Nuestra amiga argentina y sus aventuras con Pau

  • 10
  • 6.993
  • 9,11 (9 Val.)
Llegamos a lo de Paula, las tres medias en pedo, no hizo falta ninguna previa, ni bien entramos en su departamento, Paula nos agarra a Maru y a mí y nos besamos entre las tres, nos turnábamos mientras nos empezamos a acariciar y a tocar

Y esto no puedo dejar de contarlo, me humedezco con el solo hecho de escribirlo y acordarme de ¡todo lo que pasó!, por eso, por otra cosas que conté mil veces, me gusta escribir lo que hago, porque al contarlo, es como que ¡lo vivo de nuevo!

15 HS: estaba medio peleada con mi novio, a la mañana me manda un whatsapp, y nos arreglamos, me dijo que se moría de ganas por verme (o sea cogerme jeje), le dije que venga a casa, pero no, me dijo que quería que estuviésemos más tranquilos. A las 15 hs, me pasa a buscar, me subo a su auto, nos matamos con esos besos, pero la verdad les digo con amor, porque, a pesar de que lo cago, ¡lo quiero mucho!, tampoco la boludez de decir que es el amor de mi vida jeje, pero me trata re bien, tenemos buen sexo, me sabe manejar, y el si me quiere, de eso estoy segura.

Bueno, en esto mucho no me voy a detener, porque hicimos lo que hace cualquier pareja, pero esta vez, como estuvimos peleados, fue ¡re intenso!, habremos estado tres horas cogiendo, lo que más me gusto fue cuando le entregué la cola (como otras veces) pero esta vez me bombeo como una animal, yo en cuatro, gritando (porque también en la forma que lo hacía me dolía, pero me gustaba) gimiendo agarrada de las sabanas, y como él es grandote también lo que me gusta es cuando me está cogiendo y me termina levantando en el aire, yo colgada de sus hombros, y casi sin poderme mover me la mete como quiere.

No sé cuántas veces me hizo acabar, lo que si se es que por la cola me la metió varias veces, y a la pobrecita la dejo destruida

21Hs: cómo salir el día del amigo es un quilombo, mi casa es grande, estaba sola, porque mis viejos habían salido con sus amigos, nos juntamos en casa. Éramos un montón de gente, porque mi novio invito a sus amigos, yo a mis amigas, había gente que ni conocía, bah, un quilombo de gente.

Pero dentro de toda esa gente Paula, mi amiga de la facultad, sobre las que mucha veces le hablé, que ella es lesbiana y fue con su amiga que digamos no es lesbiana, es como yo, pero una vez nos acostamos las tres juntas (esto ya lo conté), pero había quedado con Paula, que no se mande ninguna cagada, que ninguna de las personas que iba sabía que yo me acostaba con mujeres, y aparte había más chicas de la facultad.

Y por otro lado un amigo de mi novio, lo llaman Cali, soltero, muy putañero, y que me di cuenta varias veces me tiro onda, aparte cuando me mira, me desnuda con la mirada, ¿me explico?

Todo venía tranquilo, yo tenía una pollerita corta, pero normal, y medias, y unas botitas (siempre cuento como me visto, a los chicos esto les debe importar un carajo, pero para nosotras es más importante que, quien va a ser el próximo presidente jeje, nos pasamos horas frente al espejo para ver que nos ponemos).

Como les decía y para que me entiendan, les tengo que explicar esto: mi casa es grande, abajo tiene dos living, comedor, escritorio, y a la cocina se va por un pasillo, medio largo, y con la cantidad de gente que había, si yo desaparecía un rato, ¡nadie se daba cuenta!

En un momento voy a la cocina, para decirle a María (la chica que trabaja en casa) que se fije si faltaba algo, no la encuentro, se ve que estaba justamente viendo eso, y veo que aparece Cali, que por lo que me di cuenta, por lo que hizo, estaba medio en pedo y la verdad yo también (siempre cuento que apenas tomo un poco me pongo, no sé si en pedo, pero hago cosas, que no se si las haría si no hubiera tomado, ¿me explico?)

