INICIO » Amor Filial

Regalo de Navidad de mi ahijada

  • 15
  • 12.839
  • 9,45 (33 Val.)
  • 0

Luego de ese espectacular día con mi ahijada, donde me la cogí bien rico, nos veíamos cada 2-3 semanas de acuerdo a sus compromisos, ya que estudia, trabaja, tiene una niña pre-adolescente, en fin, pero no era cantidad, teníamos encuentros sexuales de calidad.

En fin llegó diciembre, con esto las Navidades, estaba un poco, o mejor dicho muy deprimido, ya que mi mamá tenía 8 meses de haber fallecido y bueno a pesar de tratar de llevarlo más o menos bien, la época pega, el 24 o específicamente en la madrugada del 25 a eso de las 00:30 h, recibo un mensaje de mi ahijada Aracelis, donde me deseaba una Feliz Navidad a pesar de la ausencia física de mi madre me deseaba lo mejor que le debía su regalo de Navidad y ella ya me tenía el mío.

A mí se me había olvidado que en el tercer o cuarto encuentro habíamos visto una película porno y ésta tenía un episodio de un trío entre dos mujeres y un hombre, yo me quedé absorto viendo la escena mientras empecé a acariciar mi miembro, el cual a pesar de haber tenido una sesión agotadora comenzaba a erectarse, Aracelis al verme el miembro cobrar vida de nuevo, se fue directo a mi pene y comenzó a darme una buena mamada, luego la tomé por las caderas y comenzamos otra batalla campal, cabalgándome como loca endemoniada, dejándola bien satisfecha, aunque dicho textualmente por ella el placer recibido fue indescriptible, ya que lo tenía muy duro, Aracelis acabó a chorros, ella me preguntó si había hecho un trío, (claro que he hecho tríos) pero vi un brillo en sus ojitos que me causó curiosidad y apliqué una técnica que casi nunca me falla, la cual consiste en hacer creer que con ellas es la primera vez.

Aracelis al ver que yo le respondí que no lo había hecho, pero esa era mi mayor fantasía, pero debía reconocer que me daba pena y miedo a la vez, ya que hay que buscar personas que estén completamente sanas en sus partes íntimas y de cualquier enfermedad de transmisión sexual, (de hecho con las personas que lo he hecho les pido hacerse exámenes de sangre y en sus partes, sí no es antes se los hago luego) ella me preguntó nuevamente sí me animaría con ella, le respondí que si pero no tenía "amigas" para ese tipo de "travesuras", ella me mostró la foto de una prima de ella con quién charlaba y eran algo así como confidentes, y que su prima sabía de lo nuestro, yo me asombré porque le pregunté cómo se había enterado sí yo soy una tumba en cuanto a lo de la discreción, ella me respondió que me quedara, tranquilo, que su prima sin querer vio su teléfono una vez después de nuestro primer encuentro, en la noche estaban en su casa y mi ahijada chateaba por teléfono conmigo y su prima le preguntó con quién chateaba ya que tenía el rostro iluminado, empezaron a forcejear jugando y vio cuando uno de los mensajes decía Padrino, entonces le contó de lo sucedido entre nosotros. Me quedé tranquilo aparentemente para no dañar el momento ni las futuras oportunidades de seguir cogiéndome a mi ahijada.

Bueno volviendo al 25 de diciembre cuando chateaba con mi ahijada, Aracelis, me preguntó que haría el miércoles 26, la verdad no tenía nada planeado y me dijo para vernos en el centro comercial donde siempre nos encontrábamos a la misma hora.

Al día siguiente estaba con mi amigo el del taxi esperando a mi ahijada cuando, recibo un mensaje de texto de mi Aracelis, donde me pide que la disculpe que se le hizo tarde, que me vaya adelantando al hotel de costumbre, que pida una suite especial, ya que mi Niño Jesús según ella va a ser "inolvidable", que me alcanza en unos 30 minutos aproximadamente, le comunico a mi amigo y me deja en el hotel.

