Nuevos relatos publicados: 17

El inicio de un cambio en mi vida

  • 5
  • 17.005
  • 9,25 (24 Val.)
  • 1

Hola, mucho gusto, me presento, me llamo Laura, tengo 26 años, mido 1,70, tengo unas tetas bien redondas y paraditas que no son tan grandes ni tan pequeñas, también tengo un buen culo redondo y firme, soy delgada, tengo unas piernas largas y unos muslos gruesos pero suaves, soy de piel blanca, mi pelo es color negro, y tengo ojos cafés.

Estoy casada hace 4 años con Diego el cual es mi primer novio, y aun que no perdí mi virginidad con él fue mi primer y única relación estable, así que en pocas palabras es mi primer y único novio, él es alto mide 1,80, es delgado, es de color trigueño, actualmente tiene 30 años, lo conocí en una fiesta cuando yo tenía 18 años y el en ese tiempo 24 años, ese día a la fiesta con una amiga, pero ella se fue y me dejo sola y yo pues tipo normal estaba sentada en una silla mirando el celular.

En eso él se me acerco, la verdad no es tan guapo, pero tampoco tan feo es pasable por así decirlo jejeje. Ese día me fui con un pantalón negro que realzaba bien mi culo, una blusa blanca normalita, y unos zapatos blancos, realmente fui lo más casual posible porque no tenía ningún plan en especial.

Cuando él se me acercó lo primero que me llamó la atención no fue su cara si no su estatura, es alto y muy decente, el siempre vestido de una manera decente por no decir elegante siempre con camisas de botones o camisas de manga larga, me gustó la forma en la que vestía.

Ese día me puse a hablar con él me dijo que se había graduado en administración de empresas y que trabajaba como subdirector de una empresa aquí en la ciudad, pero que estaba pensando en fundar su propia empresa, me pareció genial yo para ese entonces recién me esta graduando del bachillerato, y buscaba la forma de ingresar a una universidad o de conseguir un buen empleo.

Después de ese día seguí saliendo con el tuvimos tres citas antes de poder tener sexo, ese día me puse un vestido largo apretado el cual marcaba bien mi figura, no era muy revelador la verdad para ese entonces no tenía ni la mentalidad ni la experiencia que tengo actualmente. Debo aclarar que para ese tiempo solo había estado con un hombre el cual la verdad no es que me haya dejado matada, tenía un pene de unos 15 cm delgada aparte de eso no duró mucho, así la verdad no es que haya quedado muy satisfecha.

En ese tiempo no era el tipo de chica que le gustaba ir por ahí repartiendo culo ni dando mamadas después de haber tenido sexo por primera vez, y aun que estaba buena porque los comentarios vulgares y piropos nunca faltaron, no le prestaba mucha atención sabía que solo se querían acostar conmigo, y eso era algo en lo que no estaba interesada.

Volviendo al tema principal ese día que me iba a ver con Diego iba con un vestido largo apretado que resaltaba bien mi figura, ese día fuimos a cenar a un restaurante elegante era mi primera vez yendo a uno y me sentía algo nerviosa, pero no paso mayor cosa.

Ese día iba pensando en que si las cosas se daban tendría sexo con Diego, en mi mente decía que él era un buen chico y que si era con el si estaba dispuesta entregármele en la cama, me dijo que si quería ir a otro lugar más cómodo y privado, le dije que si sin pensarlo fuimos a un motel y pago la mejor habitación, yo entre en la habitación y era muy bonita la verdad.

Diego se quedó afuera hablando unas cosas con la recepcionista, así que mientras el volvía yo me quite mi vestido, ese día llevaba puesto un hilo dental negro en encaje que literal se perdía en mi culo, y un brasier también en encaje negro cuando quede en ropa interior me quede en la cama costada esperando a que Diego llegara, cuando llego quedo boquiabierto de inmediato me pare para besarlo y ayudarle a quitarse la ropa, lo lleve hasta la cama y lo tire me arrodille y se la empecé a mamar no tenía mucha experiencia pero suponía que era como si chupara un helado, se la chupe con la mayor delicadeza posible con la punta de mi lengua desde las bolas hasta la cabeza de su pene, escuchaba como gemía suave me excitaba escucharlo, su pene era de término medio de unos 17 cm gruesa y cabezona una buena verga la verdad.

Luego él me paró y me tiró en la cama me corrió la tanga y me la metió fue la primera vez que gemía de placer, me quite el brasier y lo abraza mientras me lo metía ponía su cara en mis tetas mientras me lo metía, gemía de placer me besaba el cuello luego yo me separe de él y me monte encima de su verga, a un que no tenía experiencia sexual si soy una buena bailarina por lo que mi movimiento de cadera es muy bueno, empecé a mover mi cadera y los gemidos de Diego no se contuvieron me tocaba las tetas las apretaba y me agarraba el culo me gustaba mucho esa sensación, lo disfrutaba.

Luego empecé a mover mi culo tipo twerkin, me agache para besarlo mientras mantenía mi ritmo la verdad podía seguir así por mucho tiempo, Diego estaba en su límite lo podía sentir por su respiración agitada, sus fuertes gemidos, los latidos de su corazón que podía sentir como si se fuera a salir, hasta que por fin cuando se iba a venir me tiro a un lado y me hecho todo su semen en las tetas, ese día la verdad la había pasado increíble a partir de ese día formalicé mi relación con él y oficialmente éramos novios.

A partir de ese momento mi vida mi mentalidad y mi forma de ser cambiaria de una manera impresionante.

Bueno esto es todo por hoy espero que el relato les haya gustado, soy nueva en esto, estaré subiendo recuentos de mi vida desde los 18 años hasta mi yo actual de 26 años, espero que mis relatos les gusten y espero sus comentarios y sus críticas, por favor no sean muy duros conmigo, que estén bien.

(9,25)