Nuevos relatos publicados: 20

Mi amiga Carolina y sus amigos Carlos y Gerardo

  • 28
  • 5.003
  • 9,33 (9 Val.)
  • 0

Antes de que mis hijos vivieran conmigo, contacte a Carolina, aquella chica que conocía desde la gasera, a ella le conté mi gusto por vestir de Fernanda, se extrañó mucho ya que no pensó que yo tuviera ese gusto, le aclare que no era homosexual, solo el gusto de vestir de mujer y nada más. Ella me comento que también luego le daban ganas de vestirse de hombre.

Nos veíamos cuando ella llevaba a sus hijas con su papá, pues también está separada. Igualmente mis hijos se iban con su mamá y pasábamos el fin de semana en su casa, yo vistiendo de Fernanda y ella haciéndose pasar por el hombre de aquella extraña relación que llevábamos.

Un fin de semana, después que salió de trabajar Carolina, yo pasé por ella y fuimos a su casa en casas Geo, detrás de Chedraui, vestía un pantalón de mezclilla y zapatillas negras, una blusa negra de tirantes, se le veían algo sus senos, esa vez yo use una minifalda de mezclilla, mis piernas estaban recién depiladas con una blusa escotada de los hombros color rosa, usaba yo peluca y ella me ayudo a maquillar, use lentes con armazón negro y casi sin aumento.

Esa ocasión fuimos a Zumpango a comprar algo de ropa, si más ropa, ya que ese día saldríamos a tomar una copa al antro que está a un lado de interlingua, saldríamos con unos amigos de ella, Carlos que era con quien carolina andaba y Gerardo que sabía de mi condición y quería conocerme.

Salimos de su casa y subimos a mi camioneta, ella manejo, yo iba de copilota y sintiéndome sensacional sentada con esa minifalda, recibiendo los rayos del sol en mis piernas, fuimos hasta Zumpango y buscamos lugares para comprar un vestido negro que yo quería y Carolina también quería uno pero rojo. Llegamos a un lugar y nos estacionamos y bajamos las dos muy sensuales. No faltó quien nos viera y como carolina se le veían unas pompas muy sexys y yo de minifalda, pues éramos la sensación. No nos veían raro, pues parecíamos dos lindas chicas, Carolina me ayudaba a no verme mal, pues en parte las dos llamábamos la atención. Lo dijo porque ella al ser mujer biológica pues nos veíamos natural.

Al entrar a una tienda sobre la calle de Elektra ella vio un vestido tipo strappless rosa y rojo, me dijo mira ese me gusta, vamos a que me lo pruebe. Pregunto si podía probárselo y como si se pudo lo hizo, yo entre con ella a ayudarla a cambiarse se le veía realmente sensacional, de hecho me gustaba como se le veía y hasta creo que tuve un erección, no se me notaba pues con la falda de mezclilla solo disimule un poco, mientras ella se cambiaba yo busque uno para mí, encontré uno negro como de licra pegadito y con escote tipo strapples pero con tela trasparente negro cubriendo hasta los hombros, se acercó la muchacha que le preguntamos si Carolina podía probárselo y me dijo: te lo quieres probar ?, le dije que sí, no puso ninguna objeción pues no me veía como hombre si no como realmente una chica, como Fernanda. Para entonces carolina me alcanzo y me ayudo a probármelo. Me quedo excelente y yo me sentía muy acelerada con deseos de masturbarme y carolina solo me toco mi entrepierna y me beso en la boca, me dice cálmate al rato nos divertiremos, calma, pero su beso me excito más y poco falto para venirme, me calme respire profundamente y volví a la calma, solo que me quite el vestido muy rápido pues estaba muy agitada todavía y temía venirme así como estaba.

Logre calmarme y pues ya tomamos la ropa pasamos a pagar y salimos de ahí. Fuimos a la camioneta y fuimos a El Portón de plaza Tecámac a cenar, fue muy emocionante llegar al restaurante y ver como se te quedan viendo, sobre todo los hombres, te quieren comer con la mirada, jajaja.

Cuando cenamos tuve que arreglarme el maquillaje pues con el calor ya me hacía falta, pedimos de cenar y yo me sentía muy acelerada, no sé si quería acostarme con Carolina o que alguien se acostara conmigo, ser hombre o mujer, andaba indecisa.

Fuimos a su casa después de cenar a prepararnos para la gran noche, llegamos a bañarnos, primero yo me metí y me asegure estuviera bien depilada, al salir con la toalla puesta cubriéndome debajo de mis hombros y hasta arriba de mis rodillas vi a Carolina, ella estaba solo en ropa interior recostada en la cama, se me antojo en ese momento darle con todo, abrió los ojos y me vio, sonrió y me dijo, acuéstate a mi lado anda, no quiero bañarme aun, así lo hice y se voltea y se sube en mi viéndome de frente

Querías venirte cuando te probaste el vestido verdad?, me pregunto, asentí con mi cabeza tomándole sus senos con mis manos, se acerca a mi boca y me empieza a besar, empiezo a tener una erección y ella se da cuenta, se levanta un poco y mueve mi toalla, toca mi pene y se hace a un lado su bóxer y mete mi pene en ella, vuelve a besarme y metí y saque varias veces, de repente ella se incorpora se baja de la cama y busca un condón, me lo pone y vuelve a subirse y vuelve a tomar mi pene para volvérselo a meter, para eso yo me levanto y la acuesto boca arriba y entonces vuelvo a penetrarla fuertemente y ella empieza a gemir de dolor o placer, me detiene pide me detenga se baja de la cama y se inca frente a mí y me la empieza a mamar, me siento grande me gustaba toda ella y la forma en que me lo hacía, fue excelente, tarde en venirme pero al fin lo logro, se levantó me beso y me abrazo.

