INICIO » Categoría » Infidelidad

Relatos Eróticos

Infidelidad

de 68 «

Noche de guardia movidita

Noche de guardia en el hospital donde suceden cosas, esta enfermera come hombres, tenía carencias afectivas, me la moví esa noche, descubrió el verdadero orgasmo y me premió con su ano virgen, la cremita especial facilitó todo
  • 10
  • 12.987
  • 9,71 (21 Val.)

Un fin de semana tórrido

Me deshice de mi toallón y lentamente la llevé a recostarse en la cama. Nuestras bocas se buscaron con ternura en principio, pero de inmediato la pasión y el desenfreno se apoderaron de mi nuera. Sus brazos rodearon mi cuerpo y bruscamente se apretó contra mí
  • 5
  • 14.009
  • 9,70 (27 Val.)

Nuestra amiga argentina no se resiste a Matías, otra vez

Me sube al lavarropas, se baja los pantalones, se puso un forro ¡por fin esta vez tenía! Me corre la tanguita y me coge, así de una, en menos de 10 minutos ya me estaba cogiendo, como me hizo calentar, porque aparte ¡oía voces en la cocina!
  • 4
  • 8.122
  • 8,33 (9 Val.)

La novia de mi compañero de piso

Con sólo decir eso la incorporé, le arranqué la toalla y mientras nos besábamos y jugábamos con nuestras lenguas, mi mano seguía palpando al completo su conejo, aquello le encantaba y movía bien sus caderas para que no hubiese ningún rincón que no obtuviese placer
  • 5
  • 15.253
  • 9,29 (24 Val.)

La vagina de la amiga de mi mujer

Norma no paraba de hablar y al estar de espaldas no podía o no quería ver hacia donde dirigía compulsivamente mi mirada, desde esa perspectiva no tenía ninguna dificultad para dibujar las líneas de su vulva, y como aquellos labios se mostraban entreabiertos
  • 13
  • 19.075
  • 9,44 (27 Val.)

Las infidelidades de mi esposa, caliente webchat

Ese día le pregunté a Elizabeth que si no le gustaría mostrarse en un web chat privado, ella comenzó a reír, pero después de unos segundos
  • 8
  • 12.703
  • 9,20 (20 Val.)

Mi primera vez en mamar un pene (2)

Pues mira, quiero serte honesta, tengo marido, un amante de planta y ando con un jovencito que es mi sobrino también, si no tienes problemas con eso, yo encantada. Le dije sonriéndole genuinamente, me caía bien el muchacho y por mi parte, no tenía problema en agregar otro macho a mi grupo
  • 7
  • 13.482
  • 9,29 (24 Val.)

Mañana lluviosa

Respiró profundamente y cerró los ojos, pues tenía como una mezcla de excitación y pena a la vez, ya que yo era un desconocido, no tenía ni dos horas hablando con ella y ya la estaba tocando por todo el cuerpo
  • 7
  • 15.564
  • 8,83 (23 Val.)

Me lo monto con una ex (Parte 2)

La aventura con Paula sube algunos grados de intensidad. En esta ocasión nos encontramos en un centro comercial y
  • 9
  • 9.608
  • 9,76 (17 Val.)

Nuestra amiga argentina no se resiste a Matías

Le digo basta, pero ese basta en el fondo quiere decir: seguí, seguí. Yo estaba con esos pantalones largos que son de bambula, amplios, que no tienen botones, solo un elástico. Entonces, él de espaldas a mí, empieza a bajar la mano y me la mete por debajo del pantalón, hasta que me toca
  • 5
  • 9.672
  • 8,64 (14 Val.)

Cómo me volví una puta de vergas

De lo excitada que me encontraba, no lo pensé dos veces y me metí esa cosota de verga en mi boca y comienzo a mámasela. José tan solo disfrutaba y me cogia mis tetas sobándolas suavemente
  • 11
  • 19.009
  • 9,79 (28 Val.)

Mi dulce venganza

Enseguida nos pasamos al asiento trasero de mi coche y poco a poco fuimos acercando nuestros labios hasta fundirnos en un cálido primer beso. A ese beso lo siguieron más y nos dejamos llevar
  • 4
  • 11.795
  • 9,70 (33 Val.)

Sexo en la oficina del Instituto

No puede evitar seguirle y empezamos a magrearnos sin dejar libre ni un rincón de nuestro cuerpo. Su pene erecto rozaba mi entrepierna y eso me excitaba más aún. Sus manos se disputaban mis tetas, mi culo, mis muslos por debajo de mi minifalda
  • 8
  • 13.665
  • 9,69 (35 Val.)

Con mi jefe en la convención

Mi jefe es un hombre maduro de más de medio siglo, nunca pensé que me volvería loca en la cama y fuera de ella
  • 20
  • 24.114
  • 9,61 (62 Val.)

Me lo monto con una ex (Parte 1)

Contaré en algunos relatos una relación que mantuve con una ex ya casada. En este primer relato nos lo montamos en su coche
  • 13
  • 9.773
  • 9,57 (21 Val.)

Nuestra amiga argentina sigue confesándose

La cosa es que entramos en la habitación y me empieza a dar unos besos, pero ya no eran esos con ternura, me partía la boca, parecía un animal, y me empieza a tocar por todos lados, yo ya no lo sentía como caricias, era como que me manoseaba por todos lados
  • 5
  • 9.198
  • 8,94 (16 Val.)

Por error terminé cogiendo con la señora Dora y con Juana

Llegó el día que tanto temía entre la señora Dora y Juana, sabía que no se llevaban bien y en cualquier momento se enfrentarían solo que tenía que ser muy cuidadoso porque yo estaba en medio y no quería echar a perder mi relación con Liz
  • 5
  • 19.126
  • 8,93 (27 Val.)

Primera infidelidad de nuestra amiga argentina

Nos besamos cada vez más fuerte y me empieza a poner la mano debajo de la tolerita y me empieza a tocar las tetas, la verdad me estaba empezando a calentar, y después con la otra mano me empieza a tocar la cola por debajo de la pollera
  • 5
  • 10.458
  • 8,94 (33 Val.)

Encuentro sexual de amor prohibido con anal incluido

Ella es familiar muy cercana a mi esposa; pero siempre soñé con hacerla mía. 15 años insistiendo hasta que se dio. Fue lo que fantasee y más
  • 12
  • 17.793
  • 9,38 (32 Val.)

La caliente niñera (Parte 1)

La cena transcurrió sin más, pero Leo no podía dejar de admirar la cara de Diana, sus labios carnosos y seductores sus ojos coquetos y sobre todo su inocencia. La forma en que su boca se posaba alrededor del taco, hizo una reacción sublime en su polla
  • 4
  • 18.626
  • 9,64 (39 Val.)
de 68 «