INICIO » Tríos

Trío en la radio

  • 11
  • 8.500
  • 9,71 (17 Val.)
  • 0

Luego de intercambiar un par de mails en los que me felicita por mis relatos, intercambiar algunos detalles privados y algunas fotos sexys, Juan me hace una propuesta…

Él es periodista y trabaja en una radio como locutor donde conduce un programa, además de pasar música se suele hablar y discutir temas de todo tipo, política, fútbol, literatura, filosofía en fin un poco de todo, su propuesta es una entrevista donde yo hablaría de mis relatos y además hablaríamos sobre la sexualidad de hoy…

Yo al principio me niego, primero porque dudo que sea real y segundo porque me interesa mantener el anonimato que me permite compartir sin miedo ni tapujos mis aventuras y desventuras sexuales… luego de un par de mails no sé porque pero termino aceptando, me pide que de ser posible lleve a alguna de mis amigas y obviamente pienso en Cami para acompañarme

De esa forma me siento más segura y a la vez daba para que pudiesen pasar más cosas, si surgía

Luego de aclarar algunas reglas para esa entrevista es que finalmente le acepto su propuesta y al día siguiente nos vemos en la radio

Llegamos Cami y yo y Juan nos recibe…

—hoy estimado publico tenemos para entrevistar a dos chicas muy lindas, una de ellas me ha deleitado con sus relatos eróticos y además he tenido la suerte que me confíe algunos detalles más que no se encuentran publicados, por lo que hoy como tema estará la sexualidad moderna y la literatura erótica como temas… bienvenida Lorena, nos presentas a tu bella acompañante por favor… —dice Juan.

—bueno gracias Juan, ella es Camila, es una gran amiga… —contesto yo

—¿amiga nada más? —Interrumpe.

—ji ji… eh… algo de eso hay… ji ji —contesto riéndome un poco y además sin querer encasillar la relación que tengo con Cami.

—bueno es que en tus relatos… —dice él.

—nos besamos y algunas veces nos tocamos íntimamente —esta vez soy yo la que interrumpo.

Cami se pone colorada, no esperaba que yo dijera algo así.

—vamos no tiene nada de malo, además me es muy difícil resistirme a una boquita tan linda como la tuya —le digo mientras le doy un sonoro beso en la boca.

—bueno empezando entonces con la entrevista, decime que opinan sobre la sexualidad de hoy —dice él.

—que por suerte cada vez es menos taboo, antes nosotros las chicas se suponía que teníamos que llegar hasta el matrimonio vírgenes… hoy si bien para la mujer sigue habiendo muchos prejuicios al respecto una puede disfrutar del sexo si así lo desea…

Por ejemplo yo y mis amigas nos prometimos mutuamente que antes de que pasara un cierto tiempo, que vence en el verano que viene, ya todas habríamos perdido la virginidad; es decir haber tenido relaciones sexuales en al menos una ocasión… yo obviamente fui la primera en perderla y otra de mis amigas a la que le decimos Lucy la que me siguió, es la única de nosotras que tuvo la suerte de tener un novio por bastante tiempo y también la única que lo hizo más de una vez, yo en cambio fui y soy al menos hasta ahora la única que también tuvo relaciones analmente… —me explayo contestando.

—yo aún no tuve relaciones sexuales, ojala encuentre a alguien adecuado porque… quiero mantener mi promesa y quiero cumplir mis promesas… —dice Cami, aun colorada.

—ya que lo mencionas decime que opinan sobre las relaciones anales —pregunta Juan.

—que si surge háganlo, no se lo pierdan… pruébenlo chicas… duele… no les voy a mentir, mucho más que vaginal, pero también es mucho más excitante, yo lo hice y no me arrepiento —contesto.

—bueno yo obviamente no lo probé así que no puedo opinar mucho, primero quiero hacerlo por la vagina… lo otro si no lo hago por las dos partes en primera vez… bueno digamos que será en la segunda… —contesta poniéndose cada vez más roja.

Claro yo sabía que esta respuesta y el ponerse aún más roja de lo que ya estaba se debía a que ella me había prometido que luego de tener relaciones por primera vez me iba a permitir penetrarla con mis dedos y también se iba a dejar analmente aun si eso no lo hacía en su primera vez con un chico…

—¿qué es lo más atrevido que hicieron sexualmente hasta ahora? —pregunta Juan continuando la entrevista.