Me quite el condón y lo tire, después que ella se metió a bañar. Me quede de a seis, sentado en la cama, pensando quiero ser hombre o no, de rato ella salió y yo me volví a meter a bañar ya rápido. Surgió el siguiente dialogo:

Carolina: Sabes, tú sabes lo que es estar conmigo y la relación que tenemos, si te animas a estar con Gerardo yo no tengo problemas si tú no tienes problemas de que yo este con Carlos. Realmente no quiero nada con Carlos, empecé a andar con él, pero sabes que es casado y así no llegare a nada, yo quiero que tú y yo estemos juntos así como nuestros hijos en una familia.

Esta forma de vestirnos cuando no estén ellos y salir con estos tipos, solo será entre nosotros y te pido que esto no altere nuestra relación, será solo para salir de la rutina y no muy seguido, ¿estás de acuerdo?

Fernanda: Ok. Si entiendo, ¿pero también deberías hablar con Carlos no?

Carolina: él sabe de nuestra relación y así me acepto, él sabe muy bien que esto es solo para pasar el tiempo, lo que no sabía era de tu gusto y vestir de Fernanda, pero lo acepta sin problemas, hasta quiere salir contigo, bueno eso me dijo igual y le gustas más que yo

Fernanda: aaaa como crees, tampoco te lo voy a bajar jajajaja.

Carolina: nooo para eso el quedo de llevar a Gerardo, dice que a él también le gusta eso de vestir de dama, pero hoy ira de niño solo por ti va.

Fernanda: guau, veremos que sucede, bueno ya me cambio entonces

Nos empezamos a cambiar, ella ya se había secado el cabello y se había puesto su ropa interior, yo termine de secarme y saque mi ropa interior que guardo y el vestido nuevo, todo lo puse en la cama y empecé a ponerme medias, pero después me las quite,

Caro: te ves mejor sin medias, creo hasta mejor que yo, mejor no las uses, así me gustan como se te ven tus piernas.

Fernanda: gracias amor, también me siento más sexy al no usarlas, siento me veo mal, pero ya que me dices, no las uso.

Caro: yo si usare medias, para no opacarte, ja jajá

Fernanda: cálmate jajajá

Carolina se puso su vestido rosa con rojo, se le veía excelente ya que tiene unas pompas, yo uso una faja que simula darme volumen en mis pompis y adelgazar mi cintura, me puse el vestido y me sentí hermosa, luego me puse diurex en mi pecho para simular mis senos, como siempre hago. Después me maquille pero Caro me ayudo al final.

Carolina: debemos apurarnos Carlos y Gerardo pasaran a las 10:00 pm por nosotras.

Fernanda: sip ya solo la peluca, mis zapatillas y mi chamarra.

Carolina: ¿que sientes?, ¿emoción?, ¿nervios?

Fernanda: si, siento nervios, emoción, nunca había salido con alguien y menos en parejas, gracias Caro

Carolina: no hay de que, pues creo ya estás lista, ponte los zapatos y quítate los tenis jajaja

Fernanda: Jajaja, claro, ya estoy lista, ya pasan de las 10:00 pm, ¿y si no vienen?

Caro: claro que vienen,

Fernanda: oye ¿llevamos dinero por si acaso va?

Caro: si por si acaso, pero obvio dejaremos que paguen ellos va, a menos que algo surja y nos boten jajaja

Fernanda: hoy creo ya llegaron suena un claxon, ¿qué coche traen?

Caro: creo un Jeta negro

Fernanda: entonces si son ellos, huy que emoción.

Caro: ya estás de babas en la ventana, aguas no te vayan a ver.

Fernanda: calma, lo hice con cuidado, oye que feo es el amigo de Carlos, jajaja ya se bajaron

Caro: jajajaja, voy a abrirles, ya tocaron

Fernanda: huy que nervios

Caro: Hola, pásense

Carlos: hola linda, gracias, él es Gerardo

Caro: hola Gerardo, mucho gusto, ella es Fernanda

Gerardo: guau que guapa

Fernanda: hola mucho gusto, gracias

Carlos: que guapa es tu amiga.

Se me queda viendo con una mirada que me excitaba, tanto Carlos como Gerardo, me veían como queriendo… no sé.

Caro: ya se les van a salir los ojos, vámonos ya va

Carlos: este sí, si vámonos

Salimos yo usando mi vestido negro y una chamarra de piel negra, me sentía fabulosa, Caro, llevo su vestido rosa con rojo y se veía estupenda, hasta sentí celos cuando Carlos la tomo de la mano. Caminaron hacia su coche, Gerardo puso su brazo para que lo tomara y caminara junto con él, bueno ya no me sentí tan celosa, jijiji.

Subimos al coche y Gerardo empezó a platicar, ni recuerdo que, nos sentamos atrás yo atrás de Carlos y Caro a un lado de él, Gerardo empezó a rosarme mis piernas con su mano, no dije nada, pero él siguió insistiendo, solo tome su mano para que no siguiera tocándome, claro si me gustaba lo hiciera pero no tenía que ser tan fácil según yo. El me pregunto si yo tomaba, le conteste que algo, él me dijo que tenía que tomarme con él un caballito de tequila a lo cual asentí diciendo va, siempre y cuando los cuatro lo hagamos.

