Nuevos relatos publicados: 24

Incesto, el pecado más placentero del mundo: Mi tía Katya

  • 14
  • 44.346
  • 8,74 (31 Val.)
  • 0

Hoy después de muchos años he vuelto a tener relaciones sexuales con alguien más de mi familia que no es mi madre, y he decidido volver a escribir sobre esto, a los que ya me conocen saben que mantengo relaciones sexuales con mi madre desde hace 4 años y hace unos días mantuve relaciones con mi tía Katya, toda un diosa.

Los que han leído mis antiguos relatos ya tienen una idea de cómo soy y sobre como es mi madre, ya han pasado más de 3 años desde mi último relato, desde que era más joven hasta ahora que ya soy todo un hombre, mi vida con mi madre ha sido de lo mejor, sigo cogiendo con esa extraordinaria mujer que sin duda alguna sigue siendo las mujer más culona con la he estado, ¿o no?

Todo comenzó hace unas 3 semanas, un día normal algo caluroso como es aquí en donde vivo una mañana normal me desperté cogiendo con mi madre como cualquier día, en el desayuno recibimos una llama de mi tía Katya, nos comentó que por motivos de pandemia tenía que hacer una parada aquí en nuestro estado (Veracruz) y mi madre le dijo que aquí en la casa había lugar para darle asilo unos días, yo me sorprendí mucho porque hace como unos 10 años que no veía a la hermana de papá, yo recordaba que era un mujer no muy alta y de buen ver.

En ese mismo día como a las 10 p.m. ella llegó con 2 de sus hijos un niño de 8 años y otro de 14 años, eran mis dos primos que yo no conocía, los vi entrar a ellos primeros, mi madre preparaba cena cuando en eso vi a mi tía Katya, no lo podía creer me quedé pasmado cuando vi entrar aquel mujerón. Mi tía estaba muy cambiada ella mide 1.60 y tiene unas tremendas piernas y lo que más resalto en ella era un par de tetas inmensas, se me hacía agua la boca de solo verla.

Rápido fui ayudarla con las maletas, la ayude y toque su mano por error y me volteo a ver y quedamos los dos viéndonos directamente, tenía unas labios muy gruesos un cabello negro muy lacio y largo y sobre todo muchos tatuajes que fue lo que logré apreciar ella era una auténtica milf, mi respiración estaba a mil no podía creer que tremendo mujerón tuviera de tía, la ayude a bajar sus cosas ya acomodar y charlamos un rato, de ahí bajo mama a saludar, yo subí al cuarto y no podía creer que mi tía estuviera tan buena, en eso lo mismo que sentía por mi madre cuando era joven empecé a sentir por mi tía, un deseo y una lujuria increíble, y unas ganas de cogerme a mi tía se apoderaron de mí, ya no era un joven yo ya era un hombre y sabía lo que quería y era estar dentro de mi tía.

Para mi fortuna mi madre salía de viaje el fin de semana, yo me quedaría solo con mi tía 3 días seguidos y con mis primos pequeños, algo se me tenía que ocurrir, más tarde bajé a cenar y todo bien, ayude a mi tía a instalarse en el cuarto y solo había una cama para los dos niños, ella dijo que dormiría en el sofá ya que le daba miedo quedarse sola en el otro cuarto, de ahí un abrazo de buenas noches y subí a cama con mamá.

Mi madre y yo teníamos más costumbre de coger todas las noches y esta no fue la excepción solo que estaba vez había visita en casa, tendríamos que ser precavidos para que no se escuchara nada, mientras me cogía a mi madre tenía en mente en poder tener a mi tía solo que no sabía cómo, así que se me ocurrió la idea de que escuchara gemir a mi madre, no sé si funcionaría o tal vez mi tía saliera corriendo de la casa, pero me arriesgué y tuve que comerle todo el coño y el culo a mi madre así es la manera en que ella gime como loca, sus gritos, gemidos y pulidos eran excitantes y muy fuertes yo sabía que mi tía nos escucharía.

