INICIO » Categoría » Visita al ginecólogo

Visita al ginecólogo

  • 8
  • 15.011
  • 9,74 (43 Val.)
El doctor le da una muy buena revisada a la conchita de mi esposa

Mi esposa y yo, como ya conté en relatos anteriores, habíamos experimentado de todo pero nuestro error en todas esas ocasiones fue que nunca usamos protección. Por una u otra razón nunca se nos ocurrió y me estaba preocupando de que mi esposa tuviera alguna infección o problema en su vagina o peor que hubiera contraído alguna enfermedad, por eso decidimos ir al doctor.

La verdad estaba muy nervioso, pero también excitado, ya hacía mucho que pensaba en llevarla a coger con un doctor pero ella siempre se negó, y más si era con un médico que frecuentáramos y este era el caso. Así que me puse a pensar en cómo convencerla pero no se me ocurrió nada así que mi única alternativa era ofrecérsela sin que ella se enterará.

Yo hice la cita con el ginecólogo y le pedí que fuera la última hora de todas, no importaba el día pero que fuéramos los últimos a los que atendiera, y el aceptó, me dijo que el sábado a las 7:50 nos vería para atendernos.

Llegó el día, me arregle muy poco pero mi esposa se bañó, se puso una falda cómoda pero muy corta y una blusa negra de tirantes, se veía muy bien pero no como si quisiera que fuera a más que la simple cita médica.

Llegamos 10 minutos antes y el consultorio estaba casi solo, estábamos su secretaria, una joven bajita con cabello rojo y rizado (bastante bonita) mi esposa y yo. El doctor tardo más o menos 20 minutos en salir, era un muchacho como de 25 a 28 años no muy alto, castaño y de buen físico y yo tenía que se me salía el corazón de los nervios.

Entramos al consultorio y nos preguntó el porqué de nuestra visita y antes de que mi esposa respondiera yo dije "mire la verdad es que mi esposa y yo intercambiamos parejas y tenemos miedo de que haya contraído algo", mi esposa se quedó helada pero el doctor no pareció sorprenderse.

Hizo que mi esposa se acostara en su camilla que separaba la vista del paciente de la del doctor por una cortina pequeña y pusiera sus piernas en unas bases que servían para que abriera las piernas y pudieran revisarla, el doctor muy profesionalmente revisaba la vagina de mi esposa y yo notaba como con sus toques ella se empezaba a mojar más y más, entonces supe que era el momento y le dije al doctor "puedo hablar con usted un momento" el aceptó y fuimos al otro lado del consultorio separado por una pared con puerta y en cuanto la cerramos le dije explique mis deseos y el muy alegre me dijo "si claro yo le ayudo pero necesito que me de libertad total sobre ella" yo acepté y antes de abrir la puerta y entrar de nuevo me dijo "nada de condones ni de intervenir en el acto ok?" Yo ya erecto le dije "si claro solo miraré y disfrutare" entramos y me senté en una silla que tenía al fondo de la habitación.

El doctor con cara sería le dijo a mi esposa "mire señorita tengo que hacer unos estudios más a fondo pero llegan a doler un poco y necesito atar sus manos para que no vaya a moverse y se lastime" mi esposa asustada le respondió "tengo miedo pero si es necesario lo hago" el doctor saco unas correas de un cajón y la ató a la camilla.

El doctor empezó a mover sus dedos en mi esposa de manera lenta y lasciva como si la estuviera masturbando y ella reaccionaba con gemidos "esto es para relajar la vagina y no le duela tanto no se preocupe" le dijo el doctor a mi esposa, de pronto el doctor fue más violento y tocaba el punto g de mi esposa y ella gemía sin parar y de repente soltó un fuerte gemido y se vino soltando un pequeño chorro de agua "que paso señorita le gustó lo que le hice?" El doctor dijo burlándose y mi esposa le contesto "perdone doctor no sé qué me paso" y el doctor le respondió "no se preocupe ya se lo que necesita, y no es un chequeo médico" se acercó a un cajón y saco in frasco con liquido " esto es un afrodisíaco que sensibiliza la vagina al rose, le voy a hacer una demostración" le hecho unas gotitas en la puchita y metió su dedos hasta el fondo "aaah doctor aaah ay aash" gimió mi esposa y el doctor dijo "ve es muy bueno para el sexo, la verdad le ayudare un poco más" después de acabar de decir eso unto un buen chorro en sus labios y luego metió la botella en su vagina y cuando la saco estaba vacía "esto le ayudará a lo que le haré en seguida" tomo el teléfono y le dijo a su secretaria "otra más quieres venir?". Movió la cabeza y dijo "sube entonces ya está lista para los estudios especiales" mi esposa estaba ya muy caliente pero consiente y le pregunto "que estudios son?" Y el doctor descaradamente le dijo "mire cada cierto tiempo viene una pareja con nosotros y le damos el tratamiento especial, mi secretaria me va a ayudar a cogérmela como me pidió su esposa, le va a encantar pero hasta que esté de acuerdo no la desatarse" mi esposa me volteo a ver enojada y dijo forcejeando "suelte me no quiero nada de esto" y en eso llegó la secretaria con un abrigo y cuando se lo quito estaba desnuda y con algo entre sus piernas, un gran arnés como de 25 o 28 cm y le dijo "ya empezamos doctor?". Y de pronto se acercó a mí esposa y la beso sensualmente.

