INICIO » Categoría » Fantasías Eróticas

Relatos Eróticos

Fantasías Eróticas

de 24 «

Espejismo

Una noche que no trajo el sueño. Ansias de compartir lo que queríamos, pero al mismo tiempo deteniendo el efecto; sentimientos resguardados con los malditos tabúes, y sus consecuencias. Lujuria exquisita, un beso y caricias suaves, placer contenido hasta que nos dominó el cansancio
  • 5
  • 2.616
  • 9,86 (7 Val.)

Fantasía porno

La zorrita me estaba lamiendo los huevos con calma, realizando estruendosos ruidos de chapoteo. Lleva unos vaqueros de cintura baja, que indefectiblemente, al ponerse a cuatro patas dejan ver la mitad de su culazo perfecto
  • 16
  • 4.303
  • 8,86 (7 Val.)

Mi alumno de inglés

Me tomó por la cintura y apretándome a su cuerpo, buscó mis labios con pasión inusitada y repentina. Le respondí con la ansiedad que venía de años sin tener caricias ni relaciones con ningún hombre. Este atractivo muchacho me excitaba tanto, que no podía controlar mis actos
  • 5
  • 9.506
  • 9,67 (15 Val.)

Cama desconocida

Sus manos empezaron a acariciar mi cuerpo lentamente mientras sus labios me susurraban lentamente al oído. Mis manos empezaron a desabrochar su camisa mientras sus labios empezaban a recorrer mi cuello haciendo que mi cuerpo se estremeciera. Pronto le quité la camisa y me tumbé sobre él en el sofá
  • 3
  • 4.578
  • 9,80 (10 Val.)

Aventura en el gimnasio

Sus manos acariciaban mi cuerpo cada vez más lento y sus labios empezaban a besar mi cuello desde atrás mientras mis pulsaciones se disparaban. Me giró y buscó mis labios hasta fundirnos en un apasionado beso que desató la llama que había entre nosotros
  • 3
  • 5.493
  • 8,93 (14 Val.)

Vanessa compartida (1): Mi fantasía

Amorcito, anoche cuando lo hacíamos noté como te calentó más cuando te dije que Marcos te pedía que se la chupes. Que estaba parado al lado nuestro mientras te penetraba y quería que lo satisfagas con esa boquita rica
  • 15
  • 8.746
  • 8,97 (32 Val.)

Mi más íntima fantasía

Este relato es simplemente una fantasía que tengo, la cual me gustaría cumplir
  • 4
  • 6.854
  • 7,79 (14 Val.)

La forma en que ella me provocaba

Un día me vino a visitar, en aquel entonces yo vivía sólo en mi departamento, venía disfrazada para provocarme, para llevarme al borde del orgasmo y como siempre dejarme esperando. Blusa blanca ajustada, presionando sus tetas y acomodándose al botón de sus pezones que siempre pedían guerra
  • 3
  • 4.895
  • 9,11 (9 Val.)

Coqueta, gustosa y ganosa

Nos encontramos con una bella mujer, era de tez blanca, tenía unos labios sensuales que hacían juego con su redondo rostro, vestía de un sensual vestido, que la brisa marina hacía pegar a su cuerpo resaltando su bien balanceado cuerpo, un cuerpo maduro de alrededor de 40 años
  • 5
  • 3.743
  • 8,73 (11 Val.)

Mi familia colombiana y su secreto (14)

Se puso a cuatro con el culo hacia mí con la bata tan minúscula que llevaba puesta se lo vi todo, solo llevaba una pequeña braguita negra con transparencias que era engullida por dos enormes nalgas blancas fabulosas
  • 27
  • 6.560
  • 9,16 (31 Val.)

Masaje con final feliz

Era un día cualquiera en la sala de espera del masajista al que solía acudir por repentinos dolores de espalda desde hace tiempo. Siempre acudía a él porque era un antiguo amigo de mi adolescencia y me relajaban mucho el dolor sus masajes
  • 3
  • 7.733
  • 9,72 (36 Val.)

La negra Yuliana, la reina de la Rosinha

Yuli cansada de las promesas de Raúl, se vistió muy sensual para ir a ver a un muchacho que le gustaba mucho y que trabajaba en un bar de Río de Janeiro
  • 4
  • 6.247
  • 7,86 (21 Val.)

En un servicio con mis amigas

Ya al darle fin a mis últimos días de intercambio mis amigas me proponen acompañarlas a un servicio que de decir no, me hubiera perdido algo simplemente espectacular
  • 13
  • 12.527
  • 9,28 (32 Val.)

En el gimnasio de la Universidad

Seguía bajando mi lengua hasta que llegue a su conejo, empecé a acariciárselo, separando y juntando esos labios tan rosados y calientes, le daba pequeños lametones que le hacían cerrar los ojos y dar un pequeño gemido
  • 4
  • 8.141
  • 9,16 (19 Val.)

Una experiencia nueva

Se trata de una experiencia nueva como pareja, rompiendo todos los tabúes del sexo al introducir juguetes sexuales a nuestra relación sexual, comenzamos con un vibrador para Melisa
  • 7
  • 12.778
  • 9,00 (23 Val.)

Mi familia colombiana y su secreto (13)

Mi abuela se bajó los tirantes del camisón dejando sus tetas al aire, dos inmensos montes de venus algo caídos por su edad blancos como la nieve
  • 23
  • 9.275
  • 9,12 (26 Val.)

Lo puta que es mi madre

Les hablaré de mi madre, de lo puta y zorra que es y de lo que he visto y oído durante toda mi vida
  • 4
  • 7.560
  • 7,91 (22 Val.)

La profesora perversa

Para Laura, su mayor fantasía era una orgía con sus alumnos de quinto año. Cuando ve imposible cumplirla, descubrirá que no es la única perversa de la escuela y que tener la mejor noche de su vida no es un cuento
  • 9
  • 6.854
  • 9,16 (19 Val.)

Fabricando a la mujer perfecta

Más tarde, ella me bajó el pantalón y sacó mi polla de los calzoncillos y empezó a chupármela. Cuando estuve empalmado, sacó un preservativo del reposabrazos y me lo puso. Se quitó la falda y las bragas y se puso encima de mí y se la metió. Iba a ser mi primera vez con una mujer
  • 13
  • 6.846
  • 9,22 (18 Val.)

Un primero de mayo erótico

Una mujer de unos 34 años más o menos se ofreció a llevarnos a nuestro destino. Dudamos un momento sorprendidos por el ofrecimiento, pero nuestra inocencia fue más grande que sus intenciones, así que aceptamos de buen grado aquel gentil ofrecimiento que nos dispensó aquella mujer
  • 5
  • 6.439
  • 8,75 (8 Val.)
de 24 «