Después le metí una buena cogida para ya ir a dormir. A la mañana siguiente el vuelo de mi madre era a las 7 así que salió desde temprano sin despedirse, solo de mi tía, yo desperté por ahí de las 10, bajé a preparar algo de desayuno y mi tía ya había preparado algo, solo veía a los dos niños y no sabía donde estaba mi tía, me dijeron que había ido a tomar una ducha, lo tomé normal y cuando estaba terminando de desayunar vi que mi tía entró a la cocina con un mini short y un top supongo así se vestía para estar en casa, cuando la vi se me escurría la baba al ver ese par de tetas salirse por los lados y ese par de pezones muy remarcado, ella me sonrió y me dijo que pasaba le dije que nada, muy rico su desayuno y solo se empezó a reír.

Ella termino de desayunar y fue a lavar los trastes, fue un espectáculo ver ese par de piernas gruesas caminar dándome la espalda y sobre todo este culo grande y firme que tenía, tambíen logré ver que llevaba una pequeña y diminuta tanga que se remarcaba, eso me calentó a un más, de ahí empecé a poner mi plan en marcha, me acerqué hacia ella a buscar un vaso que estaba arriba del lava trastes y logré restregar mi miembro por su espalda ya que ella siendo tan pequeña y yo alto hasta ahí llegaba, más que ya lo tenía media erecto, ella lo sintió y se volteó rápido mente, aunque solo fue un instante, yo hice como si nada y me fui a sentar, noté a mi tía un poco diferente como que no se esperaba esto pero lo tomé normal, hacía mucho calor así que fui a la piscina, me llevé a los niños he invite a mi tía.

Yo estaba en la piscina cuando en eso vi que mi tía se acercaba con un traje de baño, que realmente se le veía espectacular, sus tetas se veían increíbles y pude apreciar más sus tatuajes, eso me prendió aún más, ver como ese par de muslos se movían me ponían muy loco, ella entró a la alberca y yo veía de reojo como veía mi cuerpo al igual que yo el suyo, veía que los niños quería jugar con ella y me acerqué a ella y vi mi oportunidad, así que lo ofrecí un trago, yo sabía que me lo aceptaría y así fue.

Me salí rápido y fui al mini bar y le serví un caballito de tequila y me llevé la botella, al momento de entrar a la alberca ella estaba de espalda cargando a niño más pequeño y ahí fue donde me acomode detrás de ella e hice que sentiría mi miembro y le di su trago y se quitó rápido y se tomó de un trago el tequila y le ofrecí más y ella aceptó pero se quedó al pie de la alberca y yo me quedé con los niños, yo la veía algo impaciente pero aún seguía viendo mi cuerpo, y le pregunté que si pasaba algo y me dijo que no que solo estaba preocupada y le pregunte porque y no me quiso decir.

Ella se sirvió otro trago y entro a la alberca luego vi cómo se acercaba a mi y me abrazo y empezó a decir que me extrañaba y que yo ya era un hombre y cosas así que realmente yo ignoraba por sentirla cerca de mi, al poco rato ella se puso enfrente de mi y empezó a jugar con el niño más chico y sentía como poco a poco se iba pegando a mi, hasta que su culo quedo a modo con mi miembro ahí fue donde yo ya no aguante y tuve una erección, ella lo empezaba sentir y vi que se estaba quitando hasta que me tuve valor la agarre de la cintura y la pegué por completo a mi, y ahí estábamos los dos, pegados completamente mi tía sintiendo mi pene y yo tomándola de la cintura.