Una vez en el hotel, procedí a sacarme la franela por fuera y los zapatos, a los 15 minutos recibo un mensaje de mi ahijada notificándome que estaba en la recepción del hotel, al mismo tiempo recibo la llamada de la recepcionista, comunicándome que tenía una persona esperando en la entrada del recinto (hotel), le pido que la haga pasar, a los pocos segundos escucho un carro estacionarse y pensé que mi ahijada venía en un taxi, voy a abrir la puerta de la habitación, lo hago, cuando abro la puerta, la quijada me debió haber hecho como en las caricaturas de los años 80`, cuando caía hacia abajo en clara señal de asombro, mi ahijada traía puesto un pantalón jeans blanco súper pegado al cuerpo, resaltando ese culote, una blusa unicolor azul claro, sandalias de cuña o altas, una cola en su cabello, mi asombro era en una parte por ella, pero la mayor parte fue ver y que a su prima, quién no era la de las fotos que me había enseñado semanas atrás, su compañera resultó ser Maritza, una vecina, mujer morena clara, de unos 1,60 m de estatura, algo gruesa, no pasaría de unos 70 k, senos medianos, labios gruesos, cabello liso corto, a la altura del cuello, piernona pero uniforme, se notaba a km que es adicta del gym, pero el asombro mío es que era Maritza, aparte de ser una vecina del sector es representante del colegio donde estudian sus hijas y mis hijos, el asombro fue mutuo, ya que su esposo se había ido al Perú a trabajar. Maritza siempre me llamó la atención, especialmente su culo, esas piernas gruesas pero de carnes duras, caminamos varias veces donde yo troto, pero por su trabajo y las niñas, sumado a que su esposo salió del país no organizaba su agenda de forma eficiente, mi ahijada al ver nuestro asombro, le dice a Maritza:

Aracelis: "Bueno amiga, vas a seguir con ese verano vaginal?

Y dándome un beso en la boca, agarró de la mano a nuestra vecina agregando:

Aracelis: "Padrino pida unas cervezas para romper el hielo, le parece?

Yo aún absorto pido las cervezas por el auricular del teléfono de la habitación al restaurante trayéndolas en cuestión de 3-4 minutos, las destapamos, brindamos, Maritza aún estaba tensa, nerviosa, mi ahijada, dice:

Aracelis: "Padrino verdad que lo que hagamos aquí, aquí se queda?

Yo: "Claro ahijada, tu sabes que ante todo soy tu padrino y un caballero"!

Haciendo énfasis en caballero, miraba a Maritza, entonces Aracelis y yo nos miramos pícaramente, como decidiendo quién tomaría la iniciativa, armándome de valor me coloco detrás de Maritza y comienzo a masajear suavemente sus hombros, mientras le hago señas a mi ahijada para que se ubique delante de ella, le digo a Aracelis:

Yo: "Ahijada masajéele las manos y los antebrazos!"

Aracelis se puso en acción mientras yo masajeaba los hombros y cuello de Maritza, Aracelis le susurraba al oído:

Aracelis: "Marica déjate llevar, mi padrino nos hará cosas muy ricas..."

Maritza se tomó lo que quedaba de la cerveza que era más de la mitad de un solo golpe. Yo seguía masajeando su cuello y hombros, para comenzar a besarle el cuello, orejas, Maritza, empezó a suspirar y a gemir muy débilmente, le sentí flaquear las piernas, sujetándola, ya era obvio que tenía una soberbia erección, procedo a ubicarla en la cama, y comienzo a desvestirla muy lentamente, le quito sus zapatos, y medias, le comienzo otro masajito en los pies, mientras me ubico para desabrocharle su pantalón jeans negro, ella sube un poco las caderas para facilitarme la tarea, queda en un bikini blanco y con las piernas abiertas, me acerco a sus cachetes vaginales y levanto un poco su ropa interior, está hirviendo, no me aguanté le paso la punta de mi lengua, Aracelis ya está desnuda dándole masajes en la planta de su mano derecha, Maritza al sentir la punta de mi lengua, se tensó bruscamente, dejando escapar un gemido:

Maritza: "uuummm! que rico"

Yo desde abajo la miro, sacándole rápidamente su bikini blanco, lo aspiro, observo su vagina rasuradita, cachetona, Maritza, me pregunta sí me gusta lo que tiene:

Maritza: "te gusta mi cuquita?"

Yo: "cuquita? jajaja será cucon nojoda coño e tu madre!"

Y sumergiéndome a besar, aspirar, lamer mamar esa cuca, Maritza comienza a revolcarse, la tomo de sus piernas para sujetarla y seguir dándole una buena mamada de cuca, Aracelis estaba recibiendo otra tanda de cervezas que había pedido anteriormente, Maritza me tenía agarrado de las orejas y trataba de tomar el ritmo, como queriendo introducirme dentro de ella, yo en cambio estaba endemoniado, mamándole el clítoris, mordiéndoselo muy sutilmente, Maritza apretaba sus piernas, pero como la tenía agarrada no me lastimaba tanto, hasta que se contrajo demasiado, que pensé se iva a desmayar...

