Nuevos relatos publicados: 26

Lupe me prendes

  • 3
  • 5.398
  • 8,00 (2 Val.)
  • 0

Siento unas ganas enormes por Lupe, son tantas que a veces sueño con ella me vuelve loco cada vez que la veo me excita y que decir cuando pasa a mi lado siento tanto deseo por sentir su cuerpo desnudo.

Muchas noches he soñado con Lupe, al grado de masturbarme por las noches incluso en el día cuando estoy solo en casa, que es cuando más excitante se pone porque puedo hacer el ruido que quiera pronunciar su nombre mientras me masturbo con intensidad porque nadie me escucha, pero sueño con que un día venga de sorpresa y me encuentre masturbándome y me diga te ayudo.

Lupe: que haces porque haces eso.

Con voz de asustada le contestaría.

Yo: pues no pensé que llegaras este momento, pero espera me pongo la ropa discúlpame que pena contigo...

Lupe: no pasa nada tranquilo es más yo igual ando con muchas ganas y pues qué tal si nos masturbamos los dos.

Yo: pues suena interesante no es mala idea.

En ese momento entro al cuarto y empezó a quitase la ropa yo estaba muy nervioso y excitado a la vez que sentía que con solo verla se tía que me iba a venir tuve que pensar en otras cosas para poder controlarme y ella se dio cuenta...

Lupe: que tienes estas muy nervioso.

Yo: pues más que nervioso estoy excitado de verte así eres un sueño eres divina y hermosa.

Lupe: gracias...

Ya la excitación me invadía y comenzamos a tocarnos claro ella su cuerpo y yo el mío, pero era muy excitante verla desnuda con la vagina al aire libra muy húmeda.

Mientras ella pasaba sus dedos sobre su vagina más se me hacía agua la boca, me invadía las ganas de que fueran mis manos que tocaran esa linda vagina que emanaba un rico aroma de deseo un aroma que me decía tócame.

Temerosos a que me rechace le pregunte.

Yo: puedo tocarte y tú me tocas a mi así tú me masturbas y yo te masturbo...

Para mi grata sorpresa y esperando un rotundo rechazo ella me acepto.

Lupe: claro así se me hace más excitante y atrevido...

En ese momento me quedé con la boca abierta he inmóvil que ella me despertó diciéndome.

Lupe: vas a venir o no.

Yo: si claro.

Y como un lobo sobre su presa me fui sobre ella y

Si darnos cuenta y por el calor del momento ya estaba comiéndome su rica conchita que ya se encontraba muy mojada, pero con un sabor muy rico.

Yo: que rica conchita tienes me vuelve loco tantas noches masturbándome por ti hoy mi sueño se vuelve realidad.

Lupe: pues aquí la tienes has con ella lo que quieres hazme lo que quieres soy toda tuya.

En ese momento me sentí el rey del mundo y comencé a comérmela rico jalándola para levantarme las piernas y seguir comiéndome su vagina que cada vez se mojaba más y más en ese momento mi lengua llegó a su ano y ella me dijo.

Lupe: que rico sigue sigue no pares.

En ese momento un squirt llegó mojándome toda la cara.

Yo: que rico y sabroso. Ya en ese momento supuse que era hora de penetrarla y si más nada se lo fui metiendo poco a poco escuchando sus ricos gemidos de placer. Si querer mi pene topo en su ano y pese que se molestaría y fue todo lo contrario, lo tomó con la mano y sola se lo fue metiendo hasta el fondo después de varios minutos cogiendo y cogiendo. Al fin los dos llegamos a un rico orgasmo ella mojándome los testículos y yo llenado su culito de esperma fundidos en un rico beso.

Espero les guste este relato. Gracias por leerlo.

(8,00)