INICIO » Categoría » Cita con una escritora de relatos (Parte 2- Final)

Cita con una escritora de relatos (Parte 2- Final)

  • 7
  • 6.366
  • 9,85 (13 Val.)
Yo estaba sentado, desnudo también y acariciando mi hombría que ya estaba muy dura. Núria se agachó para hacerme una mamada y empezó a chupar mis huevos, mi polla, mientras se tocaba el coño con una de sus manos y se ponía de espaldas a la cámara, dando una imagen de su culo que Mario agradeció

Hola de nuevo.

En este relato os cuento la continuación de la historia que viví con una escritora de relatos para que veáis que los milagros existen!!!

En el anterior relato contaba como contacté y conocí a Nuria además de nuestra primera toma de contacto y aventura en ese Starbucks.

También comentaba que ella y yo habíamos acordado quedar de nuevo para planear una nueva aventura, así que… nos citamos de nuevo en el mismo lugar que la primera vez y delante de nuestro rico café empezamos a hablar.

Le propuse abrir una cuenta en una página de contactos y que podíamos buscar juntos alguna aventura con lo que fuera saliendo.

Ella me dijo que aceptaba y que podíamos ir a su casa que estaba sola esos días, que tenía ordenador con cámara y que podíamos empezar ese mismo día.

Estuvimos recordando nuestra primera aventura y me confesó que esa vez no tendría que ir al wc para quitarse su tanga porque iba sin nada

“Jajaja... te va la marcha, ¿eh?... jajaja” le dije sonriendo

“Esperaba una nueva propuesta indecente, jajaja” me dijo ella

“¿Y quién ha dicho que no pasará nada de aquí a tu casa?” la amenace con una sonrisa ruidosa.

Nos fuimos del Starbucks. Para ir a su casa, debíamos coger el autobús. El trayecto era de unos 20 minutos y rápidamente se me ocurrió que hacer en ese bus, al ver que estaba bastante lleno. Nos sentamos en unos asientos traseros y empezamos a hablar de lo que haríamos y a caldearnos los dos… yo estaba con mi polla a punto de reventar de pensar que entre otras cosas que se nos habían ocurrido, podíamos follar mientras nos veían por Skype, por ejemplo. Cuando llevábamos 2 paradas había una señora mayor que había subido al bus y que no podía sentarse al estar todos los asientos ocupados.

“Dile que se siente esa pobre mujer, Nuria” “OK” dijo mientras hacía la intención de levantarse para ello… ”no te levantes, siéntate encima mío y que ella se siente en el asiento niña” le dije, “…al sentarte encima de mí, aparta tu falda y siéntate encima de mi polla cielo, así no te caerás jajajaja”

Dicho y hecho... “Señora, siéntese aquí por favor” dijo Nuria apartándose del asiento y sentándose encima de mis piernas, habiendo apartado y preparado bien su falda, despacio mientras yo con mi mano había desabrochado mi pantalón y apuntaba con la punta de mi polla a la entrada de su coño.

“Muchas gracias parejita” dijo la señora mientras Nuria se sentó de un solo bajón clavándosela toda entera.

“Uuhhhff” exclamó Nuria al notarla hasta sus entrañas “que sacudidas da este autobús señora, buuffff por Dios”

Le pedí que no se moviera mucho que no hacía falta hacer un espectáculo, pero Nuria, sin mirarme ni hacerme mucho caso, se movía lo que podía sin dejar entrever nada de lo que pasaba. Estuvimos así hasta que faltaban un par de paradas y le pedimos a la señora que nos dejara salir. Nos acomodamos como pudimos, sobre todo yo que debía guardar mi hombría en mi pantalón y bajamos del bus.

“Jajajaja… que pasada Santi. Casi me corro ahí arriba… me encantó tu idea, eres la bomba, jajaja” “Tú también eres una pasada de tía, cielo

Y llegamos a su casa, nos acomodamos y abrió su PC y entramos en una página de contactos muy conocida para buscar chicos con los que interactuar o intentarlo.

Le propuse buscar gente con Skipe y si le apetecía sentarse de nuevo en mi polla pero frente al ordenador y que vieran como me follaba de espaldas a mí y mirándolos a ellos... “¿y si me reconocen? ¿y si hay alguien que me conoce o me…?” “¿no tienes una máscara? ¿Algo con lo que tapar tu cara para que no se vea quién eres?” “Si… es verdad, tengo una máscara veneciana que me taparía toda la cara…eres grande Santi!!!”

Fue a buscar su máscara y efectivamente tapaba todo su rostro... “Salvados” le dije.

Nos conectamos a una web y empezamos a buscar chicos que nos parecieran adecuados... Nuestra oferta era para hacer cosas delante de ellos.