Maritza: "ah ah ah uuff que rico que haces no no si si que rico no joda, chúpala así papi ah ahah ah ah ah aaaahhh!"

Soltó un gran aaaahhh relajando totalmente sus músculos, quedando como si hubiera corrido bruscamente, la respiración entrecortada, la senté para quitarle la blusa, la desabotoné mientras mi ahijada nos daba la cerveza, tomé 3 sorbos, no quería perder tiempo, le desabroché su brassiere blanco liberando esos pechos medianos, pezones negros, los cuales metí a mi boca, mi ahijada se sentó a mi lado y le dije que abriera sus piernas, le comencé a acariciar sus cachetes con mi dedo medio y anular, comenzado a introducírselo, mientras besaba y succionaba los pechos de Maritza, siendo éstos su verdadero punto de quiebre, ya que de paso le tenía metido el dedo medio en su cuca, empezando a decir:

Maritza: "dale papito, si me gusta, toma tetica rica, anda mámame las tetas rico, así como me mamaste esa cuca mmmmm que rico, dios...!"

Aracelis: "si padrino que rico, padrino, ahí ahí ahí...!"

Tomé de la mano a mi ahijada y la traje hacia el otro pecho de Maritza, para comenzar a lamer esas masas de carne:

Maritza: "hay que rico coños e madre que me hacen, riiiicooo ah ah ah ah no joda estoy acabando de nuevo me estas cogiendo con el dedo coño e tu madre ah ah ah siiii...!"

Maritza ya sudada alcanzó su segundo orgasmo, me separé de sus pechos y le estampé un beso entrelazando nuestras lenguas, buscando su manita para seguirle dando dedo a mi ahijada, para apurarle el orgasmo, cosa que no fue difícil, mi ahijada alcanzó el orgasmo empapando nuestros dedos y la cama, un poco ya relajados, pedimos una cava con 12 cervezas, estábamos recostados en la cama, mi ahijada me pregunta:

Aracelis: "padrino no y que no habías hecho esto?"

Me encendió el morbo y tomándola de sus cabellos la ubiqué en mi pene para que lo besara y mamara, Maritza miraba, entretenida, cuando le digo:

Yo: "qué esperas tu mami? ponte también a mamar"

Ubique la boca de Aracelis abajo, cerca de mis testículos, Maritza arriba y les dije:

Yo: "van a subir y bajar y cuando sus bocas estén frente a frente bésense con lengua, entendieron?"

Hicieron señas que sí y comenzaron, al principio fue algo difícil la sincronización, pero a la quinta o sexta vez ya lo hacían mejor, le dije a Aracelis que se ubicara para mamarle esa cuca, ya que era injusto, porque ya a Maritza le había dado su oral en la vagina y le tocaba a mi ahijada, ubicó su cucota en mi cara y Maritza me pidió que le metiera el dedo, alegando que le gustaba, lo estaba pasando bien, les pedí no hacerme acabar ya que quería darle leche a las 2 en su cuca, especialmente a Maritza a quién le tenía unas ganas enormes y esta oportunidad había que aprovecharla al máximo, una vez mi ahijada habiendo alcanzado el orgasmo, le expliqué y pedí a Maritza para penetrarla ella sentada sobre mí, quería ensartarla y besarle sus pechos, me ubiqué en la esquina de la cama y la senté, su cuca era una olla a presión... caliente! La muy coño apretó la cuca a tal extremo que pensé que me mocharía el pene, una vez, ensaltada, empezó el mete y saca, le dije a mi ahijada para que desde abajo le mamara la cuca y el culo a Maritza y a mí las bolas, cuando mi ahijada comenzó a besarle la cuca (conchita, chucha) a Maritza, ésta comenzó a menearse desaforadamente diciendo:

Maritza: "si, que rico, mierda que me besas, Aracelis, ale que rico las tetas, me tocas el clítoris con tu guevo, siento que me desmayo, que rico sabroso, ahí ahí ahí, no jooodaaa!"

