INICIO » Categoría » Una noche desenfrenada con la mejor amiga de mi esposa

Una noche desenfrenada con la mejor amiga de mi esposa

  • 6
  • 9.714
  • 9,67 (21 Val.)
Entonces ella me dijo que me levantara y como pudo me bajo el short y el bóxer y empezó a mamar mi pene como una loca, claro estaba desesperada no había mamado durante mucho tiempo

Hola soy nuevo por aquí y quiero relatar lo que sucedió con mi esposa y su mejor amiga...

Bueno resulta que su amiga que llamaremos (Nina) separo de su esposo, y le pidió ayuda a mi esposa y se quedaría por 4 días en la casa, yo lo vi normal aunque debo confesar que siempre fantaseé con ella, ella es blanca, 1.65, pelo negro largo, gruesa pero no gorda, pechos grandísimos, rico culo y siempre se le veía una gran vagina entre sus jeans y leggings, y mi esposa es Morena, delgada flaca, pelo colochos, pechos normales y un culo rico paradito la llamaremos (Fany) bueno yo soy 1,71, trigueño, grueso, de buen parecer.

Resulta que todo estaba normal ya había pasado la primera noche en casa pero a la segunda noche todo iba cambiar resulta que llego tarde del trabajo altas horas de la noche y veo que en la sala esta alguien, entro y era Nina que estaba dormida en el sofá con la tv prendida pero ella estaba vestida con un short muy pequeño y una blusa blanca tallada que se le veían los pezones duritos y bien paraditos, ufff debo confesarte que me volví loco imaginando como me la follaba y poco a poco mi pene iba poniéndose duro, mire su vagina que era gorda, se le repintaba en ese short que quería sacar con la boca, en eso me acerco un poco más para ver más cerca cuando en la tv salió un comercial que tenía el volumen alto. Yo me asuste en ese momento porque Nina se levantó media dormida y vio que la estaba viendo como un pervertido.

Se levantó rápido y se sentó pero ella volvió a ver entre mis piernas, claro, tenía mi pene duro se veía en mi jeans, apenado me hice un poco para atrás y le dije:

Yo: Hola perdón no quería asustarte

Nina: Tranquilo, no hay problema, me quede dormida

Yo: Si te veías bonita dormida (le exprese)

Nina: Se hizo a reír y me dijo gracias

Yo: Bueno ya te dejo no te quiero molestar

Nina: Ay como va ser! Ud. Para nada me molesta

En eso yo subí mi corazón latía al mil por hora porque tenía las ganas de tirármele encima y comérmela poco a poco sentir sus juguitos. En eso subo al segundo piso donde están las habitaciones entro al cuarto principal de nosotros y ahí estaba mi esposa dormida boca abajo con una tanguita blanca con bordes azules y una mini blusa yo empecé a quitarme la ropa y me iba a acostar pero me quede pensando y dije: Esta es la oportunidad que no puedo desaprovechar.

Entonces me puse un short de soccer que era corto y tallado un poco y salí del cuarto despacio y en silencio para no despertar a mi esposa. Resulta que cuando iba bajando por las escaleras, Nina venia subiendo y le dije:

Yo: Ya te vas a acostar

Nina: Si, aunque no tengo sueño como antes

Yo: En serio yo iba a ver tv porque Fany está bien dormida, además no tengo sueño

Nina: (Pensativa) Bueno podría acompañarte, si no ves ningún problema?

Yo: No para nada, déjame ir por un vaso de leche y vamos a ver una película

Fuimos y escogimos una película para ver en Netflix, todo normal conversaciones iban y venían cuando de repente sale una escena de sexo, era muy erótica caricias, besos era muy excitante debo confesar que pasaron mil ideas por la cabeza para seducir a Nina pero el miedo me frenaba a que ella no quisiera o le dijera algo a Fany mi esposa. La película se fue pasando de tono cuando veo entre ojos que Nina empieza a mover sus piernas como apretándolas uuuffff dije en mi mente se está excitando y le exprese:

Yo: Que dichosos jajaja

Nina: Siiii, dichosos

Yo: Hasta me dio calor de verlos

Nina: Pues ya somos 2

En eso me acerco un poco más y ahí vi que ella lo que quería era que la follaran en ese momento...

Yo: Cuanto tienes de no follar?

Nina: 1 mes y unos días

Yo: Como haces para aguantar tanto

Nina: Porque no se me ha dado la oportunidad y Ud. Cuando fue la última vez que follo a Fany

Yo: Hace 5 días que la llene de lechita

Nina: Mmmm que rico

En eso me le acerque al odio despacio y le hice esta pregunta:

—Nina no quieres lechita?

Nina: Uuuffff me estas excitando y no es correcto

Yo: Yo desde que te vi me excite y me imagine besando esos pechos ricos y bajando con mi lengua en tu vagina

Nina: Aaaay Dios, pero Fany?

Yo: Ella está dormida, podría ser nuestro secreto, que dices Nina?

Nina: Esta bien nuestro secreto

Ahí me acerque y empecé a besarla y poco a poco mi mano iba tocando su estómago luego subiendo a sus pechos grandes, los empecé acariciar sentir su pezón durísimo, mientras le besaba el cuello le empecé a quitar la blusa y con la misma le tape los ojos me le acerque al oído y le dije:

—Sssshhh solo sienta...

Comencé a quitarle el brasier y empecé a mamar sus pechos como un loco mordía sus pezones suavecito y luego se los succionaba mientras le mama los pechos poco a poco empecé meter mi mano por su short y encima de su calzón empecé a acariciarla ya está muy mojada y le arranque el boto y le abrí el short se lo quite, quite su calzón de encaje negro y vi su vagina grande y mojadita toda depilada me hinque le abrí las piernas y comencé a hacerle sexo oral como si no hubiera comido en años.

Recuerdo que se mordía los labios para no gemir, no aguanto más y se quitó la venda de los ojos y me empezó a ver cómo me comía su vagina. Le empecé a meter un dedito poco a poco luego dos y luego tres mientras con mi lengua jugaba con su clítoris.

Entonces ella me dijo que me levantara y a como pudo me bajo el short y el bóxer y empezó a mamar mi pene como una loca, claro estaba desesperada no había mamado durante mucho tiempo, tuve que contenerme un par de veces porque ya me iba a venir, era una diosa mamando, después de un rato largo de mamármela la puse de cuatro en el sillón y empecé a metérsela poco a poco hasta adentro, era muy estrecha sentía como mi pene abría paso y empezamos poco a poco luego mas rápido, agarraba su cintura tan fuerte y se la clavaba como un animal me pedía más fuerte.

Cambiamos de posición y la puse hacer sentadillas, de todas las formas hicimos varios orgasmos hasta el último a mas no poder y ya cuando iba a venirme me dijo que quería adentro que quería sentir obvio no me protegí no tenía condones cerca y termine adentro mientras todo esto pasada mi esposa no se levantó, cuando terminamos me dijo:

Nina: Espectacular, tenía tanto tiempo de querer follarte por todo lo que me comentaba Fany

Yo: Yo también tenía la fantasía de follarte

Nina: Este secreto lo voy a guardar con una condición

Yo: (Asustado) Como? Cual?

Nina: Que lo sigamos repitiendo

Hasta el día de hoy sigo teniendo sexo con ella podemos decir que tenemos una amistad de sexo sin compromiso.

  • Valorar relato
  • (21)
  • Compartir en redes