INICIO » Amor Filial

Vacaciones en Cancún con mi sobrino

  • 4
  • 12.697
  • 9,40 (20 Val.)
  • 0

Salimos temprano rumbo al aeropuerto, Balam y yo íbamos a pasar unos días solos en Cancún, cuando le dije a mi esposo semanas atrás pensé que me diría que estaba loca, pero mi sorpresa fue mayor cuando no solo me dio permiso sino que también propuso que ya que iba a estar con él en la playa de vacaciones, lo lógico era que regresara embarazada de él.

Mi esposo me estaba permitiendo que cumpliera mi mayor fantasía!!

Cuando empezamos nuestra experiencia swinger pero más específicamente, cuando empecé a andar con mi amante Israel, la idea de embarazarme de alguien más empezó a dar vueltas en mi cabeza...

No sabía cómo podría tomarlo mi marido, pero la verdad era una obsesión para mí saberme fecundada por alguien que no fuera mi marido, saber que llevaría en mi vientre el producto de una infidelidad consentida era muy atractivo para mí y cada vez que pensaba en ello me ponía muy caliente, lo platiqué con mi amante Israel y no se opuso, de hecho me dijo que lo hiciéramos con la condición de que todos en mi trabajo supieran que era su hijo producto de relaciones extramaritales para que supieran lo putita que era.

Eso me calentaba mucho, pasarme en el trabajo embarazada de él y que supieran que me había llenado de su semen estando casada con otro era lo más caliente para mí...

En estos días planeaba como llevarlo a cabo cuando paso lo de Cuernavaca con mi sobrino Balam y entonces si me volví loca!, deseaba también tener un hijo de él, aunque el ser de la familia complicaba todo, mi atracción por ese joven era incontenible, ya sus padres sabían que era mi amante y en varias ocasiones se había quedado a dormir en mi casa cuando no estaba mi marido, varias veces también me había quedado en su casa aun estando sus papás que daban su consentimiento para que tuviéramos relaciones.

Esa mañana me arreglé mucho para que todos vieran la hembra que llevaba mi joven amante, el de 18 años y yo de 30 recién cumplidos, un vestido muy corto color blanco con la espalda completamente descubierta y zapatillas de alfiler blancas completaban el atuendo que dejaba ver a plenitud mis piernas y el con esa juventud tan atractiva y ese cuerpo que me gustaba tanto, al escoger el hotel días antes iba a reservar en un hotel swinger, pero decidí que sería más caliente hospedarnos en un hotel normal donde todos podrían ver qué era mi joven amante y yo su milf.

Íbamos felices riendo y platicando en el avión y todos pusieron darse cuenta que éramos pareja a pesar de la diferencia de edades...

Llegamos a Cancún sin contratiempos y nos dirigimos al hotel que estaba en la zona más bonita junto a la playa, al registramos en el hotel, todos en la recepción de dieron cuenta que era yo la que pagaba todo así que dedujeron que él era mi "detallito", como suelen llamar a los jóvenes amantes de señoras casadas...

Nos llevaron a la habitación y al cerrar la puerta y estar a punto de saltarme encima Balam para cogermeee le dije: espera un momento, llame a mi esposo en una vídeo llamada y cuando contesto le mostré la habitación y pudo ver a Balam sentado en la cama solo con calzoncillos, entones enfoque el teléfono hacia mi que estaba ya desnuda solo con las zapatillas y le dije: Seguro que quieres que haga lo que platicamos?

Mientras caminaba hacia Balam y le pedía se pusiera de pie para quitarle los calzones y pudiera mi esposo ver la verga erecta de Balam mientras me ponía a su lado y le repetí: de verdad quieres que lo haga? (Acariciando la verga de Balam viéndolo con lujuria)

-sí! Hazlo Mariela, sabes bien que es lo que más deseas!

Ok, regresaré con nuestro encargo, no lo dudes! Yo me encargo de ello, dándole un beso francés a Balam mientras él me abrazaba y me acariciaba las nalgas colgué la llamada y agente el teléfono para poderme concentrar en darle a mí joven amante la cogida de su vida...

Entre caricias y risas nos fuimos acostando en la cama para empezar lo que iba a ser una sesión de toda la tarde...

Tanto era nuestro deseo de vernos desnudos y coger que olvidamos cerrar las cortinas del cuadro, estábamos en el piso 5 justo a la mitad de la altura del hotel así que seguramente varios de los huéspedes pudieron ver claramente nuestra primera sesión de sexo intenso…

Continuará.

 

(9,40)