Mi esposa se negaba pero poco a poco cayó en los movimientos de lengua de la secretaria y el doctor por su parte saco su verga y se la clavaba sin piedad a mi esposa y me veía burlándose, mientras más la penetraba mi esposa más se movía a su compás y el doctor dijo "ya desátala ya le gustó mi verga" y la secretaria lo hizo y mi esposa en cuánto se creyó libre tomo a la secretaria y la monto sobre ella mientras la besaba "aaah mhggh mggh aamhgg" gemía mientras besaba a la sexy secretaria después de 6 o 7 minutos mi esposa soltó varios chorros de líquido vaginal y soltó a la secretaria "qaaah aaay sí doctor aaaaah ay aaaay doctor aaah" y se vino muy fuerte el doctor tardo uno o dos minutos más en venirse dentro y mi esposa con cada penetración soltaba un chorro de agua, el doctor se separó y fue a la cabeza de mi esposa a qué se la chupara y está con mucho gusto acepto y se comía su verga con unas ganas impresionantes, la secretaria le metió el arnés todo y mi esposa al sentirla se vino sin más bajo las piernas y comenzó a moverse para que la penetraran más profundo y la secretaria le decía "ay qué rico mmm si muévete a si chiquita" mi esposa se movía cada vez más rápido hasta que con un gran gemido se vino "aaay mami aaah métela aaah más más más más aaay aaaah" y el doctor se vino en su cara. Yo estaba como roca y en cuanto me saque la verga y me la jale me vine tan fuerte que manche mi camisa.

Mi esposa se puso en cuatro y les dijo "los dos por favor los dos" el doctor y la secretaria sin chistar se acomodaron y la dieron tan duro como pudieron "aaaah ash ay que ricooo aaah" se venía cada 10 o 12 embestidas de cada uno y tenía los ojos perdidos como si estuviera en transe el doctor se corrió en su ano y se separó "bueno yo creo que este tratamiento ya quedó pero si quiere le hago un análisis mejor en mi casa" y yo gustoso dije "si por favor dele más análisis" y el doctor dijo "bueno me la llevo y mañana va por ella" yo acepté y esperamos hasta que la secretaria y mi esposa acabarán juntas ya sin arnés y de tijera "aaaah aaah ay mami aaay si aaaaah" gritaba mi esposa y la secretaria "aaaah mueveteee así aaah asiiii siii siii siiii" acabaron juntas en un beso y mi esposa se quedó dormida, la llevamos al auto del doctor y se la llevó a su casa, yo los seguí y me quedé cogiendo con la secretaria en el coche hasta que nos quedamos dormidos.

A la mañana siguiente como a las 5 entramos a la casa y encontramos a mi esposa siendo cogida por el doctor mientras dormía "perdón todavía no acaban los exámenes venga secretaria y usted también" nos acercamos y la penetre por su ano y la secretaria se masturba con su boca "aaaah que qué rico me la chupaba" decía la secretaria y cuando acabamos yo y el doctor seguimos con la secretaria "aaah ay que rico doctor asah aaay más denme más" acabamos en su ano y vagina y cuando mi esposa despertó no se podía ni mover, "porque me hiciste esto si te dije que no quería, ahora ni me puedo mover" y yo le dije "mejor así todavía no acabamos" no la cogimos dos o tres horas más y la secretaria de vez en cuando hacía una escena lésbica del calibre de una porno, mi esposa y yo nos retiramos, ella llena de semen escurriéndole por sus agujeros y manchada de la cara, cabello y pechos y yo satisfecho y alegre.

  • Valorar relato
  • (43)
  • Compartir en redes