otro mensaje…

    5:15 “Te gusto?” Conteste SI

    5:15 “Tendrás más cada que yo quiera hasta el momento de vernos, cuando quieras verme entonces ahí en la barra comenzaras a quitarte la tanga con mucha discreción hasta tenerla en tu mano, momento en que me sentare como un desconocido a lado tuyo pediré un trago y me la darás en la mano”; comencé a bajar mi tanga por los costados ahí sentada como pellizcándola a través del vestido y poco a poco moverla pero justo el del bar me preguntaba que si esperaba a alguien cuando sentí como nuevamente cobraba vida dentro de mí, no me dejaba hablar bien al grado de que me pregunto el del bar, ”se siente usted bien?”, “si mejor que nunca” le dije pero no había notado que mis pezones empujaban el vestido y el cantinero los veía, acercándome aceitunas de botana y tratando de hacerme la plática, y yo no podía articular muy bien mis palabras de tanto placer que sentía dentro de mí y de pronto dejo de moverse, me recupere un poco y busque en el bar donde podría estar el sentado disfrutando de cogerme a distancia, entonces baje del banco alto para ponerme de pie frente a la barra y poder continuar bajando mis calzones poco a poco discretamente, pero en esa posición de pie y justo con la tanga debajo de mis nalgas no solo sentí sino hasta escuche el zumbido de como nuevamente comenzaba a jugar dentro de mi, solo apreté las nalgas y recargue mis dos brazos en la barra parando las nalgas para darle mayor espectáculo en donde quiera que me estuviera viendo, sentí como mi entre pierna se mojaba y paro de moverse, aproveche para bajar un poco más mis calzones, me senté y fue mucho más fácil el poder llevarlos a las rodillas cuando por tercera o cuarta vez giraba dentro de mí su juguetito esta vez era diferente comenzó muy despacio y lo sentía levemente pero rico sin saber que minuto a minuto subía la intensidad al grado de escucharse salir el sonido de mi vagina, y hacerme apretar más y más para evitar moverme, esta vez me hizo terminar en un silencioso orgasmo y con una sed horrible que termine mi trago de una vez pidiendo otro para aprovechar el momento en que se distraía el del bar bara pasar mi tanga por una pierna y luego la otra hasta tenerla en mi mano, dándome tiempo de muy discretamente limpiar con ella mi entre pierna que escurría de placer y solo la guarde en mi mano.

    6:00 después de 45 minutos jugando a cogerme a distancia por fin aparecía a lado mío como un completo desconocido, sentándose en el bar, lo miré y le sonreí, pidió algo de tomar y me miraba sonriendo al momento que ponía sobre la barra un pequeño control remoto que comprendí era el mando de lo que yo tenía dentro de mí en ese momento y yo extendí mi mano para abrirla sobre su mano y entregarle mi tanga húmeda, que inmediatamente se llevó a su nariz y se quedó oliéndola por largo tiempo para después levantarse y saludarme con un lindo beso diciendo “gracias por el momento, te está gustando?” A lo que conteste que SI, que como se le ocurrían tantas cosas me dijo vayamos a otro lugar… pero yo no estaba segura de poder pararme porque ahora seguía su juguete dentro de mí, pero entre lo mojada que yo estaba y sin calzones sentía que al caminar podría caer al piso, y le dije “tengo algo entre las piernas que me impide pararme”, él tomo el control y lo encendiooo oh mi Díos… yo sin calzones frente a él... solo apreté los dientes y mi vagina pidiendo no se saliera, cosa que al contrario sentía se enterraba más en mí, giro su banco quedando espaldas a la barra y metió su mano por mi falda tocando mi vagina y metiendo dos dedos… era increíble con que naturalidad lo hacía, claro aprovechando que no había muchos en el bar a esa hora y con sus dedos saco el juguetito dentro de mi totalmente empapado, lo guardo en su saco y yo respire pero me hubiese gustado lo dejara más tiempo debo de confesarles, me tomo de la mano y me llevo a caminar por los jardines de la hacienda, como una pareja que salía a caminar y tomar el sol del atardecer y ver entrar la noche, en una parte alejada en el jardín me dijo, “quiero ver como llevas tu conchita ahora que no tienes ropa interior”, entonces camine unos pasos adelante dejándolo solo y al regresar fui caminando hacia él subiendo mi vestido para que me viera caminar mostrando mi rasurada cosita, llegue hacia él y lo abrace, nos empezamos a besar y el busco subir mi vestido para meter mano y jugar nuevamente con sus dedos dentro de mi.

