INICIO » Categoría » Grandes Relatos

Relatos Eróticos

Grandes Relatos

de 18 «

(6) Mercado medieval Portus

Busqué respuestas del origen de follar dormido
  • 20
  • 2.083
  • 9,75 (4 Val.)

Después del gusto vino la consecuencia

Cuando recibí la llamada de Pilar diciendo que nos habían descubierto y había dado fin a su relación con el imbécil de su enamorado me alegró mucho porque ahora sería sólo para mí su riquísimo cuerpo
  • 4
  • 6.214
  • 8,83 (18 Val.)

(5) Desorden

De nuevo, tuve ocasión descubrir la veleta que regía ese orden
  • 25
  • 2.805
  • 9,33 (3 Val.)

(4) La alargada sombra de una desconocida

Sus ojos se abrieron mostrando sorpresa, parpadeó cuando mi lengua se encontró con la suya, y gimió, ya que se apretó contra mi cuerpo y su brazo izquierdo se cerró en mi costado, retiró el prepucio y sus dedos se cerraron en el glande, mantuvo la mano quieta, tan solo los dedos presionaban
  • 29
  • 3.357
  • 9,67 (6 Val.)

(3) Farsas desconectadas

Complicada situación debido a la manipulación, le mostré cierta realidad del sexo confuso y sin normas
  • 21
  • 2.640
  • 9,75 (4 Val.)

Mi adolescencia (Capítulo 50)

Yo no hacía más que susurrar que parara, que nos estábamos pasando. No me hizo ni caso, porque cuando volvió a restregarse contra mí pude notar que no era su pantalón lo que ya restregaba sino directamente su pene y que se había bajado él también los pantalones y los calzoncillos
  • 7
  • 4.649
  • Sin valorar (0 Val.)

Atardecer sexual en la playa

Después de un centenar de mensajes nos decidimos a vernos. No somos dos desconocidos. Físicamente sí, pero como personas nos conocemos a fondo. La complicidad durante estos meses ha sido total. Bendita internet
  • 7
  • 4.361
  • 9,63 (8 Val.)

Historia del chip (042): Terapia (Kim 017)

Y Roger y ella volvieron a compenetrarse, a salir frecuentemente, bordeando los límites. Kim no tenía ningún tipo de inhibición respecto a su vestimenta o a la hora de ofrecer su cuerpo. Bastaban unos segundos para estar desnuda y con las pinzas colocadas
  • 40
  • 2.603
  • Sin valorar (0 Val.)

Mi adolescencia (Capítulo 49)

Sin embargo la siguiente fantasía que me propuso sí que me gustó. Pues tenía el morbo fetichista necesario para sentirme excitada intelectualmente y por tanto estar físicamente preparada para hacerla
  • 7
  • 3.844
  • Sin valorar (0 Val.)

(2) Recuerdos

Me encontraba en una situación que no entendía, aunque he de reconocer que el sexo para mi es diferente en muchos aspectos, aquellas jovencitas que nos aliviaban de tensiones propias de la pubertad, parecían estar al tanto de nuestras necesidades
  • 9
  • 2.782
  • 9,00 (5 Val.)

Mi adolescencia (Capítulo 48)

Con suavidad me levantó la falda y empezó lenta, pausada y hasta yo diría que tímidamente a acariciar mis muslos como si fuese la primera vez que lo hacía
  • 6
  • 4.385
  • Sin valorar (0 Val.)

(1) Squirting (eyaculación femenina)

Cuando alcanza el orgasmo, es cuando su vagina genera gran cantidad de líquido, es muy deslizante y es mezcla de fluido prostático, con glucosa, estas glándulas uretrales y parauretrales que se encuentran en la pared anterior de la vagina y se trata de la eyaculación femenina
  • 11
  • 6.760
  • 9,56 (16 Val.)

Relatos eróticos: Cositas ricas (Primera parte)

Una jovencita preciosa abre un negocio de lencería que se convierte en exitoso. En un horario especial, ella me atiende y disfruto estupendo
  • 9
  • 11.512
  • 9,20 (20 Val.)

Mi adolescencia (Capítulo 47)

El debió percibirlo perfectamente, pues me giró y me puso contra la pared y volvió a restregar su entrepierna contra mi culo al tiempo que me acariciaba por detrás los pechos por encima de la camisa
  • 7
  • 6.311
  • 9,47 (15 Val.)

Mi adolescencia (Capítulo 46)

Al final me convencí a mí misma que era una fantasía como otra cualquiera y que no era nada malo lo que estábamos haciendo
  • 8
  • 6.376
  • 9,67 (12 Val.)

Cunnilingus a Melina, la pendeja

Un amigo borracho llega a casa con una pendeja para cogerla. Él se duerme y ella me provoca
  • 10
  • 13.838
  • 9,85 (26 Val.)

Tarde de pasión

Lo esperé a que regresara del baño, con las dos tazas de café, pero esta vez mas retirada del escritorio, cruzada de piernas, oliendo un exquisito perfume
  • 6
  • 9.682
  • 9,85 (20 Val.)

Reencuentro con Silvia, mi ex (Segunda parte)

Después de aquella noche loca y de venganza, salimos del hotel a comer unos mariscos que buena falta nos hacían. Mientras comíamos, le dije a Silvia que me encantó volverla a ver y que mi pasión por ella renació con más intensidad, pues el verla taloneando como una sexoservidora y vestida tan sexy
  • 6
  • 9.213
  • 9,82 (17 Val.)

La ultima noche

Nuestra respiración se agitaba cada vez y la temperatura subía, le quité la remera para sentir su piel y el desprendió el corpiño que traía puesto y me empezó a tocar los pechos nuevamente por debajo de la ropa
  • 6
  • 10.523
  • 9,85 (34 Val.)

Historia del chip (040): Una mujer de mundo (Kim 015)

En alguna ocasión, Roger le preguntaba si quería sexo. A Kim le costó entender la pregunta hasta que por fin descubrió que se refería a si deseaba un orgasmo. Para ella, siempre estaban haciendo el amor. Y desde que lo supo, no le engañó, ya que lo ansiaba con todo su ser, pero le dejaba elegir a él
  • 22
  • 5.184
  • 8,93 (14 Val.)
de 18 «