INICIO » Fantasías Eróticas

Marcela, mi musa del calendario

  • 4
  • 3.614
  • 8,83 (6 Val.)
  • 1

Hola, me presento: mi nombre es Pirata, 45 años. Se recuerdan cuando jóvenes, intercambiamos calendarios de bolsillos de mujeres desnudas, musas inspiradoras para desatar el placentero pasatiempo de una rica paja mirando cada chica de estos calendarios, al mirarlas iba un poco más allá. Pensaba cómo serán personalmente, serán cariñosas, ganosas, o serán modelos contratadas, solo para estos fines. El tiempo cronológico avanza, pero el espíritu joven prevalece, si pudiéramos llamarlo así. Y es aquí donde se inicia esta historia.

En estos tiempos, tenemos a nuestra disposición la tecnología y las App que nos ayudan a conocer chicas calientes, coincidencia o destino, créanme que conocí a una chica igual a mi favorita de esos calendarios. Ella es Marcela, de estatura mediana, delgada, color de piel blanca, es real! y no una imagen de mi mente!, la conocí en un grupo hot, donde tengo el gusto de chatear con ella. ¿Qué les puedo decir de su personalidad y demás atributos?, Ufff mejor, les narro parte de nuestra primera y fogosa conversación.

Pirata: ¿Hola cariño como estas?

Marcela: Hola bb, muy bien lindo.

Pirata: de dónde eres?

Marcela: de Colombia, cariño.

Pirata: mmm! son ardientes las mujeres de tu país? Es verdad?

Marcela: jajajaja claro cariño, estamos hechas para dar cariño y placer, somos amantes por naturaleza, a mí en lo particular me gusta complacer a mi hombre.

(Me dije, mmmm que bien! Mi icono de juventud es real, es una chica ardiente y no una modelo contratada).

Marcela: que estás haciendo en este momento, cariño? Tengo curiosidad jejeje, dígame? quieres una charla entretenida y rica, siento que algo, se moja en mí.

Pirata: estoy en casa, recostado en mi cama, claro charlemos me siento ganoso. Y por lo que leo tú también.

Marcela: mmm! qué bien tesoro, y envía una foto: esta recostada en su cama con una polera larga, donde muestra un sus piernas blancas, el escote de su polera muestra su pezón asomándose, tiene una mano en su pierna y una mirada coqueta, provista de unos labios son sensuales y lo mejor para mi usa lentes, mmm me encantan las chicas con lentes!

Pirata: mmm vaya que hermosa eres cariño ufff... En tu foto pareciera que esa mano, en tu pierna esta juguetona. Jejejeje, o no?

Marcela: Me encanto, que te gusté, cariño! mmm, sí esta mano mía, quiere jugar…

Pirata: que ganas de ver cómo son sus juegos.

Marcela: en vía breve video: sus manos recorren sus suaves piernas y su rico culo

Marcela: otro video, sin su blusa, tocándose sus tetas y pezones escuchándose unos lentos y ricos gemidos.

Marcela: ahora tú, muestra! El juego debe ser reciproco.

Pirata: (breve video), mi verga dura, que está debajo de mi pantalón, haciéndolo la latir.

Marcela: mmm que paquete, quiere jugar. Me gusto! dale sáquelo para mi cariño.

Marcela: (video de tres minutos), veo que se está tocándose suavemente su cuerpo, y acariciando su rica vagina, que es depilada y jugosa, escuchándose su gemidos suaves e intensos, metiendo sus dedos suavemente y abriendo su flor para que la conozca.

Pirata: mmm que rica vagina amor, esta jugosa y rosada.

Marcela: si cariño siempre está así jugosa y depilada para sentir la piel de mi hombre, me gusta que este húmeda, está hecha! para ser cogida!, soy una mujer para coger rico... a ver cómo vamos?

Pirata: (video de 2 minutos) le muestro mi verga, esta dura, roja y me masajeo suavemente y mmm Marcela mi verga es toda tuya.

Marcela: uyyy que rica! dame esa leche cariño, dámela la quiero, mmm que rico me la metería entera a la boca… dale más! Y luego la metería a mi hoyo jugoso y apretado.

Marcela: (video más largo) me muestra fallándose, con su dildo rápidamente su vagina, luego lo saca y se chupa su juguete mostrándome, como me la chuparía.

Pirata: mmm Marcela, cariño quieres leche, quieres cam?

Prendemos la videocámara, y nos vemos como nos masturbamos mutuamente, le dijo: dale Marcela eso chúpese su juguete mmm que caliente eres mi colombiana, ella me dice: dale mi pirata que rico como te la masajeas, dale, dale cariño, dale papy, quiero esa leche. Y en acto seguido nos despachamos ricos gemidos y ella se entrega a su éxtasis y acaba gimiendo rico y yo choreando abundantemente, abriendo su boca, moviendo su lengua enviándome ricos besos para recibir mí leche, termina diciendo gracias papy, que abundante y rica leche me diste, y yo le dijo que hermosa y ardiente colombiana, me hiciste explotar rico eres el fiel reflejo de las mujeres de tu país, gracias a ti.

Así es mi musa del calendario!

(8,83)