Nuevos relatos publicados: 26

Confesiones de mi esposa

  • 4
  • 31.104
  • 9,40 (5 Val.)
  • 0

Antes de casarnos iniciamos una plática mi novia y yo sobre nuestros antecedentes sexuales y dado que mi hoy esposa es una mujer de apariencia tranquila no esperaba más de sexo con sus novios y quizá algo extra dado que es atractiva (la describiré más adelante) sin embargo me sorprendió mucho su confesión la cual detallaré en las vivencias más sexuales qué tuvo, omitiendo lo más común.

En ese entonces mi esposa era una residente de especialidad médica al igual que yo de 24 años esbelta, de 1.65, tez clara, pelo a cintura teñido de rojo, con una silueta femenina de piernas largas caderas anchas y nalgas paraditas, pechos pequeños de cara infantil. Ya cargaba con aproximadamente 17-20 (porque no está tan segura) parejas sexuales.

Al saber tremendo número ella me dijo que tuvo mucho sexo ocasional en las temporadas que no tenía novio, pues sentía mucho deseo de estar con hombres y solo teniendo sexo lo controlaba ya que la masturbación no era suficiente como para algunas amigas si. Me dijo que el sexo libre sin freno inició a sus 21 años luego que su primer y único novio hasta el momento la dejará mientras ella cursaba su año de internado en medicina (Si, desde los 21 hasta los 24 entre 17 a 20 tipos se la clavaron), esto la dejó triste pero principalmente necesitada de sexo, dicha necesidad fue en aumento haciendo que se tocara imaginándose amigos, compañeros del hospital o inclusive médicos adscritos donde ella hacía su internado.

En el hospital recibía obviamente mucha atención de muchos hombres por ser joven y guapa inclusive desde antes de quedar soltera, sin embargo los ignoraba pero poco a poco su deseo le impedía ignorar del todo que tenía varios tipos dispuestos a follarla en cuanto ella dijera. Un día su amiga de guardia la invita a ir a bailar a un bar de la ciudad un viernes libre que tenían a lo que ella acepta y acude con su cabello lacio suelto, labios rojos, un mini vestido muy cortito que dejaba lucir sus largas piernas aún más resaltadas por sus tacones (ella a la fecha viste al salir minifaldas y ropa pegadiza y me encanta).

Aunque llegaron solas e iniciaron a fumar, beber y bailar entre ellas, rápido sintió de entre las miradas una en especial, era la de un tipo que trabajaba en el hospital como técnico en mantenimiento, dice ella tendría algunos 32 a 35 delgado pero fornido, atractivo de rostro y que antes siempre la miraba en el hospital. La mirada era algo lasciva quizá porque había tomado algo de alcohol y ella se excitaba un poco al notar como el tipo recorría con su mirada sus piernas y trasero tratando de ver algo más mientras su faldita se movía con el bailecito suave que hacía mientras bebía con su amiga, mi ahora esposa ya excitada y algo desinhibida decide tomar asiento en una silla periquera viendo frente a él con la intención de enseñarle su ropa interior y así lo hace, abría sutilmente sus muslos para mostrar una tanga roja que cubría su sexo mientras el tipo clavaba su mirada en esa rica rajita marcada entre sus muslos, así lo hizo varios minutos hasta que el tipo decidió acercarse aprovechando que su amiga fue al baño.

Resumiré lo qué pasó para no aburrirles, platican ella sabe que él tiene 34 años, tiene un hijo y según está "divorciándose" (luego supo eso del divorcio era falso), bailaron, el pago bebidas y finalmente les dijo que las llevaba a casa, obviamente deja primero a su amiga y ya frente al departamento de mi ahora esposa Justo por bajar del carro ella le pregunta "¿Te gustaría pasar un rato?", rápidamente acepta sabiendo que se la va a clavar obviamente y así fue...

Según mi ahora esposa mal entraron e iniciaron a besarse frenéticamente, ambos muy excitados, ella dice tenía empapada su tanga de excitada y el tipo traía la macana durísima y bien parada, luego de los besos y masajes manuales sobre los genitales dice le saco la verga se hincó e inició a mamársela, recuerda era una verga morena gruesa y pétrea, dice que mientras se la mamaba él gemía de placer y le decía "vamos niña, esto querías, cométela", no sabe cuánto tiempo se la mamo pero se levantó lo llevo al sofá y lo sentó mientras se botaba el microvestido quedando en tanguita únicamente, fue y se le sentó de frente sobre sus piernas acomodándose la verga para darse un sentón y ensartársela luego de lo cual inició el tipo formalmente a meterle la macana a mi hoy esposa, dice que se la culeó (follo) unos 20-30 minutos hasta que se chorreó dentro de ella para ese momento mi ahora esposa ya había tenido dos orgasmos...

El tipo termino, se vistió y únicamente dijo "adiós niña"... se siguieron viendo en el hospital pero nunca más tuvieron sexo puesto que él supo que la mentira del divorcio ya era conocida y quizá por pena evitaba platicar más allá del trabajo y lo necesario, eso si todos los amigos del tipo supieron que le había metido la verga.

A partir de ahí mi vieja solo quería vergas y se comió muchas más inclusive fue amante de casados a uno lo dejo inclusive darle por el culo... luego contaré más sobre mi puta.

(9,40)