INICIO » Infidelidad

Nuestra amiga argentina le pone los cuernos al novio

  • 10
  • 8.827
  • 8,88 (8 Val.)
  • 0

Bueno les sigo contando algunas cosas más que me pasaron en estas vacaciones. Voy a tratar de resumir para que no se haga largo y entre todo en un solo relato.

Para que entiendan les cuento algo: siempre vamos al mismo lugar, y con el grupo que salgo son hijos de amigos de mis viejos y amigos de ellos, todo un círculo muy chico, por lo que siempre me porté bien, nos conocemos desde hace mucho y en general solo compartimos los veraneos, y generalmente nos vamos turnando para juntarnos a la noche en la casa de uno u otro, o vamos a tomar algo.

Este año, en serio, fui con la idea de portarme bien, pero no pude jeje, fue más fuerte que yo, es más, pensaba que iba a ser un embole.

Un par de días después de llegar, nos juntamos en una de las casas, yo la verdad, mucho no tomo, pero esa noche había tomado, cuando nos vamos, uno de los chicos, Tommy, me dice de llevarme a casa, yo estaba con una pollerita cortita de jean y una remera (en el verano, yo al menos, ando más con polleras re cortas, total en la playa estamos casi todo el día en bolas, y eso me calienta mucho).

En el camino, me empieza a chamullar, que estaba cambiada, que estaba más linda, que no era la misma de otros años, y todas esas boludeces, de la nada, para la camioneta, y me dice “permiso” y me mete un beso, yo medio en pedo le respondí y nos pusimos a apretar mal en la camioneta, hasta que me dice vamos a un lugar más tranquilo.

Me lleva a los médanos, y ahí se fue todo a la mierda, nos sentamos en el asiento de atrás y terminamos cogiendo, pero no me quiero detener mucho en esto porque cogimos como cualquier de ustedes lo hacen en una camioneta, pero la verdad es que me cogió bien.

La cosa es que no podía quedar como una trola, al día siguiente nos vemos en la carpa, él me dice que siempre había sentido algo especial por mi (se refería a otros veranos anteriores) yo le digo que también que él siempre me había gustado (mentira jaja, pero no le podía decir que me regale porque estaba en pedo y soy un poquito trola), también le dije que lo de la noche anterior nunca lo había hecho, eso que de la nada termine cogiendo (mentira jaja) pero lo hice porque la situación nos llevó a eso.

Bueno la cosa, es que para no quedar mal, empezamos a salir “como de novios”, es decir ante todos estábamos “de novios”. Para Tommy era en serio, estaba re loco, me quería coger todos los días, y para mí era una pija segura.

Una noche nos juntamos en la casa de Tommy, y el boludo tomo más de lo que podía se puso en pedo y se quedó dormido. Uno de los chicos del grupo, me dice de llevarme a casa en el cuatri. A este chico (llamémoslo Juanchi) lo conocí este verano, siempre tuvimos re buena onda, y aparte me gustaba, no tenía nada en particular, pero me gustaba, tenía muy buen lomo (juega al Rugby), pelo oscuro, alto grandote (como me gustan a mi). Bueno la cosa es que le digo que sí, que me lleve.

Nos subimos al cuatri, y no sé porque es como que pierdo el equilibrio, él se dio cuenta, me dice agárrate de mi, y bueno, aproveche, y me recontra pegué a él y lo abrace por la cintura y puse mis piernas bien pegaditas a las de él pero traté de pegarme tanto que sintiera mis tetas (lo cual me dio trabajo porque no son muy grandes jeje). Obviamente que se dio cuenta que lo estaba buscando (por eso mi amigo de internet me dice que soy “buscona”).

En un momento empieza a manejar el cuatri con una mano y la otra la apoya en mi pierna, no le digo nada, pero ya me estaba acariciando y eso me gustaba, pero no solo no podía demostrárselo, si no que le tenía que decir ¡BASTA!

Hasta que en un momento hablamos algo así:

Yo: Juanchi ¿Qué haces?

Juanchi: nada hermosa, sabes que tenés unas gambas irresistibles.

Yo: pero ahora salgo con Tommy está mal esto.

Juanchi: pero Tommy está en pedo y durmiendo y vos acá conmigo.

Todo esto, mientras en el cuatri íbamos despacito y no dejaba de acariciar mis piernas

Juanchi: aparte Tommy, no se tiene que enterar de nada.

Yo: ¿de que no se tiene que enterar?

Juanchi: de esto, que te estoy acariciando, que me doy cuenta que te gusta sentir mis manos como te acarician tu piel, lo siento, me doy cuenta.

Hijo de puta, me mato con eso, no sé porque pero casi inconscientemente, separo un poco las piernas de él dejándole lugar y aprovecha para empezar a tocar mi entrepierna (uno de mis lugares más sensibles).

Yo: Juanchi, no sigas.

Juachi: ¿Por qué?, hermosa, ¿no te gusta?

Yo: porque estoy saliendo con Tommy y esto está mal.

Jamás, trate tanto de resistirme, pero ya les conté, el grupo del verano es muy cerrado y no me quería mandar cagadas.

Juanchi: pero te gusta.

