INICIO » Confesiones

Mi primera vez en mamar un pene (4)

  • 7
  • 7.801
  • 9,18 (17 Val.)
  • 4

...mis dos galanes se acomodaron, Fabián boca arriba, esperándome a que lo montara y Julio esperando su turno una vez que estuviera ensartada por su amigo, guiñándole un ojo a mi Anita, me subí en Fabián y me acomodé sobre su verga mientras le decía a mi novia: ven acércate!

Se acercó curiosa y excitada... se acomodó junto a mí y me beso mientras sentía la verga llenarme la vagina y a Fabián acariciarme las tetitas...

Nos dimos la lengua mientras Fabián empezaba cogerme profundamente, Julio se subió a la cama detrás de mí y se acercó a mis nalgas diciendo:

-vamos a darle a Mariela una cogida que la haga venirse aún más que hace un momento con su amiga...

Mi novia se separó un momento de nosotros y fue hacia mi bolso, sacó mi teléfono y llamó a mi marido, cuando contestó le dijo sentándose a un lado de nosotros:

-mira lo que le están haciendo a tu mujercita... poniendo la cámara de video.

Julio se acercó a mis nalgas y sosteniéndome de las caderas le dijo a su amigo:

-detente un momento para ensartarla yo también!

Fabián se detuvo un momento mientras julio se acomodaba con su verga en la entrada de mi ano acariciándome la espalda... escuché a mi amiga decir en el teléfono a mi marido:

-te excita ver a tu mujercita en plan de putona? mira que le va muy bien...

No alcancé a oír que le contestó mi esposo pero ella soltó una carcajada y le dijo: mira bien como la penetran entre dos!

Julio empezó a meterme su verga en el ano mientras Fabián me detenía y seguía penetrándome la raja con su pene, al sentir la cabeza de su verga penetrar mi ano solté un gemido que él interpretó como aceptación y me la dejo ir toda salvajemente mientras me detenía de las caderas y le decía a su amigo:

-Ahora sí cabrón, dale con todo!!!

Ambos machos empezaron a cogerme con fuerza, yo diría que hasta con un poco de dureza, podía sentir ambas vergas penetrarme profundo en sus respectivos lugares mientras yo gemía como loca y movía la cabeza diciéndoles:

-Si!, sí!, más denme más duro!!

Mi amiga Anita no perdía detalle de lo que estaba pasando y seguía transmitiéndole vía video a mi esposo lo que pasaba en esa habitación de motel que era en ese momento testigo de cómo me cogían dos hombres mientras mi marido veía a distancia a su mujer portarse como una ninfómana.

Ellos seguían dándome con lujuria sus acometidas, mi Anita preguntó cómo al aire:

-Le cabrán dos vergas a mi Mariela en la raja?!

Volteando entre sorprendida y caliente a verla iba a contestarle cuando sentí la verga de Julio salirse de mi ano y alcancé a verlo cuando sentí su pene empezar a empujar junto al de su amigo en mi raja…

-Ahhh…! -alcancé a decir cuando sentí las dos vergas entrar en mi raja llenándola como pocas veces había sentido!, seguimos moviéndonos como locos los tres y ella me dijo:

-voltea a la cámara amor!

Volteando a ver el teléfono le dediqué un beso a mi esposo mientras gemía como loca y seguía cogiendo con estos dos hombres que habíamos conocido horas antes, algo le dijo mi marido a mi novia y ella se paró rápidamente para llevarme el teléfono al oído y poder oír lo que me quería decir él.

-”veo que estás muy caliente, déjalos llenarte la raja... Quieres?”

-sí, quiero sentirlos venirse dentro de mi raja!, contesté más que caliente, moviéndome como una verdadera puta y gimiendo mientras mis machos se movían con lujuria llenándome la vagina con sus vergas, mi amiga tomó de nuevo el teléfono y se alejó a sentarse para disfrutar como me cogían esos dos hombres jóvenes con lujuria y pasión.