La cosa es que lo veo a Cali y le digo (por lo que me acuerdo fue más o menos así):

Yo: hola, ¿qué haces acá?

Cali: Caro, no te hagas la boluda, hace tiempo te vengo tirando onda y nunca me dijiste nada.

(Es cierto eso, me gusta que se calienten conmigo, pero no pensé que me lo iba a decir así.)

Yo: nada que ver ¡nene!, me di cuenta lo que haces, pero estoy de novia con Tommy, tu amigo.

Cali: ah, jaja, te diste cuenta y no decís nada, entonces te gusta.

Yo: ¿me gusta que?

Cali: esto.

Vale aclarar que Cali, también es re lindo, no es grandote, pero es rubiecito, con pelo largo, bien pinta de tramposo.

Y de una me mete un beso, al principio me quede, pero me mato ¡con ese beso! Así, inesperado, me agarra la mano y me la lleva a su pija, que estaba ya re parada (y eso para mí es IRRESISTIBLE).

Lo separo, le digo que está loco, si me ve Tomy se arma quilombo, y me dice: “¡llevame a otro lado!”, ni lo pensé, me gustan esas cosas de trampa, así rápidas inesperadas, y tampoco nos podíamos quedar así ¡en la cocina!, lo agarro de la mano y lo llevo a un baño de una habitación de servicio que está vacía (repito me fui a la mierda, no lo tendría que haber hecho).

Entramos en el baño, y me parte mal la boca, me lleva la mano otra vez a su pija, no pude evitar tocarla sobre el jean, pero el forro, aumentó la apuesta, se desabrocha el pantalón, Y LA SACA, y obviamente se la empiezo a acariciar, estaba re parada, y yo ya re mojada, y caliente , me empuja la cabeza para que me agache, le digo que no, me dice: “¡no me vas a dejar así!”, le digo: “basta, ¡no puedo desaparecer!”, pero me sigue empujando la cabeza hacia abajo, yo con mi mano acariciando esa pija enorme e irresistible, me agacho, y le digo: “te vas a quedar más caliente, porque más que esto no te voy hacer”, y no como lo hago siempre, despacio (no tenía tiempo) de una me la pongo en la boca y se la empiezo a chupar, pero me fui al carajo, se la chupe como una trola, me atragantaba con esa pija y aparte ya estaba re caliente, porque mientras se la chupaba yo me tocaba y estaba ¡toda mojada!

Ya nada me importaba, Cali me levanta, me poya sobre la pared del baño. Así de una como si nada, me baja las medias y la bombacha y me empieza a chupar la conchita y me dice: “¡que puta que sos! Estás toda mojada nena, estas ¡re caliente!” y me mete la lengua en la concha, así él casi tirado ¡en el piso!, yo ya estaba para cualquier cosa.

Se levanta y me la quiere poner, le digo con forro (obvio él llevaba uno encima), así de parada, con las medias bajas, apoyada sobre la pared me la mete en la concha de una, no sé si fue por esa locura que estábamos haciendo, pero acabamos los dos enseguida, yo agarrándome de los azulejos, tratando de no gritar, pero sentí. Como él ¡también acabo!

Me dice: “sos una puta hermosa”, le digo: “sos un forro supongo que no vas a ser tan boludo de contar esto” y me dice: “no caro, no soy un boludo, siempre quise cogerte, pero no para que todos se enteren” y le digo: “OK, pero fue la primera y última vez”.

No sé si habrá otra vez, eso ahora ¡no me preocupa!, la cosa fue muy rápida, no creo que hayan pasado más de 15 o 20 minutos, pero en ese tiempo ME DEJE COGER POR UN AMIGO DE MI NOVIO, preferí ni pensar en lo que había hecho.

