INICIO » Amor Filial

Mi prima francesa, menuda cerda

  • 9
  • 22.446
  • 9,19 (36 Val.)
  • 0

Me llamo Eder y vivo en Bilbao (España). Quiero decir que lo que les voy a contar me ocurrió de verdad hace unos años, cuando tuve mi primera experiencia sexual con una prima de Francia que paso el verano en mi pueblo con mi familia. Yo soy un chico más bien normal, mido un 1,65 cm, ancho de espaldas, casi siempre me dicen que estoy cuadrado, soy moreno de pelo negro y ojos verdes y mi polla no es tan exagerada como en otros relatos que leído por ahí, mide unos 17 cm. más o menos.

Se lo voy a relatar tal y como ocurrió. A últimos de julio, como todos los años, mis padres y yo nos fuimos de veraneo al pueblo. Cuando llegamos mi madre me dijo que iba a pasar una temporada una prima francesa que tenía, yo no la conocía y tampoco sabía nada de ella. A los pocos días de estar allí llego mi prima, se llamaba Julia, era más o menos de mi estatura, rubia de pelo rizado y ojos verdes, no estaba ni delgada ni gorda, algo rellenita quizás y con un par de tetas increíbles. En la primera impresión me pareció una chica normal y no me llamo la atención, pero pronto descubriría que era un autentica cerda.

Los días pasaron con normalidad, ella y yo casi no nos hablábamos por vergüenza, pero un día comenzó todo. A mi prima le gustaba un chico de mi cuadrilla pero no se atrevía a decirle nada, cuando yo me entere no hacía más que burlarme de ella y ella me seguía el juego.

Un día después de comer me tumbe en la cama de mis padres, ella estaba en la cocina y yo empecé a burlarme de ella, entonces se acercó a mí y me dijo:

-Que es lo que pasa

-Nada -dije yo- solo que tiene que tener una buena polla mi amigo para que te guste no?

-Pues seguro que la tiene más grande que tu -me dijo- él la tiene grande y tu pequeña

-Tócamela para que lo compruebes que polla tengo -dije yo agarrándomela- vamos, cógela.

-El grande, tu pequeña -me seguía diciendo

-Vale, luego cuando se vayan mis padres la coges para que te quedes tranquila jajaja

Ella se fue a la cocina a hacer sus quehaceres y yo espere que mis padres se durmieran. Una vez dormidos, me acerque a ella y la dije:

-bueno que, tócamela a ver si te atreves

-que, que pasa -dijo ella cogiéndome la polla con la mano por encima del pantalón

Entonces me baje los pantalones y la dije que a ver si se atrevía ahora y ella me dijo que no, entonces me acerque a ella y la bese, ¡dios! me metía toda la lengua hasta la garganta. Después de eso me cogió la polla y me la masajeó hasta que se me puso como una piedra, y entonces empezó a hacerme una deliciosa paja. Yo estaba en la gloria, se me empezó a acelerar la respiración y después de 5 minutos de masturbarme sin parar y a punto de correrme oímos un ruido de la habitación de mis padres y tuve guardármela a toda prisa, y de pronto apareció mi padre. En seguida mi prima se levantó y me dijo al oído:

-A la noche te espero en mi cuarto para acabar con esto.

Yo no podía creer lo que había pasado y lo que iba a pasar. Estuve todo el día pensando y fantaseando con eso, me preguntaba si me la conseguiría follar y vaya si lo conseguí.

Ese mismo día por la noche me encontraba en mi habitación a la espera de que se durmieran mis padres y empezaba a fantasear en lo que tal vez podría suceder. Eran los 2 de la madrugada, me acerque a la habitación de mi prima y entre sin hacer ruido, allí estaba ella en camisón y con la luz encendida.

-Te esperaba -me dijo ella con una sonrisa.

-Bueno ya estoy aquí -dije yo mirándola con lujuria

Ella se levantó de su cama y se acercó a mí, yo la cogí por la cintura y apreté contra mi cuerpo, nos fundimos en un apasionado beso y mi polla empezó a crecer restregando su coñito. Yo me quite la camiseta y ella comenzó a pasarme la lengua por todo el pecho, me chupa los pezones con mucha fuerza y yo no paraba de gemir.

Julia se puso de rodillas enfrente de mí y empezó a bajarme los pantalones, yo me quede en calzoncillos y me dijo:

-A ver que tenemos aquí? Vamos a ver si esta tan rica como me lo he imaginado

Acto seguido me cogió la polla con la mano y empezó a hacerme una deliciosa paja, me la puso como una piedra y ella seguía masajeándomela. De repente se la metió en la boca y empezó a succionar mucha fuerza sentía dolor pero también un placer increíble. Ella seguía chupando como una loca y yo no paraba de gemir.

-No sabía yo que tenía una prima tan puta jajaja -dije yo- Ahora vas a saber lo que es bueno, te voy a enseñar a ser mi putita

La cogí por el pelo mientras me la seguía chupando y empecé a llevar el ritmo de su cabeza, ¡dios! se la tragaba toda, se la metía hasta la garganta a veces me daba la sensación de que tocaba su campanilla. La embestía lo más fuerte que podía hasta me hacía daño, sus labios se chocaban contras mis huevos. Así estuve un rato embistiéndola por la boca hasta que vi que tenía la cara completamente roja y casi no podía respirar, cuando se la saque tenia todos los labios llenos de saliva.

