Nuevos relatos publicados: 8

Follando una madura por primera vez

  • 3
  • 46.985
  • 9,25 (8 Val.)
  • 1

Todo inicia con una pareja de jóvenes que llevan poco tiempo de novios, tenían relaciones pero el chico no quedaba conforme por otro lado la novia quedaba exhausta. Luego de su última vez de sexo con su novia pensó seriamente en darse la oportunidad de experimentar más a fondo acerca de lo que podía hacer y que sensaciones podría causar en otras mujeres.

Una madrugada decide publicar un anuncio en una app "Se busca chica para follar casualmente y sin compromisos" en la descripción agrego un resumen de lo que quería hacer. Básicamente iniciar por un buen sexo oral y en lo posible tener sexo anal, no demoró mucho en tener respuesta. Ese mismo día al pasar unas pocas horas tenía alrededor de diez o más mensajes mujeres casadas, divorciadas, inseguras o con alguna pequeña irregularidad al menos así ellas lo consideraban, pero ninguna chica joven o de su misma edad le había escrito. Decidió responder su bandeja de mensajes conociendo a estas mujeres con el doble o más de su edad.

La primera se llama Beatriz mujer de 56 años, profesora de ciencias en una escuela no muy buena ubicada en un barrio poco seguro, divorciada y estresada de su trabajo. Proceden a hablar un poco de ellos y ya para romper el hielo ella le escribe que su anuncio es bastante interesante y ha despertado su curiosidad, él afirma que tiene muchos deseos de probar nuevas cosas, tiene una mente muy abierta pero que nunca habría estado con una mujer mayor que él, ella le responde que piensa lo mismo sería su primera vez con alguien menor.

Por otro lado su mente ya estaba activa al saber que era profesora, recordó su tiempo de escuela y también la profesora que quiera follar así que la conversación continuo colocándose más caliente.

Él: ya has tenido sexo anal?

Ella: no, pero me gustaría probar. Tengo un enorme culo... Envía una foto de su trasero.

Él: sorprendido le dice que es bastante grande y le provoca quitarle los cacheteros con la boca.

Ella: que me harías? pregunto.

Él: primeramente antes de follar tu culo primero quisiera saber cómo son tus senos.

Ella: demora unos minutos en responder con una foto y asegurando que puede usar un lenguaje más fuerte ya que le gusta.

Él: asegura que le encanta lo que ha visto.

Le responde que quisiera estar allí desnudando sus senos, mientras se besan acariciando sus pezones hasta hacer que se pongan duros, para después meterlos a su boca, chuparlos, morderlos delicadamente mientras su mano trata de descubrir que tipo de bragas lleva puestas. Desliza su mano logrando que se introduzca por su pantalón llegando hasta su vagina.

Ella: rico, fue lo único que escribió

Él: después de un par de besos y acariciar tu vagina voy a retirar el pantalón y las bragas apoyando tus piernas sobre mis hombros para probar el sabor de tu vagina quiero lamber, meter mi lengua y mis dedos en tu coño hasta ponerte lo suficientemente húmeda para mi verga asegura él.

Ella: me excita la idea

Él: quisiera también que te pusieras de rodillas frente a mi verga y la chupes, con tu lengua lambas la puntas y después de la tragues toda mientras te agarro del cabello, deseo que sacas toda mi leche mientras al mismo tiempo te tocas exclamó él.

Ella: me encanta chupar verga, sigue me pusiste caliente.

Él: después voy a agarrarte del cuello para que te levantes y te sientes sobre mi verga (le envía una foto se su pene erecto).

Quiero que la montes mientras te sujeto de las nalgas y chupo tus tetas enormes, deja mi verga lo suficientemente lubricada con la humedad de tu coño, porque después vas a ponerte en cuatro para follar el delicioso culo que tienes.

Ella: asombrada por la foto que ha enviado; le responde que tiene una rica verga para que se la meta en la boca y todos sus agujeros también le hace saber que está muy cachonda y de seguir así tendrá que meterse los dedos.

Él: al leer este último mensaje se excita al saber que con tan solo una conversación Beatriz ya está cachonda.

Procede a escribir: voy a follarte el culo, te vas a colocar en cuatro y aprovecharé para morderte el culo y nalguearte hasta que mi mano quede marcada en tu enorme trasero, con aceite voy a estimular tu ano y después meteré la punta de mi verga suavemente poco a poco hasta que mi verga este totalmente adentro para follarte duro y rápido hasta llenarlo de leche.

Ella: afirma que quiere meterse los dedos pero debe irse ya que la clase ha iniciado. Se despide escribiendo que más tarde hablarían nuevamente.

Él: no te preocupes que te vaya bien, asegurando que le esperaría más tarde.

¿Segunda parte?

(9,25)