—eso es algo más difícil de contestar todo lo que hice en alguna manera puede ser tomado como atrevido, pero supongo que exhibirme y hasta masturbarme en lugares públicos o con posibilidad de que alguien me vea hacerlo –contesto.

(Hay un silencio)

—¿me toca a mí? Bueno lo que hice… eh… hago… con ella —dice Cami.

—Ya que nuevamente me das el pie mencionándolo ¿qué opinan de la masturbación? —pregunta él.

—es algo hermoso, nada mejor que darse a una misma placer, yo lo hago desde muy chiquita, ojala que deje de ser tan taboo como lo es hasta ahora, todo el mundo lo hace… pero hablar de ello… huy ni que fuera el diablo —contesto.

—eh… bueno yo también disfruto tocarme, por ahora no me penetro… eso quiero que pase en mi primera vez —dice Cami.

—y vos… no me vas a decir que nunca te masturbaste porque no te creo… le pregunto a Juan.

—este… y para ser sincero como vos bien dijiste antes quien no lo hizo alguna vez… —me contesta.

—¿te gusta desnudarte o hacer cosas en las que alguien pueda verte?

No sé si es que me guste, lo hice obviamente como ya lo dije… me gusta más ver a otras personas desnudas, pero no me importa desnudarme o aun ir más lejos a una exhibición pública, ella también aunque es más tímida que yo… —contesto.

Él pone música, y pregunta te atreverías a desnudarte aquí mismo…

—Puede ser… —le digo.

—Y que tendría que pasar para que vos… y si puede ser las dos se quiten la ropa… hay alguna oportunidad de que pase algo así —me pregunta él.

—Bueno que te parece si el resto de la entrevista la hacemos estado los dos al desnudo, pero vos tenés que sacarte tu ropa primero —le contesto.

—yo primero… no se… ¿cómo sé que lo vas a hacer?... ¿Y ella vestida? (por Cami) —dice.

—mmm… está bien nosotras dos nos sacamos primero la parte de arriba empezando yo, vos después te sacas todo y yo me saco lo de abajo… Cami si se anima se saca algo más.

Me saco la remera…

— perdón no espere a que contestaras… sigo o no querés —le digo.

—Si… por favor —dice Juan mientras también se quita su remera.

Yo me quito entonces mi corpiño que era de color rosado y dejo al descubierto mis grandes senos, le pido a Cami que también lo haga y ella me obedece, primero su remera y luego su corpiño color blanco, luego me adelanto quitándome las zapatillas las medias y también el pantalón de jean que traía quedándome solo con la bombacha puesta… amago a bajármela…

—Vamos te toca a vos… —le digo

El torpemente se quita los zapatos y se saca el pantalón… yo miro a Cami y ella me entiende con solo la mirada… también se quita las zapatillas y su pantalón… traía puesta una bombacha color blanco con un estampado… esa que tanto me gusta, supongo que por lo infantil y por ser fanática también del personaje, cuando logro empaparla de los jugos de Cami cuando la toco…

Es la que más me gusta que se enchastre… pienso.

—Bueno… ¿qué hacemos… nos sacamos o no? —Le pregunto mientras nuevamente amago a quitarme mi bombacha.

El finalmente se quita su slip y deja al descubierto su sexo, este tiene un buen tamaño y forma… para la edad que tiene Juan estaba bastante bien físicamente…

Ni bien puedo ver su miembro, que ya estaba bastante duro, yo finalmente me quito mi bombacha y justo a tiempo porque se terminaba la tanda comercial y había que continuar con la entrevista, esta continúa ahora enfocándose en la parte de la literatura erótica, mis influencias y mis propias experiencias como escritora de relatos, hablo de la saga de “Jugando” en la que Cami es participe… ella cuenta su experiencia… su timidez natural ahora se incrementa después de todo esta era la primera vez que estaba semi desnuda delante de un hombre y también la primera vez que ella podía ver a un hombre desnudo a tan poca distancia, le hablo de mi primera vez, aquella en la que pierdo la virginidad no solo vaginal sino también anal, continuo con mis experiencias en el sexo oral… todas esas veces en la que probé semen, le conté también algunas veces en la que solo los masturbe con mi mano y como me gustaba ver salir la leche…

Lo mucho que disfrutaba masturbarme yo y como desde tan chiquita incluso sin saber bien lo que hacía ya había empezado a tocarme y como había incitado a mis amigas a hacer lo propio, como en más de una ocasión lo había hecho delante de ellas y como incluso lo había hecho en lugares públicos o con posibilidad de ser vista.

