INICIO » Categoría » La señora Rica (Parte 2)

La señora Rica (Parte 2)

  • 7
  • 14.381
  • 9,43 (28 Val.)
Veía en la televisión como la madura protagonista se había metido en la boca todo, hasta la base y luego con la lengua lo pasaba por todo el glande y también por el falo y como la señora Rica imitaba exactamente paso a paso lo mismo que sucedía con su boca y no lo hacía para nada mal

Los ojos de la señora Rica veían por segundos lo que sucedía en la televisión para no perder ningún detalle de lo que hacía la milf y ella hacerlo igual su boca y lengua jugaban con los testículos luego, era igual de experta y yo no tenía nada que envidiar al joven coprotagonista de la película para nada.

Su golosa boca subía y bajaba cuando tragaba todo el falo haciendo que tuviera por momentos algunas arcadas pero eso no detenía para nada a la señora Rica para que se detuviera y siguiera dándome una de mis mejores chupadas de verga de mi vida.

-vaya qué deliciosa verga que tienes...

Yo al igual que ella también me propuse acabar junto al joven de la película no fue nada fácil pero lo conseguí, no hubo necesidad de sujetar su cabeza para que ella se trague toda mi leche le gustaba mucho hacerlo y no se detuvo hasta que no quedó nada de semen en su boca y se fue luego al baño.

-Voy a ver cómo sigue nuestra ropa... Ojalá se haya secado algo para irnos cada uno a su casa que ya se está haciendo tarde...

Sus enormes nalgas moviéndose a cada paso provocativamente cuando se fue producto que aún tenía puestos los zapatos con sus tacos me encantaba mucho verla, pero tampoco iba a permitir que esto se acabará ahora así que ya era hora de actuar cuando regresó le dije que se a costará a mi lado y aceptó.

-Señora Rica quiero darle las gracias por todo lo que ha pasado hasta ahora y esté segura que jamás diré nada de lo que hoy hicimos acá. ¿Podría hacerle unas preguntas?

Con su cabeza asintió afirmativamente y sus ojos marrones viéndome fijamente en algo me puso nervioso pero empecé preguntando si a ella le gustaba estar conmigo si teniendo a muchos admiradores porque me escogió a mi y si yo también podría agradecerle por ser buena conmigo.

-Claro que me gusta estar acá junto a ti porque ten la seguridad que si no fuera así jamás hubiera pasado nada contigo, me di cuenta desde el primer día que me viste en tu casa me devoraste con la mirada pero sabes también que fuiste muy caballero siempre y jamás me decías a diferencia de los otros del barrio así sean grandes o jóvenes algo atrevido sólo me saludabas y bueno cuando me viste en apuros en el bus y me salvaste de ese tipo como todo una héroe me encantó mucho luego lo que vino después fue las circunstancias del viaje en el bus la gente muy apretada y una tampoco es de hierro y siente cosas cuando ve y siente una buena verga y joven cerca si me gustas mucho porque eres un muchacho muy guapo y caballero y no te preocupes en nada más...

Cuando apenas terminó de hablar yo ya estaba entre sus piernas tocando su trusa blanca que estaba húmeda de lo caliente que estaba mis dedos jugaron con su vagina al mismo tiempo que se lo iba bajando muy despacio hasta que se lo quité y la punta de la lengua comenzó a jugar con sus labios marrones e hinchados qué rica chucha tenía la señora Rica ella quiso que mi detuviera poniendo sus manos entre su sexo y mi boca pero no pudo.

-Ahh... Nooo detente no es necesario ohhh...

Su residencia se cayó cuando mi boca y lengua se apoderó de su vagina y luego llegué a su clítoris que estaba brillante e hinchado ahí si se desarmó por completo sus gemidos se hicieron más fuertes hasta que empezó a gritar como poseída.

-ayyyy... ayyyy... Oh diooos…

Cuando sus piernas se pusieron rígidas y arqueo la espalda era el momento que estaba llegando a tener un orgasmo pero no me detuve y seguí chupando y lamiendo su vagina que empezó a soltar sus jugos de placer y volvió a tener otro orgasmo más y quedó totalmente exhausta y subí en busca de su boca y la besé y me correspondió nuestras lenguas se hicieron una en ese momento éramos un hombre y mujer que no les importaba las diferencias de edades.