Caro en seguida dijo: ha y yo porque a la que celebramos es a ti

Fernanda: a mí y ¿por qué me celebran a mí?, dije muy extrañada.

Caro: es tu primera cita y pues quien sabe que pase hoy ¿verdad Gerardo?

Gerardo: jajaja oye calma.

Pero Gerardo siguió tocándome mis piernas pero más insistentemente, solo dije:

Fernanda: solo un caballito, pero todos juntos

Todos comentaron que sí, y fuimos al antro que está a un lado de interlingua. Llegamos y bajo Caro primero del auto ya que Carlos le abrió la puerta, Gerardo bajo, luego me arrime al asiento de el para salir por la puerta, el vestido se me subió bastante y el solo me miraba las piernas dándome la mano para salir. Baje completamente del auto y me acomode el vestido bajándomelo.

Carlos: llegamos chicas, en que área nos sentamos, ¿te gusta bailar Fernanda?, porque a Gerardo casi no.

Fernanda: si me gusta pero pues no tengo problema si a Gerardo no le gusta, dirigiendo mi miranda a Gerardo.

Gerardo: si no te preocupes, si bailo, tú me dices cuando quieras va

Fernanda: va

Carlos: pues a mí sí me gusta te puedo sacar a bailar ¿verdad?

Fernanda: si claro, si a Gerardo ni a Caro le molesta

Carolina: no para nada, también puedo bailar con Gerardo o ¿no Carlos?

Carlos: por supuesto, nos sentamos cerca de la pista para cuando se dé lo del baile va!!!

Todos: está bien

Tanto a Caro y a mí, nos abren la silla para sentarnos y ellos también se sientan, llega el mesero y nos pide que tomaremos, Carlos pide una botella de tequila con refresco de toronja.

Gerardo pide cuatro vasos para el tequila.

Carolina: y bueno chicos no me han dicho que les parece mi amiga

Gerardo: muy guapa, ¿dónde estabas escondida?

Fernanda: jajaja por ahí, gracias por lo de guapa

Carlos: haber Fernanda tú vas primero con el caballito. Sirve el tequila, yo le pongo limón y me lo tomo

Fernanda: mmmmm guauuu que rico, vas Caro

Sirve el tequila para caro y ella lo toma igual de rápido con limón

Fernanda: van ustedes, veo a Caro como que no le cayó muy bien

Carolina: si van ustedes, ese tequila está muy fuerte.

Carlos: lo sirvo va, vamos a ver quién cae primero, jajajaja

Lo sirve y se lo toma, sin limón, hace una cara rara y sirve el de Gerardo, Gerardo se lo toma e igual hace su cara rara.

Carlos empieza a tocar la pierna de Caro acercándose a su cara, con intensión de besarla, Caro me voltea a ver con cara de ups, deja que Carlos la bese y le da un beso a lo cual ella accede sin problemas, cierran los ojos y se besan intensamente.

Gerardo me platica de su trabajo tocando mis piernas pero acercándose a mí, como intentando escucharme pues con el ruido no se escuchaba muy bien. Siento su respiración muy de cerca y me llega su olor, me recuerda a como olía el amigo de mi papa, que intento abusar de mí, sin embargo en ese momento no me sentí mal, al contrario, el tocando mis piernas y acercándose a mí fue genial esa sensación, voltee a ver a Caro y Carlos, seguían besándose, además de que Caro le tocaba las piernas a Carlos, pues ya no lo abrazaba, cuando voltee a donde estaba Gerardo ya estaba muy cerca e intento besarme, me voltee y solo me beso mi mejilla, en eso me abraza y me toca mi espalda como masajeándome, aunque su mano bajaba demasiado a mis pompis. Intento nuevamente acercarse a mí e intento besarme, a lo cual ya no puse resistencia y accedí, solo fue tocándonos los labios mutuamente, ya que me hice hacia atrás.

Gerardo: ¿estás bien?

Fernanda: si claro, solo que nunca había besado a un hombre

Gerardo: ha ya, está bien, perdón si soy muy atrevido.

Fernanda: no te preocupes, está bien

Gerardo: va, como te veo tan linda me dan ganas de besarte y abrazarte.

Fernanda: gracias por lo de linda, ¿tienes novia?, ¿estas casado?

Gerardo: estoy separado ya de hace mucho tiempo, como 5 años, y pues no en este momento no tengo novia, a menos que tú quieras serlo, ¿como ves?

Fernanda: jajajaja o sea como, ¿me pides sea tu novia?, tenemos como media hora de conocernos

Gerardo: bueno es que me gustas mucho y además de novios podemos conocernos mejor

Fernanda: no lo sé, dame tiempo va

Gerardo: claro ¿Te sirvo una copa?

Fernanda: si Gerardo, por favor.

Gerardo: ya me hablas por mi nombre, eso es bueno

Fernanda: si verdad, me caes bien

Carolina: que paso chicos ya salgan a bailar

Gerardo: espera aun no, primero nos tomamos una copa, les sirvo va

Carolina: si gracias

Carlos: ¿bailamos?

Me dice y dándome la mano para bailar

Fernanda: espera aun no y la primera pieza la bailare con Gerardo, perdón siiii

Carlos: está bien, creo que ya están empezando a conectarse, jajaja

Fernanda: pues como venimos en parejas, lo más normal es que baile con quien venga, es más si ya vamos a bailar Gerardo ¿sí?

