Nuevos relatos publicados: 13

Descubriéndome

  • 1
  • 14.059
  • 9,00 (5 Val.)
  • 3

La primera vez que me masturbé fue pura casualidad, sentí una cosquilla y baje mi mano realmente no estaba segura de lo que hacía, pero era algo que se sentía bien, estaba debajo de mis cobijas y cuando empecé a sentir excitaciones saqué una foto de la verga de mi novio y me empecé a mojar aún más, fue tan exultante que terminé muy cansada, yo no sabía que de ese día se vendría un sinfín de experiencias personales riquísimas.

Un día tomé una almohada y me monté en ella, abriendo mis piernas y dejando la punta de la almohada incrustada en mi vagina, comencé a mover mis caderas como si estuviera montado a caballo y mi respiración se agitaba, mis pezones se erizaban y yo comenzaba a gemir ahhh era tan excitante el escucharme gemir, me encantaba, lo hacía una y otra vez.

Otro día estaba tan caliente en la noche que comencé a hablar con un suizo, hablando de cosas sexuales me calenté tanto que necesitaba hacerlo, así que experimenté toda una noche, tuve tantos orgasmos que fue lo mejor, lo hice con los dedos, de arriba a abajo, en círculos (lo mejor) mi vagina está extasiada, cuando termine de hacerlo con los dedos monte mi almohada mientras tocaba mis pechos, terminaba y después enrollé una toalla de tal forma que la tuviera en la vagina la pasaba por mis labios y quería ser penetrada en esos momentos se sentía tan rico, he tenido sueños en donde dormida tengo orgasmos y eso es tan extasiante, quiero que el día que me cojan lo hagan tan bien y mejor de cómo me masturbo.

(9,00)