Nuevos relatos publicados: 15

Retomando. (Tributo a Sofia)

  • 3
  • 7.094
  • Sin valorar (0 Val.)
  • 0

Escribir acá es un acto de placer. Que alguien anónimo, dedique su tiempo a leerte, que ponga atención a tus palabras y lograr hacer nacer en esa persona la excitación, la calentura, la fantasía o simplemente el deseo... Es un acto de satisfacción auto obsequiado, una paja intelectual dicho mal y pronto.

Por mi parte, he compartido algunos relatos que para mí sorpresa, han cosechado reacciones de lo más positivas, como valoraciones, comentarios e incluso mensajes. Pero desde la última vez que compartí, pasaron años. No fue falta de sexo (gracias a Dios), ni de infidelidad (gracias al Diablo)... Pero las historias que me gusta contar, tienen como denominador común el morbo... Eso es lo que me estuvo faltando. No estoy diciendo que ese vicio tórrido se haya ausentado de mi vida, sino que no me inspiraba lo suficiente para escribir.

Pero nunca dejé de leer, y así, conocí a Sofia, una autora exquisita, una pluma impúdica que me fascinó desde que me encontré su obra. Aun cuando el "género" sobre el que escribe no es de mis predilectos, me arranco varios lechazos y no pude evitar el intentar ponerme en contacto con ella.

Su primer respuesta vino acompañada de una hermosa foto de su orto carnoso comiéndose una tanga gloriosa. Ella en 4 ofreciendo ese culo espectacular que pedía urgente unas buenas nalgadas y comerse una buena verga. Pero ese fue solamente el comienzo de lo que sería para mí una espiral descendente de placer, paja, leche y si, al fin, mucho morbo.

Los mails van y vienen de forma constante, y con los mails las fotos y videos... La vi ser penetrada, comerse otra concha, vi esas gomas deliciosas y varios conjuntitos muy calientes. Todo eso hace que mi calentura por este monumento de mujer, aumente más y más... Pero sin duda... Lo que me vuelve loco de Sofia, es Sofia. Su actitud, su experiencia, su devoción por la verga, lo puta que es...

Jugar con ella me hace fantasear cómo hace mucho no lo hacía, sabe complacer, es una perra infernal, una yegua tremenda, y sobre todo una trola calienta verga que en dos líneas me pone la pija como un garrote...

Hace un tiempo tomo una linda costumbre, mandarme una foto a la mañana, "lista para el trabajo". Me muestra como se va a trabajar... Bien vestida, elegante, fina... Una mujer bien en toda regla... Esas fotos, me disparan las más grandes fantasías.

Me la imagino, caminando por la calle, pienso que la cruzo... La encaro y la meto en mi auto y derecho al telo. La manoseo por encima de la ropa que tanto me calienta, así vestida la hago arrodillarse y saco la verga para refregársela por esa cara de perra caliente que tiene... sé que me haría un pete de antología... Que me lamería las bolas pesadas de leche, como le gusta decirle, y le garcharía la boca mientras le digo lo trola que es... Después la haría desnudarse y abrirse bien de piernas para comerle la argolla mojada, me llenaría la boca de esa concha jugosa y se la lamería hasta que pida verga por favor... Al fin me cogería a ese monumento de mujer como a una puta barata... Sería una sinfonía hermosa escucharla gemir y decir las cosas que dice esa puta boca sucia mientras le taladro el orto a vergazos... Coronando toda esa cogida rociando de leche esas gomas que son un espectáculo en si mismo.

Sofia, te pienso mientras escribo esto y tengo la pija está a punto de reventar, como siempre logras conmigo, sé que pronto estas fantasías dejarán de ser fantasías. Espero ansioso y al palo ese momento.

Se que tal vez este relato solo me interese a mí, pero es mi tributo a esta diosa de la lujuria y el morbo. A esta puta virtual, que es una musa real, y me devolvió las ganas de escribir.

Prontamente, habrá nuevos relatos como los que subía, pero esta vuelta la quería dedicar a Sofia, como tantas pajas ya le he dedicado.

Gracias a quien haya leído, [email protected] mi mail por si quisieran contactarme y quién sabe... De todo puede ocurrir.

(Sin valorar)