    Ya había obscurecido nos dirigimos a su habitación entramos tenía una linda vista al jardín, me comenzó a quitar el vestido con mucha delicadeza llenándome de besos, quede solo en medias que son de esas con silicón que se pegan a la piel y no necesitan liguero, me llevo hacia la cama para entregarme una tanga a juego con un bra y comenzó a ponérmelo, tomó el teléfono y solo dijo “listo me puede mandar mi servicio a la habitación?”. Nos besábamos al pie de la cama y me puso boca abajo y comenzó a acariciarme las nalgas cuando tocaron la puerta y dijo “NO te muevas ok”, abrió y pidió que pasaran el servicio a la mesa que estaba a solo unos pasos de la cama, dejándome como adorno boca abajo en la cama mostrando mi trasero al mesero y tardándose en firmar la cuenta, solo sentí como mi piel se ponía chinita de estar en esa posición cerró la puerta siguió besándome y acariciándome las nalgas, haciendo la tanga a un lado sentí como puso lubricante en mi culito para jugar con sus dedos sin dejar de besarme el trasero, yo puse un cojín en mi abdomen para facilitar su trabajo dejando más expuesto mi culito, no tardo mucho por la costumbre en dilatarse mi agujerito para recibir un dedo y de prontooo la punta de su pene duro y afilado entraba en mi culo sacándome unos gemidos que le excitaban y me cogió por el culo un buen rato hasta que cambiamos de posición para que ahora yo lo montara a él pero con mis nalgas hacia su cara y vaya que sabía lo que haría y lo que hacía porque ya estaba preparado su siguiente paso al estarme cogiendo sentí como jugaba aun con mi culo y me metió un vibrador nuevo, diferente, pero poderoso en mi culo y me inclino para quedar mi cara casi en sus pies y continuar cogiéndome por partida doble hasta que mi cuerpo no aguanto más y solo gemí, gemí y tome sus pies recostándome sobre sus piernas y las mías todas temblorosas regalaban un orgasmo que escurriría al sacármela de mi vagina, nos incorporamos y sirvió dos copas que habían llevado con el servicio y fresas con chocolate, tomamos, reímos, no paraba de decirme gracias y que tenía yo un cuerpo lindo y entonces se recostó, tome un poco de vino reteniéndolo en mi boca para poder meterme su pene con algo de vino y hacerle una rica mamada combinando tragos de vino y mezclando el frio del vino con lo caliente de su pene, hasta que lo hice que terminara en mí, quería tragarme su semen pero nos falló un poco el cálculo y termino en mi cara, que hasta un poco cayó en mis pestañas y un ojo, entonces me pare al baño y regrese a recostarme un rato y decirle: “He cumplido he pagado!!!” Y él dijo: “NO me queda duda que has pagado y me has dado un día increíble. Te gustaría repetirlo algún día?”.

    Solo sonreí no conteste y le dije “me tengo que ir, recuerda que soy casada”, comencé a vestirme como había salido de casa ese día, coqueta pero con lo mismo bueno excepto que ahora tenía un juego de ropa interior nueva, bueno eso pensaba yo porque me pidió que le dejara las medias y la tanga para recordar ese momento y guardar el perfume de mi interior, me dijo “no te preocupes te la repondré!!!”. “No Luis ya pague no puedo llegar sin calzones”, solo me beso y me dijo “en 10 minutos te espera tu taxi”, y nos besamos por ultima vez muy cachondo y salí sola del cuarto hacia el lobby, pero me puse roja cuando de pronto detrás de mí salió el joven chofer que en la tarde que me había llevado y había visto todo!!! Me abrió la puerta y me dijo “a donde la llevo…”, le di la dirección y el me dio una bolsa con otra tanga nueva y decía, “no llegaras sin ropa interior, disfrútala y recuérdame cada vez que la uses”, pero esta vez la deje en su bolsa y no me la puse como hubiera querido el joven chofer, que ya también tenía una de mis tangas o será que se la entregó a Luis…

    • Valorar relato
    • (30)
    • Compartir en redes