INICIO » Infidelidad

Me filmé teniendo sexo con unos amigos

  • 4
  • 17.548
  • 9,38 (34 Val.)
  • 2

Primero tengo que contarles que tengo 33 años y mi esposo 40 años. El muy desgraciado me fue infiel y yo lo perdoné, fui una idiota. Luego de unos meses de esa infidelidad me puse a revisar su celular y descubrí varios chat con varias chicas. Él había vuelto a meterme los cuernos, pero esta vez no fue con una mujer sino con varias. Estaba desconsolada y es por eso que caí en un estado depresivo agudo.

Una vuelta yo estaba llorando en el patio de forma desconsolada y mi vecino de 25 años me vio e intento ayudarme. Me invitó a su casa y para tranquilizarme me sirvió una taza de té. Por un momento pude ser feliz.

Él se empezó a preocupar por mí y todo los días me invitaba a su casa para charlar y esas cosas. El joven no era la persona más linda del mundo pero me empezó a gustar porque sentía que yo le agradaba. Fue entonces que en una tarde mientras mi esposo trabajaba, me lo folle en su casa.

A partir de ese día iba a su casa solo para follarmelo. Primero se la chupaba y luego me desnudaba todita para que después me penetre de distintas formas posibles.

Cuando sentí que tenía confianza en él le conté toda las cosas que me hizo mi marido y el comenzó a sentir cierto odio hacia él.

—Te gustaría vengarte de alguna forma?? —él me pregunto.

—Quiero verlo sufrir como sufro yo todos los días.

—Lo que te voy a proponer es algo muy habitual en la internet.

—Qué cosa??

—Muchas mujeres despechadas se filman teniendo sexo con varios hombres y luego envían el vídeo a sus maridos.

—No será mucho?? Quiero que sufra y no matarlo de un infarto.

—Vení que te muestro.

El agarró la notebook y me mostró varios vídeos. Al verlos empecé a excitarme y termine follando con el mientras veíamos esos videos caseros.

—Y qué te parece?? Lo hacemos??

—Bueno, está bien.

Al día siguiente luego que mi marido se fue a trabajar, mi vecino golpeo la puerta de mi casa y trajo con él a dos de sus amigos.

—Estas listas?? —dijo él.

—Si.

—Antes de empezar mis amigos necesitan un poco de atención?

—Que quieren??

Vi entonces como los dos empezaron a tocarse la pija por encima del pantalón y entendí lo que necesitaban. Me arrodille en el piso y empecé a chupárselas.

Luego de ese momento con sus amigos, los cuatros nos sacamos las ropas y nos metimos en mi habitación. Mi vecino acomodo una cámara encima de un mueble y de una bolsa saco tres máscaras (esas negras que usan los ladrones).

Ellos no me iban a tratar con cuidado sino como una trola y así fue que cuando presionaron la tecla "rec" se convirtieron en verdaderos hijos de puta.

Me agarraron del cabello y me hicieron arrodillar en el piso. Empecé entonces a chupársela a cada uno de ellos. Mientras se las mamaba me pegaban cachetadas en la cara o sino me tomaban de la cabeza y me hacían tragarme toda sus porongas.

Luego uno se recostó en la cama y me hicieron subir encima de él. Fue entonces que empecé a ser penetrada mientras les chupaba la pija a los otros dos. Empezaron a intercambiarse, el que estaba abajo penetrándome ahora tenía su pija en mi boca.

Luego empezó la triple penetración, mientras uno me la metía por la concha el otro me la metía por el culo mientras le chupaba la pija al otro.

Después de ser triple penetrada, me acostaron en la cama, me abrieron las piernas y cada uno fue pasando para penetrarme. Mientras uno me la metía los otros dos me ponían la pija cerca de mi cara para que se las chupara.

Por último me colocaron boca abajo sobre la cama y cada uno fueron pasando para follarme el culito y acabar en él. Tomaron la cámara y luego de ponerme en cuatro patas empezaron a filmar como la leche de ellos salía de mi culito.

El vídeo termino ahí y lo que hice después fue enviárselo a mi marido con el mensaje "mira cómo se follan a tu mujer en tu cama".

El tardo media hora en contestarme, me envió un mensaje diciendo "estás loca, cuando llegue a casa hablamos".

Yo redoble la apuesta y lo llame a través de una video llamada. Cuando atendió me vio chupándoles la pija a los tres y enseguida corto. Así que empecé a enviarle fotos haciendo distintas cosas con las pijas de estos tres muchachos.

El me envió un último mensaje diciendo que lo nuestro se había acabado y yo empecé a sentirme mejor, sentí que por fin el sufrimiento había llegado a su fin y empezaba una nueva vida sin él.

El resto del día me la pasé follando con mis amigos y antes que viniera mi marido tome mis cosas y me fui con ellos.

(9,38)