Nuevos relatos publicados: 17

Masturbación

Relatos eróticos de masturbación y autosatisfacción. Juegos sexuales en solitario con tocamientos, caricias, juguetes sexuales y lo que se te ocurra.

Las damas vulgares

Disfrutaba estar con mi pareja y siempre llegaba al orgasmo. Eran chorros de líquidos, sin exagerar. Hacíamos el amor y disfrutaba del auto toque, ver su cara cuando yo me tocaba era demasiado excitante. Tocaba el clítoris y humedecía mis dedos con los restos que quedaban de u...
Leer... »

La peluquería

Principios de verano. El curso escolar terminó hace unos días y todo coincidió con mi 18° cumpleaños. Yo soy un chico tímido y eso me pasa factura en mi relación con las chicas. Como podéis comprobar por la edad, tengo las hormonas a flor de piel y m&a...
Leer... »

En la oficina, sin manos

Era quizá el día más ardiente de mi vida. Mi novio me había dejado realmente excitada al despedirnos con un apasionado beso, caricias y toqueteos incluidos. Aquellas húmedas caricias con nuestros labios en la nuca y el cuello me pusieron al mil. Sentir sus manos agasaja...
Leer... »

Madre hot: En el hospital (1)

Familia unida, familia feliz. Cuando mi tío Edu tuvo su accidente de moto toda la familia se volcó en cuidarle y acompañarle en momentos tan difíciles. A él y a su novia de turno Bea, que también sufrió heridas de consideración. Ambos estaban en la ...
Leer... »

Madre hot: Solo en casa

No tardé mucho en descubrir lo atractiva que era mi madre. Mis amigos no se privaban de manifestarme continuamente lo buena que estaba, resaltando sus pechos grandes pero firmes, sus caderas sensuales y su culo prieto y respingón, que envidiaría cualquier caribeña. Ni los empl...
Leer... »

Mi sobrino (Parte VII)

Nos fundimos en un largo beso con sabor a semen, nuestras lenguas se entrelazaban buscando los restos, nos besamos hasta no dejar ni rastro. Laura y yo caímos rendidas en los brazos de Mario, una a cada lado, mientras él nos abrazaba, nosotras teníamos entre nuestras manos su polla, ...
Leer... »

El placer de la paja

Una mano amiga Mi mejor mano amiga es la mía. Cuando me encuentro nervioso por algo pasajero pero que me gustaría alcanzar ya, un remedio es masturbarme, también esto es pasajero, pero inequívocamente alivia. Casi todos aquellos con los que hablo me dicen lo mismo: que les ...
Leer... »

Sola y con mi prima y alguien más

Me llamo Eli, soy una chica de 22 años que trabaja junto a su familia y vivo en casa de mi mamá. Soy una joven de estatura media, con grandes pechos y un trasero considerable, piel blanca y pelo negro con ojos azules y una vagina carnosa y depilada y color con los labios rosaditos y dese...
Leer... »

Aquella cabaña en el campo

Nos habíamos ido a pasar unos días a una casita rural una pareja de amigos. Mario, mi chico, había encontrado un sitio maravilloso perdido del mundo e ideal para desconectar y cargar pilas, y un día, hablando con otra pareja de amigos, decidimos hacer una escapadita juntos. ...
Leer... »

¡Cuando estés sola!

Amigos míos, éste es el último relato que comparto con ustedes, agradezco infinitamente a todos aquellos que se tomaron la molestia de escribirme con sus sugerencias, críticas o felicitaciones. Espero sinceramente haberles dado momentos gratos. Cuando estés sola cier...
Leer... »
de 21 «
*Acceso rápido: Nº de página y enviar