Gerardo: si va

Durante el baile, Gerardo me abrazaba a hacia a él y aún seguía con intensión de acercarse a mi boca, yo cuidaba no me viera Caro, pero si tenía ganas de besarlo, así como ella beso a Carlos. Al sentir su cuerpo junto al mío, sentía algo que me recorría todo el cuerpo principalmente en mis pompis, como algo caliente. Bailamos una música muy tranquila y me abrazaba a él ya que él me jalaba. De repente me sentía un poco mareada, obvio por el tequila. Me recargue un poco en su hombro y el empezó a masajearme la espalda y un poco más abajo, reaccione y subí disimuladamente su mano. Termino la canción y nos sentamos.

Carolina y Carlos, seguían platicando, al sentarnos yo quede a lado de Carlos y Gerardo del otro, tenía a carolina frente a mí, casi al mismo tiempo sentí una mano en cada pierna, por debajo de la mesa cada uno empezó a tocar mi pierna. Me sentí muy emocionada, feliz pero preocupada de que carolina se diera cuenta de lo que hacía Carlos, que viera a Gerardo no.

En ese momento nadie se dio cuenta, Gerardo continúo pero Carlos retiro su mano, Gerardo se acercaba a mí con intensión de besarme, a lo cual Carolina dijo:

Hay Fernanda ya, si tú también quieres besarlo, porque te detienes

Esas palabras me dieron valor, ya que por dentro me moría por hacerlo, además que tenía ganas de agarrar su pierna al igual que él lo hacía.

Lo mire de frente y lo bese, el también correspondió y sentí la gloria, sentí mucho calor en todo mi cuerpo, mucha adrenalina y placer al besarlo, al mismo tiempo puse mi mano en su rodilla y acariciaba con ganas de avanzar hacia su cintura. Continúe haciéndolo mientras sentía las miradas de Caro y Carlos en nosotros. Se levantaron a bailar y seguían platicando, caro se veía un tanto molesta.

Mientras seguía besándolo, el me agarraba más mis piernas y más hacia mis pompis, estábamos casi de frente sentados y también le tome de más de su pierna pero casi llegando a la cintura, quería tocarle su parte.

Dejamos de besarnos y me abrazo, solo recargue mi cabeza en su hombro, mientras el me tocaba las piernas y mi cintura, también me tocaba los senos, mmm sentía tan rico, que casi me venía, tuve que levantarme para ir al baño, pero espere a que Caro regresara de bailar para pedir me acompañara.

Llego caro y le pedí fuéramos al baño, fuimos y dentro del baño, me platicaba que le guste mucho a Carlos y que quería conmigo.

Fernanda: en serio, como crees, no inventes ¡!!!, ¿qué es lo que quiere conmigo? le pregunte

Carolina: pues acostarse contigo

Fernanda: quede de a seis, pero tú ¿qué le dijiste?

Carolina: pues al principio me molesto, pero pues me calme, no tiene nada de malo.

Fernanda: ¿no tiene nada de malo quiera acostarse conmigo?

Carolina: bueno eso sí, pero que le gustes no tiene nada de malo, de acostarse contigo pues sí, pero estas con Gerardo. Quedo muy formal que no te buscaría después, me avisas cualquier cosa ¿estás de acuerdo?

Fernanda: si claro, cualquier cosa te aviso, oye

Carolina: que paso

Fernanda: me emociona verme vestida así, y que Gerardo quiera abrazarme, tocarme y claro besarlo me gusto bastante.

Carolina: haaa que Fernanda, está bien, pues diviértete y pásala genial

Fernanda: si eso haré, oye pero si quiere que me vaya con él, ¿supongo para acostarme con él verdad?

Carolina: está bien, ya sea que nos vayamos juntos o cada quien por su lado, o ¿a qué te refieres?, ¿no quieres estar con él?

Fernanda: eso es lo que no estoy segura aún, me sentí mareada por el tequila y me anime mucho, pero no estoy segura.

Carolina: bueno relájate, toma poco y despacio para que no se te suba y luego no te diviertas.

Fernanda: si eso haré, bueno vamos para fuera a seguir la fiesta.

Carolina: si vamos

Fernanda: hola chicos, ¿siguen tomando sin nosotras?

Carlos: te estamos esperando, yo principalmente para bailar, ¿bailamos?

Fernanda: si, va, ¿puedo Gerardo?

Gerardo: claro corazón

Fernanda: guau me dijo corazón.

Carolina: jajaja, cálmate corazón.

Fernanda: los dejo, vamos a bailar

El bailar con Carlos, también me dejo inquieta, pues me abrazaba mucho y sentía su cuerpo completamente, su parte obvio, me dijo al oído, si quería salir con él alguna vez, le dije: espera ¿y Carolina?, me dijo que ella no tenía por qué enterarse, somos adultos y podemos divertirnos.

Fernanda: pues no lo sé, no me gustaría engañar a Carolina.

Carlos: si yo sé que andan juntos y que esto es solo un pasatiempo para pasarla bien, Caro entenderá, por cierto Gerardo anda muy emocionado, me dijo cuando fueron al baño, que ya casi eras su novia. ¿Es cierto?

Fernanda: ¿en serio anda emocionado?, bueno la verdad es que yo también y si me acepta como soy, veremos qué pasa

Carlos: bueno pero si andas con él, ya no saldrás conmigo ¿o sí?

Fernanda: bueno podemos salir todos como amigos no?

