Nuevos relatos publicados: 0

Segundo trío bisexual

  • 4
  • 17.842
  • 7,67 (3 Val.)
  • 0

Como les conté en el relato anterior tuvimos que empezar de nuevo por las constantes infidelidades de Denis.

Llegamos a una ciudad nueva donde por suerte nos prestaron una casa y vivimos en ella durante tres meses.

Cada que llegaba yo de trabajo, en la mañana entre seis y siete de la mañana yo le pedí que me esperara desnuda en la cama.

Un día olvidé las llaves en casa así que la llamé y le dije que me abriera el portón de reja que permitía ver hacia el interior de la cochera, mi sorpresa fue cuando ella salió desnuda hacia la cochera sin importarle que alguien la viera me abrió y comenzamos a besarnos mientras yo le habría las nalgas yo le tocaba esa deliciosa vagina húmeda que ya tenía, nuestra sorpresa fue cuando el vecino de al lado salió de su casa y nos vio el cual no nos te importó y seguimos en lo nuestro.

Nos metimos a la cama y mientras la penetraba le decía:

Yo: ¿te gustó que el vecino nos vea?

Denis: sí sabes que me gusta y me excita que me vean desnuda.

Yo: imagínate que nos esté viendo ahorita que vea cómo te estoy cogiendo cómo te meto todo mi pene.

Denis: sí quiero que nos vea quiero verlo masturbarse mientras me coges.

Yo: ¿te gustaría chupársela mientras yo te penetro? ¿Quieres sacarle toda su leche con tu boca?

Denis: sí quiero otra verga.

Y de pronto ella tuvo un orgasmo el cual mojó todos mis huevos y en ese momento la llené de leche.

Los días pasaban y todos los días hacíamos lo mismo yo me esperaba desnuda yo la manoseaba y el vecino salía.

Un día yo estando en el trabajo ella me comentó que no tenía luz y que el vecino se ofreció a ayudarle, yo le pedí que se vistiera de una manera muy provocativa y le daba permiso para cogerse a ese vecino.

Ella me mandó una foto donde traía únicamente una playera blanca mía donde se podía notar claramente sus pezones ya que ella se había mojado esa playera para que se transparentara todo por la parte de abajo la playera le llegaba hasta el inicio de sus nalgas. Ella me contó esto:

Ella abrió la puerta del portón y lo invitó a pasar él le preguntó dónde estaba la caja de fusibles y ella poniéndose el puntitas le dijo dónde estaba dejando al descubierto sus nalgas completamente desnudas frente a él.

Ella con la playera totalmente mojada le dijo que la disculpara pero es que estaba lavando y por eso anda con esas fachas, contestándole el que no había problema que más bien ella se iba a enfermar por traerla mojada.

Tienes razón mejor me cambio antes de que me enferme ella entró al cuarto sin cerrar la puerta se quitó la playera quedando totalmente desnuda, él solo le dijo que así estaba bien que se veía mejor así, ella se rió y le dijo total ya me has visto desnuda otras ocasiones, ella fue directo hacia él le bajó su pantalón y comenzó a chuparle ese pedazo de carne que a ella tanto le gustaba, él la levantó la llevó al sillón y comenzó a lamerle la vagina hasta que tuvo un orgasmo.

Ella lo sentó en el sillón y lo montó metiéndose todo su pene en la vagina, ella lo montó con gran maestría hasta hacerlo venir y dejándole toda la leche adentro.

Ya cuando yo llegué me recibió de la misma manera y me dijo que me tenía una sorpresa, se acostó el sillón y me pidió que le chupara y le limpiara la vagina porque se le había cogido el vecino y la tenía llena de leche, así lo hice probé todos los líquidos que le salían de la vagina comiéndome esos rastros de leche que aún tenía haciéndola explotar en un delicioso orgasmo yo solo la monté y comencé a penetrarme fuertemente hasta que logre que nuevamente explotaran en un orgasmo minutos después teniéndolo yo inundando su vagina de leche.

Quedando los dos exhaustos nos acostamos y platicamos sobre lo que le pasó.

Yo le propuse invitar al vecino en una noche de sexo que teníamos, ella me contó que había hablado con el vecino acerca de eso y él me dijo que era bisexual y que sin problema él podía cuando nosotros le dijéramos.

Planeamos bien el encuentro hasta que por fin se dio.

Ese día lo invitamos a tomar ya platicar hasta que yo le dije de frente que sabía que él se había cogido a mi mujer, y quería ver cómo lo hacía, así que pedí a Denis que se desnudara ante nosotros y así lo hizo quedando completamente desnuda ella pidió que nos quitáramos la ropa también pero que ella quería otra cosa.

Cuando los dos estábamos desnudos sentados en el sillón ella parada frente a nosotros le dijo al vecino que quería que me chupara el pene, él solo se agachó y comenzó a meter mi pene en su boca dejándolo completamente mojado por su saliva ella se hincó y comenzó a chuparle el pene a él yo veía cómo pasaba su lengua por sus huevos y bajaba hasta sus nalgas abriéndolas y pasándola lengua por su orificio.

Ella se paró vino hacia mí y comenzó a chuparme los huevos y a levantar mis piernas para llegar hasta mi ano, yo estirado la mano para tomar el pene del vecino y masturbarlo después bajaba mi mano a sus huevos e intentando tocar su rico orificio solo gemía cuando yo intentaba introducir mi dedo por el ano, ella pidió que nos fuéramos a la cama y me recostara ella se montó en mi verga, y yo con las piernas pisando el colchón solo sentí una lengua recorrer mis huevos y mi ano, de pronto sentí un dedo introducirse en mi orificio llegando a tener un orgasmo e inundándole toda la vagina a Denis de mi leche.

Ella se puso en cuatro y le pidió al vecino que la penetrara yo me puse atrás de él y comenzó a chuparle los huevos y abrirle las nalgas tratando de meterme en su ano.

Ella me pidió que la complaciera quería ver cómo metería el pene al vecino, ella hizo repostarme boca arriba teniendo una almohada bajo mi espalda levantó mis piernas y ella comenzó a chupar un ano introduciendo los dedos en él.

Cuando ella vio que estaba listo le pidió al vecino que se acercara que tratara de metérmela poco a poco, yo sentía como su cabeza iba entrando poco a poco mi orificio hasta llegar a tenerlo completamente adentro y comenzó a sacarla y meterla lentamente ella comenzó a masturbarse mientras veía cómo me penetraba hasta que ella tuvo un orgasmo viendo toda la escena de pronto sentí cómo su pene palpitaba y comencé a sentir cómo me mandaba la leche mi orificio.

Cuando por fin lo sacó Denis se acercó chupándome el ano y comiéndose toda la leche que me dio el vecino, ella se puso nuevamente de perrito comencé a penetrarla hasta dejarla completamente llena de leche.

Los tres caímos rendidos y el vecino se retiró de nosotros.

A las semanas nos mudamos de casa y ya no supimos de él.

(7,67)