Por supuesto eso no quita lo divertido y placentero que es también tocar y ser tocada por otro… u otra.

Mientras digo esto último acaricio a Cami en su vagina por arriba de su bombacha, su primer reflejo es evitarlo pero me mira y abre bien sus piernas, la acaricio unos segundos más… con la otra mano me toco mis lolas y luego jugueteo por un segundo con mi clítoris…

Le hago señas a Juan que corte, el obedece se despide e la entrevista como si ya eso fuera todo y anuncia una tanda de música.

—¿te gustaría ver? —le pregunto.

Él contesta afirmativamente…

—entonces vas a tener que tocarte vos también y hasta terminar, queremos ver leche —le digo.

—Claro —contesta él.

Yo nuevamente empiezo a tocarme la miro a Cami y a Juan y ellos también comienzan a tocarse…

Luego de un rato veo que Cami si bien se está tocando no lo hace con muchas ganas, lo mismo Juan.

Entonces decido ser yo quien la toque y le pido a ella que me toque también, estamos un rato así hasta que Cami empieza a mojarse, ya puedo sentir su humedad a través de su bombacha aunque todavía es leve.

—No te gustaría ver su conchita virgen toda mojada —le digo a Juan.

—Por supuesto –contesta.

—Si es así tócate de verdad te quiero ver acabar, como premio la vas a poder ver a ella también —le digo.

El asiente y de inmediato aumenta la velocidad con la que se masturba, yo mientras tanto hago lo mismo con Cami…

Después de un tiempo Cami ya está realmente muy húmeda…

—ji, ji ya querés sacártela no es verdad —le digo a Cami refiriéndome a su bombacha.

—Vamos Juan, que ella ya está lista para mostrarte su conchita… —le digo.

Él ahora se masturba frenéticamente y en poco tiempo acaba larga un chorro de semen que cae mayormente sobre su propio pene.

—Bien… y ahora lo prometido es deuda —le digo mientras tomo la bombacha de Cami y se la saco…

Le muestro a Juan la humedad en la bombacha de Cami, le pido a ella que abra las piernas y se acomode para que Juan pueda verla bien.

Noto el pene rebosante de leche de Juan, le pido que se acerque y juego un poco con el… pruebo su semen, era muy rico para mi gusto, ya estaba con ganas de lamerlo todo cuando recordé que Cami nunca había probado leche…

Le pido entonces a ella que lo pruebe, Juan se le acerca ofreciéndole su pene, ella lo lame un par de veces…

Le pregunto a Cami si le gusta y ella contesta afirmativamente. Claro luego de que las dos juguemos y lo chupemos no tarda.

En ponerse duro otra vez, mientras Cami lo sigue limpiando yo la manoseo...

—Creo que él ya está listo para más y por lo mojada vos también —le digo a Cami.

Ella asiente y se recuesta en el suelo con las piernas abiertas, él se pone en posición listo para hacérselo.

—¿Segura? —le pregunto a Cami

Ella asiente nuevamente el entonces comienza a penetrarla mientras yo la beso y juego con sus pechos y ella hace lo propio

Después de un rato ella alcanza el orgasmo pero Juan aún puede continuar ahora yo le chupo su pene mientras Cami y yo nos tocamos mutuamente en la vagina y así logro tocarla penetrándola con mis dedos por primera vez, le digo a el que también puede hacérmelo, me pongo en cuatro y el me lo hace mientras yo pruebo la vagina de Cami con mi boca.

Después de un rato le digo que acabe en mi cola y el juguetea con mi orificio anal hasta que logra penetrarme.

Seguimos así con el penetrándome en la cola y manos dándole en la vagina y yo comiéndole la conchita a ella.

Yo tengo mi orgasmo, mientras a la vez siento que Cami alcanza su segundo y mientras eso pasa con su última embestida Juan suelta su leche en el interior de mi ano y yo saboreo los jugos de ella que ahora eran más ricos debido al orgasmo que había tenido.

Luego ambas lo besamos en la boca y nos vestimos y nos despedimos luego de haberla pasado tan bien…

El presente relato es ficticio pero podría haber sido real… y tal vez pronto lo sea.

Besos y hasta el próximo relato.

Lorena

(9,71)