La verdad, es que no podía disimularlo, Juanchi me gustaba y me estaba matando con la suavidad y la ternura que me acariciaba. Para el cuatri, se da vuelta y me mete un beso, no pude resistirme, y nos matamos con uno, dos tres besos, el empezó a ponerme la mano por debajo del Top que yo tenía puesto, la verdad es que ya estaba caliente, quería que me cogiera, pero no podía decirle nada.

Juanchi me dice; vamos a un lugar más tranquilo, y le digo: ¿dónde me vas a llevar?, confía en mi, nadie se va a enterar de esto.

No dije nada, deje que me llevara donde quisiera para que me haga lo que quisiera. Obviamente me llevó a los médanos, a un lugar medio apartado, donde a la noche no va nadie, y si va alguien es para hacer lo mismo que nosotros.

La cosa es que llegamos, él se baja de cuatri, me empieza a besar, yo me cuelgo de sus brazos, aceptando lo que me hacía, me empieza a poner las manos por la espalda, por debajo del top, me lo empieza a subir, y obvio que no tenía corpiño hasta que me lo saca y empieza a besarme suavemente las tetas, mis suspiros hablaban por mí, me las empieza a chupar, mis pezones ya estaban duros, no podía disimular mi calentura, me saca el top, ya me estaba dejando en bolas, eso me calentaba, nunca lo había hecho, así en la arena de noche, al aire libre.

Yo le pongo la mano en su pija, sobre la bermuda y la tenía reparada, se la desabrocho y encuentro mi hermoso premio UNA LINDA PIJA, me bajo del cuatri, me arrodillo sobre la arena fría de la noche y se la empiezo a chupar, como lo hago siempre de a poco, y me di cuenta que él se volvía cada vez ¡más loco!

Saca un forro de las bermudas se sienta en el cuatri y me dice “vení Caro” eso me puso más caliente, yo sola, me saco la mini, la tanga y así los dos en bolas arriba del cuatri, desnudos en la arena, nos pusimos a coger. Yo me clave su pija y empecé a saltar sobre ella, como me calentó coger así, nunca lo había hecho en un lugar así, no sé cómo explicarlo, pero estar cogiendo al aire libre, que el viento que nos acaricie, me puso re loca, no tardamos mucho en acabar, acabamos los dos juntos. Obvio no daba para coger así toda la noche, nos vestimos y quedamos en no contar nada a nadie.

Obvio cada vez que nos veíamos eran miradas cómplices, cruzadas, pero no hubo, ni se dio la oportunidad de volver a estar juntos.

Se termina el veraneo, y a principio de febrero Tommy, con quien sigo “de novia” un sábado me dice de salir con Juanchi su novia y otra pareja más. Ahhh, no, el hijo de la gran puta estaba de novio y no me había dicho nada, eso me embolo mucho. Tommy me dijo que íbamos a tomar algo a San Isidro (yo conocía ya el lugar), medio oscuro con mesas.

Empecé a pensar que podía hacer para cagarle la noche a Juanchi, hasta que se me ocurrió algo que es lo que por suerte me salió. Me fui vestida con unos shortcitos y unos zuecos, busque sentarme frente a él, ¿y qué hice? Jeje, en un momento de la noche me saque los zuecos y con mis pies le empecé a acariciar la pija, primero apenas se la roce, jaja casi pega un sato de la silla, se lo hice otra vez, otra, hasta lograr sentir que la tenía re parada y me di cuenta que estaba súper incómodo.

Cuando terminamos de tomar algo, nos despedimos y al oído le digo ahora cógete a tu novia, y me dice que estaba indispuesta y así a ella no le gusta coger.

Yo después de ahí me fui con mi Tommy y me saque la calentura de sentir esa pija parada en mis pies, con él. Pero la cosa no termina ahí. Juanchi se había quedado muy caliente y yo también con su pija parada.

Al día siguiente yo estaba en casa, vestida como cuando no espero a nadie, con una remera, bombachita, sin corpiño, estaba sola porque mis viejos se habían ido a los de mis tíos a almorzar. Serían las dos de la tarde y suena el timbre, era Juanchi, apenas le abro la puerta, así como estaba vestida y me dice “Hija de puta, no me podés hacer lo de anoche” y le digo, “jódete, porque nunca me dijiste que estabas de novio”.

Casi como empujándome, entra en casa me pregunta si estaba sola, le digo que sí, me parte la boca, le respondo otra vez aceptando su beso, yo también estaba caliente, no sé pero en nada ya estaba en bolas, le pego una chupada de pija que estoy segura que no se la va a olvidar nunca, porque, no es por nada, pero sé cómo hacerlo, se la estuve chupando un rato largo despacio como me gusta, hasta que me la meto toda en la boca, y ahí sí, se la chupo y me la como, y me dejo casi coger por la boca.

Bueno la cosa es que terminamos en el sillón, yo clavándome su pija en mi concha (es la posición que más me gusta), yo pidiéndole que me coja más fuerte, él diciéndome que soy una putita hermosa, y así terminamos acabando, otra vez los dos juntos, como en la playa.

Le digo que no sé a qué hora volvían mis viejos, jaja no tardo más de dos segundos en vestirse y se fue, por suerte porque a los 20 minutos llegaron mis viejos, y si me veían cogiendo en el living, no sé, creo que me echan a la mierda de casa.

Cuando llegaron mi viejo me pregunta “Hola caro todo bien “si pa estuve viendo una peli” jaja.

Bueno hay otra cosa más que paso en las vacaciones que ya se las voy a contar.

(8,88)