Carlos: amigos con derechos jajaja, recuerda solo pasarla bien.

Fernanda: bueno, esa es la intensión salir de la rutina y pasarla bien, ya veremos pero que esto quede entre nos va.

Carlos: va, nadie lo sabrá.

Regresamos a nuestro lugar y Gerardo platicaba con carolina, me abre la silla para sentarme e inmediatamente pone su mano en mi pierna, se acerca a mí y me besa en los labios, carolina me ve con una sonrisa pícara.

Carlos se sienta a lado de carolina y la besa agarrándole la pierna cerca a la cintura. Carolina, lo besa igual y le pone su mano en su pierna pero poco a poco la va subiendo hasta su entrepierna, siguen besándose

Nos cambiamos de lugar a donde es una banca redonda donde estamos los cuatro sentados y una mesa en el centro, Gerardo quedo en el pasillo, yo a un lado de él y caro a lado mío y Carlos a la orilla.

Carlos y Gerardo seguían sirviendo de tomar y yo ya me sentía algo mareada más de lo normal, de repente carolina se voltea con Carlos y lo besa, luego se sube de frente a él y se siguen besando, Carlos le agarra sus pompis y sus piernas, pues todo el vestido se le subió.

Gerardo me dice: anda hagamos lo mismo

Fernanda: si me gustaría, deja voy al patio a tomar un poco de aire, me siento acalorada y mareada

Gerardo: vamos te acompaño.

Salimos y había varias parejas y varias personas solas, platicamos de mí, quien era, con quien había salido y porque me vestía así, no juzgándome al contrario tratando de alagarme, le gustaba como iba vestida, le conté que tuve una novia que no usaba ni falda ni vestido y por eso la corte, jajaja

Gerardo: en serio? pues tal vez era hombre que no le gustara usar falda o vestido jajaja, estoy seguro que si te viera así como estas ni te reconocería

Fernanda: si seguro, es bien babas jajaja

Me abrazo junto a él y sentí su parte, pues estaba muy excitado y también me excito a mí, no aguante las ganas y baje mi mano a su cintura como queriendo tocarlo, para eso el me beso y tomo mi mano y la bajo hasta su parte, la toque y la sentí en mis manos, todo mi cuerpo tembló estremeciéndome toda.

Gerardo: ¿te gusta?

Fernanda: si, me encantas

Gerardo: mete la mano y tócala si

(Me acorde del amigo de mi papa) pero en esta ocasión fue algo excitante y me gusto, voltee que no nos viera nadie y si metí mi mano, sentí caliente dentro de él y más su pene, me gusto

Gerardo: hazme una

Fernanda: he, ha ya, no hay mucha gente nos pueden ver

Gerardo: vamos a un hotel, ¿entonces?

Fernanda: si, pero más al rato va, igual cuando Caro y Carlos digan que nos vamos

Gerardo: ok. Muero por estar contigo a solas

Fernanda: ¿sabes que sería mi primera vez?

Gerardo: ¿en serio?, pues qué bueno sea yo el afortunado

Fernanda: si en serio

Gerardo: sabes, a mí también me da por vestir como tú, a veces lo hago

Fernanda: ¿en serio?, guau que bien, ¿y eres gay?

Gerardo: no, no me considero como tal, pues no me gustaría estar con un hombre, pero alguien así como tú, si claro.

Fernanda: ha ok. Así pensaba yo, pero apareciste tú con tu cosa jajajaja.

Gerardo: jajajaja, cosota que te vas a comer.

Fernanda: gulp

Gerardo: pero si, no lo soy, de eso estoy seguro.

Fernanda: ok. Te creo, yo soy lo que llaman pasiva.

Gerardo: pues no te veo muy pasiva con mi cosota.

Ambos: jajaja

Fernanda: está bien ya vamos a dentro, ya se extrañaran de nuestra ausencia.

Gerardo: vamos

Carolina: donde andan chicos

Fernanda: salimos a tomar aire, me sentía mareada, pero ya estoy mejor

Carolina: si te ves mejor, con una sonrisa de oreja a oreja, jajaja

Fernanda: que quieres decir

Carolina: nada, jajaja, anda salud, tómale ándale

Ya dentro, platique con Gerardo de que le gusta vestir, igual que yo, faldas y vestidos, pero ya estando conmigo yo sería siempre la mujer de la relación. Gerardo me seguía manoseando, ya metía su mano debajo de mi vestido e intentaba acariciarme por debajo de mis piernas cerca a mis pompis. Yo no me quedaba atrás también le tocaba sus piernas y su entrepierna, pues quería seguir sintiendo su pene.

Caro me dijo que saliéramos pues se sentía mareada. Ya en el patio me comento que se sentía a gusto, preguntándome como estaba yo.

Fernanda: estoy a gusto, realmente me hacía falta salir un rato y hacer lo que hago con Gerardo, creo si me animare a estar con él.

Carolina: si Fernanda, anímate, no pasa que luego no puedas sentarte jajaja, ya hablando en serio, esto es para divertirnos y relajarnos va.

Fernanda: si lo sé, ¿qué crees?, ya se la agarre a Gerardo.

Carolina: en serio woraleee y ¿qué tal?

Fernanda: me gustó mucho, me excito bastante.

