INICIO » Amor Filial

Tía borracha

  • 8
  • 30.028
  • 8,72 (39 Val.)
  • 0

Eran vísperas de año nuevo, vivo en Zacatecas con mi hermano y mi madre, para fin de año había escuchado que iríamos a la casa de la abuela allá en Toluca. A mí me encantaba ir allá ya que toda la pandilla de primos estaba ahí, además de que la fiesta se animaba mucho cuando empezaban a sacar el pisto y demás. Así que partimos en la mañana del sábado para poder acomodarnos y pasar unos días allá.

La casa de la abuela era grande y era suficiente para albergar a la basta familia que teníamos, yo lo primero que llegue a hacer fue a darme un buen baño ya que había sudado durante el viaje a horrores, ya en la cena empezaron a llegar todos, ya los primos con sus esposos y los tíos con toda la plebe, en especial desde morrillo siempre me había llamado la atención mi tía Maricela, no era tan grande, tenía si acaso unos 32 años, pero estaba como quería, era morena, tenía unas tetas muy buenas grandes caderas y nalgas, era toda una yegua, me fascinaba que siempre en las fiestas de la familia se arreglaba como toda una putita, vestido corte y de escote muy bueno.

Durante la cena estuvo todo normal ya al día siguiente empezaron los preparativos para recibir el año que venía, aún faltaba un día pero la gente de ahí no trabaja ese día así que los supermercados estarían cerrados, ya el ultimo día del año en la tarde empezaron a echar la reta entre los primos para después bañarse todos y estar listos para la cena y borrachera que se venía, los borrachos de los tíos ya empezaban a beber y con ellos mi tío Iván quien era esposo de mi tía maricela, él era de los que tomaban hasta reventar, ya bañado empecé a notar que mi familia se había olvidado de la cena y se concentró en la fiesta, sonaban canciones rancheras y al fondo mi tío Iván bailando con su esposa que valla vestido traía, era negro, y mostraba una pierna desnuda, sin espalda y para rematar esos escotes que le encantaban, entre los primos y tíos embobados veíamos tremendo culote de la tía, que bailaba como diosa, entre los primos se cuchicheaba el que tan buena estaba la tía y las buenas cogidas que le habría de dar el tío.

Ya más en la noche se hicieron las bolitas, una de hombres y una de las mujeres, los hombres tomaban y fumaban y presumían sus logros, que la casa, el coche, el trabajo, todos sumamente ya bebidos, por parte de las mujeres no eran muchas pero sí que tenían ambiente pero al cabo de un rato todas se metieron a dormir quedando solo 3 que eran mis tías que al no hallar tema fueron con los tíos ya borrachos.

Ya en la madrugada todos ya estaban bebiendo como locos, las tías ya comenzaban a desarreglarse por el alcohol, la tía mari en las piernas del tío Iván se caía de sueño y el tío solo alegaba que él era más chingón que todos que tenía la mejor vieja y que todos éramos unos jodidos, todos le veían mal ya ebrios, yo por mi parte no había bebido mucho ya que no era fan del tequila, así que solo me limitaba a ver, en eso un tío nos dice que la leña ya no da para más y que era mejor ir adentro a tomar y seguir, ya adentro me dieron ganas de ir al baño y subiendo las escaleras se escuchaban gemidos, era la prima rosita desde su habitación, me acerque lentamente y pude ver a mi prima siendo follada por mi hermano, mi prima si acaso tendrá unos 19 y mi hermano 28, la tenía empinada agarrándola por los brazos y sacudiéndola con bestialidad, solo se escuchaban sus gemidos y los golpes de sus nalgas con los huevos de mi hermano, la verdad me calenté y quise ver más pero de repente me entro en la cabeza la ansia de ver a mi tía, fui al baño y de inmediato baje, ya abajo estaban todos borrachos a tope, todos los tíos ya ebrios a no más poder, en eso me ve mi tía y se me acerca, casi sin poder caminar “vamos a bailar una hijo ya que se me durmió el wey de tu tío".