Finalmente encontramos un hombre mayor, de unos 60 años que a Núria le pareció bien ya que tenía imagen de seriedad y morbo a la vez y nos mostraba la imagen suya para poder ver como se masturbaba mientras nos miraba, así que empezamos.

Núria hizo un striptease delante de la cámara con su máscara puesta y al estar desnuda le preguntó a Mario (así se llamaba ese hombre) si le gustaba lo que veía…

“Eres muy linda chica… tienes un cuerpo de mujer muy bonito y solo de verte ya me pongo a mil chica… ¿Por qué no te tocas las tetas mientras miras como me toco?... Mmmm estás de muerte niña” le decía Mario

Yo estaba sentado, desnudo también y acariciando mi hombría que ya estaba muy dura. Núria se agacho para hacerme una mamada y empezó a chupar mis huevos, mi polla mientras se tocaba el coño con una de sus manos y se ponía de espaldas a la cámara, dando una imagen de su culo que Mario agradeció… Mientras esto pasaba, Mario seguía animando desde la distancia… “Mmmm por Dios que culo chica… lo que daría por poder tocártelo… mmmm… chica estás para comerte enterita… debe chuparla bien ¿verdad Santi?” me preguntaba “Ni te lo imaginas Mario… estoy ya apunto de correrme… ¿Qué quieres que haga con ella?”

“Fóllatela para mí que quiero ver como se corre esa chica mala”, me dijo de nuevo.

Levanté a Nuria, la puse de frente a la cámara. Yo estaba sentado en una silla, frente al ordenador, ella miraba hacia esa cámara. La hice sentar encima de mí y se sentó clavándose mi polla dentro de su mojadísimo coño empezando a cabalgarme.

“Tócate las tetas para mi cielo, mira como me tienes de mirarte niña, ohhhh” le decía Mario a Nuria.

Nuria aumentó su ritmo y sus gemidos indicándome que estaba a puntito de correrse

“Ahhh que buenooo… como me gusta esa polla… ¿te gustaría que fuera la tuya Mariooo uuuhhhh buffff como me gusta sentir tu polla dentroooo Santii ohhh aaaggghhh me corro chicoosss oooohhh ahhhh”.

No nos dimos cuenta pero Mario ya se había corrido también ante tal espectáculo

“Menuda corrida chicos” nos dijo “Cuándo queráis repetir quedamos ya que ha sido fenomenal… gracias de nuevo, voy a limpiarme... Hasta otra!!!” Y desconectó, plufff.

“Ha sido bestial Santi” me dijo Nuria

“¿Has notado que no me corrí verdad?” Le pregunte… “Ahora me toca a mí, no me puedes dejar así, jajaja”.

Nos levantamos de la silla, la llevé a una mesa que tenía cerca, la puse apoyada en la mesa, de espaldas a mí y le pregunté si me había ganado su culo “quiero correrme en tu espectacular culo, ¿me dejas?”. “Te lo has merecido pero despacito que con la polla que tienes me vas a partir, jajaja”

La incliné y empecé follando de nuevo su coño. Empecé con un bombeo rápido mientras se oían sus gemidos mezclados con el choque de mi barriga con sus nalgotas, cada vez más rápido. Con mi pulgar, le iba dilatando la entrada de su culete… Mientras eso pasaba, le di un par de azotes que resonaron en la sala“… Plash, plash... esto es para ti niña mala… ¿te gusta cómo te doy cielo?”

“Ahhh ohhh vas a hacer que me corra de nuevo Santi... dame un par de azotes más y me corroooo… Plashh!!! Plashh!!!… Ohhhh Dios que bien follaaass ahhggg buffff me corrooo”.

Mientras se corría de nuevo, saqué mi polla, la puse en la entrada de su culo dilatado ya por mis juegos y se la ensarté toda de un golpe…

“Ahhhggg Diosss sigo corriendommeeehe Santiiihhh ahhhggggg”

“Tomaaahhh Nuria. Toma mi leche para ti... que culazo tienes mi amooorrr oooohhhh”

Nos quedamos exhaustos después de esos orgasmos. Saqué mi polla de su ano y nos tumbamos en el sofá a descansar.

“Ha sido espectacular Santi”

Y así terminó la sesión... Hubo más encuentros aunque no duró demasiado ya que Nuria dejó a su novio y encontró una nueva pareja que la saciaba sexualmente. Eso sí, me confesó que conmigo se había sentido una autentica viciosa y que no olvidaría nunca nuestras aventuras.

Con eso me conformé.

Espero os haya gustado mi relato

Escribid a [email protected]

  • Valorar relato
  • (13)
  • Compartir en redes