Carolina: me da gusto corazón, jiji

Fernanda: gracias, aquí no se puede hacer mucho verdad, bueno lo que haces con Carlos, creo es lo más que se puede hacer

Carolina: jajaja, no para nada si quieres estar con Gerardo puedes hacerlo en la misma mesa donde estamos, créeme nadie nos cuida ni nos dicen nada de lo que hacemos, con tal de seguir consumiendo y recuerda nos invitaron

Fernanda: eso es lo mejor de todo esto, jajaja

Carolina: ¿a poco ya quieres estar con Gerardo?

Fernanda: no aun no, pero estar cerca me emociona y excita, pero ya que me dices tú has con Carlos lo más que se pueda y yo te sigo igual con Gerardo va

Carolina: ¿en serio? Me sigues y si no haces lo que yo, que te hago

Fernanda: si lo hago, solo no te dejes penetrar aquí en el antro

Carolina: ¿mmmm y sexo oral?

Fernanda: eee, en serio serias capaz de hacerlo aquí

Carolina: si claro, ya lo he hecho

Fernanda: haaaa, bueno no sé si llegue a hacerlo aquí, mejor no te sigo jajajaja

Carolina: naaa ahora me sigues, anda vamos de regreso

Fernanda: no espera

Carolina: anda vamos ya

Fernanda: bueno ok.

Cuando llegamos a sentarnos, las dos quedamos en medio de ellos, carolina se volteó con Carlos y lo beso, pero le tocaba con insistencia su entrepierna pero ahora ya tocando su pene.

Ha pues yo hice lo mismo, Gerardo se extrañó, pero luego disfruto, me subí un poco el vestido para entonces tomar su mano y meterla detrás de mí, en seguida toco mis piernas y siguió hasta mis pompis. Carolina seguía besándolo, se detuvo, pidió le sirviera una copa de puro tequila.

Carolina: ha ha ha pero también sírveles a ellos

Fernanda: si sírvenos por favor Carlos

Gerardo fue el primero en tomársela, luego Carlos, carolina y al último yo. Carolina inmediatamente volvió a besar a Carlos, pero estaba bajándose, como queriéndose sentar en el suelo, yo no la seguí, pero si me senté encima de Gerardo restregando su pene en mis pompis y muy suavemente sentí su pene en mis pompis, carolina se detuvo en cuclillas a abrir el pantalón de Carlos, yo seguía meciéndome y moviendo mis pompis en el pene de Gerardo, luego me levanto abrió su cierre del pantalón y saco su pene, yo lo sentí en mis pompis encima de mi ropa interior, me sentí muy pero muy excitada, luego me levanto, pidió me agachara hasta quedar en la misma posición de Carolina, me agarraba mi cara metiendo su dedo en mi boca, lo saboree tanto que no me detuve, tome su pene y lo roce suavemente en mi boca. Carolina ya lo sobaba pues ya la tenía en sus manos el pene de Carlos, note que si Carlos tenía más grande que Gerardo.

Gerardo agarro su pene y lo acerco nuevamente a mi boca, empecé a tocarlo con mi lengua, pero Gerardo lo metió en mi boca de golpe, bueno pues yo excitada lo saboreaba pero apretaba con mis labios para provocar que se viniera, como succionándoselo. Carolina ya estaba igual mamándoselo a Carlos, como yo a Gerardo. Esa escena fue realmente sensacional, como de película.

De repente llega un mesero a limpiar la mesa recoger la basura del cenicero, pregunta si queremos algo, Carlos solo hace señas de la cuenta y le pide a Carolina se levante, para irnos.

Ya era hora de seguir con lo demás, dijo Carolina, me voltea a ver y me dice:

Carolina: ya corazón ya vámonos, ¿vamos a mi casa Carlos? , si vamos

Fernanda: ¿en tu casa? segura

Carolina: mmm no verdad, no Carlos en mi casa no, ahí viven mis hijas, no están ahorita, pero no mejor a otro lado va

Carlos: si amor, donde gustes.

Gerardo: nos llevamos la botella para seguir va

Fernanda: si va

Nos fuimos de ahí, caro y yo quedamos atrás, ellos iban adelante en el carro.

Carolina se acercó mí, me beso en la boca y más estaba excitada, me puso sus manos en mis senos, luego los muchachos voltean a vernos y solo se emocionan

Gerardo: pasamos a comprar unos refrescos y condones

Todos reímos.

Llegamos un hotel obviamente y piden un cuarto

Al entrar vamos a conocer el cuarto y Gerardo me sirve una copa de tequila y ponen música, carolina y Carlos empiezan a besarse y ella se quita ya el vestido, queda en ropa interior, su piel blanca se ve hermosa en esa habitación, Carlos empezó a tocarla de forma muy obscena, pero a Caro parece que le gusta.

Yo sentada en un sillón, tomo mi copa y Gerardo se sienta junto a mí, me abraza y me besa, ya no aguantaba más, ya quería sentir su pene otra vez en mi boca, deja de besarme, aprovecho para agacharme hacia su pantalón, le desabrocho su cierre y le pido se ponga de pie, me pongo de rodillas y bajo sus pantalones y su bóxer, toco su pene con mi cara y lo meto a mi boca pero muy suave, veo a Gerardo como me ve con ojos de placer, le mamo su pene como desesperada, mientras el gime de placer, Carolina, ya está encima de Carlos, desnuda y siendo penetrada fuertemente por Carlos.

