Nuevos relatos publicados: 15

The miseducation of Pam (2)

  • 4
  • 7.905
  • Sin valorar (0 Val.)
  • 0

LaLo siempre tuvo tendencias de stalker, así que con pocos dados encontró la cuenta IG de André.

Viendo lo que había sido suyo la noche anterior sintió de vuelta bastante calor en sus partes íntimas, comenzó a acariciarse, pero no era suficiente, así que se puso en búsqueda de su dildo que tenía guardado no se sabe donde.

Mientras su sex-toy, en colaboración con sus neuronas, hacia su deber, le llega otro mensaje: ”Uff… que querrá ahora LaLo?”pensó aburrida, pero, no era su hermana, si no el mismísimo vecino que preguntaba: “En que andas?”. Pregunta de por si era inocente, pero bien difícil de contestar en las condición en que estaba Pam, se activaron en un segundo todas sus sinapsis, y, casi en trance contestó tomándose una foto mientras se masturbaba, con el comentario: ”Apúrate, la puerta está abierta...”. Ahora bien, en esas condiciones es bastante difícil calcular apropiadamente el tiempo, pero a Pam le pareció que André hubiese aparecido instantáneamente en su cuarto, ¡como teletransportándose!

Al verlo, Pam se detuvo y fue hacia el para desnudarlo. Un segundo después, ya estaban en la cama, André agarró el vibrador y comenzó a penetrarla, y mientras, torturaba su clítoris con su lengua y sus labios. Este trato también era una novedad para Pam y la estaba volviendo literalmente loca. Sentía que iba a correrse demasiado pronto, así que se desenganchó…empujando André hacia la cama, poniéndose a su lado besando su cuerpo, mientras con la mano cogía su pene ya duro, masturbándolo.

A André le gustaba ese toque inocente de Pam, pero sentía que sus cuerpos, en esa posición estaban demasiado lejos, así que no se le ocurrió nada mejor que agarrar Pam por las caderas y ubicarla justo para que tuvieran un 69.

De esa forma André podía dedicarse completamente al placer de Pam saboreando su coño y gozando de la vista de su culo; entretanto Pam se sentía cómoda, sentada en la cara de André, haciendo que su verga despareciera en su boca. La lengua de André ya había recorrido toda su intimidad, se sentía muy mojada, y la sensación la ponía mucho, aunque de repente siente un dedo de André en su culito, y antes que se diera cuenta ya dos de sus dedos, la estaban penetrando justo allí, sacó un pequeño grito de protesta, y como venganza le dio un suave mordisco a la punta del pene.

Ese doble estimulo era una novedad para Pam, un poco incómoda para ser sinceros, pero la hacía sentir atrevida como nunca, y eso le daba morbo.

André fue esta vez el que se escapó, y mirándola a los ojos, le dijo: “Siéntate en mi verga y déjate follar”.

Otra vez, el sonido de su voz, entre el firme y el autoritario, la excitó aún más, así que siguió las instrucciones en busca de mas placer. Se movía a su ritmo, mientras André le acariciaba ahora los muslos, ahora los senos, acomodándose para poderlos chupar y morderle suavemente los pezones, en eso Pam tuvo que balancearse hacia André, exponiendo mas su culo, y André, siendo un viejo zorro, no desaprovechó la oportunidad, penetrando su huequito con los mismos dedos de antes.

Pam: “Que haces?!”

André: “Todavía nada… pero…” y en eso la carga y la apoya de lado en la cama, haciendo que doble sus piernas. De esa forma el culo de Pam estaba bien abierto, lo que favoreció que André pudiera apoyar la punta del pene justo en su culo.

“No por favor! ¡Soy virgen allí, me vas a hacer daño!”

André que era sádico, pero no tanto, notó un pomo de lubricante en la mesita de noche, probablemente Pam lo estaba usando a la hora de jugar con su dildo, y lo hecho medidamente en el culo de Pam y en su pene y esta vez empujó con mas fuerza, Pam jadeó, mientras su ano cedía y la verga de André le partía el culo.

Paró por un momento, para que se acostumbrara, y en seguida comenzó a moverse, podía ver como Pam, a ojos serrados se mordía los labios entre dolor y placer. Esa visión le daba mucho morbo, y su respiración se hizo mas rápida. En eso Pam abrió los ojos y lo miró fijamente diciéndole:

“Correte en mi culito, hoy, voy a ser tu puta...”

Eso si sorprendió André, que hasta ese momento pensaba ser el que mandaba en ese acto sensual, y no pudiendo aguantarse más, se liberó en un orgasmo liberatorio llenando el culo de Pam con su leche...

Pam, por su lado, flipó, sintiéndose mas osada que nunca, y ella también se estremeció corriéndose justo después de André.

To be continued… maybe…

(Sin valorar)