Nuevos relatos publicados: 10

Amo serle infiel a mi novio

  • 5
  • 28.953
  • 9,28 (40 Val.)
  • 2

Hola, mi nombre es Valeria, tengo 23 años, vivo con mi novio, llevamos 3 años juntos, soy una mujer morena, castaña, de lindo rostro, tetas medianas, a mi novio le gusta que cuide mi físico así que voy al gym y por tanto tengo una sexy cintura y caderas al igual que un culo semi grande y piernas marcadas.

Todo va bien en nuestra relación solamente que se ha vuelto algo habitual, aunque estemos cumpliendo fetiches y fantasías, y ya no me lograba satisfacerte del todo así que estaba buscando una nueva experiencia hasta que pasó lo que les voy a contar ahora.

Un amigo suyo nos invitó a su boda, ya llegado el día me puse un vestido verde largo y con un poco de escote en medio, estuvimos juntos un buen tiempo de la fiesta después él estuvo bebiendo y se fue con sus amigos mientras yo me aburría en la mesa.

Me levanté y fui a dar una vuelta, el lugar era grande y había una casa en el mismo salón de fiestas así que fui a caminar por ahí, mientras exploraba encontré a un chico llamado Manuel y conversamos, él me contó que era un familiar de la novia y que la casa estaba abierta porque algunos se quedarían ahí a dormir.

Fuimos a la sala de la casa y estuvimos hablando un buen rato y compartiendo una botella, note como me miraba y empezó a acariciar mi pierna, pensé en detenerlo, pero me dio curiosidad el que podía pasar y lo deje seguir, empezó tranquilo y poco a poco fue avanzando hasta meter su mano bajo mi falda.

Me beso y empezó a tocar bajo mis bragas, le correspondí el beso y lleve mi mano a su entrepierna dura, se levantó y me tomo de la mano hasta un cuarto, al entrar nos seguimos besando y nos quitamos la ropa.

Originalmente mi plan era que al terminar la fiesta le ofreciera a mi novio tener sexo en el auto o algo así, pero él ya estaba muy ebrio como para hacerlo, así que me deje llevar con Manuel y saque un condón de mi bolsa.

Me puse de rodillas a él con los tacones y se la comencé a chupar, su verga era más larga que la de mi novio y él estaba disfrutando mucho de mi oral, le puse el condón y se la chupé otro poco, me levanté y mientras nos besamos me subió a una mesa.

Abrió mis piernas y ahora él se arrodilló a comerme el coño y se sentía muy rico, mi novio no lo hace porque lo ve algo sucio, acaricié su cabeza y la música eran tan fuerte que no me preocupaba gemir.

Se levantó y empezó a frotar su verga en mi coño, sabía que de hacerlo no había vuelta atrás pero igual quería tener sexo y mi novio estaba indispuesto, miré a Manuel y con mis dedos abrí mis labios vaginales mientras le decía "dame tu verga amor".

Me abrazo y la metió casi toda de golpe, me hizo gritar y gemir bastante, estaba engañando a mi novio y eso me excitaba más, le pedí que lo hiciera más rápido y lo hizo metiendo toda su verga.

Cómo dije la suya era más larga así que me tocaba en nuevas partes, lo abracé con mis brazos y piernas con el chupando mis tetas y entre más gemía en su oído más duro me daba, la sensación de mi infidelidad con su verga y mis deseos hicieron que tuviera un fuerte orgasmo apretando mis piernas alrededor de él y rasguñando un poco su espalda.

El sintió mi orgasmo y se separó de mi mientras me pedía otra posición, me baje de la mesa y apoye la parte superior de mi cuerpo en ella con mis pies con tacones en el suelo empinando mi culo, lo mire sonrojada y el apretó mis nalgas mientras metía toda su verga de nuevo.

Sentí que entraba más que antes y seguí gimiendo muy fuerte, no me importaba la fiesta si no el cómo me estaba follando, tomo mi cabello y tiro de el mientras sentía y escuchaba sus caderas chocar con mis nalgas.

Bajo a besar mi espalda y cuello mientras sus bolas chocaban con mi clítoris y yo decía cosas como "dame tu verga papi", "soy una puta", "lléname de semen", etc. Sabía que le gustaba porque se ponía más duro o lo hacía más rápido.

Me tomo de la cintura y sin sacar su verga me apoyo en una pared que al abrir los ojos vi que tenía un espejo y yo estaba frente a él, dejo mi cabello y sus dos manos fueron a mis tetas mientras mis gemidos empañaban una parte del espejo y disfrutaba ver cómo un extraño me follaba más rico que mi propio novio.

Aún estaba sensible por el anterior orgasmo y el levantó una de mis piernas y dio embestidas que movían todo mi cuerpo, le di un golpe a la pared y tuve otro orgasmo, con el orgasmo tuve unos espasmos en el coño y el también gimió un poco más y empecé a sentir como su verga soltaba semen.

El condón contuvo el semen y él se detuvo, saco su verga y fue a mi cabeza para que se la chupara, la metí a mi boca y moviendo mi lengua hasta dejarla lo más limpia que pude, tome el condón en mi coño y al sacarlo vi la cantidad de semen que tenía, mira a Manuel directamente y metí el condón a mi boca bebiendo el semen que tenía.

Nos arreglamos y vestimos, le di mi número y el me dio el suyo, regrese a la fiesta y mi novio estaba bastante ebrio que me beso y no se dio cuenta del olor de otro hombre, nos despedimos y en el auto él se durmió y yo conduje pensando en como le había sido infiel esa noche y cuánto me había gustado.

Esta fue la primera vez que le fui infiel a mi novio y vaya que no fue la única seguiré escribiendo las otras veces que lo hice, aun así me gustaría saber que piensan de esto, gracias por leer, chao.

(9,28)