INICIO » Microrelatos

Fantasías en el bar

  • 2
  • 5.205
  • 8,08 (12 Val.)
  • 2

Nuevamente mi amo cooperó conmigo para cumplir una de mis fantasías, que solo podía ser real en el sitio donde desaté hasta la última pizca de lujuria hacia solo unas semanas. Entramos al bar y yo, como siempre caliente desde la entrada, dispuesta a dejarme coger desde la puerta incluso, él intentaba frenarme y hacerme esperar... la espera me excita y me moja, y él lo sabe.

La noche empieza bien, después de tocar su pene y mamarlo y alcanzar un orgasmo con su mano completa dentro de mí, llega el striptease, una mujer bastante voluptuosa empieza a bailar frente a él de una manera bastante insinuante, a mí me excita y lo animo a tocarla y besarla, mientras espero mi turno, nos habíamos encontrado antes en el mismo bar y ella recordaba mis ganas, me para y hacemos un show lésbico, nos hacemos sexo oral una a otra, beso sus tetas grandes y mientras me pongo en cuatro para lamer su sexo, él, mi amo, anima a uno de los asistentes a que me penetre, yo acepto, siempre sumisa y dispuesta a complacer, el susodicho tenía un miembro grande y duro como me gusta, me penetra con fuerza y hala mi cabello, yo gimo y no paro hasta que ella tiene su orgasmo con mi lengua dentro de su vagina húmeda, caliente y palpitante.

Llegamos a la pista, como siempre, toco tantas tetas como puedo y disfruto de que él lo haga, me prende verlo tocando a mujeres ricas y calientes y lo animo a que le de placer a alguna, quiero ver su verga dentro de una chica rubia y tetona, pero primero les pido una rusa, su pene en esas tetas me calientan más y con un minuto masturbándome a mí misma alcanzo mi segundo orgasmo, le pido que la coja parada mientras yo la beso y mientras otro chico me penetra en la misma posición, al tiempo beso a mi amo y toco el clítoris de ella... El comenta que aunque es grande, el mío es gigante, y tiene razón.

Finalmente subimos a una cama grande, me pongo sobre él y por fin tengo esa verga que me encanta dentro, y decidimos que seré el centro de 4 hombres que se turnarán para darse placer de mi cuerpo, el primer me pone en cuatro, moja mi vagina aunque sin necesidad y me penetra fuerte, tomo a uno más para poder lamer sus testículos y acto seguido meto toda su verga en mi boca, luego otro más, él me pone de rodillas y viola mi boca con una verga descomunal mientras un cuarto me para el culo, lo abre y me penetra con fuerza, gimo de dolor pero me gusta, intercala entre mis agujeros mientras me repite que soy una puta, eso hace que me dilate más y más, hasta que al ver a mi amo masturbándose al verme así, cogida y abierta, yo hago lo mismo y tengo mi tercer orgasmo...

(8,08)