INICIO » Categoría » Nuestra amiga argentina volviendo a seducir a su amiga

Nuestra amiga argentina volviendo a seducir a su amiga

  • 5
  • 7.192
  • 7,63 (8 Val.)
Bueno, la cosa es que se pone el pantaloncito que le di, ya cuando la vi en bombachita quería besarle la colita, pero esperé un poco, le doy también una blusa para que se ponga, así que se saca la de ella y se pone la que le doy

Pili es una compañera del colegio, nos conocemos desde chiquitas, éramos muy muy amigas, pero como hace mucho estaba de novia dejamos de vernos, pero hace un par de meses se peleó con el novio, la vi en un cumple, y me di cuenta que desde que se peleó con el novio se comió varias pijas jaja, bueno hicimos fiestita con 2 flacos, y al día siguiente, estuve con ella, fue la 1º y única vez que ella estuvo con una mujer.

Desde aquel día que estuvimos juntas, me esquivaba, y no nos vimos más, hasta que la convencí que venga a casa porque tenía un par de pantalones que me compre y me salieron un huevo, pero me quedaron chicos y nunca los fui a cambiar y a ella le iban a quedar bien, me dijo que está bien, que venía pero que no la joda, que lo que hicimos juntas, estuvo mal, que no lo quiere hacer más, OK, le digo no hay drama jaja.

Como hacía calor, y yo estaba sola, tenía una remera larga y tanga, nada más, llega le abro, me mira media sorprendida (porque yo estaba medio en bolas jeje), nada hablamos boludeces hasta que le digo que vayamos al cuarto a ver la ropa.

La boluda ¡no se los quería probar! Y yo en realidad se los daba para que se sacara ¡la ropita!, hasta que tanto le jodí que se los empieza a probar (siempre consigo lo que quiero jeje).

Bueno, la cosa es que se pone el pantaloncito que le di, ya cuando la vi en bombachita quería besarle la colita, pero espere un poco, le doy también una blusa para que se ponga, así que se saca la de ella y se pone la que le doy. Mi plan estaba funcionando, porque cuando se sacara la ropa que le di se iba a tener que quedar en bombachita y corpiño y ahí me tiraba encima jeje.

La cosa es que se sienta en la cama, se saca la blusa, el pantalón y ahí empiezo yo:

Le pongo una manito en la piernita de ella y me dice.

Pili: caro, no porfi

Yo: pero te gusto cuando lo hicimos o no?

Pili: si, pero, no sé, no quiero esto, está mal.

Yo: mira que no soy lesbi, me encantan las pijas, pero con una mujer es otra cosa

Pili: ya se que no sos lesbi

Yo: o no te gusto cuando nos sentimos, nos besamos, jamás pensé en estar con vos!!! Nos conocemos desde chiquitas, pero se dio y me gusto, a vos no?

Pili: si, pero…

Mi manito empezaba a acariciarle cada vez más su piernita, notaba sus nervios, algo le producía, pero no se animaba, la seguía acariciando y ella empezaba a abrir sus piernas, aprovecho y le doy un tímido beso, no me rechaza, le doy otro, otro, nos matamos con esos besos, nos besábamos con la lengua, ella pone su pierna sobre las mías y empezamos a sentirnos, si a sentirnos nuestra suave piel, mientras nos seguimos besando y le desabrocho el corpiño, le acaricio sus hermosas tetitas y se las empiezo a besar, a comer, Pili ya estaba entregada, sabía lo que iba a pasar y no podía negarse, le gustaba tanto como a mí.

Le agarro su manito y la pongo sobre mi bombachita, empieza a acariciarla y solita la pone por debajo de la bombacha, me toca mi conchita que ya estaba toda mojadita, nos sacamos la poca ropa que teníamos en una forma desesperada para tirarnos en la cama, besarnos, tocarnos, entrecruzarnos las piernas, sentirnos, no sé, pero eran miles de movimientos por segundo, queríamos rozar sentirnos la piel, nos tocamos, nos besamos, hasta que de solo tocarnos las conchis terminamos en nuestro primer orgasmo.

Después, me doy vuelta y voy derecho a su conchita, se la empiezo a besar, a comer, le empiezo a coger con mi lengua, le gustaba, lo veía en sus movimientos que hablaban por ella, como gozaba la hija de puta, me pongo arriba dejándole mi conchita en su cara, y me la empieza también a chupar, me mete también la lengua y no solo eso, me empieza a tocar la cola, con mis jugos me mete un dedo dos, estábamos recalientes, ¡acabamos de nuevo!

Me pondo delante de ella y empezamos a rozarnos con nuestras conchis (la clásica tijera que a mí me enseño la vieja del gym), y así empezamos a movernos, no sé, es como incontrolable el movimiento, se da solo y acabamos por última vez.

Nos quedamos un rato en mi cama las dos, hablamos, hablamos mucho, me dijo que le gusta pero no se convence en hacerlo que se asusta y bueno todo eso que mucho a ustedes no les interesa jaja

La cosa es que nos quedamos un rato más y se fue.

Ahora les voy a contar otra cosa, que ya me estoy cagando de risa, QUE NOCHE VA A SER HOY JAJA, saben PORQUE CUMPLE AÑOS MATÍAS, y yo, obvio me auto invité (no se olviden que la hermana de Matías es una de mis amigas, aunque no sepa que yo cojo con él), ¡va a ser un quilombo!, ¿saben quiénes van?, les cuento.

Benja: el amigo de Mati (que también me cogí) y estuvo un tiempo de novio con la hermana de Matías.

Martin: un chico que me hizo la fiestita con Matías y Benja (lo conté) pero va con la novia jaja, vamos a ver la cara que pone cuando me vea.

Fer: el chico que me cogió ayer, aparte el boludo por los whatsapp que me mando hoy piensa que porque me cogió ayer vamos a estar como de novios, hasta me dijo de ¡pasarme a buscar!

Pili: bueno, no tengo que contar más de ella.

Belu: con quien me fui de luna de miel, jaja que locura que fue esa.

Y no sé si aparecerá alguien más, ya sé cómo voy a ir, aprovechando que no hace frio me voy a poner una pollerita, lo más corta que pueda sin parecer una puta y una blusita, va hacer un quilombo jaja, me voy a cagar de risa, porque como yo no estoy de novia, no tengo dramas, mientras mis amigas no se enteren que cogí con todos ellos, si no se pudre todo jeje, después le cuento.

  • Valorar relato
  • (8)
  • Compartir en redes