La putita de papi

  • 8
  • 23.726
  • 9,37 (35 Val.)
Sentí unas manos acariciando sobre mi top blanco mis pechos, los cuales son grandes para una chica de mi edad, 19 años. Sentí como eran apretujados y como alguien dejaba caer su peso en mi estómago, unas rodillas se colaron a los lados de mi cadera, estaban algo peludas y me estremecí

Nota: por favor es primer relato de una serie de sucesos que he tenido en mi vida. Disculpen cualquier falta ortográfica, prometo mejorar.

************************

Estaba dormida cuando el entro a mi cuarto. Escuche como se abría una puerta en mis sueños estaba plácidamente soñando cuando de pronto sentí como mi cama se sumía pero aun así no desperté del todo.

Sentí unas manos acariciando sobre mi top blanco mis pechos los cuales son grandes (para un chica de mi edad 19 años) sentí como eran apretujados y como alguien dejaba caer su peso en mi estómago unas rodillas se colaron a los lados de mi cadera estaban algo peludas con el tacto me estremecí y entre abrí los ojos y pude ver una figura de alguien mayor tenía una camisa negra era algo gordo.

Y sus manos eran grandes me empezó a acariciar el rostro mientras con una mano subía mi top y apretó mi seno izquierdo fuertemente y ahí desperté por completo y lo pude ver era mi tutor a quien yo llamaba daddy de cariño él me había criado desde los 9 años, pero no era mi padre puso un dedo en mi boca en señal de silencio.

—Qué haces daddy? —Pregunte mientras baje mi miraba y vi la enorme erección que tenía en su bóxer negro.

—Silencio corazón… —me respondió mientras bajaba su cara y mordía mi izquierdo y apretaba mi seno derecho con su otra mano.

Me revoleteé en la cama y le grite:

—Suéltame daddy que estas…? No puedes tocarme así.

Lo mire con caro de asco y desprecio y plass! Me cacheteo con su mano de manera rudamente y con la otra apretó mi pezón izquierdo jalándolo un poco.

—Nooo suéltame por favor! basta daddy le diré a mama lo que me estás haciendo. —Refute amenazándolo.

—Cállate perra! —Me grita enfureciéndose un poco por haberlo amenazado.— Ella no está en la casa estúpida puta. —Me grita mientras sume más su peso en mi estómago impidiéndome mover más. Suelta mi pecho y empieza a cachetearme una tras otra vez plass! Plass! Plass!.— Crees acaso que no vi cuando entraste con tu novio a coger a mi casa maldita puta! Hee crees que soy como la tonta de tu mama… NO yo voy a permitir que alguien que no sea yo coja en mi casa perra de mierda! —Me grita regañándome mientras toma mi rostro y baja su cabeza y empieza a besar mi boca y mi cuello chupando y embarrándome con su saliva asquerosa.

—Humm… —gimo de dolor— No daddy no hicimos nada. —Miento mientras el miedo recorre mi cuello y mis pechos mordiendo mi teta derecha con fuerza sintiendo como clava sus dientes en ella.

—Cállate perra —se levanta un poco y baja su bóxer saltando una enorme verga del casi del doble de mi novio (la de mi novio es como de 13 cm.) y vi la enorme erección con algo de líquido pre seminal además bajo mi mirada y veo sus enormes huevos están tan grandes como dos naranjas nunca había visto a alguien con tal herramienta no pude evitar saborear un poco ese pedazo de carne e inconscientemente mi vagina empieza a humedecerse… quizá por sus palabras o sus trato a mi como una cualquiera.

Se acerca a mí con su mástil apuntando a mi boca:

—Abre la maldita boca zorra hoy sabrás lo que es mamar una verdadera verga no como la miseria de tu novio. —Mientras agarra mi mentón y me obliga a abrir mi boca cedo para evitar que me golpee más.

Va a introduciendo su verga en mi boca y siento como la tengo que abrir para que pueda entrar. Maldición nunca había mamado algo así de grande ni mis consoladores son tan grandes.

—No sabes lo mucho que me duelen los huevos por tu culpa putita —dice mientras va introduciendo más su verga y siento en mi boca cada vena y su grosor.

—Hugg daddy… —digo mientras su verga entra más a mi boca.

—Hoo traga zorra no sabes las veces que me masturbe pensando en ti pero hoy ya no pude resistir vi cómo te besabas con tu novio y me dio una rabia horrible que ese niñato te besara. —Diciendo esto su cara cambia a un gesto de enojo y furia hacia mí.— Hoy disfrutare tu boca zorra a mi antojo... humgrrf —dice mientras gime de placer.— Perra que bien chupas vamos puta de mierda sé que te encanta mamar pitos —dice mientras toma mi cabello y lo estira haciendo que me trague más verga...