Sigo en esa posición saboreando a Gerardo y acariciándole sus piernas, mientras veo a Carolina arriba de Carlos sube y baja, realmente fue sensacional, no sentí celos, solo excitación, lujuria. De repente Carlos se incorpora, se levanta, pide a Carolina un momento y se acerca a Gerardo, pero mostrándome su pene, Carolina se queda seria pero se acerca también, esperando que yo mame el pene de Carlos, me quedo de a seis, mientras Gerardo toma los senos de Carolina y la besa en la boca pues se puso de su lado.

Carolina toma el pene de Carlos y me pide se lo mame, saco el pene de Gerardo y beso el de Carlos luego le pongo condón y empiezo a mamar como desesperada, mientras Gerardo voltea a Carolina y así de pie la penetra muy fuertemente, Carolina grita y gime de placer, de repente Carolina grita de tal forma que se viene pues se retuerce pero no se sale del pene de Gerardo, mientras tanto Carlos me levanta me besa, sentí raro, pues sentía algo especial por Gerardo, pero en ese momento sentí más lujuria y lo bese desesperadamente, luego Carlos me voltea me tiene de espaldas, siento su pene en mis pompas, pero Gerardo se detiene con Carolina y le dice a Carlos que él será el primero en estar conmigo, a lo cual Carlos me hace a un lado, como si fuera un trapo y ahora Gerardo me toma de mi cintura.

Gerardo: ¿verdad que yo tengo que ser el primero?

Me dice al oído pues él está detrás de mí, tomando mi cintura

Fernanda: si corazón, tu primero

Gerardo: espera tomare un poco de lubricante, no te muevas

Yo me sentía muy excitada, mi vestido solo me lo subió hasta mi cintura me pidió me hincara en la cama y luego me agacho de mi cabeza, mientras metía su dedo en mi pompa, sentí algo inimaginable, para lo cual Carolina que después ya se había venido estaba aún excitada y seguía empinada a un costado mío y Carlos detrás de ella, salvajemente la penetraba y ella solo gemía, pujaba y gritaba de placer, yo sentía delicioso mis pompas y más el dedo de Gerardo en mí, voltee a ver a Carolina y al verme se acerca a mí y me besa.

Gerardo de rato de estar jugando con mi ano, se detiene y ciento su pene en la entrada de mi ano, luego me levante, Gerardo me agarra de mi cintura y me jala hacia él, me empieza a penetrar muy lentamente y siento un dolor inmenso, como si quisiera reventar, luego siento que entra hasta mis entrañas debido al lubricante, siento una sensación hermosa, sensacional, Gerardo mete y saca varias veces, yo estoy gimiendo, a la vez de dolor, pero también de placer y satisfacción, Carlos grita que va a venirse y Carolina no se mueve, veo como que aprieta, tal vez para sentir más placer y darle más placer a Carlos, Carlos grita de placer, Carolina que seguía algo excitada, me voltea a ver y solo ve mi cara de placer saboreando el gran pene de Gerardo, Carlos se hace a un lado y carolina empieza a abrazar a Gerardo y abriéndome mis pompis para que pudiera entrar más su pene, Gerardo la voltea y la besa, mientras yo sigo ahí ensartada.

Carolina: dale más Gerardo, mira le gusta, dale duro a mi amiga

Gerardo: si corazón, ¿te gusta Fernanda?

Fernanda: si corazón, haaa es grandiosa, fabulosa

Carolina va con Carlos y lo besa, Carlos empieza nuevamente a besarla y el vuelve a besar su vagina, ella se acuesta a un lado mío y Carlos la hace venir nuevamente con su boca.

Gerardo, ya voy a venirme grita

Yo me detengo ya que estaba muy movida jaja, le pido se venga dentro de mí, sentí su semen dentro de mí, más caliente que su pene, fue grandioso. Estuve un rato pegada al pene de Gerardo y luego se sale, me levanta y me besa pero tomando mi pene, el cual estaba más excitado que nada, lo acaricia y me masturba, para lo cual Carolina se voltea y nos mira, pero ella sigue tocándose su vagina, mi pene se para más por verla, que por lo que me acariciaba Gerardo, Carolina me dice ven y me acerco a ella y se lo meto, Gerardo se hizo a un lado y metió su pene en la boca de Carolina, después de haberse limpiado y puesto otro condón. Esa escena no se me borrara, yo penetrando a Carolina mientras ella mama el pene de Gerardo, Carlos se limpia y se pone condón nuevamente, y se me acerca a mí, y me besa, fue algo tan excitante.

Después de un rato logre venirme en Carolina, y ella logro hacer venir a Gerardo, los cuatro quedamos acabados y recostados en la cama. Yo después de un rato me metí a bañar, ellos se quedaron en el cuarto, y siguieron tomando, recordaba que después de masturbarme siempre me arrepentía de haberme vestido y obvio masturbarme, en esa ocasión fue tanta la emoción que no lo sentí, al contrario me sentí tan plena, tan mujer, que me sentí muy a gusto, ya no me preocupaba nada, como cuando uno logra lo que se propone, feliz.

Salí de bañarme y volví a vestirme antes de salir al cuarto, me maquille y salí.

Carolina se metió a bañar y salió muy rápido, se cambió en el mismo cuarto con todos.

Carolina: ¿qué tal Fernanda, Gerardo?

Gerardo: estuvo excelente y feliz por ser el primero, va hasta mí y me besa tomándome de mi pompa.

Fernanda: que bueno que estuve excelente.

Carolina: y a ti Carlos, ¿Qué te pareció?

Carlos: excelente, tu boquita estuvo excelente

Fernanda: haces que me ponga roja

Carlos: Bueno por lo pronto vayamos a cenar o ¿ya se quieren ir?

