Nuevos relatos publicados: 0

Cumpleaños de mi amiga

  • 3
  • 17.907
  • 8,89 (9 Val.)
  • 2

Hola nuevamente, mi amiga Euge cumplía años, en enero, calor, verano, diversión. Había quedado en ir a su departamento, dónde se hacía la previa, tomaríamos unos tragos y luego iríamos a un boliche, los que quieran ir. Estábamos esperando a que lleguen las chicas, vino Karen con 3 amigos cordobeses muy lindos, más jóvenes que nosotros, pero bastante atrevidos.

Karen los había conocido en Brasil, había tenido relaciones con uno, los otros no habían participado, así que había un par de chicos libres. Iván venía más tarde, cuando salía del trabajo e iríamos al boliche.

Tomando unos tragos, Sergio el hermano, se puso bastante atrevido y pesado conmigo, es muy guapo, rubio, ojos azules, un poco bajito, pero muy atrevido y picante, no dejaba de intentar acercarse a mi.

Llego Iván, no le gustaba a Sergio, se puso loco, no sabía que hacer para llamar mi atención, mucha gente reunida había cerca de 30 ya, apagaban las luces y la música estaba alta, le conté a Iván, que este chico estaba muy pesado.

-Te gusta -me dijo metiéndome la mano desde atrás y acariciándome la cola, me mordía los labios y me besaba.

-Está guapo -le dije- son 3, los conoció en Brasil.

-ummm que chévere, podrías ir a Brasil -me decía- una semana, te gustaría ir y estar con 3 chicos como esos? -Me metía ya 3 dedos en mi empapada vagina.

-podría ser -le dije, abriendo las piernas para que me entre 4 dedos al fondo, nos besábamos y franeleamos.

Sergio miraba y parece que vio más de la cuenta, estaba cada vez más intenso, en un momento me llamo Karen, fui a charlar con ella, me dijo al oído, si iríamos al boliche, que ellos van.

-Vas a bailar conmigo -decía Sergio, muy excitado y pesado.

-Puede ser -le dije y me fui dónde estaba Iván.

-Está enloquecido con vos, cómo te mira, ummm -me dijo volviendo a meterme la mano entre mis piernas- estás empapada -me dijo levantándome la bombacha incrustada ya y empapada me la tenía levantada y mostrándole mi culo al grupo de Karen, eso fue demasiado.

Fuimos al boliche, tomamos dos tragos más, bailamos y amontonados con la gente del boliche y los casi 20 que fuimos, no dejaba de meterme sus dedos el la vecina, que la tenía ya no mojada, era una ducha de lubricación, estaba muy caliente.

-Quieres cogerte a los chicos? -Me dijo- yo quiero verte cogiendo con los cordobeses que te hagan un sándwich.

Yo reía y seguía bailando, la verdad tenía unas ganas tremendas de que me cojan a lo bestia. Nos besábamos y creo que ya tenía 4 dedos metidos creo que unos 10 orgasmos ya acompañaban mis bailes. Iván estaba muy caliente, decidido a que pase de todo. Sergio bailaba al lado nuestro, Iván, me levantaba la pollera y en un momento me dirigió la cola contra Sergio, no entendía nada, Iván le dijo al oído, si tenía forro, se lo puso en 3 segundos y mientras Iván me besaba, Sergio me tocaba y me metió su pene, me recorrían escalofríos, tenía la piel de gallina, sentía su penetración, Iván, me besaba y me preguntaba si me gustaba, me encanta le dije, moviendo la cola y abriendo más para que me entre hasta el fondo. Unos 10 orgasmos más creo fue lo menos que tuve.

Sergio acabó enseguida, me di la vuelta y nos besamos, estaba muy excitada, volví hacia Iván, me dijo “quieres más? Vamos para el fondo” me dijo agarrándome de las nalgas, miro a Sergio y fuimos unos metros hasta un living, había una esquinita libre, le dijo a Sergio que se siente y me dijo a mi que lo cabalgue, me subí encima de Sergio que la tenía grande y estaba listo, lo comencé a cabalgar, besándolo con pasión, se acercó Daniel el amigo de Sergio, Iván le dijo al oído si quería metérmela en la cola.

Me hicieron un sándwich delicioso, tenía los dos penes en mis 2 agujeros, cabalgaba con todas mis ganas, tenía decenas de orgasmos, lubricada sin creer, besaba a Iván a Sergio y a Daniel. Terminó Daniel en mi cola, se acercó Matías, el que estaba con Karen. Y pidiendo permiso a Iván, me la metió también en la cola. Espectacular, no sé si sentiré nuevamente esto le decía a Iván, me encanta, me mordía la oreja, terminó Sergio en un orgasmo tremendo gritando. Daniel se sentó en el sillón y lo cabalgue, cada vez, con más ganas, Matías no terminaba más, la tenía muy ancha, mi cola estaba feliz, nunca había sentido tanto placer, Matías terminó y Sergio se apuntó a mi cola.

Más de 1 hora, no podía creer, todos los orgasmos que tenía, Matías se puso dónde estaba Iván y me puso su pene en mi boca, ya no sabía nada de Iván, creo que no estaba cerca, Matías acabó y me tragué todo, Daniel aparte de tenerla muy grande, duró mucho tiempo, Sergio terminó. Besando seguí con Daniel. Me la sacó de la vagina y me metí en la cola, disfrutando muchísimo, lo cabalgué hasta que terminó.

Sergio estaba muy caliente aún, no sabía cómo seguir, muy excitado me la metió en la boca y se la chupé, mucha gente nos miraba, descubrí a Iván mirando como se la terminaba de chupar a Sergio y terminaba en mi boca.

Me incorporé, busque a Iván, lo besé y me acercó una botella de Dr. Lemon, había ido a la barra a comprar cuando desapareció, “cómo estás?” Me dijo, mientras me metía la mano, “ummm -me dijo- cuánta leche, te gustó?”.

-Me encantó, riquísimo, nunca hice esto, me siento una puta.

-Las putas cobran, a vos te gusta coger -me dijo, mientras me metía nuevamente la mano.- Empapada estás, tu bombachita está desaparecida, me dijo Sergio que se van a Córdoba el lunes. Vos querés ir a despedirte de los 3 mañana?

Me reí nerviosa, pero “me encantaría” le dije.

Le besé, seguimos bailando me despedí de Sergio, Daniel y Matías, con un beso en la boca y les dije que mañana voy.

Nos fuimos a casa y cogimos cerca de una hora, lo cabalgué sin parar me la metí adelante, atrás y en la boca, espectacular.

(8,89)