—hugmm humm. —Siento mi boca demasiado abierta y empieza a salir liquido pre seminal de ella combinada con mi saliva— Hugmm hagg hugg. —Se oye mi voz mientras sigue empujando más su verga hasta que siento sus huevos en mi barbilla y en mi nariz una mata de pelos que huele a sudor de macho a un hombre no puedo evitar sentir cierta humedad en mi vagina es una nueva sensación que nunca había experimentado.

—Ahora si veras lo que es bueno te voy a enseñar a respetar mi casa maldita puta! —Grita mientras con su mano izquierda me cachetea y sume aún más su verga y empieza a mover su mano estirando mi cabello controlando la mamada.

—Hugg humm gals glash —se escucha mi boca como traga y se desliza ese pedazo carne.— Hug uhg gagr —casi me atraganto y mi respiración se corta un poco mientras su punta que se parece a un arpón gordísimo choca y se abra paso a mi garganta no puedo respirar y volteé a ver su rostro y veo el de un animal follando a una perra.

En estos momentos mi vagina es un mar de agua... escurriendo litros y litros de líquido… Hoo pienso no puede ser mi daddy me está follando la boca como un maldito poseso y lo que hace mi cuerpo es excitarse... mis pezones están durísimos. Es un sentimiento extraño y algo eléctrico.

—Hgrr Hurr perra estúpida que bien mamas vamos succiona. —Golpeando mi rostro con su mano libre.

—Hugg hug fss fsss —empiezo a chupar con todas mi fuerzas quiero que se venga pronto y acabar con esta tortura.

—Ya ves te dije que eras una puta... mi putita... de mierda ahaahhagg. —Dice mientras empieza a mover más rápido mi cabeza estirando mi cabello.

—Hugg hugg garg. —Siento como trago montones de saliva con líquido pre seminal de su verga.

Empiezan sus huevos a golpear mi barbilla de la fuerte acometida que está llevando mi boca y parte de mi saliva escurre a sus bolas y luego está a mis pechos.

—Haggr haggr perra… hagrr puta zorra de mierda vas a hacer lo que yo diga!

Grita mientras empuja más su cuerpo y mi cabeza da con el respaldo de la cama suelta mi cabello se acomoda y empieza a follar mi boca como si fuera una vagina se recarga en la pared y empieza a bombear.

Esto se sale de control estoy súper empapada de mi vagina y gimo como lo que él dice que soy una perra —Humgg muhggr.

—Perra perra haggrr. —Grita mientras da un una estocada final que entra más adentro de mi garganta y siento un disparo súper cargado de leche entrando a mi boca siento como se cierra mi garganta y atrapa su verga exprimiéndola más.— Hugrr ugrr ho si humm eres un perrita traga leche... que bien aprieta tu garganta mi verga. —Mientras siento otros tres disparos y sigo tragando— Hugrg uhgrgr —gime y su verga sigue escupiendo leche directo a mi estómago.

—Garrg garrrg —se oye desde mi boca como voy perdiendo oxigeno golpeo su pierna mi vista se empieza a nublar y me vengo como una vil zorra.

Se levanta sacando su verga de mi boca y siento como se vacía mi garganta

—Haaa haaa huff ho ho. —Mientras su verga sale escurriendo y cae un montón de líquidos a mi cara él está levanta en mi cama con su verga escurriendo.

—Hoo daddy... —Alcanzo a decir. Este maldito me ha hecho correrme sin necesidad de tocar mi vagina.

Se agacha y me acerca de nuevo su verga.

—Vamos puta termina tu trabajo y limpia mi verga.

—Si daddy... —digo sumisamente mientras tomo su verga y la chupo despacio succionando cada gota de saliva y semen, incluso siento un pelo de su pubis y me lo trago.

—De ahora en adelante serás mi puta. Entendiste perrita —me dice golpeando mi cara con su verga.

—Ho ho —agarro aire y le respondo— si daddy...

—Bien de esto nada le comentes a mama, perrita. Ha y mañana cortas con tu novio no quiere verte con ningún otro hombre entendiste. —Me dice apretando mi barbilla.

—Daddy pero él... —plass me tira un cachetadon fuertísimo que casi me doy vuelta.

—Pero nada puta!! Tu serás mi putita mi zorra yo soy tu amo entiendes?

—Si daddy... —bajo la mirada sumisamente mientras veo mis pechos y mi short de dormir súper húmedos.

—Entonces... —me dice mientras camina a la puerta poniéndose su bóxer…— Di que lo eres. —Voltea con cara de macho con una sonrisa de malicia.

—Soy tu putita daddy...

Grr gruñe en asentimiento y sale de mi cuarto.

*************************

Pueden contactarme a mi correo: [email protected]

Pd: Jeje soy muy sumisa así que acepto cualquier proposición para crear un relato.

  • (35)
  • Compartir en redes