Carolina: si vamos a cenar, ¿por lo pronto hoy ya estuvo no?

Lo dijo como no queriendo siguiéramos con esa platica o que volviéramos a tener relaciones, yo no tenía problema, ahora quería probar el de Carlos, pero también tenía hambre y confirme lo que dijo Caro.

Fernanda: si vamos a cenar, oye ¿así me veo bien?, le pregunte a Gerardo

Gerardo: si corazón así te ves estupenda.

Salimos a cenar

Igualmente me subí en el asiento de atrás ahora con Gerardo, lo note distante, ahora entiendo que solo buscaba acostarse conmigo, pero me daba igual, veía un mundo lleno de posibilidades, de repente se acerca a mi y pasa su brazo por detrás de mi y vuelve a tocar mis piernas con su otra mano.

Gerardo: entonces que Fernanda, ¿quieres ser mi novia?

Carolina: woraleee, anda di que si, hacen bonita pareja

Carlos se me queda viendo por el espejo retrovisor, pongo mi mirada en Gerardo y le dijo ok va

Gerardo, se acerca y me besa

Carolina: heee yuppi, ahora podremos salir mas seguido los cuatro

Carlos: que bien, si ahora ya vamos a cenar, bajemos, ya llegamos

Me dejo de besar y bajamos, pasamos al restaurant que no era mas que un puesto de tacos, jajaja.

Yo solo pedí 3 de pastor, carolina igual que yo.

Carolina: bueno chavos ¿pues nos llevan de regreso a mi casa por fa?

Carlos: ¿cómo ya se quieren ir?

Gerardo: no esperen vamos a Zumpango conozco un lugar para ir a tomar unas cervezas, algo ya más leve cómo ven?

Fernanda: ¿a qué parte de Zumpango?

Gerardo: por la calle de Elektra

Carolina: por ahí estuvimos en la tarde, ¿verdad Fernanda?

Fernanda: si, por ahí mismo, creo saber dónde es, pues si quieres Caro vamos

Carolina: bueno solo un par de cervezas y regresamos va

Después de cenar fuimos rumbo a Zumpango, yo sabía que en ese lugar había ido con Graciela, la chica con la que salí y que mande a volar, porque nunca quiso usar falda ni vestido.

Gerardo: corazón, ¿qué tienes te veo pensativa?

Fernanda: nada le dije y lo bese, bueno si, ¿recuerdas tuve una novia que no usaba vestido ni falda?

Gerardo: ¿si me acuerdo por?

Fernanda: ella va mucho a ese lugar, espero no encontrármela, me daría mucha pena me vea como vengo vestida.

Gerardo: ha no te preocupes, no creo te conozca

Carolina: si me platicaste de ella, pues ojala la veamos ahí y te vea, de seguro tu estas más bonita que ella.

Fernanda: pues si verdad, ella nunca quiso usar falda ni vestidos, nunca me dijo por qué, pero pues ahora quien los usa soy yo.

Todos reímos. Llegamos a Zumpango y nos dirigimos al antro, nos estacionamos a un costado de la entrada y no se veía mucha gente dentro, pues en el segundo piso tiene un balcón y se veían lugares disponibles.

Entramos, subimos y nos sentamos, llego el mesero y cada quien pidió lo que tomaría, yo pedí una cerveza obscura.

Estábamos los 4 sentados alrededor de una mesa y me acerco a Gerardo, ¿me veo bonita?, le pregunte.

Gerardo: si corazón te ves linda y me besa.

Carolina le dice a Carlos, oye estos se me hace que quedaron muy flechados no crees

Carlos: si pareciera que así es, Fernanda se ve muy sensible y pues al estar con Gerardo íntimamente pues inmediatamente quedo flechada.

Carolina: bueno espero eso no nos afecte después

Carlos: ¿por qué lo dices?

Carolina: pues sí, tu sabes que esto es para salir de la rutina, solo para divertirnos, espero quiera seguir conmigo o que se comporte indiferente por sentir algo por Gerardo.

Carlos: ¿si lo quieres realmente verdad?

Carolina, se queda callada, Carlos solo se le queda viendo.

Carlos: entiendo, hablare con Gerardo, para que no se enganche también, tu tranquila

Carolina: ok, me avisas va

Carlos: si está bien.

Algo tan incoherente después de escucharlos hablar, porque si los escuche, Carolina besa a Carlos.

De repente dos parejas vienen subiendo las escaleras, si efectivamente una de ellas era Graciela y supongo su novio, pues la traía de la mano.

Como si quisieran estar viéndonos, se sentaron en una mesa frente a nosotros.

Fernanda: oye, ¿oye corazón ves a la chica que acaba de entrar de negro?

Gerardo: si la veo, ¿por?

Fernanda: es ella, que casualidad, no quería encontrármela y va llegando con esos mugrosos.

Gerardo: ¿en serio?, woralee, ya que te vea le dará envidia ya verás.

Fernanda: mejor vámonos. Le dije a Carolina

Carolina: ¿Por qué?, ¿ahora qué pasa?

Fernanda: ¿recuerdas de quien hablábamos antes de venir?

Carolina: si, ¿por?, ha no me digas ¿es esa flaca verdad?

Fernanda: si es ella

Carolina: con razón casi te metes debajo de la mesa, cuando entraron, debí suponerlo. Pero no te preocupes, se morirá de envidia ya verás.

Continuará

(9,33)