-Rica espero haber estado a la altura de una mujer tan hermosa como tú y muy feliz de estar ahora junto a ti y cuando tú quieras siempre estaré ahí para ti…

-Ahh... estuvo fantástico tiempo que no gocé tanto. Si estuviste muy bien me hiciste acabar varias veces y gracias por todo lo que me dices pero yo soy una vieja para ti en cambio tú estás recién empezando a vivir.

-Sé muy bien que somos de diferentes edades pero me gustas mucho Rica desde que te vi y ahora mucho más. Sé que tu marido ya no es el mismo de años atrás y tú eres una mujer necesita un hombre que te haga feliz y gozar del sexo.

Ella me vio y sus ojos tenían un brillo especial y la besé nuevamente ahora su mano empezó a acariciar mi verga que nuevamente estaba lista para volver a ser de ella que se subió sobre mí y se lo fue metiendo muy despacio a su chucha, qué rico se sentía era un horno muy caliente y sus movimientos de caderas eran muy suaves al comienzo pero fue cogiendo más fuerza hasta que su boca la abría como si les faltará el aire y movía la cabeza para ambos lados.

-Ohhh... Ahh... así, así... eres muy buena... Qué rico te mueves…

Sus tetas se movían al ritmo de como saltaba y cabalgaba sobre mi se mordía los labios era todo un sueño verle lo cara cuando la sentía como tenía hasta la matriz la verga, luego le dije que siempre fue mi sueño y me masturbaba pensando en ella que la tenía en posición de perrito.

-Ahora mi amor todas tus fantasías conmigo se harán realidad... Porque tú de ahora en adelante eres mi cachero mi hombre…

Y se levantó y se colocó en posición dejando a mi total disposición su enorme trasero de nalgotas para mi, mis manos cogieron sus anchas caderas y dirigí mi pieza dura entre sus ricas nalgas y metí hasta el fondo hasta que lo tuvo todo adentro y empezó el mete y saca ella soplaba y resoplaba como una yegua qué era montada y pedía más y más.

-Uffff uffff... uffff así es ricooo... métemelo más… más... ohhh...

Ya era un sexo fuerte porque le daba de palmas en las nalgas fuerte hasta que se pusieron rojas y eso parecía que le gustaba mucho porque pedía más luego de sus brazos la tomé y las puse detrás como si fueran las riendas de la yegua y seguía dándole duro.

-Ahh... Ahh papiiii... ahhh...

Y nuestros cuerpos ya no aguantaron más y casi juntos terminamos yo descargue por tercera vez esa noche dentro de la señora Rica mi semen y ella gritó y su cuerpo tembló fuerte al llegar al clímax y caímos agitados y mojados del sudor sobre la cama.

Ahí estaba yo desnudo un muchacho de 19 años luego de haberme cachado bien rico a la señora Rica de 52 años casada y que es el sueño de todos los hombres de mi barrio pero ahora era mía..

Fuimos a la ducha y nos bañamos juntos mi mano jabonaba todo su cuerpo y ella hacia lo mismo conmigo ya estaba pensando que ahora quiero comer ese culo tan apetitoso cuando suena su celular...

-Aló… si ya voy a la casa lo que sucede es que tuve que esperar un rato a una amiga pero ya voy... Espera no más no te preocupes estoy muy bien... Chao.

Era su marido así que fue a ver como estaba la ropa y ya estaba algo seco ya había pasado como tres horas desde que habíamos llegado ya sería para otra oportunidad que su culo sería mío de eso no tenía dudas ya ahora, salimos con mucho cuidado de no ser vistos juntos porque el mundo es chico y no queremos problemas y tomó un taxi y se fue...

Caminando por la calle feliz y recordando cada detalle de lo que había pasado con la señora Rica cuando sonó mi celular y eran mis amigas que decían porque estaba demorando mucho en llegar y que estaban muy bien acompañados de unas amigas pero para mi la noche ya se había acabado y estaba agotado así que no fui y regresé a casa.

(Continuará...)

  • Valorar relato
  • (28)
  • Compartir en redes