Yo le mamaba rico esas tetas, le amasaba las nalgas y abría para que mi ahijada le metiera la lengua en el culo, todo esto ayudado por el espejo donde veía su gran trasero, Maritza, me besaba los labios, me buscaba enterrar las yemas de los dedos en la espalda, apretaba su cuca cuando mis bolas chocaban con su cuca, sudábamos como cerdos a pesar de tener el aire acondicionado encendido, Aracelis le mamaba la cuca y el culo rico a Maritza mientras se metía 3 dedos en la cuca, yo por el contrario trataba de mantenerme centrado para gozar el momento, no venirme rápido y darle la madre de los orgasmos a Maritza, creo que lo estaba logrando, ya que varias veces tuve que besarla morderle los labios suavemente para callarle sus gritos, eran gritos de pacer, pero encendían la habitación, acelerando la excitación, Aracelis, también le decía cosas a Maritza, para tenerla excitada, como lo sabrosa que tenía la cuca, sus líquidos, cuando ya no aguantaba más Maritza me pidió que le acabara bien adentro, tenía 6 meses sin un guevo adentro y quería leche, que luego se la echaría en la cara, tetas y el culo, yo le dije que darle por su culo quería, pero Aracelis reclamó que acabara, descansara y le diera su ración de leche, Maritza alcanzó su clímax y le enterré mi pene hasta el fondo llenándole su cuca de leche, Aracelis también acabó y le extendí la mano para fundirnos en un beso Maritza y yo...

Ya más calmados, vimos la hora eran las 12:30 aproximadamente, pedimos parrilla y pollo asado, tomamos las cervezas y nos metimos a bañar mientras llegaba la comida, degustamos nuestro alimento, reposamos unos 40 minutos, mientras tanto las chicas llamaron para saber de sus hijas, mi ahijada en una de esas, besándome por el cuello pregunta:

Aracelis: "padrino que dices de tu Niño Jesús? le gusto?

Yo: "ahijada esta excelente! en verdad me sorprendiste!

Aracelis: "la sorprendida soy yo padrino no me venga con ese cuento (mentira) de que nunca ha hecho un trio porque se manejó muy bien...

Yo: "y eso te molesta ahijada? pareces desilusionada...

Aracelis: "no, pero...

Propinándole un beso donde mi lengua le llegó a la campanilla de su boca la recosté, abriéndole sus piernas y haciéndole gestos a Maritza con el dedo para que viniera le indiqué que besara su vagina, le meto mi miembro a Aracelis y levanto a Maritza para besarla en los labios, al mismo tiempo que masajeo y acaricio sus pechos, mi ahijada con su boca me hace alcanzar una erección colosal, le saco mi miembro de su boca, me recuesto en la cama boca abajo y le indico a Maritza que coloque su vagina en mi boca, Aracelis procede a introducirse mi pene en su vagina chorreante y empiezan a acariciarse, Maritza está hipnotizada ya que mi ahijada le acaricia y besa sus pechos mientras yo le masacro a besos su clítoris, se lo muerdo y tiemplo muy sutilmente, le introduzco la lengua, le hago círculos en su interior arrancándole a Maritza gemidos que son callados por los besos de Aracelis, mientras tanto mi ahijada se menea haciendo círculos con sus caderas teniendo como prisionero a mi miembro dentro de su vagina chorreante, lo que se oía en la habitación eran gemidos de placer, era rico, por mi parte sentir la cuca palpitante de Maritza, sus líquidos agridulces, mi ahijada moverse cadenciosamente, les pedí cambiar de posición, Maritza llevaba 3 orgasmo, Aracelis 2 ya yo no aguantaba coloco a mi ahijada boca abajo, le abro las piernas y sus tobillos me los llevo a los hombros, Maritza le soba sus pechos y se monta encima de la cara de Aracelis, poniéndole su vagina en la cara de mi ahijada, Maritza queda de frente a mi y le acaricio sus pechos y beso en los labios, mientras me meneo penetro y saco rítmicamente de la vagina de mi ahijada, apenas acabó mi ahijada le solté mi semen dentro de su cueva, Maritza cayó desvanecida por la mamada de cuca que le propinó mi ahijada, los 3 caímos vencidos, satisfechos, complacidos, una vez recuperado el aliento, mi ahijada me explico, que desde hace 4 meses ellas (Maritza y mi ahijada) han estado jugando, para aplacar sus deseos pero que lo que querían era verga y cuando mi ahijada y yo estuvimos juntos la primera vez a finales de agosto luego empezaron sus jueguitos, salió la idea de incluirme, lo que pasa es que Maritza no estaba muy convencida, nos metimos a bañar nos acariciamos les di otra buena mamada de cuca a ambas en verdad no daba para más, pero les había cumplido, nuestros encuentros siguieron, con Maritza me encontraba entre 1 a 3 veces por semanas, tiene un empleo con horario más flexible, la mayoría de las veces en un hotel, algunas veces en la mañana en mi casa, aprovechando las clases de nuestros hijos, con mi ahijada si cada 3 a 4 semanas generalmente sábado o domingo, luego les contaré como me cogí a Maritza sola después de ese 26 de diciembre.

Posdata: Ese día salimos del hotel a las 19 h aproximadamente...

(9,45)