yo accedí y en eso estaba sonando una de la ms, la tome por la cintura y comencé a bailar con ella, ella de lo ebria que estaba me sostenía para no caerse pero al hacerlo pegaba todo su cuerpo al mío, de inmediato me puse erecto, mi tía ya estaba casi dormida y me alcanzo a decir que la dejara en el sillón que quería recostarse, yo la ayude y al inclinarse para acostarse aproveche y la tome de la cintura y le pegue la verga dándole buen arrimón, a lo que me excuse con perdón me iba caer, ella no dijo nada y me respondió ven acuéstate conmigo ya mañana vemos que hacemos con este desastre, yo no dude en aceptar y me acosté con ella, ella estaba de frente a mí y la abrace pero estaba muy caliente y quería sentir su culo, así que me pase del otro lado y me pegue a ella abrazándola por atrás, empecé a restregarle la verga en el culo y ella solo hacía para atrás, en eso le meto mano por la pierna y me dirijo a su entrepierna, ufff estaba que escurría ya esa cosa, me empecé a restregar más y más en su culo hasta que le subí el vestido y le baje el calzón, ella me decía, que cabron me saliste, anda haz lo que quieras al fin ya tu tío esta que no siente nada, la situación era súper excitante, estaba en la sala con mis tíos dormidos a punto de reventarme a la tía más buena de todas, le dije oye no creas que lo hare tan fácil antes tienes que hacer algo por mí, a lo que ella se baja automáticamente y se pone de rodillas sacándome la verga que escurría ya, de un solo lametazo empezó a comérsela toda, valla mamada que me estaba dando, su saliva escurría por mi pene, y sus ojos solo pedían verga, estaba aún ebria pero sabía lo que hacía con esa lengua, la verdad ya no pude mas y la levante y le quite el vestido y el sostén que tenía dejando esas tetasas al aire, valla mujeron que era, estaban bastante firmes ya para su edad y los 3 hijos que ya tenía, la abrí de piernas y jugueteé un poco restregando la verga en su panocha, ella se mecía y retorcía de placer hasta que de un empujón le deje ir toda la verga, ella grito e hizo unos gestos súper ricos.

Empecé lento muy lento, en cada estocada ella agarraba el sillón y se lamia los labios, ya entrando en calor comencé al acelerar, ahora ya se escuchaba un ahhhh ahhhhh ahh en toda la sala, su límite fue que se vino, sentí el chorro entre mis huevos y ella se aferraba más y más a mí, yo estaba entero, el alcohol que tome ayudaba a no venirme tan rápido, después de estar un buen rato así la voltee, quedando de cucharilla, la tome por los pechos y le metí la verga de una, le estaba acomodando buen cogidon a la tía que estaba toda sudada ya, sus nalgas en mis huevos se veían fenomenales, sus gemidos y gritos aumentaban mi lujuria y en un descuido le metí la verga por el culo, a lo que grito como loca, se quiso zafar pero no la deje, le dije que le iba reventar el culo ya que le tenía ganas desde hace mucho, ella suplicaba que por ahí no y lloraba, yo no la saque y empecé a bombearla, al cabo de un rato ella sola buscaba mi verga con su trasero, le hice lo que quise estando así, le pellizcaba y estiraba sus pezones le metí la lengua en su oído y boca, mi tía era mi puta en ese momento, los lloriqueos ahora eran gritos de placer que pedían mas y más, la incorpore en 4 y comencé a cogerla así, dándole a nalgadas y agarrándole el pelo, sus gritos ya eran de puta en celo, decía entre ellos, ayyyy que rico, asiii asiii no pares, dame mass duro, y un sin fin mas, sonaban también las nalgadas que le daba, tremendo culo que tenía y era todo para mí, en eso no pude mas y le llene el culo de semen, ella en su alucinante cachondeo bajo y me la mamo limpiando toda mi verga.

Me abrazo y me dijo que iría a dormir arriba para que no hubiera sospecha, ya por la mañana en el desayuno andaba muy sonriente atendiendo al tío que no aguantaba la cruda, y como costumbre fanfarroneaba con lo que podía, yo sonreía porque me había cogido a su mujer y le había gustado tanto que en la cocina le di un buen faje argumentando que le ayudaría con las bebidas, me la mamo un rato y después llevamos las bebidas, era una súper cachonda la tía y ahora era mi puta.

(8,72)