Le digo a Cali, que salga por la cocina y si María le preguntaba algo, le diga que estaba buscando un baño, y yo por una escalera de servicio me voy a arriba, me lavo los dientes, y bajo.

Lo veo a Tomy, él estaba con sus amigos, ni se dio cuenta que ¡me ESTABAN COGIENDO!, le doy un beso en la boca, con la misma boca que hacía 10 minutos le estaba chupando la pija ¡a su amigo!

Hoy todavía no sé si hice bien o no, pero la calentura me llevo a eso.

Pero la noche no termino ahí.

Paula, con la excusa de que estamos preparando finales, me dijo si no me quería ir a dormir a su casa con Maru, que ya se lo había dicho a Maru y se había re prendido, y me pregunto dónde estaba, después se lo conté y me dijo: “sos una HIJA DE PUTA, como te vas a coger en tu casa a un amigo de tu novio ¡estando él acá!” y la verdad ¡tenía razón!

Paula, me insistió un par de veces y la idea me gustaba, aparte Tomy no sospecha nada de esto, para él las tres somos compañeras de la facultad y sabe que estamos con finales.

3 AM: o sea las tres de la mañana, como hoy todos trabajaban, no se terminó muy tarde, le digo a Tomy que me voy a dormir a lo de Paula, así, mañana nos levantamos y nos poníamos a estudiar, pobre, ¡nos llevó a las tres!

Llegamos a lo de Paula, ¡las tres medias en pedo!, no hizo falta ninguna previa, ni bien entramos en su departamento, Paula nos agarra a Maru y a mi, y nos besamos entre las tres, nos turnábamos o nos tocarnos las tres juntas las lenguas, mientras nos empezamos a acariciar y a tocar, fue todo rápido, como les dije ¡no hacía falta la previa!

Solas nos sacamos la ropa (ya habíamos estado las tres juntas) desnudas nos seguimos besando acariciando sintiendo esa piel suave, rozándonos las piernas y empezándonos a tocar las conchitas, que ya estaban todas mojadas.

Nos vamos a la cama, no sé porque, pero querían verme gozar a mi, Maru empieza a chuparme las tetas y a acariciarme todo lo que podía, Paula, se encarga de mi conchita, me la empieza también a besar, y yo abría cada vez mas mis piernas, gozando con lo que me hacía, me mete los dedos, que obviamente con lo caliente que estaba y lo lubricada, mojada que estaba, entraron fácilmente, aparte me había quedado caliente de esa cogida “Express” del amigo de mi novio, quería sexo ¡pero en serio!, más allá, de que la había pasado a la tarde cogiendo con mi novio.

En una de esas me doy cuenta que Paula desaparece porque Maru aparte de chuparme las tetas me estaba tocando la conchita y Paula, hizo lo que hacía tiempo que no hacía (porque como le conté es lesbiana y además bien activa), y aparece con el cinturonga puesto y me empieza ¡a coger!, pero como había tiempo, libertad espacio, me cogió mejor que el amigo de mi novio, no sé cómo explicar el placer: Maru me comía las tetas, Paula me cogía, me puso las piernas sobre sus hombros para que me pudiera ¡coger mejor!

Siguieron así hasta que acabé ¡como una HIJA DE PUTA!, agarra Paula y se la empieza a coger ¡a Maru!, y yo hago lo mismo que me hizo, ¡me tiro en sus tetas! Y también terminó acabando ¡como una yegua!

Pau se saca el cinturonga e hicimos un trio de chupada de conchitas, cada una se la chupaba a la otra, hasta que terminamos acabando ¡todas juntas!

Nos quedamos las tres dormidas desnuditas, juntas, medio incomodas, pero ¡no importo!

Nos levantamos y nos duchamos juntas las tres, que placer si la piel de una mujer me gusta, enjabonada más todavía, y obvio en la ducha nos empezamos a tocar hasta que acabamos otra vez ¡todas juntas!

  • (9)
  • Compartir en redes