Sentía la raja a punto de desgarrarse por el movimiento de mis dos hombres, pero no deseaba que pararan... muévete Mariela! Muévete más!, me decía mi amiga disfrutando de la imagen que tenía enfrente de ella, (seguía platicándole a mi esposo en la video llamada), ellos me tenían detenida de las caderas mientras yo me movía con todas las fuerzas de que era capaz girando mis caderas y dejando que sus penes entraran bombeándome con un ritmo que me tenía al borde de un orgasmo inmenso...

Fabián empezó a gritar: me vengo!, me vengooooo! Y Julio al escuchar eso aumentó sus embestidas y contestó también a su amigo:

-yo también cabrón!, me vengoooo...

Sentí sus vergas empezar a bombear su leche caliente dentro de mi raja lo cual hizo que sintiera un placer indescriptible mientras gemía como loca y termine gritando también: me vengooo.

Sentí mi vagina llena de semen de ellos mientras seguían dándome placer con sus movimientos aún después de haberse venido, ambos seguían moviéndose con fiereza como compitiendo a ver quién duraba más con la erección después de haberme llenado con sus líquidos de placer....yo seguí moviéndome y empecé a sentir el inicio de otro orgasmo que me llegaba desde la punta delos dedos de los pies hasta el clítoris que tenía enrojecido y sensible debido al intenso movimiento de los tres.

Gimiendo y casi llorando de placer empecé a derramar una cantidad de líquido lechoso mayor al que había sacado con mi Anita, ella al ver eso exclamó:

-Que venida Mariela!, eres la más caliente de todas! Dejando el teléfono de lado y acercándose a mi lado para darme un beso de enamorada conmigo...

Lentamente disminuimos el ritmo los tres para dejar que Julio se saliera primero de mi raja y Fabián continuaba erecto, me levanté de su regazo y volteando a ver a mi amiga le dije:

-tu turno!

Me paré y ella inmediatamente se acercó a él a mamarlo para mantenerlo erecto mientras Julio y yo nos recostábamos en la cama admirándolos empezar a coger con energía que solo la juventud puede dar...

Acostados juntos como estábamos, empezamos a acariciarnos de nuevo sin quitar la vista de nuestros amigos y no me di cuenta de que el teléfono todavía estaba en modo video; empezamos a besarnos y entre besos mi macho en turno me preguntó si mi marido no se enojaba de que fuera así de puta y le contesté: al contrario! Le excita mucho a ese cabrón saber que su mujercita es una puta!, mira: él me regaló ésta pulsera para el tobillo que hace patente que soy una mujer casada dispuesta a recibir nuevos machos!

Riendo se la mostré y continuamos besándonos y acariciándonos, al tener una erección de nuevo me la presentó y me dijo:

-cuál te gusta más?

-Esta o la de tu marido?

-Me gustan todas! Le contesté traviesamente, la de mi marido está bien, pero disfruto mucho la variedad, y entre más grande mejor!, si supieras de qué tamaño me he metido te sorprenderías, empezando a masturbarlo mientras seguía diciéndole: la de mi sobrino es aparte, esa me vuelve loca! Le dije riendo y masturbándolo suavemente, lo que me gusta es que les salga mucho semen!

-Y la de él es superior!, me gusta mucho, y hasta le he dicho a mi esposo que quiero embarazarme de él!

-wow! En serio? me preguntó sorprendido, y él que dice?

-lo pone bien caliente saber que su mujer pudiera llevar el hijo de otro hombre en su vientre, a mí la verdad si me gustaría mucho, pero lo que he pensado es que me voy a dejar embarazar y no le voy a decir quién es el padre!

Sé que eso lo va a poner loco de celos pero también será una excitación constante saberme embarazada de alguien que no es él... mi sobrino es el elegido, quiero un hijo de él y otro de mi amante de planta Israel, me haría tan orgullosa llevar su hijo dentro de mí y poder presumirlo en mi trabajo, eso mí me pone súper excitada dije empezando a mamarlo, y si después se da la ocasión, un hijo de un total desconocido no estaría nada mal...

Continuará...

(9,18)