Página principal Gays

Historia de un sumiso

  • 3
  • 8.208
  • 9,00 (3 Val.)
  • 0

El siguiente es un relato sacado de la fantasía de un bisexual pasivo y sumiso.

Nada fue real.

Yo era un chico normal de 22 que estaba descubriendo su bisexualidad y su gusto por el mundo D/S, en mi búsqueda por la web encontraba muchos amos y amas con los que conversaba pero jamas me animé a concretar algo. En una de esas ocasiones lo conocí a mí amo el cual me ordeno escribir este relato.

Fue en una de esas web de encuentros donde publique que buscaba personas de rol dominante ya sea una ama o un amo que me ayudara a experimentar. El amo lo contesto y conversamos un buen tiempo de nuestros gustos de mis límites e intercambiamos fotos para conocer nuestros físicos, El 1,90 m con 91 kg físico marcado, moreno. Yo 1,75 m con 76 Kg blanco de pelo negro.

Todo era muy cortes, hasta que él ya me exigía encontrarnos, me acobarde en varias ocasiones hasta que un sábado me encontraba tirado en casa mirando una serie en una plataforma de streaming, en ese momento ya habíamos intercambiado números por lo que su mensaje lo recibí en el móvil.

Amo - alístese que hoy nos encontramos.

Una vez más me acobarde.

Esclavo: perdón hoy no podré ya que no me encuentro en casa.

Amo: no se atreva a mentirme y salga frente a su casa que ya lo espero. Camioneta blanca tiene 5 minutos.

En ese momento me quedo helado, me preguntaba cómo supo donde vivía y muchas otras cosas. Pero me cambié y salí a por lo menos saludarlo ya que estaba ahí.

Al salir en la puerta veo la camioneta y me acerco, en eso se abre la puerta del acompañante y una voz dice "súbase pronto" subí.

Al sentarme trato de saludarlo de mano pero en cambio recibo una cachetada y luego me toma del cuello, yo lo agarro con las manos para tratar de apartarlo. Pero es muy grande y fuerte.

Amo: esclavo mentiroso!!! Es la última vez que se niega mi, mueva la cabeza para afirmar que lo entiende.

En ese momento el aire ya me faltaba así que hice la seña me suelta pero al hacerlo vuelve a cachetearme, me toma de la nuca para poner mi cabeza contra mis piernas exigiendo me que coloque las manos es la espalda, posteriormente coloca unas muñequeras que las une con un candado más una mordaza de bola y una venda.

Emprendimos el viaje llegando a un garaje al cual bajamos e ingresamos a la casa muy elegante.

Me ordeno que me desvistiera luego de liberar mis manos para darme luego un pequeño paquete donde había un diminuto traje de mucama. Con delantal, guantes, cofia medias y un calzado bajo.

En ese momento recordé que había puesto como unos de mis fetiches ser servidumbre de un amo.

Termine de vestirme y me ordena.

Amo: ahora a dejar la casa inmaculada, yo estaré en mi despacho trabajando un rato.

Todos los elementos de limpieza están en el depósito de ahora en más cuando te comunique una orden tu respuesta será "si amo" está entendido.

Dude...

Zas cachetada nuevamente.

Esclavo: si amo.

Lo hice por temor a ese enorme hombre.

Antes de irse en uno de los muebles había un pequeño dispositivo de castidad. Me lo coloco para retirarse.

Estuve casi 3 horas en la limpieza hasta que termine.

Continuará...

(9,00)