INICIO » Categoría » Infidelidad

Infidelidad

de 69 «

La señora de la cabina de Internet

Cerca de mi casa abrieron una cabina de Internet así que fui tenía muy buenas máquinas y eran rápidas, así que me hice un cliente regular, ahí atendía una pareja de esposos, Ada y Alfredo que de tanto ir todos los días ya me tenían confianza que luego daría paso a otras cosas con su esposa
  • 4
  • 15.693
  • 8,96 (25 Val.)

La putita de mi jefa

Me recibió y cuál fue mi sorpresa al verla recién duchada, su piel fresca y ese olor que me excitó al sentirlo, su perfume o loción no sé qué era, pero olía a diosa, ella estaba con ropa muy cómoda y pude darme cuenta que no traía sostén, por lo que de repente se le marcaban esos ricos pezones
  • 7
  • 18.930
  • 9,76 (37 Val.)

Mi novia y un viejo conocido mío

Su pequeña mano apenas abarcaba todo el diámetro del pene de Pepe así que la agarró con las dos manos y comenzó a masturbarle con más fuerza. De pronto vio que en la punta del glande salía un poco de líquido pre seminal, paro de mastúrbalo, con un dedo recogió el líquido y se lo metió en la boca
  • 15
  • 15.719
  • 9,84 (19 Val.)

Guiando a Carmen

No voy a poder mandarte nada de imágenes, hasta que él se esté bañando; ahorita que llegue va a estar mirando televisión
  • 10
  • 12.022
  • 9,68 (22 Val.)

Cogiendo sin salir de casa

El chofer de la empresa donde trabaja mi marido siempre había querido culearme, hasta que llegó el día que mi marido no estaba, lo aprovechó, y también lo aprovechó un vecino que me tenía ganas, fueron dos días de buenas culeadas
  • 30
  • 20.544
  • 9,76 (33 Val.)

Follando con la maestra Raquel (Parte 2)

Eché mi cadera para atrás y esta vez lo metí con más rapidez. Los gritos de dolor me recordaron a Yanneth, una compañera con la que tuve sexo y era una gritona total, cosa que no hizo más que motivarme a meterlo más y con más fuerza
  • 6
  • 13.602
  • 9,55 (31 Val.)

Follando con la maestra Raquel

Convencí a mi profesora de tener relaciones conmigo, un episodio que, al día de hoy, sigue grabado en mi cabeza como aquella vez hace ya diez años
  • 8
  • 17.265
  • 9,37 (27 Val.)

Viuda negra

Ariel sintió retorcerse sus tripas, era el funeral de uno de sus mejores y más queridos amigos, y la congoja se chocaba de frente con el embriagante placer que le producía esa mujer
  • 15
  • 15.225
  • 9,71 (28 Val.)

Mi esposa era madrina de un bautizo

No tenía ganas de ir, además estaba muy resfriado, así que mi esposa se tuvo que ir sola al bautizo pues era la madrina
  • 10
  • 24.458
  • 9,25 (24 Val.)

Pagué por silencio

Como pagué a Luis por el silencio de algo que hice justo antes de casarme, y prometí hacer lo que él pidiera
  • 13
  • 17.063
  • 9,80 (30 Val.)

Infiel mañanero

Mañana lluviosa y la causalidad, ambiente propicio para ser infiel, dos personas, se encuentran, sexo, el mejor y más ardiente jamás imaginado, una sola vez para recordar toda una vida
  • 13
  • 13.460
  • 9,73 (30 Val.)

La embarazada seductora (Parte 1)

El mito del sexo con la embarazada, la realidad supera la fantasía, la revolución hormonal potencian el deseo, elevan la libido, haciéndola insaciable, venirme dentro sin preocupación por las consecuencias. Antojo de embarazada cumplido
  • 9
  • 11.532
  • 9,83 (24 Val.)

La pija más rápida del oeste

Un agónico gemido, extendido sobre el cuello de la mujer era el preludio de la intrusión salvaje, el tormentoso semen brotó dentro del dolorido culito. Sacársela fue como descorchar una botella de espumante, y también salió parte del cremoso semen burbujeando del culito
  • 10
  • 12.205
  • 9,95 (20 Val.)

Mi cuñada, yo y mi esposa

Mi cuñada vino de vacaciones un mes y ya tenemos 2 años viviendo juntos los tres
  • 18
  • 17.590
  • 9,59 (37 Val.)

Seducida en el súper

Comenzó con mi táctica de seducir a la esposa mal atendida, conquista y disfrute, al conocerla cambió todo, el objeto y el objetivo se vuelven una misma cosa. Erotismo y amor donde está el límite
  • 11
  • 17.045
  • 9,56 (39 Val.)

Compañera de oficina, solo es sexo

Compañera de oficina, mal cogida, ahogada en la rutina del matrimonio sin incentivos, buenas tetas para mamar, generosas caderas y deseable culito, justifican ser infiel. Esa noche ella, fue infiel. Sexo de oficina y algo más
  • 6
  • 15.818
  • 9,70 (27 Val.)

Casilda, una mujer morena e inexperta

Le abrí la cremallera trasera de su vestido azul. Se lo quitó y se volvió a echar hacia atrás en la hierba. Al ver la humedad en sus bragas blancas, de la que salían pelos negros por arriba y por los lados, me aceleré sin poder evitarlo. Me puse en pelotas, después le quité el sujetador
  • 21
  • 12.010
  • 9,71 (21 Val.)

Mi primera vez en mamar un pene (3)

Una cantidad inusual de líquido blanco me salió de la raja al venirme. Ella se apuró a tomarlo todo mientras nuestros galanes veían asombrados la escena y exclamaban ¡Qué bárbara Mariela, pareces actriz porno! ¡Qué venidota lograste!
  • 5
  • 10.580
  • 9,31 (13 Val.)

Noche de guardia movidita

Noche de guardia en el hospital donde suceden cosas, esta enfermera come hombres, tenía carencias afectivas, me la moví esa noche, descubrió el verdadero orgasmo y me premió con su ano virgen, la cremita especial facilitó todo
  • 10
  • 13.534
  • 9,73 (22 Val.)

Un fin de semana tórrido

Me deshice de mi toallón y lentamente la llevé a recostarse en la cama. Nuestras bocas se buscaron con ternura en principio, pero de inmediato la pasión y el desenfreno se apoderaron de mi nuera. Sus brazos rodearon mi cuerpo y bruscamente se apretó contra mí
  • 5
  • 14.207
  • 9,64 (28 Val.)
de 69 «