Nuevos relatos publicados: 10

Y llegó el amor

  • 7
  • 8.739
  • 9,44 (9 Val.)
  • 3

Después de mi tercer relato cuando se despidió mi primo Javier él me hizo su mujer por primera vez, tuvimos una relación de cinco años luego se fue a España, en esa época yo tenía 23 años se fue y me quedé sola después de varios años regresó de visita y tuvimos nuestros encuentros amorosos en varios hoteles hasta la fecha que regreso a España.

Voy a relatar mi actual relación amorosa, por seguridad le cambiaré de nombre le pondré César, lo conocí en un campeonato de fútbol yo no juga me gustaba ir a ver las lindas piernas de los chicos, después de cada jornada deportiva ellos tomaban unas cervezas para aplacar la sed, había un chico simpático alto cuerpo marcado y bien educado, lo miraba a cada momento que podía a lo cual el se dio cuenta y me dio una mirada bien fuerte qué yo me sonroje disimuladamente se me acercó y me preguntó,

César: te gusto?

Yo: este por qué me dices eso?

César: no te preocupes me di cuenta la forma en que me mirabas si deseas vamos a tomar unas cervezas a otro lado te parece?

Yo le acepté y primero se despidió él de los amigos y luego de unos minutos sali yo nos encontramos en un restaurant pidió dos tragos para brindar nuestra amistad. Ya estando solos le confesé que si me gustó desde el primer momento que lo vi y que mi opción sexual nadie lo sabía, que todo era secreto, me hizo varias preguntas le dije que si había tenido varios hombres en mi vida pero que mi primer hombre había sido mi primo Javier, pero que ya no vive en el Perú y que luego de mi primo Javier hubieron varios hombres pero que no marcaron mi destino que solo fueron relaciones fugases, me dijo me llamo César tengo 40 años bueno yo le dije tengo 47, me contó que estuvo a punto de casarse pero su novia lo engaño a pocos días del matrimonio y qué estaba sólo.

Pidió unos tragos más y luego me dijo si podía ir a su dpto. en una bonita zona de Lima llegué a la hora pactada al quinto piso toque su puerta me abrió me invitó a pasar agarrando mi mano y me dio un beso en la mejilla no esperaba ese beso muy caballero de su parte, me sirvió un refresco conversamos luego me preguntó si había traído ropa para cambiarme le dije que si me hizo pasar a su dormitorio vístete está todo a tu disposición pero yo quería bañarme no hay problema me dijo voy a salir a comprar algo para tomar y para comer hasta eso te alistas gracias le dije.

Regresó a los cuarenta minutos yo la estaba esperando en su dormitorio con mi vestido negro enterizo medias panty de malla maquillada y una peluca a los hombros… llegué estás lista?? Siii le dije estoy en el dormitorio... al entrar se quedó parado en la puerta me miró de pies a cabeza, yo estaba colorada de la vergüenza pero el me dio la confianza me tomó de la mano y me llevó a la sala, puso música romántica bajó la luz. bailemos!!! Puse mis brazos alrededor de su cuello y el me tomó de la cintura empezamos a bailar me hacía sentir bien mujer estar así, y me decía al oído

César: Quieres ser mi novia??

Yo: si le dije sólo por hoy? le pregunté

César: por mucho tiempo.

César: hoy día te haré mi mujer eres linda y sexy, tienes bonito cuerpo.

Me besó en mi boca metía su lengua y jugaba con la mía, sus manos bajaron a mis nalgas qué por cierto tengo buen culo paradito soy blanca de 1.70 mis tetitas son chicas y el baile seguía yo iba sintiendo su pinga como crecía su bulto cada vez más grande y duro, termino la canción allí parada comenzó a desnudarme me bajo mi vestido y sacó mi brasier, me quedé en tanga pantys y mis zapatos de taco, chupaba mis tetas bien fuerte mordía mi pezón, cuando miré mi pecho estaba lleno de chupetones fue bajando a mi barriga le pasaba su lengua era un placer que hacía poner mi piel de gallina, me dio la vuelta hacia lo mismo besaba y mordía mis nalgas igual con chupetones, estando yo de espalda se desvistió, me hizo poner de perrita en el sofá puso mi tanga a un lado y metió su lengua en mi ano, abría mis nalgas con sus manos y mordía lo pliegues de mi ano yo estaba a punto de tener un orgasmo sin agarrar mi pene.

Se subió al sofá puso su verga en mi boca recién la veo es grande y gruesa solamente una vez había comido una así me puse nerviosa comencé a pasar la lengua a la cabeza me hizo abrir la boca se dio cuenta que estaba haciendo esfuerzo para que entre a mi boca! Despacio mi amor no te preocupes con calma! Al rato logró entrar a mi boca pero me hacía dar arcadas de vómito salía bastante saliva, después esa misma saliva la unto en mi ano, se bajó del sofá yo estaba en perrita mi ano estaba bien mojado metió uno dos tres dedos lo dilató bien ¡¡¡Ahora ya estás lista!!! Me dijo... ¡¡¡Despacio amor!!! Le dije, puso su pinga en mi orificio dilatado comenzó a empujar y empujar a la tercera la metió todita de una sin parar, me hizo dar un grito de dolor ya sabía lo que es comer una pinga así de ese tamaño. Yo ajustaba mi ano para sentir tremendo tronco atorado haciéndome sentir bien puta, me jalaba de los hombros y empujaba con fuerza a la tercera empujada ajusté mi ano otra vez y comencé a terminar era el orgasmo más rico que estaba teniendo. Estaba gimiendo como una hembra, el me decía ¡¡¡Oh que rica qué eres, que culo para tan rico que me estoy comiendo!!!

Aceleraba sus embestidas sus huevos chocaban con los míos y me dijo ¡¡¡Ahí te va mi leche ahora ya eres mi mujer!!! Soltó cuatro enormes chorros de leche bien adentro de mi culo, nos dejamos caer al sofá yo boca abajo y él en mi encima. Después de varios minutos comenzó a darla ya flácida me la puso en mi boca y la dejé limpia de su leche fuimos a la ducha rico cuando nos caía el agua fría, el me pasaba sus manos por mi culo metió dos dedos salió un poco de aire y bastante leche espesa en la palma de su mano y me la paso por toda mi cara y mi boca y nos perdimos en un profundo beso.

César: Mi amor te gusta el nombre MELY?

Yo: si amor gracias.

Ese fue el primer encuentro con César, al tercer encuentro me pidió que conviviera con él y así lo hice hoy en día vivo con el, los dos trabajamos yo llego antes que él me baño me hago mis enemas siempre me a gustado ser limpia en la intimidad. Yo le cocino lavo su ropa en el departamento estoy vestida bien sexy en la calle soy un varón normal no me atrevo salir del closet. Vivo un amor intenso nunca antes vivido los fines de semana me lleva en el auto a lugares públicos a tomar unos tragos y la gente normal casi ni se fijan en que él está besando a un hombre entramos a un hotel hacemos el amor y regresamos a las 5 am. Los domingos la pasamos en el departamento haciendo nuestras cosas en las mañanas y en las tardes la pasamos en la cama viendo tv y teniendo sexo intenso.

Luego mis relatos serán recuerdos de las diferentes experiencias sexuales que tuve con diferentes hombres qué son bastantes, también tengo historias de tríos. Claro que César no sabe de mis relatos prefiero no contarle. Gracias espero que les guste mis relatos que son 100% reales.

Sus comentarios serán bienvenidos sean buenos o malos.

(9,44)