Sentía como se estaba moviendo poco a poco y yo hacía los mismo, cuando de repente me dijo que si sabía hacer masajes y le dije que si, así que salimos de la alberca y ella se recostó en una silla que tenemos en el patio, ella se quitó su bra y quedo boca abajo, yo empecé a masajear sus hombro y espalda poco a poco fui tomando valor y logré tocar por los costados de sus grandes y ricas tetas, me acosté casi sobre ella y puse mi pene en su rico culo y empecé a hacer presión sobre él, yo veía en sus labios como lo disfrutaba, yo también estaba completamente perdido por tanto placer y lujuria que estaba sintiendo en ese momento.

Mi tía Katya estaba sintiendo mi verga, aunque me estaba lastimando por tenerla dentro del short, al parecer los dos disfrutábamos del momento hasta que nos acordamos que sus hijos estaban ahí, y uno de ellos la empezó a llamar, ella se dio cuenta y se levantó rápido a lo que pude ver rápido ese par de tetas, no lo podía creer eran demasiado grandes y muy firmes, ella fue con el niño y se lo llevo, al parecer ella tenía que hacer unas compras así que se fuera duchar y salió de casa, yo estaba seguro de que me la cogería en cualquier momento.

Fui a tomar una ducha y como todo hombre algo de mi adolescencia entro en mi y me aventure entre su ropa y encontré donde tenía toda su ropa interior, usaba unas tangas muy pequeñas eso aún me prendió más, no sabía como le haría para cogérmela, pero estaba decidido.

Ella llego por la tarde trago el almuerzo y todo el día transcurrió normal hasta que llego la noche, yo sabría que ella dormiría en la sala así que de alguna u otra forma tenía que estar ahí con ella. Vi como durmió a los niños y ella se quedó en el sofá leyendo una libro, yo me fui al cuarto a armarme de valor y bajé solo en bóxer, y me senté en el mueble de enfrente con mi celular y ahí me quedé un buen rato, hasta que ella me dijo que hacía, le comenté que nada que estaba algo aburrido así que nos pusimos a charlar sobre la vida de cada quien y todo eso.

Ya eran como las 12 y ella me dijo que ya dormiría, pero veía como ella no dejaba de ver mi entrepierna hasta que me arme de valor y le dije que la notaba algo cansada, que un masaje no le caería mal, ella puso su cara de pícara y acepto, solo dije que se iría a poner cómoda, ella salió del cuarto con un mini short y un bra. Debo admitir que se veía deliciosa y yo ya tenía la verga algo erecta, ella hizo lo mismo que en la piscina y desabrochar su bra, a lo que yo me pare y apague un par de luces y me puse arriba de ella y yo ya estaba decidido a lo que quería y lo iba a lograr esa misma noche. Así que cuando empecé fui bajando poco a poco a los costados donde se salían sus tetas y las empecé a acariciar yo veía como poco a poco empezaba a disfrutar y yo ya estaba con la verga parada, pero traía el bóxer así que con cuidado me lo quite sin que se diera cuenta, ya cuando estaba con la verga de fuera empecé a tocar sus muslos y parte de sus nalgas ella no decía nada y sentí como abría sus piernas.

Yo sabía que estaba listo para cogerla, una diosa de mujer, era mi propia tía y pronto sería mía, una de mis manos tocó su entrepierna y vi que estaba muy mojada y veía como ella gemía, hasta que decido en dejarle caer toda mi verga en su rico y firme culo, cuando ella lo sintió se quedó algo quieta, yo lo empecé a frotar poco a poco, y de ahí empecé a quitar su short, para mi sorpresa llevaba una tanga muy diminuta y muy atractiva en ese par de nalgas. Yo sabía lo que se sentía cogerte a una mujer de tu propia familia y en ese momento lo volvería a sentir.

Mientras restregaba y pegaba mi verga entre ese par de nalgas con mi boca besaba su espalda y cuello ella se retorcía de placer, empezaba a gemir, pero no decía ni una sola palabra, yo quería comerme ese par de tetas, la volteo y quedo frente a ellas, sus pezones eran espectaculares, muy grandes y se veían exquisitos, empecé a comerme sus tetas y me sentía en el paraíso, era un digno manjar, yo veía como ella disfrutaba cuando le comía sus tetas, con una de mis manos la masturbaba y ella estaba muy mojada y lo estaba disfrutando.