-Lo has hecho muy bien primita

-Estoy muy caliente en estos momentos -me dijo tumbándose en la cama y abriéndose de piernas- Yo también tengo una cosita para ti

Tenía ante mi un coño bien abierto esperando a que fuera follado. Julia se quitó el camisón y se quedó desnuda ante mí. Me tumbe encima de ella y empecé a jugar con sus pezones, los chupaba y los mordía fuertemente, ella gemía y seguía pasándome un pezón a la boca y luego otro. Después de eso puse mi polla a la entrada de su coñito y la dije:

-Preparada? Aquí viene lo bueno zorra calienta pollas

Se la metí fuertemente de un golpe rompiendo toda su virginidad.

- aaaahhh hijo de putaaa -gritó ella

Tuve tiempo de ponerle la mano en boca para callar su grito, cuando le quite la mano de la boca vi que tenía los ojos en blanco, se había como desmayado pero no me importaba, yo seguida bombeándola con fuerza y agarrando sus pechos con firmeza.

-Despierta puta -dije yo dándola un tortazo

Ella reacciono y comenzó a gemir y a moverse como una loca, parecía que estaba poseída.

-Vamos fóllame con fuerza cabrón -me decía- Vamos hijo puta

Yo la empecé a follar lo más fuerte que podía, ella arqueo su cuerpo y la comencé a taladrar a lo bestia hasta que me quede sin fuerzas y tuve que descansar un rato tumbado encima de ella. Julia entonces se dio la vuelta dejándome a la vista su hermoso culito, no lo podía creer, me iba a dejar follármela por el culo, por si acaso no la dije nada y puse mi polla a la entrada de su ano.

-Esto te va a pasar por cerda -dije yo y de un golpe conseguí meter tan solo el capullo

-Cabronnn noooo -dijo ella gritando

La agarre de la cabeza y se la estampe contra la almohada para que no gritase y de otro empujón se la clave entera, yo estaba en la gloria enculando a esta perrita y empezó el mete saca.

-Te gusta primita como te follo por el culo?

-Eres un cabrón, yo por ahí no quería… aaaahhhh me haces mucho daño, sácala ya por favor

-Jajaja no no, me voy a correr en tu puto culo prima

Acto seguido la agarre del pelo echando su cabeza para atrás y empecé a llevar el ritmo de las embestidas, me la seguí follando fuertemente, la sacaba casi entera y luego se la volvía a meter violentamente seguía con el mete saca continuo. Era increíble, estaba dando por el culo a mi propia prima y me estaba gustando.

-Te-te odio ca-bron te-te odiooo -me decía- Eres un hijo de puta, sácamela del culo joder que me quema

Este comentario me puso a mil y estaba notando que iba acabar dentro de su culo.

-No te preocupes putita que enseguida acabo... me viene me viene, joder me voy a correr en tu culo prima aaahhhh

Tres embestidas más y me corrí dentro de su culo, empezaron a salir chorros y chorros de semen de mi polla que la llegaron hasta las entrañas, la inundé de semen calentito a esa puta.

-Serás cabrón, te has corrido dentro. Yo quería probar tu leche

Dicho esto saque mi polla de su culo y Julia me puso boca arriba y me dijo:

-Ahora te vas a enterar cabrón, esta putita va asacar la leche aunque este toda la noche, ahora te toca sufrir a ti un poco.

Me cogió la polla y me la empezó a chupar a un ritmo increíble, yo me estremecía de dolor porque me acababa de correr hace unos segundos y ella seguía jugando con su lengua en mi capullo. Mientras me la chupaba me agarro los huevos con mucha fuerza y empezó a mordisquearme el capullo, yo me quería morir del dolor, no aguantaba más.

-Qué te pasa cabrón? te duele? te hago sufrir? jajaja. Ya sabes lo que quiero, cuanto antes te corras menos sufrirás -dijo mientras me la machacaba muy rápido.

Dicho esto volvió a metérsela en la boca y morderme el capullo y los huevos. Yo por fin ya estaba a punto de correrme así que la cogí de la cabeza y se la metí hasta el fondo de su boca, acto seguido empezaron a salir chorros y chorros de semen, más que la primera vez que tuvo que tragárselos todo para no ahogarse. Se lo tragaba todo, no dejo escapar ni una sola gota, se la saque de su boca y comenzó a limpiármela, cuando termino me dijo:

-Dame un beso cabrón

Y tuve que darla un beso teniendo los labios con restos de mi semen, probé el olor a polla y a semen y no me resulto muy desagradable. Después de esto me fui a mi habitación a descansar, y me pregunte que con los gritos que pegamos no sé cómo no se despertaron mis padres.

A la mañana siguiente vinieron mis padres a despertarme y me preguntaron:

-Que tal la noche con tu prima? Esperamos que bien jejeje.

Eso me dejo helado, pero no me preguntaron nada más de eso.

(9,19)