INICIO » Categoría » Nuestra amiga argentina tiene fiesta sin planearlo

Nuestra amiga argentina tiene fiesta sin planearlo

  • 6
  • 4.872
  • 8,90 (10 Val.)
Ni en pedo subo Matías, me acosté con todos. Ahí me di cuenta lo zarpada que estoy

Creo que muchas cosas las busco y otras, como lo que les voy a contar, son consecuencia de todo lo que hice antes.

Les cuento lo que me paso.

Ayer a la tarde en Capital (para los que son del interior) se largó a llover de golpe ¡como la puta madre!, yo estaba en la calle y no tenía ni paraguas, me empape, estaba con toda la ropa mojada, el pelo mojado, quise tomar un taxi y no conseguí y todo eso me pone ¡de muy mal humor!

No sabía qué hacer, lo que si sabía es que estaba en la esquina de lo de Benjamín (Benja es un amigo de Matías, el amorcito de mi vida, Benja y yo cogimos algunas veces, es otra historia que ya la conté), pero no me animaba a ir a su casa a secarme y esperar que parara de llover, él iba a pensar que iba a otra cosa y la verdad lo que menos ganas tenía era de coger, QUERÍA SECARME NADA MÁS JAJA.

Al final pienso que no puedo ser tan boluda, ¡estaba en la esquina!, le toco el timbre, le cuento lo que me pasa y me dice que baja. Mi sorpresa fue cuando bajo ¡Matías!

Yo: ¿qué haces acá??

Mati: estamos estudiando.

Yo: ¿quiénes están?

Mati: Belu (con ella nos agarramos una calentura muy grande y nos fuimos afuera un par de días, lo conté), y Fer (un amigo de ellos medio boludo que también me cojeo, lo conté).

Yo: ni en pedo subo ¡Matías!, me acosté con todos (ahí me di cuenta lo zarpada que estoy)

Mati: ¡no seas boluda!, ¡no te vas a ir así!, fuera de joda, sabes que te quiero mucho, separemos las cosas, subí, sécate.

Yo: pero Matías, no tengo ganas de hacer nada, estoy re molesta, ¡empapada!

Matías, me agarra de la mano y me lleva adentro del edificio, y no me pude negar, ¡es lo más dulce que hay!

Bueno, la cosa es que subo, cuando me ven así, me dicen que me pegue un baño, mientras meten la ropa mía en el secarropas, y que me dan una bata hasta que la ropa este seca, que si, que no, ¡siempre me convencen!

Me meto en el baño, y Belu viene atrás mío.

Yo: espérame afuera, que cuando esté en la ducha te doy la ropa.

Belu: boluda, nosotras nos re cogimos, no me vas a decir que te da vergüenza ponerte en bolas delante de mí.

Yo: vergüenza no, pero hoy estoy re enojada, ¡me embola mojarme así!

Belu: no te enojes ¡hermosa!

Y me da un beso, otro, otro, y no me pude resistir, nos matamos con unos besos que las lenguas nuestras eran una sola, pero estaban los chicos, ella sale del baño y yo me ducho. No sé pero entrar en calor, el agua calentita, todo eso hizo que se me pasara el frío, y que subiera mi temperatura corporal y también mi ¡calentura!, Belu me había dejado caliente. Aparte de todo esto, Matías, Benjamín, Belu y yo somos parecidos con el sexo, somos ¡re zarpados!, nos encantan las fiestitas, y se daba todo para hacer una, pero no, no sabía que iba a pasar.

Me termino de duchar, veo que Belu se había llevado ¡hasta la ropa interior!, la llamo, no me contesta, yo la conozco, sé que lo hizo a propósito (¡porque es muy muy puta!), no me quedó otra que ponerme la bata, abro la puerta del baño (para que me entiendan Benja vive solo en un departamento de dos ambientes y el baño está en un pasillo que comunica el living con el dormitorio), como les decía abro la puerta del baño, y escucho algo raro, bah, raro no, la escucho a Belu ¡gimiendo!, pensé ¡que hija de puta!, ¡yo le dije que no quería hacer nada hoy!, pero me conoce y sabe que tengo el sí fácil jaja.

La cosa es que no me quedaba otra que ir al living (no me iba a quedar viviendo en el baño), ¡cuando la veo! Otra vez digo ¡qué hdp!, estaba en el sofa, tranzando con Fer ¡y con Benja! Dije NOOO FIESTITA HOY NOOO, pero Matías cuando me ve se me acerca, me da un beso, esos besos de él que son irresistibles, que me ponen re loca y no, no puedo decirle que no, y mientras me besaba , sin decirme nada, me empieza a desabrochar la bata, ya estaba casi desnuda, nos seguimos besando, me hace sentir como su pija ya no era una pijita, me acaricia las tetas, me las amasa, me las besa, yo lo dejo, me puede ¡y él lo sabe!

Mientras me hacía eso veo que a Belu ya la estaban dejando en bolas, Matías me saca la bata, quedo denuda, él sabe que me gusta estar desnuda y mi hombre vestido, no sé, me siento indefensa, ¡y eso me gusta!, me empuja la cabeza para abajo, y yo ya sé lo que tengo que hacer, me pongo de rodillas, le empiezo a desabrochar el pantalón hasta encontrar esa hermosa pija que tiene, lo miro, se la acaricio, se la beso y como hago siempre despacito se la empiezo acariciar hasta sentir lo grande que se pone dentro de mi boquita, lo sigo mirando viendo su cara de placer mientras se la sigo chupando.

Se la seguí chupando hasta que escucho un “así, así dame ¡así!!” Fernando ya se la estaba cogiendo a Belu, y Benjamín ya le estaba por poner su pija ¡en la boca!, Matías me lleva al sillón, me pongo arriba de él. Como a mí me gusta, poniendo mis pies sobre el sillón y empiezo a saltar sobre su pija, yo estaba tan caliente que entró como si nada, y así nos quedamos me acariciaba las tetas yo saltaba, le pedía que me cogiera fuerte, hasta que veo a Benja con su pija bien parada al lado mío, se la empiezo a chupar, ¡hasta que acabé!

Benjamín se va al sofá al lado de Belu, me siento sobre su pija (era el segundo que me cogía en menos de 10 minutos) pero dándole la espalda, empiezo también a saltar sobre su pija, con Belu estábamos pegadas y enfrentadas, nos empezamos a besar, mientras Benjamín me cogia y Matías me metía manos ¡por todos lados!, yo lo miraba también a Matías, porque se que a él le calienta verme coger y a mí me calienta que me vea como me cogen, hasta que con Belu terminamos acabando como dos hijas de puta, ¡no parábamos de gritar!, Benjamín y Fernando también acabaron.

Como todavía le faltaba a Matías, con Belu con solo mirarnos nos entendemos, le empezamos a chupar esa pija hermosa hasta que nos dio esa lechita caliente en la boca, en la cara, así, todas enlechadas, nos besamos las dos.

Me quede un rato más y me fui con mi ropita seca y mi conchita contenta jaja, los chicos tenían que seguir estudiando, la verdad es que no se si siguieron estudiando o se la siguieron entre los tres cogiendo a Belu, ya se lo voy a preguntar.

  • Valorar relato
  • (10)
  • Compartir en redes