Con una de sus manos buscaba mi verga hasta que la senté en el mueble y me pare para que pudiera ver mi grande y gorda verga ella quedo sorprendida y dijo "que grande y rica verga tienes" yo me calenté mucho y la tome del pelo veía como con sus ricos labios besaba mi verga, se la quería meter toda a la boca y no podía, la sostenía del pelo y veía como se ahogaba. Que rica mamada de verga me estaba dando mi tía Katya, en eso la levanté del pelo y la puse de a perrito, ese enorme culo y piernas gruesas se veían espectaculares, entonces procedí a comerle el coño, muy rico y jugoso y sobre todo muy limpio, se veía que se acaba de depilar.

Ella sabía lo que quería y llegue a pensar que quien se estaba cogiendo a quien, no le tome importancia y me seguirá comiendo su culo y besando sus nalgas, a lo que procedí a penetrarla, a pesar de que su vagina era grande y estaba muy húmeda veía como le costaba entrar a mi verga y ella le estaba doliendo un poco hasta que la empine más, la tome de la cintura y pelo y la penetre por completo ella dio un grito de placer y eso me excito aún más y me di cuenta que ya estaba cogiendo a mi tía, lo estaba disfrutando totalmente y más cuando veía como mi verga se perdía en esa rica vagina.

Poco a poco empecé a aumentar mis embestidas y ella ya no aguantaba tanta verga dentro de ella, yo la navegaba tan fuerte que ella lo disfrutaba como una total puta, parecía una perra en celo y más sus gemidos que inundaban toda la cosa de placer y lujuria, yo la cogía de una manera extraordinaria y tanto ella como yo lo disfrutamos. Veía ese par de nalgas marcadas por mis manos y la cambie de posición, yo me acosté y ese se subió arriba de vi, no podía creer la imagen que veía, ese par de tetas rebotando y esa vagina muy apretada tragándose toda mi verga y mis huevos rebotando en sus muslos.

En eso vi como sus ojos se voltearon y supe que tenía su primer orgasmo, ella lo disfrutaba sentía como sus flujos vaginales caían sobre mis huevos y ese sonido que hacían sus nalgas rebotando sobre ellos, era realmente excitante, ella solo gemía y disfrutaba, era una hembra con un hermoso y exuberante cuerpo y era mi tía a la que me estaba cogiendo. En ese la cambié a misionero, le comí las tetas y de ahí le di unas embestidas que no soporto más y tuvo otro orgasmo mucho más largo que el otro. Yo le estaba dando muy duro y rápido veía como gemía y yo ya no aguanté otro rato más y me vine sobre ella.

Ella tuvo otro orgasmo con mi leche adentro. Los dos terminamos rendidos uno arriba del otro con mi verga aún dentro y los dos cansados y sudados, ninguno de los dos decía alguna palabra, nos entendíamos con el simple hecho de coger, la bese de una manera muy apasionada y me levante de ella, me senté en el otro mueble y veía como su vagina chorreaba todo mi semen, ella aún con las piernas abiertas y sus respiración muy profunda, le dije "que buena cogida te di tía Katya" a lo que ella respondió "Dime solo Katya, tremenda cogida que me diste, soy tu puta, hazme tu perra por favor" yo no sabía que decir mi tía me acaba de decir todo eso después de cogerla yo estaba exhausto y ella no se podía mover y quería seguir cogiendo.

Continuará...

Espero les haya gustado el comienzo de este relato en mis siguientes días terminaré de contar esta gran experiencia con más detalles.

Si gustan intercambiar fotos ya sea de mi madre o de mi tía o intercambiar historias aquí tienen mi correo.

[email protected]

(8,74)